Tendencias 21. Ciencia, tecnología, sociedad y cultura





Hawking reabre un debate que se creía superado

Su último libro sugiere que la muralla entre Dios y la ciencia es permeable


Para muchos, los intentos por trazar una frontera clara entre la ciencia y la religión estaban superados porque la comunidad científica no se ocupaba de eventuales conflictos entre ambos. Pero entonces llega el físico Stephen W. Hawking, escribe que no hace falta Dios para explicar el Universo y se produce una tormenta mediática. ¿No se consideraba este tema una prueba superada? Para muchos, se trata de asuntos donde no se mezclan la ciencia y la religión porque la primera utiliza un método en teoría blindado a las propias creencias y porque va a lo que va, sin dejarse influir por la segunda. La repercusión que ha tenido el libro "El gran diseño" de Stephen Hawking, sin embargo, hace pensar que la muralla entre Dios y la ciencia es permeable. Por Juan Antonio Martínez de la Fe y Leandro Sequeiros.



Foto: Serge Villa. Stocklib.
Foto: Serge Villa. Stocklib.
El regreso de las vacaciones de verano de 2010 ha coincidido con la noticia de que el prestigioso físico y matemático Stephen Hawking, iba a publicar un libro que se presume provocador y escandaloso. The Grand Design (El Gran Diseño), salió a la venta el 7 de septiembre en EEUU y el día 9 en el Reino Unido. Se prepara la edición castellana.

En la prensa española se han publicado algunos fragmentos. De su lectura parece que Hawking intenta demostrar científicamente que Dios no existe. Los medios de comunicación han titulado de maneras muy diferentes los pocos fragmentos que se conocen: “Dios no es necesario”, “Hawking demuestra que Dios no existe”, “Dios Creador es un mito que se ha desmoronado”, “Hawking demuestra científicamente que Dios no existe”, “Dios desbancado del Universo”…

Hemos rastreado más de un centenar de páginas web en las que se comentan los contenidos del libro de Hawking. Nadie lo ha leído completo. Pero tanto los racionalistas duros como sectores religiosos han terciado enseguida en el debate. Los primeros, con entusiasmo, como quien ha encontrado la piedra Roseta de sus tesis; los segundos, condenando sin conocerlas las propuestas de The Grand Design. Pero, ¿qué es lo que realmente defiende Hawking en su libro? ¿Nos encontramos ante una gigantesca operación de marketin para vender la piel antes de matar el oso?

I. La historia

Hawking descarta el mito del Dios creador del Universo” leemos en un blog de izquierda radical. Y en diario El Mundo (2 de septiembre) se reproduce una expresión similar. Será necesario situar The Grand Design en el contexto de la obra de Stephen Hawking. El 20 de septiembre de 2010 hemos encontrado 30.000 entradas en Google para este concepto referido a Hawking, nacido en 1942 y genial profesor de la Cátedra Lucasiana de Matemáticas que ocupó en su tiempo sir Isaac Newton, en la universidad de Cambridge.

Retrocedamos más de 20 años: en octubre de 1988 salió a la venta la primera edición castellana de un libro muy esperado: la Breve Historia del Tiempo. Del Big-bang a los agujeros negros del físico de Cambridge, Stephen W. Hawking. El libro venía precedido por las polémicas surgidas en los países anglosajones por su audacia conceptual. En tres meses se editaron seis ediciones en castellano. Se vendieron más de diez millones de ejemplares en todo el mundo (no sabemos si todos lo leyeron y lo entendieron) y en España se editaron 250.000 copias. Muchos lo tacharon de ateo.

En un artículo anterior en Tendencias21 de las Religiones (publicado en 2008) sobre Hawking, la Historia del Tiempo y el teísmo, se abría la posibilidad de una relectura teísta de la obra de Hawking de 1988. El artículo suscitó el interés de los lectores que aportaron 17 opiniones bien fundamentadas al trabajo. En este ensayo de Tendencias21 se comentaba el estudio titulado “Lo divino y lo humano en el Universo de Stephen Hawking” (Francisco José Soler Gil, Ediciones Cristiandad, Madrid, 2008) y presentábamos sus ideas fundamentales.

La Historia del Tiempo de Stephen Hawking hizo correr ríos de tinta hace más de veinte años. Con anterioridad (1985), John Boslough, profesor de Historia de la Ciencia en la Universidad de Princeton, había publicado el ensayo El Universo de Stephen Hawking (William Morrow, New York, y traducido al castellano en 1986 en la Biblioteca Científica Salvat, Barcelona). En este ensayo se anticipan algunas de las intuiciones revolucionarias de Hawking.

En el año 2001, Hawking nos volvió a sorprender con otro libro, profusamente ilustrado, que pretendía llevar al gran público sus ideas. La traducción castellana no se hizo esperar: en 2002 se publicó con el título El Universo en una cáscara de Nuez (aludiendo a una frase de William Shakespeare) [Editorial Crítica, Barcelona]. Últimamente (2005) ha aparecido en castellano su Brevísima historia del Tiempo.

El 24 de septiembre de 2008, el mismo Hawking volvió a sorprendernos con unas declaraciones al diario El País en las que afirmaba que “la ciencia no deja mucho espacio ni para los milagros ni para Dios”. Esta frase ha sido interpretada en clave ateística por algunos, mientras otros han querido ver una afirmación de la autonomía de la ciencia y la religión.

¿Una creación sin Creador?

En el texto de la solapa delantera de la edición castellana de la Historia del Tiempo se lanzaban algunas preguntas para guiar la lectura: “¿Hubo un principio en el tiempo? ¿Habrá un final? ¿Es infinito el universo? ¿O tiene límites? (...) ¿Cuál es la naturaleza del tiempo? Al colapsarse un universo en expansión, ¿viaja el tiempo hacia atrás? ¿Por qué recordamos el pasado y no el futuro? ¿Puede ser el universo un continuum sin principio ni fronteras? Si así fuera, el universo estaría completamente autocontenido y no se vería afectado por nada que estuviese fuera de él. No sería ni creado ni destruido, simplemente sería. ¿Qué lugar queda entonces para un Creador?”

Como se puede ver, las ideas que ahora se expresan en el nuevo libro estaban de alguna manera insinuadas en sus trabajos anteriores.

En las últimas páginas de la Historia del Tiempo leemos esta frase que a algunos parece un tanto sarcástica como conclusión (pág. 223-224): “No obstante, si descubrimos una teoría completa, con el tiempo habrá de ser, en sus líneas maestras, comprensible para todos y no únicamente para unos pocos científicos. Entonces todos, filósofos, científicos y la gente corriente, seremos capaces de tomar parte en la discusión de por qué existe el universo y por qué existimos nosotros. Si encontrásemos una respuesta a esto, sería el triunfo definitivo de la razón humana, porque entonces conoceríamos el pensamiento de Dios”.

El prólogo de Carl Sagan

La Historia del Tiempo estaba precedida por un breve y provocador prólogo del divulgador científico Carl Sagan, muy conocido del gran público por su serie Cosmos, que finaliza de esta manera: “...También se trata de un libro acerca de Dios... o quizás acerca de la ausencia de Dios. La palabra Dios llena estas páginas. Hawking se embarca en una búsqueda de la respuesta a la famosa pregunta de Einstein sobre si Dios tuvo alguna posibilidad de elegir al crear el universo. Hawking intenta, como él mismo señala, comprender el pensamiento de Dios. Y esto hace que sea totalmente inesperada la conclusión de su esfuerzo, al menos hasta ahora: un universo sin un borde espacial, sin principio ni final en el tiempo y sin lugar para un Creador” (pág. 14-15).

Las referencias a Dios, al Creador, a la Divinidad salpican el libro dejando un sabor escéptico. Para algunos, el éxito de Hawking –amplificado por los medios de comunicación y la explotación de la imagen física del científico arrumbado en una silla de ruedas- no fue sino un mero producto de las técnicas de publicidad que determinan hoy en día las modas intelectuales.

Las preguntas abiertas de la Historia del Tiempo

Para el autor de este nuevo libro, Francisco José Soler Gil, el fenómeno Hawking no es sólo un producto mediático. Hay preguntas que hay que plantearse: en primer lugar está la cuestión del valor del modelo cosmológico de Hawking desde el punto de vista de la física. Y, en segundo lugar, está la cuestión del valor de las incursiones filosóficas y teológicas de Hawking en su libro y en otros textos que han ido apareciendo posteriormente.

La tesis de Lo divino y lo humano en el Universo de Stephen Hawking de Francisco José Soler Gil (Madrid, Cristiandad, 2008) es que, “a pesar de todos los posible errores y deficiencias que puedan contener los planteamientos cosmológico-filosóficos de Stephen Hawking, merece la pena entrar en un diálogo con su obra” (pág. 13).

