Tendencias 21. Ciencia, tecnología, sociedad y cultura




El tema OVNI reclama una investigación científica abierta

Deberá basarse en evidencias, en vez de expectativas o creencias previas


El tema OVNI es considerado tabú para la comunidad científica, pero las evidencias de que un pequeño porcentaje de los avistamientos muestran una tecnología desconocida, plantea la necesidad de una investigación científica abierta basada en evidencias, en lugar de en expectativas o creencias previas. Por Kevin Knuth (*).





¿Estamos solos? Desafortunadamente, no tenemos ninguna respuesta satisfactoria sobre esta cuestión. Estar solos en este vasto universo es tan sólo una forma de verlo, una perspectiva. Por otro lado, es terrorífico pensar que no estamos solos y que realmente puede haber algo o alguien más poderoso fuera de nuestra experiencia en la Tierra.

Como investigador de la NASA y ahora profesor de física, asistí a la Conferencia de Contacto de la NASA en 2002, que se centró en una seria especulación sobre la existencia de los extraterrestres. Durante la conferencia, un participante preocupado dijo en voz baja y con tono siniestro: “¡no tenéis ni idea de lo que hay ahí fuera!” El silencio era palpable a medida que la verdad de esta declaración se hacía patente. Los humanos tenemos miedo de una visita de los extraterrestres a la Tierra. Quizás, afortunadamente, las distancias entre las estrellas son prohibitivamente vastas. Al menos esto es lo que principiantes como nosotros, que estamos aun aprendiendo a viajar por el espacio, nos repetimos a nosotros mismos.

Siempre me han interesado los OVNIS. Por supuesto, siempre estaba la emoción de pensar que podrían ser alienígenas y que viven en otros mundos diferentes al nuestro. Pero lo más excitante desde mi perspectiva era la posibilidad de que los viajes interestelares fueran tecnológicamente alcanzables. En 1988, durante mi segunda semana en la Universidad Estatal de Montana, algunos estudiantes y yo estuvimos discutiendo acerca de una mutilación de ganado reciente relacionada con OVNIS.

Un profesor de física se unió a la conversación y nos dijo que él tenía colegas trabajando en la Base de las Fuerzas Aéreas de Malmstorm, en Great Falls, Montana, donde estaban teniendo problemas con OVNIS que anulaban los misiles nucleares. Por aquel entonces pensé que lo que decía este profesor no tenía sentido. Pero, 20 años después, quedé aturdido al ver la grabación de una rueda de prensa realizada por personal antiguo de la Armada Área de USA, incluyendo a dos miembros de la Base Aérea de Malmstrom, que describían hechos similares ocurridos en los sesenta.

Como el dos de julio es el Día Mundial de los Ovnis, es un buen momento para que la sociedad aborde el hecho inquietante y reconfortante de que quizás no estemos solos. Creo que necesitamos afrontar la posibilidad de que la existencia de objetos extraños que superan a nuestros mejores aviones y que desafían cualquier explicación, puedan ser visitantes de fuera de nuestro planeta. Además hay muchas evidencias para apoyar los avistamientos de OVNIS.  

La paradoja de Fermi: ¿Dónde está todo el mundo?

El físico nuclear Enrico Fermi fue famoso al formular preguntas que hacen reflexionar. En los años cincuenta, en el Laboratorio Nacional de los Álamos, tras una discusión acerca de los OVNIS, durante el almuerzo, Fermi preguntó : “¿Dónde está todo el mundo?”. Estimó que había al menos 300 mil millones de estrellas en nuestra galaxia, gran parte de ellas más viejas que el Sol, que tienen un alto porcentaje de posibilidades para albergar planetas habitables. Incluso si la vida inteligente se desarrolló en un pequeño porcentaje de esos planetas, podría existir una serie de civilizaciones inteligentes en la galaxia.  Dependiendo de las suposiciones, uno podría esperar que en cualquier lugar de entre decenas y decenas de estrellas pueda haber miles de civilizaciones.

