Tendencias 21. Ciencia, tecnología, sociedad y cultura



Tendencias 21. Ciencia, tecnología, sociedad y cultura




Julio Bogeat: “Estamos comenzando a medir el nivel de consciencia de las personas”

El Máster Consciencia y Ser, organizado por la Fundación para el Desarrollo de la Consciencia, analiza y transmite la espiritualidad desde un formato científico


El curso pasado se desarrolló en Madrid el máster Consciencia y Ser, organizado por la Fundación para el Desarrollo de la Consciencia y dirigido por Julio Bogeat, profesor de la Cátedra Consciencia y Desarrollo de la Universidad de Granada. Este curso, en el que han participado 17 expertos de diversos campos, supone la academización de la convergencia entre espiritualidad y ciencia, explica Bogeat en la siguiente entrevista.




Julio Bogeat.
Julio Bogeat.
Julio Bogeat, profesor de la Cátedra Consciencia y Desarrollo de la Universidad de Granada, dirigió el pasado curso el  Máster Consciencia y Ser organizado por la Fundación para el Desarrollo de la Consciencia.  

Los resultados, destaca Bogeat en la siguiente entrevista, han sido óptimos. En su nueva edición, el Máster Consciencia y Ser se expandirá a Barcelona, pero su objetivo seguirá siendo el mismo: transmitir la sabiduría perenne en combinación con los conocimientos científicos más recientes. 
 
Tras la clausura el pasado mes de julio de la primera edición del Máster Consciencia y Ser, ¿cuál es su valoración? 

La verdad es que estamos muy felices con los resultados obtenidos. El objetivo fundamental era que los participantes aumentaran sus niveles de paz y felicidad, en definitiva, que tuvieran una vida más plena al comprender una información que es absolutamente lógica y disruptiva a la vez, al entrenar esta información con diferentes técnicas y/o dinámicas y como consecuencia, aumentar los niveles de energía vital para poder acceder a facultades superiores de la consciencia.

Los alumnos han podido verificar esta secuencia de manera interna y nosotros también lo hemos hecho a través de la confirmación del aumento de sus niveles de consciencia o frecuencia vibratoria a través de diferentes técnicas. Todavía es pronto para hablar del aspecto más experimental, pero estamos comenzando a medir el nivel de consciencia de las personas y vemos correlaciones muy claras.
 
¿En qué se diferencia el Máster Consciencia y Ser de otras propuestas similares? 

La gran diferencia es que estamos academizando lo que desde siglos se ha venido diciendo acerca de la existencia de un universo inteligente al que hemos llamado Dios, de tal manera que ciencia y espiritualidad puedan converger para generar contextos humanos en donde las personas puedan, no desde la fe sino desde la certidumbre, a través de la comprensión, producir cambios perdurables en el tiempo tanto a nivel interno como social. Así pues, ofrecemos un formato científico que nos permite emparejarnos con las mentes más escépticas. 

Esta información la combinamos con herramientas y dinámicas que permiten integrarla a nivel corporal, para generar hábitos y vivir de una manera más plena y feliz en este mundo.
 
La Fundación para el Desarrollo de la Consciencia promueve la Cátedra Consciencia y Desarrollo en la Universidad de Granada. El Máster es otro de los proyectos avalados por la Fundación. Toda esta creciente demanda de este tipo de contenidos ¿a qué cree que es debida? 

Creo que las personas hemos podido comprobar que, funcionando desde el antiguo paradigma, los resultados han sido fundamentalmente de sufrimiento en todas las áreas: salud, relaciones, recursos y adaptación. De manera individual y colectiva, nos hemos hecho eco de que se hace absolutamente necesario promover cambios.

Más de 2.000 alumnos han pasado por las distintas formaciones y congresos desde el año 2014 y los resultados han sido muy satisfactorios. En respuesta a la necesidad de seguir profundizando en esta información, se crea el Máster Consciencia y Ser, con una duración de 220 horas aproximadamente.

Durante este año 2018 hemos comenzado en Madrid pero en esta nueva edición nos expandimos ya a Barcelona. A nivel internacional, comenzamos también a contactar con Miami y probablemente en breve también comencemos a movernos por Latinoamérica. Las personas quieren respuestas, quieren establecer parámetros de felicidad más perdurables en el tiempo, quieren instalar estados permanentes de paz interior, eso está claro.

Últimamente se usan sin parar conceptos como “consciencia”, “liderazgo consciente”, “trabajo consciente”, etc. ¿podría explicarnos en qué sentido utilizan el término “consciencia”? 

Efectivamente es un término muy utilizado últimamente. Es un término difícil de definir y que debe ser abordado desde distintas disciplinas.

Cuando hablamos de consciencia nos referimos a una entidad integrada en la naturaleza humana, individual y subjetiva. Por supuesto no está localizada en un punto físico determinado, es decir, es no-local. Esta consciencia individual estaría a su vez integrada en un campo mayor, un campo de información participativo.

Sería, por tanto, una unidad que lo abarca todo y de donde surge nuestra individualidad. Como en el ejemplo clásico de la ola y el mar. Donde el mar seria ese campo total de “consciencia” y esa ola que surge de él sería nuestra “consciencia” individual, pero ambas, la ola y el mar están integradas. Esta visión es liberadora, pues nos muestra una realidad en la que estamos interconectados, donde nada es azaroso, donde todos somos Uno.
 
Como psicólogo clínico, ¿cree que este tipo de contenidos debería estar más presente en el ámbito educativo y social en general? 

Por supuesto que sí, el autoconocimiento es básico para poder generar cambios. Aristóteles ya decía una frase que rezaba así: “Es imposible deshacer un nudo sin saber cómo está hecho”.