Planetario del Museo de Ciencias Naturales de Nueva York. Foto: Fritz Geller-Grimm. Wikipedia.
Planetario del Museo de Ciencias Naturales de Nueva York. Foto: Fritz Geller-Grimm. Wikipedia.
Cosmología, Teología natural y Antropología en la Historia del Tiempo de Hawking

"Lo divino y lo humano en el universo de Hawking", de Francisco José Soler Ruiz, “trata de proseguir el diálogo fronterizo entre la cosmología y la filosofía iniciado por Stephen Hawking en Historia del Tiempo, estudiando algunas de las posibles consecuencias ontológicas de la descripción del universo propuestas por el autor” (pág. 24-25). Para concretar este objetivo, el autor sugiere que “nos ocupemos de lo divino y lo humano en el universo de Stephen Hawking. Lo divino, sintetizado en la pregunta acerca de cómo se relaciona este universo con la idea de un Dios creador del cosmos. Y lo humano, sintetizado en la pregunta acerca de cómo encaja la experiencia humana de la temporalidad en semejante marco físico” (pág. 25).

La segunda parte del ensayo de Soler Ruiz (“El universo de Hawking y la Teología natural”) intenta responder a la pregunta sobre si queda un lugar para el Creador en ese universo. Es el desafío de Hawking a la Teología natural. Para facilitar la comprensión se estructura en tres capítulos: el primero de ellos está destinado a exponer las consecuencias para la concepción de Dios como Creador y del universo como creación que Hawking ha deducido de su modelo cosmológico. El segundo capítulo de esta sección resume las respuestas más destacadas a los planteamientos llamemos anti-teológicos de Hawking, de entre las opiniones ofrecidas por algunos especialistas en teología natural a lo largo de estos veinte años transcurridos desde la publicación de Historia del Tiempo. Entre estos autores están el físico sudafricano Georg F. R. Ellis, John Polkinhorne, Ian G. Barbour y R. J. Russell.

II. Los textos de la polémica

Pero ¿qué es lo que ha dicho Hawking? En "The Grand Design", escrito junto a su colega Leonard Mlodinow, Hawking parece escandalizar. Todos los que hablaban de su libro a principios de Septiembre no lo habían podido leer aún. Sólo hablaban de referencias vagas y de filtraciones de textos sueltos publicados en The Times, aparentemente filtrados pero posiblemente intencionalmente para provocar la curiosidad. Por tanto, falta aún una lectura reposada.

Tal vez, éste es el texto más citado y polémico: “Porque existe una ley como la de la gravedad: el universo puede y podría crearse por sí mismo de la nada. La creación espontánea es la razón por la que resulta redundante el papel de un creador”.

Pero estas afirmaciones no son nuevas en Hawking. En "El Universo en una cáscara de nuez", leemos: “Debemos intentar comprender el comienzo del Universo a partir de bases científicas. Puede que sea una tarea más allá de nuestras capacidades, pero al menos deberíamos intentarlo.” Y también: “A muchos científicos no les agradó la idea de que el universo hubiese tenido un principio, un momento de creación”. Y en otro lugar de la misma fuente “Einstein había rechazado la idea de que Dios juega a los dados. Sin embargo, todas las evidencias indican que Dios es un jugador impenitente.”

En su libro "Agujeros negros y pequeños universos (y otros ensayos)", editado en 1993, puede leerse:

“La ciencia podría afirmar que el universo tenía que haber conocido un comienzo.”

“Limitar nuestra atención a cuestiones terrestres sería limitar el espíritu humano.”

“En la teoría clásica de la relatividad general [...] el principio del universo tiene que ser una singularidad de densidad y curvatura del espacio-tiempo infinitas. En esas circunstancias dejarían de regir todas las leyes conocidas de la física.”

“Aun si hay solo una posible teoría unificada, es solo un conjunto de reglas y ecuaciones. ¿Qué fue lo que insufló fuego en las ecuaciones e hizo un universo para describirlas?”

“Me alegró saber que él no se había percatado de que había presentado una ponencia en la que teorizaba sobre cómo empezó el universo. No me hacía gracia la idea de ser entregado a la Inquisición como Galileo”. [Nota: Se refiere a que según él, Juan Pablo II le pidió que no estudiara el origen del universo, puesto que sólo compete a Dios].

Otros textos de Hawking van en la misma dirección:

“Mientras más examinamos el universo, descubrimos que de ninguna manera es arbitrario, sino que obedece ciertas leyes bien definidas que funcionan en diferentes campos. Parece muy razonable suponer que haya algunos principios unificadores, de modo que todas las leyes sean parte de alguna ley mayor”.

“Einstein se equivocaba diciendo que “Dios no juega a los dados con el universo “. Considerando las hipótesis de los agujeros negros, Dios no sólo juega a los dados con el universo: a veces los arroja donde no podemos verlos”.

“Se han concedido muchos premios Nobel por mostrar que el universo no es tan simple como podíamos haberlo pensado”.

“Preguntarse qué había antes del Big Bang es como preguntarse qué hay al norte del polo norte”. “No puedes permitirte estar discapacitado en espíritu a la vez que físicamente”.

“Los virus de computadoras deberían ser considerados como vida. Pienso que esto dice algo acerca de la naturaleza humana, que la única forma de vida que hemos creado es puramente destructiva. Hemos creado una forma de vida a nuestra imagen y semejanza.”

“La vida es una cosa maravillosa y hay tantas cosas por hacer”. “La raza humana necesita un desafío intelectual. Debe ser aburrido ser Dios, y no tener nada que descubrir”.

“Cada vez que escucho hablar de ese gato, empiezo a sacar mi pistola”. (Acerca de la Paradoja de Schrödinger

Y otro texto de Hawking para finalizar:

“Durante millones de años, la humanidad vivió justo como los animales. Entonces algo pasó que desató el poder de nuestra imaginación. Aprendimos a hablar. Y aprendimos a escuchar. Hablar nos permitió la comunicación de ideas, permitiendo al ser humano empezar a trabajar unidos. Para construir lo imposible. Los más grandes logros del ser humano vienen por hablar. Y los más grandes fracasos por no hablar. ¡No tiene que ser así! Nuestras grandes esperanzas pueden llegar a ser realidad en el futuro. Con la tecnología a nuestra disposición, las posibilidades son ilimitadas. Todo lo que necesitamos hacer es asegurarnos de seguir hablando”.

Stephen Hawking, junto a su hija Lucy,  imparte una conferencia en Washington. AFP
Stephen Hawking, junto a su hija Lucy, imparte una conferencia en Washington. AFP
III. Los líderes religiosos, en pie de guerra contra Hawking

Antes de que el polémico libro The Grand Design hubiera aparecido en las librerías, algunos líderes religiosos pusieron el grito en el cielo. Así, el arzobispo de Canterbury, Rowan Williams, y otros líderes religiosos británicos han criticado al astrofísico Stephen Hawking por descartar a Dios como creador del Universo: «Creer en Dios no consiste en como taponar un agujero y explicar cómo unas cosas se relacionan con otras en el Universo, sino que es la creencia de que hay un agente inteligente y vivo de cuya actividad depende en última instancia todo lo que existe», declaró el líder anglicano al diario The Times.

«La física por sí sola no resolverá la cuestión de por qué existe algo en lugar de nada», agregó Williams.

Por su parte, el gran rabino de Inglaterra, Jonathan Sacks, señala en un artículo publicado en el mismo diario, The Times, que «la ciencia trata de explicar y la religión, de interpretar. A la Biblia sencillamente no le interesa cómo se creó el Universo». Y añade: «La ciencia desarticula las cosas para ver cómo funcionan. La religión las junta para ver qué significan. Son dos empresas intelectuales distintas. Incluso ocupan diferentes hemisferios del cerebro», señala Sacks.

El arzobispo de Westminster y primado de la Iglesia católica de Inglaterra y Gales, Vincent Nichols, dijo suscribir totalmente las palabras del gran rabino sobre la relación entre religión y ciencia. También el presidente del Consejo Islámico de Gran Bretaña, Ibrahim Mogra, atacó las tesis de Hawking y dijo que «si uno mira el Universo, todo apunta a la existencia de un creador que le dio origen».

Por otra parte, el biólogo y ateo militante Richard Dawkins, autor del libro 'El Espejismo de Dios', declaró a The Times que «el darwinismo expulsó a Dios de la biología, pero en la física persistió la incertidumbre. Ahora, sin embargo, Hawking le ha asestado el golpe de gracia».

