Tendencias 21. Ciencia, tecnología, sociedad y cultura



Tendencias 21. Ciencia, tecnología, sociedad y cultura





Geografía interior de un país inmaduro

T de Teatre presenta la obra “Delicadas”, de Alfredo Sanzol


La compañía catalana T DE TEATRE muestra en su obra más reciente, “Delicadas”, un retrato de la geografía interior de España, por medio de retazos sutilmente bordados por un envidiable conjunto actoral. En la imagen podemos vernos reflejados, como las heterogéneas individualidades que componen un país. Por gärt.




Momento de la representación de "Delicadas". Imagen: David Ruano. Fuente: Teatro Alhambra de Granada.
Momento de la representación de "Delicadas". Imagen: David Ruano. Fuente: Teatro Alhambra de Granada.
Cuando un pueblo adolece de inmadurez permanente sólo se entiende a sí mismo bajo la tutela de una mano paternal, dura, pero paternal a fin de cuentas. España no había madurado lo suficiente en los años treinta para sostener una república que, de haber sabido superar sus tribulaciones, hubiera sido una de las más modernas del mundo.

Por el contrario, se destaparon los odios tribales y el rencor atávico que confrontaban las distintas formas de ser y creer, incapaces de convivir con un mínimo de solvencia.

De hecho, nuestra actual democracia sigue sustentada en ese mito patriarcal por el cual, los súbditos –que no ciudadanos- encargan un papaíto nuevo cada cuatro años. La falta de compromiso social nos ha estigmatizado a lo largo de la historia.

Por eso, a la hora de retratar un país, hay que sumergirse en las singularidades de sus individuos. Un país no es un trozo de tierra, sino más bien sus gentes, la colectividad o colectividades que forman sus individuos.

En realidad, un país es una entelequia mental imposible de sustentar. Ningún país de los actuales ha conservado su territorio íntegro más de cien años.

Frente a esta inmadurez que caracteriza la historia española, la compañía T DE TEATRE ha realizado justamente lo contrario. Con el texto de Alfredo Sanzol, la compañía catalana ha madurado a pasos agigantados.

T DE TEATRE conoció el éxito en 1995 con la producción “Hombres”, una cruel sátira de la masculinidad que, de haber invertido los papeles, hubiera dejado de ser políticamente correcta. Aquello no pasó de ser un divertimento, excesivo y bizarro sí, aunque no exento de frivolidad.

Los años y la llegada de Sanzol han propiciado uno de esos raros encuentros entre actores más que solventes y un texto repleto de momentos álgidos –entre lo íntimo y la desmesura- e invitaciones a la reflexión.

Alfredo Sanzol ha hilvanado los retazos costumbristas de “Delicadas” con el oficio necesario para no caer en la fácil trampa del pastiche.

“Delicadas” no sigue un argumento lineal, sino que construye su esencia por medio de escenas casi domésticas capaces de proyectarse hacia lo universal. No es una historia al uso, sino un trozo de nuestra Historia.

Es una obra de personajes, de rarezas propias de nuestra condición humana, de individuos que en ocasiones se alzan más allá del atrincherado gregarismo inducido por las clases políticas.

Y en este retrato imprescindible del alma española, a caballo entre el absurdo y lo cotidiano, brilla la sutil llama de la ternura como materia del hilo que une los retazos que conforman la obra.

La ternura se viste en ocasiones de expresivos silencios, de miradas compungidas de un hombre que recibe una filípica de su espantosa mujer, de una novia dispuesta a escuchar un solo de platillos de su pretendiente, de un ciruelo del que brota una manzana, del deseo del novio aliviado mediante un generoso desnudo fotográfico, del despertar a la sexualidad de un niño que contempla los ritos higiénicos de su tía...

Y todo este entramado sin trama –hábilmente escamoteado a la decimonónica adicción al argumento- ha llegado en el momento justo del grupo que da vida a los sentimientos, los anhelos, las frustraciones, las manías, los recuerdos y las penas de sujetos de carne y hueso, finamente confeccionados por la varita mágica de un texto rico en momentos poéticos y alzado con medida sensibilidad y envidiable pasión.

Referencia:

Compañía: T de Teatre.
Obra: Delicadas.
Dirección: Alfredo Sanzol.
Lugar y fechas de representación: Días 19 y 20 de enero en el Teatro Alhambra de Granada.
Próximas representaciones.


Martes, 22 de Enero 2013
gärt
Artículo leído 1368 veces



Nota

Nuevo comentario:
Twitter

Los comentarios tienen la finalidad de difundir las opiniones que le merecen a nuestros lectores los contenidos que publicamos. Sin embargo, no está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o internacionales, así como tampoco insultos y descalificaciones de otras opiniones. Tendencias21 se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere no se ajustan al tema de cada artículo o que no respeten las normas de uso. Los comentarios a los artículos publicados son responsabilidad exclusiva de sus autores. Tendencias21 no asume ninguna responsabilidad sobre ellos. Los comentarios no se publican inmediatamente, sino que son editados por nuestra Redacción. Tendencias21 podrá hacer uso de los comentarios vertidos por sus lectores para ampliar debates en otros foros de discusión y otras publicaciones.

Otros artículos de esta misma sección
< >