Con la tecnología de naves espaciales que hemos desarrollado, una civilización como la nuestra podría tardar entre 5 y 50 millones de años colonizar la Vía Láctea. Dado que esto podría haber pasado ya varias veces en la historia de nuestra galaxia, uno podría preguntarse ¿dónde está la evidencia de estas civilizaciones? Esta es la paradoja de Fermi: se trata de una discrepancia entre la expectativa de que podría haber evidencias de civilizaciones alienígenas, y la presunción de que no se han observado visitas.

Carl Sagan ha resumido correctamente la situación al decir que “afirmaciones extraordinarias requieren siempre de una evidencia extraordinaria”. El problema es que no ha habido ni un solo encuentro con OVNIS bien documentado que sería como la primera evidencia circunstancial. La situación se ve agravada por el hecho de que muchos gobiernos del mundo han tapado  y clasificado la información sobre avistamientos. Pero hay suficientes pruebas que sugieren que el problema debe estar abierto al estudio científico.

Imagen: Silvia & Frank.
Imagen: Silvia & Frank.
Los ovnis, tabú para la comunidad científica

Cuando se trata de ciencia, el método científico requiere hipótesis que sean verificables para que se puedan probar las inferencias. Los avistamientos de OVNIS no son controlables ni verificables, lo que provoca que su estudio constituya un verdadero desafío. Pero el verdadero problema, en mi opinión, es que el tema OVNI es tabú.

Mientras que el público en general ha estado fascinado con los OVNIS durante décadas, nuestros gobiernos, científicos y medios de comunicación, han declarado esencialmente que todos los avistamientos eran el resultado de fenómenos meteorológicos o de acciones humanas. Ninguno es considerado como una nave espacial extraterrestre. Y, por supuesto, los alienígenas no han visitado la Tierra. Esencialmente, nos dicen que el asunto no tiene sentido. Los ovnis están fuera del alcance de estudios científicos serios y de discusiones racionales, lo que desafortunadamente deja el tema en el dominio de los marginados y pseudocientíficos, muchos de los cuales se encuentran en el campo con los teóricos de conspiración y son víctimas de una especulación salvaje.

Creo que el escepticismo OVNI se ha convertido en una especie de religión con una agenda: descarta la posibilidad de la existencia de extraterrestres sin evidencia científica, al mismo tiempo que proporciona hipótesis tontas que describen solo uno o dos aspectos de un encuentro OVNI, reforzando la creencia popular de que hay una conspiración.

Un científico debe considerar todas las posibles hipótesis que explican todos los datos, y dado que se sabe poco, aún no se puede descartar la hipótesis extraterrestre. Al final, los escépticos a menudo le hacen un flaco favor a la ciencia al proporcionar un pobre ejemplo de cómo se lleva a cabo la ciencia. El hecho es que muchos de estos encuentros, aún un porcentaje muy pequeño del total, desafían la explicación convencional.

Los medios de comunicación amplían este escepticismo publicando información sobre OVNIS cuando es emocionante, pero siempre en un tono jocoso convenciendo así al público de que no puede ser cierto. Pero hay encuentros creíbles. 

¿Por qué los astrónomos no ven OVNIS?

A veces he preguntado a mis amigos y colegas “¿por qué los astrónomos no ven OVNIS?”. La realidad es que sí los ven. En 1977, Peter Sturrock, un profesor de ciencia espacial y astronomía en la Universidad de Stanford, envió 2611 cuestionarios sobre los avistamientos de OVNIS a miembros de la Sociedad Americana de Astronomía. Recibió 1.356 respuestas, de las cuales 62 astrónomos (el 4,6%) informó haber presenciado o registrado fenómenos aéreos inexplicables. Esta tasa es similar  aproximadamente al 5% de avistamientos de OVNIS que nunca fueron explicados.