Por el contrario, para el astrofísico y teólogo David Wilkinson, «el Dios en el que creen los cristianos es un Dios íntimamente involucrado en todo momento de la historia del universo y no sólo en sus comienzos».

A su vez, el presidente de METANEXUS, la Sociedad Internacional de la Ciencia y la Religión, George Ellis, rechaza el argumento expuesto por Hawking en su libro en el sentido de que la filosofía no tiene ya sentido al haber sido suplantada por la ciencia. «La filosofía no está muerta. Todo punto de vista está imbuido de filosofía. ¿Por qué la misma ciencia merece la pena? La respuesta es filosófica y emocional. La ciencia no puede responder a la pregunta sobre sí misma», explica Ellis.

IV. La interpretación de los medios de comunicación

Como comentamos al comienzo, hemos recopilado unas cien entradas procedentes de Internet, en las que los medios de comunicación (prensa, radio, televisión, redes sociales, youtube..) comentan y toman postura ante el libro The Grand Design de Stephen Hawking.

Entre todas ellas hemos escogido una crónica procedente del diario andaluz Ideal, que ha sistematizado muy bien, a nuestro juicio, el estado de la cuestión. En las páginas de SOCIEDAD (21 De septiembre), titula: “La ciencia va más allá”. Y subtitula: “Los propios teólogos admiten que «la ciencia es atea» y que sería «un milagro» que pudiera probarse la existencia o inexistencia de Dios”.

La periodista de Vocento Isabel Urrutia, escribe, entre otras cosas:

“Dios se ha convertido, para algunos, en una vaca de la que se puede sacar leche y queso!». No se asusten, que no es una blasfemia. Lo decía un místico alemán, Eckhart de Hocheim, un dominico simpático y con buena pluma que nació en la Edad Media y ha inspirado a un sinfín de filósofos, creyentes y no creyentes. El bueno de Eckhart se quejaba simplemente del tan traído y llevado concepto del Sumo Creador, al que se exprime hasta la última gota cuando «por definición se escapa a nuestra comprensión». Pero no importa, siempre hay excusa para entrar al trapo y engolfarse en dimes y diretes con motivo de la existencia (o no) de Dios. En pleno siglo XXI, sigue dando mucho juego a la hora de vender libros. Ver para creer”.

Y respecto al libro de Hawking escribe: “El último capítulo lo ha escrito Stephen Hawking junto a su colega Leonard Mlodinow en 'The Grand Design' ('El gran diseño'), que sale a la venta hoy en Gran Bretaña y ha hecho correr ríos de tinta antes de que nadie haya tenido oportunidad de leérselo de cabo a rabo. ¿De verdad Dios es una idea superflua? Si lo afirma Hawking, alguna credibilidad habrá que darle. ¿O no es para tanto? Toda la tormenta mediática, que va creciendo por momentos, tiene ese punto de partida. Y muy posiblemente se recrudezca con motivo de la primera visita de Benedicto XVI a Reino Unido -justo dentro de una semana-, ya que no faltará quien saque a colación el tema de marras en un país que cuenta con varios científicos obsesionados con el Más Allá. Además del zoólogo ateo Richard Dawkins, autor de 'El espejismo de Dios', ahora acaba de saltar a la palestra Hawking con su vehemencia habitual. El debate está servido."

La periodista reconoce que sabe poco del libro: “Por lo poco que ha trascendido de 'The Grand Design' (extractos publicados en el diario inglés The Times), el catedrático emérito de Cambridge se reafirma en una idea que lleva años defendiendo a machamartillo: Dios no es necesario para explicar el origen del Universo”.

Y prosigue: “Es una hipótesis que encaja a la perfección en su forma de pensar, modelada en su infancia por una madre apasionadamente comunista que más tarde le sirvió en bandeja las obras completas del filósofo Bertrand Russell, un ateo militante que dejó clara su posición en 'Por qué no soy cristiano'. En aquel ensayo, Russell sostenía que '(...) la religión cristiana organizada como Iglesia ha sido y es aún la principal enemiga del progreso moral en el mundo'. Quede claro que Hawking nunca ha llegado públicamente a suscribir algo así, pero le habrá dado mucho que pensar”.

La periodista comenta: “Pensar se le da de maravilla y su amplitud de miras llama la atención: no sólo teoriza sobre el 'Big Bang' o los multiversos (la posibilidad de que existan universos simultáneos), sino que forma parte de la Academia Pontificia de las Ciencias, un organismo que promueve la investigación bajo la protección del Papa. No depende directamente del Vaticano, pero el protocolo de esta institución prescribe que los miembros sean oficialmente elegidos por el Pontífice. Nada, todo hay que decirlo, que cause malestar al autor de The Grand Desig'. Hawking no se encomienda ni a Dios ni al diablo. Va por libre. No hay cosa que le cause más placer que darle vueltas sin límites al magín. Incluso hasta salirse de los estrictos confines de su especialidad para adentrarse en esa nebulosa que algunos, como el mismísimo San Agustín, daban por impenetrable... «Si lo comprendes, entonces no es Dios», alertaba el hijo de Santa Mónica, un apasionado de la especulación y los libros igual que Hawking”.

El artículo de IDEAL de Granada incluye algunas opiniones contrastadas: “Lo propio de la ciencia es la cautela. Pisar sobre suelo firme. No obstante, para abrir camino hacen falta hipótesis que luego se confirman o descartan. Pues bien, como recordaba recientemente Jorge Wagensberg, profesor de Teoría de los Procesos Irreversibles en la Universidad de Barcelona, «la no necesidad de Dios es una hipótesis, ¡no una tesis!». O sea, se trata de una conjetura, nada que esté probado. Y eso no hiere la sensibilidad de nadie: baste recordar el caso emblemático del biólogo molecular y genetista Francisco José Ayala, un ex dominico que se define como 'neodarwinista'. En su trabajo diario prescinde de Dios tranquilamente y, a la hora de posicionarse más allá de la ciencia, no duda en defender su existencia”.

“¿Religión y ciencia son, por tanto, compartimentos estancos?” se pregunta la periodista. «Nosotros nos ocupamos de la mente, vosotros del cerebro», solía repetir Juan Pablo II a los científicos, apelando a la típica distinción cuerpo-alma. Una separación que, como es lógico, trae de cabeza a los neurólogos: ¿puede haber mente sin cerebro? En fin, ahí queda el debate.

Y continúa: “Nada que escandalice al jesuita Juan Antonio Estrada, catedrático de Filosofía de la Religión en la Universidad de Granada: «La ciencia es metodológicamente atea». Su campo de trabajo son los hechos comprobables y punto. Sería un milagro que pudiera probar la existencia (o no) de Dios. «Y sabe lo que le digo, yo creo que la gente de a pie, sobrada de sentido común, tampoco lo entiende perfectamente», añade el teólogo”.

“A su juicio, la verdadera dificultad para defender la existencia de Dios es otra muy distinta, alejada de la ciencia y tan antigua como el hombre. Lo mismo piensa Javier Leach, director de la Cátedra Ciencia, Tecnología y Religión de la Universidad de Comillas. «El mal es una pregunta sin respuesta». Ahí reside el mayor de los problemas: ¿cómo explicar la existencia de un Dios misericordioso ante la muerte de un niño? Ese dolor remueve los cimientos del alma mucho más que cualquier teoría sobre el 'Big Bang' o los 'multiversos burbuja' que nacen de forma espontánea en el 'continuum' espacio-tiempo”.

“Juan Antonio Estrada reconoce que, desde la perspectiva cristiana, sólo queda entonces emular la figura de «un hombre que luchó contra el mal y puso en manos de Dios su destino». Aquella figura es Jesús de Nazaret. En definitiva, no hay nada nuevo bajo el sol. Estrada está convencido de que los 'multiversos burbuja' y el 'Big Bang' no hacen sombra al inspirador del cristianismo. Seguro que le haría gracia el chiste que una vez soltó el premio Nobel de Física Leon Lederman: «¿El origen del mundo? Puuuf, qué difícil. ¡Dios sabe lo que pasó!». Al tiempo. La ciencia es imparable”.

Conclusión

El libro de Hawking tendrá un gran éxito de ventas. Eso es seguro. Y es lo que se pretendía con toda esta polvareda, demasiado artificial para algunos. En el diario El País (6 septiembre 2010), la periodista Mónica Salomone, se pregunta por la legitimidad de la ciencia por dictaminar si existe o no existe Dios.

Escribe: “para muchos, los intentos por trazar una frontera clara entre la ciencia y la religión estaban superados porque la comunidad científica no se ocupaba de eventuales conflictos entre ambos. Pero entonces llega el físico Stephen W. Hawking, escribe que no hace falta Dios para explicar el Universo y se produce una tormenta mediática. ¿No se consideraba este tema una prueba superada? No."

Antes de decidirse a hacer el primer trasplante de órganos entre humanos, en 1954, el cirujano Joseph E. Murray, Nobel de Medicina en 1990, consultó a varios líderes religiosos: "Parecía lo natural", ha dicho Murray. Es sólo uno de los múltiples ejemplos del vínculo entre religión y ciencia. Un nexo tan vigente aún hoy como encendidos han sido los debates sobre la investigación con células madre o la enseñanza de la teoría de la evolución.

Para muchos, se trata de asuntos donde no se mezclan la ciencia y la religión porque la primera utiliza un método en teoría blindado a las propias creencias y porque va a lo que va, sin dejarse influir por la segunda. La repercusión que ha tenido el libro "El gran diseño" de Stephen Hawking, sin embargo, hace pensar que la muralla entre Dios y la ciencia es permeable.


Juan Antonio Martínez de la Fe y Leandro Sequeiros son Colaboradores de la Cátedra Ciencia- Tecnología y Religión de la Universidad Comillas.



Lunes, 18 de Octubre 2010
Juan Antonio Martínez de la Fe y Leandro Sequeiros
Visitas de este artículo: 87631



Nota

Comente este artículo
Los más recientes primero | Los más antiguos primero

1150.Publicado por Aurelio Grande el 13/04/2011 18:13
Hola Jorge-
Tengo algunas ideas que considero novedosas, coherentes con las observaciones y una lógica consecuente, libres de ambiguedades y en cierta medida "revolucionarias"; sin embargo también tengo muchas dudas, incluso sobre la misma certeza de aquellas ideas - es por ello que me dedico incansablemente a investigar, experimentar y analizar - analizándo-me.
Pero en base a mi experiencia te comento: lo que me resulta sospechosa es tu actitud ante los problemas de la vida y el método restrictivo que aplicas como investigador, es que alguien que ya está tan seguro de sus afirmaciones no me cierra que siga ocupándose. ¿Porque investigar algo que siendo contingente carece de sentido, y de lo cual se tiene una absoluta certeza?). ¿?
Saludos

1149.Publicado por Aurelio Grande el 13/04/2011 18:01
Hola Marcos-
El hombre existe porque así debe ser, los mismos hechos de su existencia ya le otorgan el 100 % de probabilidad - ¿dime como refutas esto?

No se de que alejamiento hablas, una cosa es el efecto Doppler (una analogía extraida de la propagación del sonido), y otra son los hechos; que nos demuestran una gran estabilidad en la dinímica del universo observable.

La trascendencia del hombre está fundada en la reproducción de los individuos en función de la especie; y con ello, la progresión histórica - de sus ideas.

Respecto a la naturaleza energética del sol y las estrellas, en este punto nada puedo hacer a la distancia; tendría que enseñarte la fenomenología física con sus principios y propiedades (está explicado de alguna manera en mi anteúltimo libro, pero no puedo enviartelo tan fácilmente).
Saludos

1148.Publicado por Jorge iniesta el 13/04/2011 15:58
Tanto el antiguo testamento como el nuevo están absolutamente lleno de antropomorfismos. La idea de que dios hizo al hombre a su imagen y semejanza es el resultado de una hipervaloración del hombre. O sea, que dios tiene el aspecto de un ser humano: barba, genitales, uñas en las manos y en los pies, etc. ¿Por qué creeis que tenemos pelo en todo el cuerpo, uñas en las manos y en los pies, cejas? Porque hemos evolucionado de los autralopitecus y de los parántropos. El antepasado común a los chimpancés y los humanos vivio hace 5.5 millones de años. No somos más que animales con una inteligencia capaz de crear artefactos materiales y culturales. Nuestra condición raciomorfa permite el uso y manipulación de piedras y su conversión en útiles líticos que es el principio de la cultura material y social..

1147.Publicado por Marcos el 13/04/2011 14:10
Mariano:

Perdona por las preguntas de mi comentario 1131; he visto en el 1129 que afirmabas que las propiedades espirituales del hombre residen en el cerebro. Estos días estoy un poco liado y apenas tengo tiempo de leer todos los comentarios.

Entonces, si las cpacidades emocionales e inteelctuales del hombre residen en el alma -y la pregunta que sigue ya se hizo, pero no recuerdo una respuesta contundente- , ¿qué les sucede a las personas que sufren accidentes cerebro-vasculares?

Un saludo.

1146.Publicado por Marcos el 13/04/2011 14:06
Aurelio:

Retomo asuntos que empezamos en otros comentarios.

La afirmación "el ser humano es contingente" no refuta los hechos; el ser humano existe, pero pudo no hacerlo. ¿También pones en duda que sólo puede existir vida si se dan las condiciones adecuadas?

¿Niegas el "Big Bang"? ¿Cómo se explica el alejamiento de las galaxias, el efecto Döppler, el corrimiento al rojo y esas cosas de las que hablan los astrónomos y los astrofísicos? Si no hubo un "Big Bang", ¿qué hubo?

Creo que tú concibes algo trascendente (en un comentario anterior lo deducías de la continuidad de la especie). ¿Con qué argumentos demuestras esa trascendencia?

La explicación sobre el agotamiento del combustible de las estrellas, ignorante como soy, me ha parecido muy interesante; pero esto no prueba nada trascendente.

Por cierto, a mí me gustaría, si al final no lo vemos publicado aquí, que me enviaras ese artículo en el que desarrollas tus reflexiones.

Un saludo.

1145.Publicado por Jorge iniesta el 13/04/2011 09:36
1145.Publicado por Aurelio Grande el 12/04/2011 23:26


Aurelio: me alegro que no seas creyente en dios.
La postura tuya la tuve yo hace tiempo pero descubrí que no existe ningún dios por las antinomias que existen entre los atributos de dios postulados por los sacerdotes y teólogos y la realidad del mal o de lo malo ya no sólo en el hombre sino en la misma naturaleza

Yo me dedico a investigar que es lo que más me gusta. Antes era coordinador de investigaciones sociológicas y profesor en la universidad de Alicante.

1144.Publicado por Aurelio Grande el 12/04/2011 23:26
Jorge, no temas por mí, no tengas miedo de que pueda estar poseído por esos espíritus a los que tú tanto temes y detestas; yo solo soy un observador analítico prudente de una realidad que todavía desconozco en sus aspectos más profundos, siempre escucho todas las voces para enriquecer mi experiencia, incluso aquellas que algunas veces tratan de actuar sobre mis ideas para llevar agua a sus molinos. Y si de algo estoy seguro, es de que debo hacer todo lo posible por controlar la situación sin que ella condicione mis pensamientos y reflexiones - no soy un fanático de ningúna estructura ideológica porque sospecho de antemano que siempre serán el producto de un defecto determinado por la parcialidad.
Creo no me has dicho a que te dedicas, tal vez no puedes?

Saludos

1143.Publicado por Jorge iniesta el 12/04/2011 21:02
1143.Publicado por Aurelio Grande el 12/04/2011 20:18


Aurelio: nadie ha dicho que la ciencia lo sepa todo. La ciencia está en un estado de conocimiento determinado. Podemos decir que la ciencias hoy sabe más que en época de Galileo o Kepler. ¿O vas a negar los avances de las diversas ciencias? No tenemos conocimiento absoluto de la realidad, lo que tenemos son estadios de conocimiento tanto en la ciencia normal como en la revolucionaria. Si se encuentra una Teoría del Todo conoceremos mucho más del universo


Mucho me temo que tú eres un creyente en dios. Los creyentes en dios no saben qué es dios, no saben qué es el cielo; dónde está dios, donde está el cielo, los ángeles.los arcángeles, las potestades, el diablo, etc. NO tienen ni idea. Se limitan a decir que dios existe por una cuestión psicológica y de replicación social. Un verdadero desastre. Si no fuera por la ciencia moderna comenzada en el siglo XVII estaríamos todavía en la Edad Media cristiana, esa que tanto les gusta a los obispos y cardenales


1142.Publicado por Aurelio Grande el 12/04/2011 20:18
Jorge
Esa hipotética realidad científica de la que tanto hablas es la misma que la física trata de justificar y no puede, como por ejemplo la masa de la materia y la naturaleza dual de la luz; la difracción, la fenomenología del movimiento, la raíz de los números negativos, la relación diám. circunf., la infinitud y los límites, etc., entre otros muchos otros enigmas que tú, curiosa y milagrosamente no tienes.
A propósito, ya que tanto preguntas, ¿tú a que te dedicas?
Saludos.