Como era de esperar, Sturrock descubrió que los astrónomos que presenciaron los ovnis eran más propensos a ser observadores del cielo nocturno. Más del 80 por ciento de los encuestados de Sturrock estaban dispuestos a estudiar el fenómeno OVNI si había una manera de hacerlo. Más de la mitad de ellos consideró que el tema merece ser estudiado, frente al 20 por ciento que consideró que no. La encuesta también reveló que los científicos más jóvenes son más propensos a apoyar el estudio de los ovnis.

Los OVNIS se han observado mediante telescopios. Sé de un avistamiento de telescopio por un astrónomo aficionado con experiencia que observó un objeto que tenía una forma parecida a la púa (plectro) de guitarra, y que se movía a través del campo de visión del telescopio. Otros avistamientos están documentados en el libro "Maravillas en el cielo", en el cual los autores compilan numerosas observaciones de fenómenos aéreos inexplicables observados por astrónomos y publicados en revistas científicas a lo largo de los años 1700 y 1800.

Evidencias de funcionarios públicos y militares

Algunas de las observaciones más creíbles vienen de la mano de los funcionarios públicos. En 1997, el gobierno de Chile creó una organización, el Comité de Estudios de Fenómenos Aéreos Anómalos o CEFAA, para estudiar OVNIS. El año pasado, la CEFAA publicó imágenes de un ovni captado con una cámara infrarroja Wescam que se encontraba en un helicóptero.

Países como Brasil, Canadá, Dinamarca, Ecuador, Francia, Nueva Zelanda, Rusia, Suiza y Reino Unido han desclasificado archivos de expedientes OVNIS desde 2008. El Comité Francés para Estudios Avanzados (COMité d'ÉTudes Approfondies o COMETA), era un grupo de estudio no oficial que estudiaba los OVNIS en los noventa. Estos lanzaron el informe COMETA que resumía sus resultados. Concluyeron que el 5 por ciento de los encuentros fueron reales pero inexplicables: la mejor hipótesis fue que la nave observada era extraterrestre. Acusaron a Estados Unidos de ocultar evidencias de OVNIS.

Irán se ha preocupado por los OVNIS esféricos que han sido observados cerca de sus instalaciones de energía nuclear, que ellos llaman "drones de la CIA". Según sus informes, tienen unos 30 pies (unos 9 metros) de diámetro, pueden alcanzar velocidades de hasta Mach 10 (10 veces la velocidad del sonido, N. de la R.) y abandonar la atmósfera. Estas velocidades se pueden comparar con el avión experimental más rápido, pero son impensables en una esfera sin superficies de sustentación o sin un mecanismo de propulsión observable.

En diciembre de 2017, el New York Times sacó a la luz una historia sobre la calificación de Programa avanzado de identificación de amenazas de aviación, que fue un programa de 22 millones dólares gestionado por el ex funcionario del Pentágono Luis Elizondo y destinado a estudiar los ovnis.

Elizondo renunció a la ejecución del programa en protesta por el secreto extremo y la falta de financiación y apoyo.  Tras su renuncia, Elizondo, junto con otros miembros de la comunidad de defensa e inteligencia, fueron reclutados por la Academia de las Artes y las Ciencias de las estrellas, recientemente fundada por Tom DeLonge para estudiar OVNIS y viajes interestelares.

Coincidiendo con el lanzamiento de la academia, el Pentágono desclasificó y publicó tres videos de encuentros de OVNIS tomados con cámaras infrarrojas en aviones de combate F-18. Si bien esta desclasificación suscitó muchas emociones, me acuerdo de una cita del coronel del Ejército Jubilado John Alexander : “La revelación ha sucedido. ... Tengo montones de generales, incluidos generales soviéticos, que han salido y han dicho que los ovnis son reales. La cuestión es, ¿cuántas veces los altos funcionarios deben presentarse y decir que esto es real?”