1141.Publicado por Jorge iniesta el 12/04/2011 16:50
Aurelio: los elementos de avance de las ciencias pueden ser consultados en libros y revistas y en conferencias; etc. El cristianismo viene diciendo prácticamente el mismo cuento desde hace 2011 años nada menos. Por cierto, una fatídica fecha para separar la historia en dos mitades.

1140.Publicado por Jorge iniesta el 12/04/2011 16:46
No quiero fastidiarte Jorge, sigo tu propio método, exigir pruebas para justificar las afirmaciones.


Aurelio: las pruebas las encontrarás en los libros de evolución

Hay un abismo infranqueable entre las aserciones de la religión y las aserciones de la ciencia que es capaz de eliminar el error progresivamente. La ciencia trata del conocimiento de la realidad; la religión trata de la existencia de un dios que no ha sido probada de ninguna de las maneras. A la religión no le interesa eliminar el error porque el concepto de dios es un concepto de base cultural y psicológica. De ahí que la religión no use ningún método científico. El creyente necesita como el aire que respira la existencia de dios; una cuestión de la psicología Por eso la mayoría de las religiones y sectas (el catolicismo es una secta con más gente) son proselitistas

Por cierto; además de dar clases a adultos ("mis otras ocupaciones ya las sabes") y escribir en este foro: ¿haces algo más? ¿Tus libros? ¿alguna otra cosa?

1139.Publicado por Leandro el 12/04/2011 13:42
Aqui os remito un sitio en el que Javier Monserrat ha publicado un estupendo trabajo sobre Hawking que puede ser visitado.. Todavia no tiene sitio para comentarios pero ya lo tendrá.. Saludos y adelante

1138.Publicado por Aurelio Grande el 12/04/2011 13:13
No quiero fastidiarte Jorge, sigo tu propio método, exigir pruebas para justificar las afirmaciones.

Marcos-
Lo que ocurre dentro del Sol y las estrellas en general, hoy ya no es algo que pueda ser considerado concluyente, el proceso de fusión nuclear es demasiado rápido (y exponencial), para que pueda durar tanto tiempo; es que una vez encendido el combustible (H), la reacción crece de manera ilimitada en tiempo y espacio - si los tiempos fuesen los que se mencionan, el sol ya estaría completamente consumido - o por lo menos, apagado.

Detrás de los argumentos evolutivos está el problema de la determinación y la contingencia, que se relaciona con lo posible y lo probable; siendo estos últimos conceptos, derivados de la incertidumbre postmoderna. Mira, es muy compleja la explicación detallada, pero las cosas son más o menos así; es que el mayor inconveniente está en un contenido agregado que luego representa un interés ideológico irracional (que se presenta de muchas maneras, por ejemplo, una lucha extremista entre la religón y el ateismo).

Saludos

1137.Publicado por Aurelio Grande el 12/04/2011 00:56
Jorge, supongo que ya te habrás percatado que lo de A. France fue un error involuntario, creo si no me equivoco (porque en este momento no me acuerdo exactamente) que pesaba algo así como 1050 grs., también supongo que eso tu lo sabes.
Mira, respecto de la hipotética evolución cerebral, y de la evolución en general (Darwin - teoría sintética - biología evolutiva, etc.), tengo algunos libros, de autores varios que obviamente conocerás, algunos de la ex. URSS, como un tal Oparin, Maynard, Monod, Huxley, etc., tambien apuntes de la universidad sobre paleoantropología y cosas por el estilo; pero no, sucede que en ninguno se explica el proceso positivo que va desde lo imperfecto hacia lo perfecto - y lo único que se puede rescatar es una explicación acerca de la especialización como el origen de las habilidades que hacen la diferencia en los grupos preactuales - pero insisto, esto es una referencia funcional, y lo que yo quiero que me expliques es la evolución del soporte, la forma - es cierto que se mancionan algunas ideas sobre las estructuras centrales que sirvieron de soporte a la corteza como un instrumento periférico de la actividad superior, aunque igualmente no me cierra. Tampoco a los antropólogos, ¿donde está el eslabón perdido? o en realidad es que nunca existió.
No soy maestro de infantes, solo de algunos adultos - no muchos; mis otras ocupaciones ya las sabes.
Saludos

1136.Publicado por Jorge iniesta el 11/04/2011 20:14
Aurelio: ¿tú que eres, maestro de escuela infantil o primaria?

1135.Publicado por Aurelio Grande el 11/04/2011 19:23
Perdón, respecto al cerebro de Anatole France, quise decir poco más de 1 kilogramo-

1134.Publicado por Jorge iniesta el 11/04/2011 18:53
Oye Jorge, cual es el mecanismo por el cual el cerebro del animal llegó a convertirse progresivamente en humano


No me fastidies Aurelio; eso lo encontrarás en un buen libro de evolución humana.

Y como es que justificas la inteligencia en función del crecimiento cerebral

Vaya tela Aurelio: desde el proconsul, pasando por los parántropos, los australopitecus y los Homo el crecimiento del cerebro ha sido incesante hasta alcanzar los 1.300 c. cúbicos como media del Homo sapiens.

Aurelio: no tienes ni idea de paleoantropología; no es culpa mía, lee los buenos libros que hay sobre el tema.

1133.Publicado por Jorge iniesta el 11/04/2011 18:19
Mariano: escribiré el texto de Popper donde ataca a Platón y a Aristóteles su discípulo

1132.Publicado por Aurelio Grande el 11/04/2011 16:26
Oye Jorge, cual es el mecanismo por el cual el cerebro del animal llegó a convertirse progresivamente en humano, y luego en lo que es hoy?. Y como es que justificas la inteligencia en función del crecimiento cerebral; creo que la craneometría ya ha sido descartada por la misma ciencia que tu dices practicar; hubo según parece, homínidos muy primitivos cuyo peso cerebral era de más de dos kilogramos, y hombres como Anatole France, que a pesar de su inteligencia, apenas superaban los dos kilogramos, ¿como lo explicas?
No vengas con chicanas; intenta alguna vez demostrar seriedad.
Saludos

1131.Publicado por Marcos el 11/04/2011 15:32
Aurelio:

Leo en otro de tus comentarios la afirmación de que los científicos dudan sobre el funcionamiento de las estrellas. Te ruego expliques someramente en qué consisten esas dudas y cuál es el verdadero funcionamiento de los cuerpos celestes.

Saludos.

1130.Publicado por Marcos el 11/04/2011 15:26
Mariano:

Permíteme que retomemos el asunto del alma.

Hay dos posibilidades:

1. Las capacidades intelectuales y emocionales del hombre se ecnuentran en el alma.

2. Las capacidades intelectuales y emocionales del hombre se ecuentran en el cererbro, y el alma las organiza.

¿Cuál es en tu opinión la verdadera afirmación?

Un saludo.

1129.Publicado por Marcos el 11/04/2011 15:22
Aurelio:

En tu comentario 1112 escribes lo que sigue:

Defiendes las teorías evolucionistas sin tampoco haber sido testigo de los acontecimientos mencionados (la prueba fáctica) y sin conocer la verdadera historia que se esconde detrás de sus argumentos (que como filósofo deberías saberlo).


¿Cuál es la verdadera historia que se esconde detrás de esos argumentos?

Un saludo.

1128.Publicado por Mariano el 11/04/2011 13:39
Para Jorge iniesta - 1125 -
Afirmas que "el cerebro humano no tiene propiedades espirituales"
Respondo: es verdad, porque las propiedades espirituale pertenecen al alma, no al cerebro
Afirmas que las propiedades espirituales son "sólo una cuestión de la bioquímica del cerebro"
Respondo : eso es falso. Es otra de tus mentiras, que te inventas para tratar de eliminar todo lo espiritual de este mundo, y que seguramente has copiado de alguino de esos escritores sinverguenzas que te gusta tanto leer para autoengañarte. No hay ni una sola prueba científica de que el amor, el perdón, la inteligencia, la imaginación, la creatividad, artística, científica y tecnológica, y la precotnición, etc. sean producto de la bioquímica del cerebro. O sea, que mientes descaradamente.
La opinión de Popper, al que conocí personalmente y me animó a seguir con mi investigación, era que la ciencia no debe ni puede investigar la existencia o inexistencia de Dios.
Precisamente, en la conferencia que dió en la Universidad Complutense de Madrid (conservo el documento de los textos y las ponencias) afirmó lo contrario que tu dices, es decir, él sentía que tenía un alma espiritual.
El apoyo de Karl Popper (filósofo y sociólogo, fallecido en 1994) a mi teoría, se debe a que la teoría de Popper sobre la evolución de la Ciencia, el Falsacionismo, se vería muy reforzada si las teorías de Einstein se descubriesen equivocadas, que es una de las conclusiones que yo describo en mi libro, pues deduzco que la velocidad de la luz no es una constante universal y que las leyes de la curvatura de la trayectoria aparente de la .luz están en contra del Principio de Equivalencia de la Teoría General de la Relatividad.
Hasta más ver

1127.Publicado por Jorge iniesta el 11/04/2011 11:38
Pondré un ejemplo que como otros muchos refutan la existencia de dios. Los primeros Homo, el Homo habilis vivian en condiciones absolutamente terrible: No había un dios providencial que los protegiese. Durante millones de años hasta llegar al Homo sapien sapiens los diferentes Homo tuviero que sobrevivir como podían. No había ningún dios que los ayudase. Estos Homo, ante la terribles condiciones que tenían que soportar a diario desarrollaron progresivamente un cerebro cada vez mayor. Con este cerebro y con su condición raciomórfica pudieron fabricar útiles de piedra para cortar la carne. Es plausible que estos varios tipos de Homo tuviesen que recurrir al carroñeo para poder sobrevivir. No había ningún dios que les ayudase. Se desarrolló las ideas de espíritus (Tylor) y sólo hace unos pocos miles de años a la idea del gran espíritu: dios. Dios hacía soportable la existencia del Homo sapiens al igual que el animismo espiritualista hacía soportable la supervivencia de los Homo más primitivos. Hay una línea roja que va del espiritualismo animista hasta la idea de dios de los cristianos o los musulmanes o los judíos o las múltiples religiones que tienen a dios como ser supremo.

1126.Publicado por leandro el 10/04/2011 18:58

Aporto al foro esta nota que he mandado al periódico CORDOBA.. No es para distraer del tema, sino para aportar otros elementos..

Martin Rees, un astrofísico ateo recibe un premio religioso

LEANDRO SEQUEIROS

El astrofísico británico Martin Rees, que se profesa ateo, ha recibido el premio Templeton que premia a personas que han “hecho contribuciones excepcionales sobre la dimensión espiritual de la vida,” normalmente a científicos que estudian la frontera entre la religión y la ciencia. Con anterioridad había sido concedido a la Madre Teresa de Calcuta, a Chiara Lubich, a Alexander Solzhenitsyn, a Roger de Taizé y en 2010 al biólogo español Francisco José Ayala.
Este premio lo concede la poderosa Fundación fundada por John Templeton, que en 1998 creó la red de Metanexus. Esta red conecta más de 300 grupos distribuidos por todo el mundo cuyo objetivo es investigar y difundir el mensaje de que es necesario tender puentes entre las fronteras de las ciencias y las religiones.
Los que estamos conectados en esta red, no podemos menos que alegrarnos por la concesión de este premio, considerado de mayor cuantía económico que el Nobel: 1.600.000 dólares. El documento oficial lo concede a Martin Rees sus “profundos conocimientos sobre el cosmos que han suscitado cuestiones vitales sobre las mayores esperanzas de la humanidad y sus peores temores.”
Martin Rees, nacido en 1942, obtuvo su doctorado en Física por la Universidad de Cambridge en 1967. En la actualidad es profesor de Cosmología y Astrofísica en dicha universidad. Dentro de sus líneas de investigación se encuentran la astrofísica de altas energías y la formación de la estructura del Universo.Ha estudiado el papel desempeñado por la materia oscura en la formación y propiedades de las galaxias mediante la simulación informática y la distribución de los cuásares y su relación con los agujeros negros. Ha publicado más de quinientos artículos y siete libros, cinco de ellos de divulgación científica.
Rees fue galardonado en 1987 con la Medalla de oro de la Real Sociedad Astronómica; en 1989 con el Premio Balzan; y en 2005 con el Premio Crafoord. Tiene un escaño en la Cámara de los Lores y fue presidente desde 2005 hasta noviembre de 2010 de la Royal Society, la institución científica más antigua y prestigiosa de occidente. Ha escrito numerosos libros y artículos sobre las cuestiones filosóficas planteadas por la cosmología y la física de los primeros instantes del universo, así como sobre las actividades humanas que determinarán el futuro de la Tierra.
Rees, que confiesa que no es religioso, ha afirmado que nunca soñó con ser un ganador de este premio, teniendo en cuenta a quiénes había sido concedido en ocasiones anteriores. Ahora que ha sido galardonado con este premio se ha atrevido a confesar que sus contribuciones sobre la filosofía y la ética en la investigación científica podrían estar “inspiradas” por las contribuciones de la religión a las artes. Uno de sus últimos libros publicados en castellano es Nuestra hora final: ¿será el siglo XXI el último de la humanidad? en el que reflexiona sobre el futuro de la humanidad en este planeta.
En un comunicado de prensa, la fundación destacó el trabajo Rees, destacando que las “grandes cuestiones” que él ha formulado - “¿Cuál es el tamaño del universo? ¿Cómo surge la materia? ¿Cuál es el futuro de la humanidad?” - están dando una nueva forma decisiva a consideraciones filosóficas y teológicas que afectan a temas centrales sobre el sentido de la vida. Rees, desde su postura no religiosa, postula un rearme ético y espiritual para salvar el planeta. Tal vez a más de un lector pueda sorprenderle esta cuestión. Pero en estos años son ya varios los ateos que, sin creer en Dios, afirman la necesidad de la espiritualidad. Tal vez sea de interés seguir el hilo de las ideas de este científico que dirige también su mirada a otros campos humanizadores.



1125.Publicado por Jorge iniesta el 10/04/2011 15:25
Leandro: Un saludo y bienvenido. Yo he leído de Martin Rees Antes del principio. El cosmos y otros universos

1124.Publicado por Jorge iniesta el 10/04/2011 15:23
hasta llegar al cerebro del hombre con sus propiedades espirituales

Mariano: el cerebro humano no tiene propiedades espirituales; es sólo una cuestión de la bioquímica del cerebro. Lo espiritual no existe; no hay un mundo espiritual separado de la energía-materia. Es el único mundo que existe. Ya Popper atacó a Platón como creador "moderno" del dualismo ontológico en uno de sus escritos. De hecho, el dualismo ha existido siempre desde la especie Homo y quizás antes. Según Popper esto ha sido una calamidad para la cultura y la sociedad. Lo que se llama el espíritu, lo espiritual no tiene existencia objetica, sólo es un pensamiento en tu mente

1123.Publicado por Jorge iniesta el 10/04/2011 14:29
Alberto: si has seguido todo el debate (más de 1000 escritos) sabrás perfectamente lo que pienso acerca de dios, el cielo, etc.

1122.Publicado por Mariano el 10/04/2011 13:56
Para Jorge Iniesta
He hecho un esfuerzo y me he vuelto a leer todas tus afirmaciones acerca de la evolución. La conclusión que he sacado es que te has alucinado con los autores que se dedican a escribir libros escandalosos sobre la evolución, que son los que más venden, como hace Hawking y algún otro.
Darwin observó que había especies del mismo animal pero con diferentes colores, tamaños etc. y concluyó que los animales habían evolucionado por adaptación al ambiente o a sus circunstancias físicas. En el norte (blanco de nieve y hielo) subsistieron los zorros blancos, los osos blancos y los hombres blancos, rubios y con ojos azules, pues aquellos que no tenían esas propiedades se distinguían y fueron devorados por otros. En el sur, sussistiron los zorros pardos, los osos pardos y los hombres oscuros, de pelo begro y ojos negros, pues aquellos que no tenían esas propiedades se distinguían y fueron devorados por otros.
Se conoce la transformación del animal a hombre por la secuencia de los dientes encontrados en los yacimientos. El hombre va perdiendo los colmillos de animal porque utiliza las manos para comer. Hay una ley biológica que dice que el desuso de un miembro hace que este desaparezca, tal y como sucedión con el rabo de nuestro ancestro. Nos queda todavía un huesecillo como recuerdo.
Se han realizado experimentos con mariposas de diferentes colores y claridades,y se ha comprobado que, en un tiempo bastante corto, han subsistido las que se podían camuflar (mimetismo)
El mimetismo ha salvado a muchas especies. Las liebres y los conejos tienen la panza blanca pues es una parte de su cuerpo que está en sombra y así su cuerpo se confunde con el terreno. Se han estudiado infinidad de espacies diferentes y se ha encontrado una explicación mimética, o de defensa de enfermedades, de sus diferencias físicas externas.
Los africanos tienen narices cortas y anchas y labios gruesos. Los nórdicos tienen narices largas y labios delgados. El calor en Africa hace que el aire penetre caliente en los pulmones. Cuanto más corta y más ancha sea la nariz, menos se recalienta el aire al entrar. Al pasar el aire por el sudorcillo de la zona del bigote se refrigera y penetra fresco a los pulmones. Mojar la mano con un poco de agua templada y soplar sobre dicha zona, veréis como se refresca la mano.
A los nórdicos les pasa todo lo contrario. El aire penetra excesivamente frio a los pulmones, por lo que necesita más tiempo de permanencia dentro del conducto de la nariz para calentarse, lo cual se soluxiona con una nariz más larga. El aire no debe refrigerarse con el sudorcillo del bigote, por lo que los labios son finos,
Y así han evolucinado los cuerpos de los hombres y los animales.
Pero, ningún investigador ha podido explicar ni la aparición de la vida celular, el caldo genético primigenio, ni la evolución del derebro animal hasta llegar al cerebro del hombre con sus propiedades espirituales.
Hay una pregunta que los "evolucionistas para todo" no pueden explicar: ¿Porqué la evolución no siguió transformando cerebros animales en cerebros de homo sapiens, y se limitó a unos pocos, o, según algunos especialistas, a una sola madre africana de la que desciende toda la humanidad?
Anda Jorge, busca en alguno de tus maravillosos libros a ver si encuentras la respuesta. En los mios no lo mencionan.
Hasta más ver