Un tema digno de estudio serio

Existen muchas evidencias de que un pequeño porcentaje de los avistamientos de ovnis son embarcaciones estructuradas no identificadas que exhiben capacidades de vuelo más allá de cualquier tecnología humana conocida. Si bien no hay un solo caso de avistamiento que pueda resistir el rigor científico, existen casos con observaciones simultáneas de múltiples testigos confiables, junto con datos de radar y evidencias fotográficas, que revelan patrones de actividad convincentes.

La información desclasificada de los estudios encubiertos es interesante, pero no científicamente útil. Este es un tema digno de investigación científica abierta, hasta que haya un consenso científico basado en la evidencia, en lugar de una expectativa o creencia previa.

Si de hecho hay naves extraterrestres visitando la Tierra, nos beneficiaría enormemente saber sobre ellas, su naturaleza y sus intenciones. Además, esto representaría una gran oportunidad para la humanidad, prometiendo expandir y avanzar en nuestro conocimiento y tecnología, así como remodelar la comprensión de nuestro lugar en el universo.
 

(*) Kevin Knuth es Profesor Asociado de Física en la Universidad de Albany, la Universidad Estatal de Nueva York. Este artículo se publicó originamente en The Conversation. Se reproduce con autorización. (Traducción del inglés, Samuel Morales).
 
 

El tema OVNI reclama una investigación científica abierta


Este artículo se publica bajo los principios de la Carta Académica, una iniciativa de Tendencias21 destinada a facilitar las relaciones entre los científicos y la sociedad a través de la divulgación de sus resultados de investigación. Si reúnes los requisitos y estás interesado en participar, envíanos tu propuesta .


Lunes, 30 de Julio 2018
Kevin Knuth.
Artículo leído 11923 veces



Nota



Comente este artículo

1.Publicado por Andres el 30/07/2018 12:20
Yo creo que el problema más allá de que este asociado como tabú, es dejar como dueños de la verdad a la ciencia y método científico.

Yo no tengo nada en contra de la ciencia, de hecho me encanta, pero siempre entiendo de la seriedad limitaciones que padece. Tanto por avance en instrumentación de medición, como en el mismo ego científico que obstruye y anula lo que no puede comprobar... Analizando solo lo evidente.

La ciencia será la última en reconocer el fenómeno y creo que explicara lo que ya todos sabrán.

2.Publicado por Dom CAL el 30/07/2018 14:01
Pues yo debo ser de los 100% escépticos.
Creo que hay múltiples sesgos que hacen parecer posible lo de los OVNIs y los extraterrestres.

Mi opinión es que estamos solos o bien hay un número tan escaso de civilicaciones tecnológicas en todo el universo que imposible encontrarse, e incluso así, tengo argumentos para pensar que no hay nadie más.