1121.Publicado por leandro el 10/04/2011 12:47
He encontrado siete articulos en Tendencias21 en los que se habla de Martin Rees. Os adjunto el último de ellos.

1120.Publicado por Leandro el 10/04/2011 12:43
Perdonad si irrumpo en el diálogo entre vosotros. Pero acabo de enterarme de que la Templeton foundation ha concedido el Templeton prize 2011 al astrónomo Martin Rees, amigo de Stephen Hawking.. Aún no tengo apenas datos, pero creo que merece algún comentario por nuestra parte.. Un cordial saludo a todos

1119.Publicado por Jorge iniesta el 10/04/2011 10:08
1118.Publicado por Aurelio Grande el 09/04/2011 21:36

Aurelio: si crees que la teoría del Big Bang es falsa y que la evolución es también falsa, ¿qué crees que es verdadero?

1118.Publicado por Jorge iniesta el 09/04/2011 22:11
La creencia en la existencia de un dios como espíritu no es más que la evolución conceptual del animismo. En el animismo todo está lleno de espíritus; y dios no es más que el gran espíritu. El viejo cerebro evolucionado a partir de otras especies de Homo sigue perviviendo todavía

1117.Publicado por Aurelio Grande el 09/04/2011 21:36
Jorge, no lo tomes a mal pero estás hablando pavadas sin fndamento y ni siquiera sientes vergüenza - si cuando ocurrieron aquellos hipotéticos acontecimientos naturales no había nadie para tomar registros de ellos, ¿como saben ahora que realmente ocurrieron?. (Y no me vengas con toda la chachara de siempre - que en uno de mis libros están bien analizadas y refutadas)
Todos tus argumentos tienen igual o menos justificación que los relatos bíblicos, porque la ciencia necesita pruebas concretas para diferenciarse de la fe religiosa; que por sus mismos principios, no las necesita. En caso de no haberlas, que es exactamente el caso, el discurso científico es más de lo mismo.
'Y que quede bien claro el asunto, no comparto ninguna de estas posturas extremas, solo trato de poner las cosas en su lugar para luego razonar sin prejuicios, apariencias o dudosas sujerencias de origen espurio - a mi lo único que me interesa es acercarme a la verdad, los otros intereses desaparecen con la misma finitud de todo lo que siendo en un momento, inexorablemente habrán de perecer (además nunca pueden poseerse porque siempre será ajenos).
Espero algún gesto inteligente de tu parte -
Saludos-

1116.Publicado por Jorge iniesta el 09/04/2011 21:04
1111.Publicado por Mariano el 09/04/2011 14:19

Mariano: todo eso de tu dios, del espíritu, del cielo; etc, surge en tu mente porque le tienes miedo a la muerte y porque te da placer psicológico y seguridad psicológica pensar que hay un dios providencia que cuida de ti y cuidará de ti en el más allá. Aunque este placer y seguridad psicológica son estados bioquímicos de tu cerebro y por lo tanto son sentidos como tal el precio que tienes que pagar `por ello es la mentira de un dios inexistente. Y deberías amar la verdad y no la mentira como científico que eres; sin emabargo amas la mentira, no la verdad; te rindes en un servilismo total ante un dios que no existe. Sólo hay un mundo y éste es el universo (y cabe la posibilidad porque los cosmólogos están investigando en este sentido) que la realidad total sea un conjunto infinito de universos

1115.Publicado por Jorge iniesta el 09/04/2011 20:26
Jorge, JorgeSe te ve el pelo, sabía que no resonderías aninguna pregunta, como siempre. Era d... Autor : Alberto


NO ha salido en pantalla tu escrito Alberto

1114.Publicado por Alberto el 09/04/2011 20:26
Jorge, Jorge
Se te ve el pelo, sabía que no resonderías a ninguna pregunta, como siempre. Era de esperar de alguien que toma la postura cómoda, cobarde y prejuiciosa del que no se quiere mojar.
Llevo un tiempo siguiendo este hilo y la conclusión que saco es que tu discurso, tu argumentación es bastante defectuosa; pretende utilizar el efecto acumulativo, usas el sesgo de autoservicio, aplicas el principio de vulgarización y el de orquestación, caes en el prejuicio de desconfirmación y el prejuicio de socio, cometes la ilusión de entendimiento asimétrico e incluso apelas al miedo.
Por supuesto usas la imprecisión intencional.

1113.Publicado por Jorge iniesta el 09/04/2011 19:37
Para negar la existencia de Dios, el alma, etc., y poner contra la pared a los creyentes, les pides pruebas concretas, visibles, tangibles y hasta topológicas

Vamos a ver Aurelio: efectivamente, pongo contra la pared a los creyentes en su dios para que se den cuenta de las extraordinarias contradicciones en que caen como se ha visto de forma sorpendente con Mariano


en cambio, para demostrar tus hipotéticos argumentos científicos no haces lo mismo.

Mis argumentos están basados en libros serios de otros investigadores y en mis propias síntesis. Eso es una práctica común en la ciencia: Newton: "si he visto más lejos es porque he estado subido a lomos de gigantes". La ciencia es una labor colectiva; no se parte de cero sino del conocimiento acumulado. Y de lo que yo hablo es de elementos de la realidad; realidad que es investigadas por las diversas ciencias.

1112.Publicado por Jorge iniesta el 09/04/2011 19:28
Hablas acerca del Big Bang como si lo hubieras presenciado en vivo y en directo,

Pero Aurelio, hombre: ¿cómo voy a poder presenciar el Big Bang si yo no existía cuando sucedió? No había ninguna forma de vida que pudiese presenciar eso. El Big Bang se deduce de cosas como la expansión acelerada del universo, la radiación de fondo de microondas de 3 grados Kelvin descubierta por Penzias y Wilson y otras cosas como la constante de Hubble y el uso de alta matemática

Defiendes las teorías evolucionistas sin tampoco haber sido testigo de los acontecimientos
mencionados


Idem de lo mismo. SI la investigación científica se tuviera que reducir a contemplar el Big Bang y la evolución (que por cierto se ha visto actuar claramente en presencia de investigadores; libro: El pico del pinzón) la ciencia cosmológica no habría avanzado casi nada y los mismo para la biología evolutiva. Yo he leido el libro Análisis Evolutivo, ahora, si quieres, lo lees tú