Lo primero, buscar ovnis, es similar a que en el S XV, pensaran en barcos con velas gigantes para ir más rápido de un continente a otro, obviamente esa no era la solución, al igual que ahora tampoco tiene sentido pensar en inventos con tecnología actual pero con algo más para cruzar el espacio infinito, por tanto se trata de un sesgo, nadie vendrá en cacharritos brillantes y llenos de propulsores fantásticos, simplemente eso no es posible para cruzar años luz.
Si tuviera que apostar, la tecnología que usarían sería algo así como conocer en profundidad la estructura del espacio en si mismo, permitiendo manipularlo, para ir entre dos puntos en el espacio, sin realizar el mas mínimo movimiento, eso en sí mismo le quita el sentido a los "platillos" y por supuesto no deja rastro visible de objetos moviéndose de un lado a otro.
Por otra parte, estamos solos, y lo digo por lo siguiente:
1.- De haber otras especies, nunca estaríamos desarrollando la misma tecnología al mismo tiempo, es decir seguro que habría alguna que estaría por delante de nosotros en el tiempo, digamos sólo un poco, 1 o 2 millones de años. Pregunta :" ¿Cual será la tecnología de la humanidad dentro de 2 millones de años ?", pues ahí está la respuesta.
2.- La inteligencia en sus fases iniciales, no resulta útil evolutivamente hablando, sino miremos la historia de la evolución, en los 500 millones de años, que llevan los seres pluricelulares en la tierra, la evolución ha repetido hasta la saciedad el mismo esquema, una pirámide con un depreador estrella arriba y varios niveles inferiores de seres con diferentes habilidades como para sobrevivir hasta la siguiente generación, si el depredador corre, entonces la presa mejora ese aspecto, si tiene garras, la presa se protege, nunca antes la presa se hizo inteligente tecnológicamente, porque no dispone del tiempo necesario para desarrollar la inteligencia tecnológica, y en el ínterim no le aporta ninguna ventaja vital.
3.- Desarrollar tecnología, requiere : Capacidad de manipulación del entorno (sólo cuando han quedado unas extremidades libres sin uso específico, se ha podido manipular objetos), capacidad de transmisión del conocimiento (sólo cuando el cerebro se ha visto creciendo fuera del cuerpo de la madre, ha podido desarrollar la plasticidad necesaria ), capacidad de transmisión cultural (sólo cuando hay una forma de comunicación en grupo se ha podido transmitir lo aprendido). Todas esas cualidades no son útiles para sobrevivir, son un efecto colateral o residual que han obtenio los primates. O sea qué probabilidad de desarrollo de algo poco útil hay ?: Respuesta prácticamente CERO; como ha quedado patente en 500 millones de pruebas y error.

De ahí que deduzco que estamos solos y no esperamos visitas.

Resulta romántico y además interesante criticar a los govbiernos por silenciar datos, por manipular a la opinión, con tanto magufo.

Hagámonos una pregunta: Si en efecto hay OVNIs por ahí, ¿van a dejarse manipular por los intereses de los gobiernos?, si quisieran dejarse ver, ¿existe la más mínima posibilidad de que un gobierno les impida conseguirlo?. Naturalmente imposible, si tengo la tecnología para cruzar el universo, tengo la capacidad para comunicarme con un planeta entero en un segundo.

3.Publicado por Dr dree el 01/08/2018 09:46
Creo que el tema ovni es muy apasionante y como dice el autor merece un estudio científico real, aunque sea con las limitantes del método científico que tiene este estudio. El problema esta en el interés de los científicos y en la probabilidad de los avistamiento. Estos problemas se relacionan, es decir, que la poca probabilidad de avistamientos reales aleja el interés de los científicos. Es por eso que no se estudia a fondo, ademas de los factores que menciono Andrés.
Por otra parte, no soy escéptico creo que existe la posibilidad de que sean seres de otro planeta, como leí en un comentario por ahí, quizás ellos solo vienen a estudiarnos, ver en que estamos y luego se van a otro planeta hacer lo mismo. Es lo mismo que hacemos con las especies que están en las fosas marinas mas profundas del planeta.
Explicar con argumentos científicos que estamos solos o porque es mas probable que estemos solos, es caer en el problema del ego humano y eso es creer o querer creer que lo sabemos todo y eso objetivamente no es y nunca sera así.

4.Publicado por Emanuel el 03/08/2018 22:46
Dom Cal....el hecho de que no dipongamos la tecnología necesaria para realizar viajer interestellares no quiere decir que "estemos solos", son mas las probabilidades de la existencia de otras civilizaciones que la idea de ser los unicos en el universo. Millones de estrellas y mundos, sea vida inteligente u otros seres NO ESTAMOS SOLOS

5.Publicado por Adolfo el 22/08/2018 10:47
Existen están ahí afuera, hace unos días fumaba un cigarrillo en el patio de mi casa ya noche (8:30-9:00pm) para ser exactos, me recosté en la caja de herramientas de la camioneta de mi papá (la tiene desmontada y está a mitad del patio) y me puse a ver el cielo y entonces apareció un objeto que se movía a voluntad y de manera muy rápida (supongo que era rápido por que le tomo segundos atravesar el cielo) hasta llame a mi esposa para que lo mirará.
En estos días se a estado apreciando en el cielo el planeta rojo (Marte), sea lo que haya sido que estaba en el cielo se posó unos segundos a lado del planeta y dio una vuelta al rededor y desapareció... Este echo me obsesionó ahora salgo por la noches a mirar al cielo esperando volver a ver algo similar..
Intenté sacar fotografias pero mi celular es de gama baja y no conseguí nada.
Antes tenía mis dudas de que hubiera vida en otros planetas, ahora estoy seguro..
Lo que me llena de dudas por ahora es ¿Por que nunca entablan comunicación con nosotros?, Quizá sea ellos los que tienen miedo de nosotros.. sí nos matamos entre nosotros que somos la misma raza, ¿Qué pueden esperar ellos?

6.Publicado por Nando el 23/08/2018 03:38
Febrero de 2017, Mar del plata, Argentina.
Eran cerca de las 23hs y luego de una jornada de trabajo en la playa, plena temporada de verano. Habíamos concluido la cena con mi madre y un amigo, distendidos en el patio trasero de mi hogar. Mientras mi madre encendía un cigarro y entablaban conversacion con mi amigo, yo miraba detenidamente el cielo, siempre lo hice porque ahí arriba está la verdad para entender todo.
De momento a otro, un punto brillante aparece instantáneamente y se queda intenso durante 10segundos, su luz se apaga por completo pero entre la oscuridad del cielo se podía vislumbrar cómo el cuerpo físico de lo que sea comenzaba a moverse en línea recta, luego volvió a encender su brillo y finalmente desapareció.
A partir de ese día confirme mi pensamiento de que no estamos solos en el universo, previo a eso estaba seguro de que no hay estamos solos, de hecho cada día estoy más seguro de que somos el resultado de una creación por razas superiores ñ, expertos “genetistas”, se que posiblemente a muchos les resulte a ficción, pero analizando el sistema mediante el cual la raza humana se manifiesta, la verdad está delante de nuestros ojos, uno logra entender todo cuando despierta conciencia, nuestro cerebro es reptiliano porque justamente ellos nos crearon, el principal beneficio es la energía, se alimentan de energía densa, la tierra el mejor escenario y el humano su mejor creación pero todo su plan empieza a caer cuando la conciencia a nivel espiritual despierta. La clave está en dejar de creer que uno vive a modo consciente cuando en realidad el 97% de la realidad la vivimos en inconsciente, creyendo que teniendo un trabajo, las deudas pagas y cosas materiales es la solución a la vida, y que eso es la vida. El plano es altamente complejo porque el plan es casi perfecto. Está todo creado para mantener al humano inmerso en la matrix. El dinero que genera poder, ego, ambición. El tabaco el principal veneno para el cuerpo humano. Gobiernos, Religiones, toda una serie de aspectos que distraen y enferman a gran parte de la civilización.
Una simple perspectiva, sin intenciones de imponer.

Nuevo comentario:
Twitter

Los comentarios tienen la finalidad de difundir las opiniones que le merecen a nuestros lectores los contenidos que publicamos. Sin embargo, no está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o internacionales, así como tampoco insultos y descalificaciones de otras opiniones. Tendencias21 se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere no se ajustan al tema de cada artículo o que no respeten las normas de uso. Los comentarios a los artículos publicados son responsabilidad exclusiva de sus autores. Tendencias21 no asume ninguna responsabilidad sobre ellos. Los comentarios no se publican inmediatamente, sino que son editados por nuestra Redacción. Tendencias21 podrá hacer uso de los comentarios vertidos por sus lectores para ampliar debates en otros foros de discusión y otras publicaciones.

Otros artículos de esta misma sección
< >

Lunes, 1 de Octubre 2018 - 12:00 Planchar la ropa no es solo una cuestión estética



Da alas a tus sueños