1111.Publicado por Aurelio Grande el 09/04/2011 16:59
Para Jorge-
Tienes un problema lógico y personal en tu manera de pensar y discutir, no eres consecuente con tus métodos de análisis - para criticar las ideas ajenas y diferentes usas una lógica, y para justificar las tuyas recurres a otra; además, no creo que esto sea justo ni honesto – ni siquiera para ti, porque como miembro de aquello que se llama ciencia natural, te deja muy mal parado.
Para negar la existencia de Dios, el alma, etc., y poner contra la pared a los creyentes, les pides pruebas concretas, visibles, tangibles y hasta topológicas; en cambio, para demostrar tus hipotéticos argumentos científicos no haces lo mismo.
Hablas siempre por boca de otros, lo cual es por lo menos una temeridad, mencionas libros, personajes y teorías que tu nunca has investigado (y cuya idoneidad no pones en duda), y mediante un acto de ciega creencia, afirmas y confirmas que se trata de una verdad comprobada científicamente; y que todos deberían creer sin necesidad de recurrir a cualquier verificación.
Hablas acerca del Big Bang como si lo hubieras presenciado en vivo y en directo, viendo solo lo que quieres ver; y por ello, librar una batalla como si se tratase de tu propia lucha. No admites más que lo que te has/han, instalado en tu conciencia – de la misma manera que lo que criticas en los otros. Los cosmólogos y los físicos están cada vez más confundidos con el mismo concepto de la materia y sus propiedades; de ahí en más, que puedes creer de las teorías que de ello dependen.
Defiendes las teorías evolucionistas sin tampoco haber sido testigo de los acontecimientos mencionados (la prueba fáctica) y sin conocer la verdadera historia que se esconde detrás de sus argumentos (que como filósofo deberías saberlo).
Hasta hoy, no se ha comprobado que alguna mutación en los individuos provoque cambios significativos en la especie, esto lo dicen claramente los evolucionistas (los serios, no los constructores de best sellers); insisto, hay que saber informarse, y para no quedar afuera del contexto, siempre es necesario escuchar al otro. (La evolución no es un hecho, es un problema sin solución, y su análisis es muy contradictorio, cada 10 años cambian sus argumentos – además de la teoría sintética, hay media docena de teorías diferentes; infórmate bien).
Si recuerdas los estudios universitarios, sabrás que hay autores a los que nunca hay que creerles, porque cualquier hipótesis es solo una opinión que dura hasta que aparece algo mejor; siempre de debe recurrir a lo clásico y al razonamiento lógico consecuente – y esto es fundamental, ya que cualquier otra metodología es una herramienta ideológica cuya finalidad “nunca” es la búsqueda de la verdad.
Saludos

1110.Publicado por Mariano el 09/04/2011 14:19
Para Jorge iniesta - 1110 -
No se lo que te pasa. O no tienes memoria o no te interesa tenerla.
Yo ya he respondido a todas tus preguntas.
Dios permite el mal en el mundo porque creó unos seres con libre albedrio, que podían hacer el bien o el mal, incluso en contra de los deseos de Él mismo. Dios no es malo por eso, pues lo único que demuestra es el inmenso poder de Dios. Lo que si es evidente es que tu opinión o criterio sobre estas cuestiones ni a mi ni a Dios nos interesan un comino.
Esto ya está discutido y aclarado, pero a ti no te interesa todo aquello que derrumba tus argumentos.
Te autoengañas cuando achacas todas tus quejas y problemas a los pecados de los miembros de las iglesias, alegando que son sociedades dedicadas a engañar a los creyentes para sacarles el dinero. No creo que nadie inteligente lo duda. Tendrán su castigo.
Pero eso no quiere decir que todos los miembros de las iglesias sean malos. Pues iglesia somos todos los creyentes, no solo los jerarcas. Seguro que si volviera Jesucristo a la Teirra echaría a latigazos a la mayoría de los jerarcas.
Los planes de Dios para la humanidad están expresados clarísimamente en las Bienaventuranzas.
En el universo creado por Dios, hay dos sustancias : la material y la espiritual, y dos lugares el universo físico y el estado espiritual o Cielo.
Porque no solo hay materia, también hay espíritu, amor perdón, inteligencia, imaginación, creatividad, precognición, etc. Estas propiedades son espirituales, por mucho que tu pretendas engañar al personal diciendo que todo es pura evolución de la materia. No te creeré, ni me convencerás.
Nunca podrás quitarte la conciencia de ti mismo.
Hasta más ver.

No solo de pan vive el hombre.

1109.Publicado por Jorge iniesta el 09/04/2011 10:17
Es muy curioso lo que les pasa a los creyentes en un dios. No se hacen las preguntas de dónde está dios, qué es dios, donde está el cielo, etc. Deben de sentir un gran placer psicológico en creer en una providencia completamente incompatible con los hechos del mundo donde hay gran maldad, el mal o como se lo quiera llamar. Toda la realidad tira por tierra la existencia del dios y sin embargo siguen y siguen empecinadamente en creer que existe un dios que los ama y los protege.

1108.Publicado por Jorge iniesta el 09/04/2011 09:55
Pero Aurelio hombre: la evolución es un hecho científico. Ahí está el análisis evolutivo para demostrarlo.
En cuanto a la cosmología, la teoría del big bang parece bien establecida aunque siempre puede haber una revolución científica en ese sentido frente a la ciencia normal

1107.Publicado por Jorge iniesta el 08/04/2011 08:59
En efecto Alberto: te pregunto dónde está dios y dónde está el cielo. Porque si existen deben estar en alguna parte

1106.Publicado por Aurelio Grande el 08/04/2011 01:14
Jorge-
Exactamente, las cosas cambian de lugar para que todo siga igual - porque a pesar de las apariencias, nada nuevo bajo el Sol

1105.Publicado por Alberto el 07/04/2011 14:53
1101.
¿Cuando preguntas si soy creyente con que intención lo preguntas?
¿Me preguntarás ahora donde está y que es Dios? ¿Preguntas con sana y recta intención o como debunker?
El término creyente puede ser muy amplio. Uno puede ser creyente en muchas cosas. También tu eres creyente de todos los autores ateos que lees. Me parece que eres tan creyente que incluso eres un fundamentalista ateo. ¿Estás orgulloso de ser ateo?
Habrás leído muchos libros, pero no se te olvide que el mucho conocimiento envanece. Y, como dice Aurelio, se percibe cierta soberbia y estrechez mental en tus comentarios.

1099.
¿Te interesa la verdad o "tu verdad"? ¿Los ateos tenéis el monopolio de la verdad?
¿Qué interés hay en que el ateísmo sea la verdad? ¿La imposición de un pensamiento único?
¿La concepción antropológica atea del ser humano?
¿Quieres hacernos por fin libres? ¿Los ateos sois los amos de la libertad? ¿Qué es libertad?
¿Ser esclavo de la razón es ser libre?
¿Entiendes la diferencia entre entender y aceptar?
Muchos de los actuales fanáticos neoateos se creen una clase de "brillantes" al estilo de los "brillantes" intelectuales de la Ilustración.

1090.
Lo mismo Jorge y Marcos están conpinchados, como otros ateos cuando entran en un blog o foro de creyentes a insultar.

1104.Publicado por Jorge iniesta el 07/04/2011 14:07
¿Cuales nuevas especies?
¿De que estás hablando?


Aurelio: si la evolución no ha generado nuevas especies ¿qué es lo que hace que en la Tierra haya millones de especies?

[Cual es mi modelo cosmológico?
El que veo cuando miro al cielo, acaso hay mejores evidencias?



¿quieres decir que el universo siempre ha sido el mismo; que no tiene un origen y una evolución?
Saludos ]b

1103.Publicado por Aurelio Grande el 07/04/2011 13:28
Jorge-
¿Cuales nuevas especies?
¿De que estás hablando?
Porque si te refieres a la ingeniería genética, tus argumentos estan quebrados.
Realmente, has estudiado bien el tema, en especial el modelo clásico de la arquitectura genética?

Cual es mi modelo cosmológico?
El que veo cuando miro al cielo, acaso hay mejores evidencias?
Saludos

1102.Publicado por Jorge iniesta el 07/04/2011 10:17
La crítica de Wilson a la alta crítica fue tan poderosa que nunca le respondieron.


Alberto: dime en que libro de Wilson escribe sobre la veraciudad del at y del nt.

1101.Publicado por Jorge iniesta el 07/04/2011 09:30
Jorge, Kant no tiene nada que ver con eso, ¿estás seguro de saber o comprender lo que te estoy diciendo?


Aurelio: seguramente no lo comprendo. Vuelve a explicármelo de la mejor forma que consideres.

1 ... « 2 3 4 5 6 7 8 » ... 27
Nuevo comentario:
Twitter

Los comentarios tienen la finalidad de difundir las opiniones que le merecen a nuestros lectores los contenidos que publicamos. Sin embargo, no está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o internacionales, así como tampoco insultos y descalificaciones de otras opiniones. Tendencias21 se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere no se ajustan al tema de cada artículo o que no respeten las normas de uso. Los comentarios a los artículos publicados son responsabilidad exclusiva de sus autores. Tendencias21 no asume ninguna responsabilidad sobre ellos. Los comentarios no se publican inmediatamente, sino que son editados por nuestra Redacción. Tendencias21 podrá hacer uso de los comentarios vertidos por sus lectores para ampliar debates en otros foros de discusión y otras publicaciones.

Otros artículos de esta misma sección
< >