Con estas palabras invitaba al discípulo a generar estados de introspección que produjeran autoconocimiento de esa maquinaria inercial a la que denominamos ego. El ser humano tiene la capacidad de observarse a sí mismo, y desde esta privilegiada posición puede hacerse libre de sus patrones obsoletos de pensamientos, emociones y acciones propiciando nuevas versiones actualizadas y más efectivas de sí mismo.

Por otro lado, individualizar contenidos en los estudiantes en función de sus perfiles de ego o personalidad se hace cada vez más imprescindible. Cada ego también tiene unas cualidades inherentes y enfocarlas hacia lo que denominamos su misión, o lo que se le da naturalmente fácil, es fundamental para que se manifiesten personas al servicio de la sociedad.

Llevamos demasiados años encorsetados en sistemas educativos que pretenden la homogeneización, pero la realidad es que cada uno de nosotros hemos venido a desplegar nuestro potencial de creatividad y liberarnos de la frustración de no poder llegar a ser aquellas personas que, en teoría, deberíamos ser.

El lema del Máster es una frase de M. Gandhi: “Sé tú el cambio que quieres ver el mundo”, toda esta corriente que promueve cambios desde dentro hacia fuera, parece contradecir la creencia general de que es en lo externo donde hay que materializar los cambios. ¿Podría explicarnos un poco esta cuestión? 

Efectivamente, esta frase de M. Ghandi se ha convertido prácticamente en nuestro mantra, pues entendemos que en la medida en la que uno va gestando cambios internos aparece como reflejo una realidad acorde con éstos. En el Kybalion, un libro que recoge la sabiduría de todos los tiempos, decía:  “Así es arriba, así es abajo, así es adentro, así es afuera”.

De esta sabiduría perenne nos hacemos eco y la actualizamos a través de la ciencia, como por ejemplo con el experimento de la doble ranura, el denominado “enigma cuántico”, que lleva de cabeza a los científicos desde hace un siglo y que tiene su origen en un experimento anterior realizo por Thomas Young en 1801.

Postula, como resumen, que el electrón se comporta como onda de probabilidad, pues puede ser onda o partícula, en función de si es o no observado. Por lo tanto, podemos inferir que allí donde se pone la atención y la intención, se expande.

Explicándolo un poco mejor, nos damos cuenta que según vamos poniendo el foco en nuestro interior y generamos cambios internos, la consciencia, Dios, el universo, la vida… ya no colapsa el electrón convirtiéndolo en materia. Esto significa que hemos trascendido aquello que debíamos aprender y aparece otra realidad muy diferente en el exterior.

Por ejemplo: Si yo pienso que mi jefe es injusto conmigo y reacciono contra él en forma de reproche o cualquier otro modo, poniendo el foco en el exterior, es muy probable que haya otra reacción de mi jefe hacia mí. Pero si me pregunto qué es lo que tengo yo que aprender de esta situación y redirijo la atención hacia mí y entiendo que es posible que tenga que aprender paciencia o no reactividad, por poner algún caso, ocurre algo maravilloso, y es que la vida me saca de ahí porque ya he comprendido la “lección” y por lo tanto es más fácil aceptar que mi jefe funcionó en este caso como un entrenador para que yo pudiera trascender esta limitación mental o egóica.

C. Gustav Jung dijo dos frases al respecto; “Todo aquello a lo que resistes, persiste” y “Todo aquello que no aceptas se manifiesta en tu vida como destino”. También podemos remitirnos a Jesús de Nazaret cuando habla de “Poner la otra mejilla”.
 
Parece entonces que este tipo de formaciones produce ciertos cambios duraderos en las personas que los llevan a cabo. En su caso, como director del proyecto y docente, ¿qué cambios ha experimentado usted mismo tras el curso? 

Bueno, la realidad es que para contestar a esta pregunta habría que diferenciar dos términos: conocer la información y convertirse en la información.

Hablábamos antes de que uno de los criterios a tener en cuenta para facilitar cambios perdurables en el tiempo era el entrenamiento para instalar el hábito y de esta forma no solamente movernos a través de un constructo mental, sino integrarlo también a nivel celular, “bajarlo al cuerpo”.

Yo ya estoy recorriendo mi camino desde hace unos cuantos años de manera consciente y he ido incorporando técnicas que me funcionan para estar en paz.La realidad es que cuando observas una y otra vez, a través de la verificación en la vida cotidiana, todo lo que proponemos en la formación, te das cuenta de que efectivamente funciona y esto te insta a seguir recorriendo este apasionante viaje.

Estar en primera línea en este proyecto para mi es todo un privilegio. La vida me ha posicionado en un lugar donde se reclama mi propia coherencia para poder inspirar a las personas, junto con un equipo humano de altísima calidad, comenzando por Gonzalo Rodríguez-Fraile, quien confió en mi para llevar a cabo este proyecto y por supuesto con mi compañera Carmen Carmona.

Puedo decir, sin ninguna duda, que tengo más momentos de paz interna que al principio de la primera edición y aunque no dejamos de estar inmersos en un cuerpo humano, la gestión de mi energía ha mejorado aún más y mi ego está cada vez más alineado con los designios de mi alma.

Acciono con la vida y suelto los resultados, no me aferro a lo que quiero de la vida, si no que entiendo que lo que me trae es aquello que necesito para seguir evolucionando y lo abrazo sin apenas resistencias.
 
Para finalizar ¿qué novedades presenta el Máster para el curso académico 2018-2019? 

Para la edición 2018-2019 tenemos el privilegio de expandir el Máster a la ciudad de Barcelona, además de Madrid. Los resultados han sido muy positivos y el claro ejemplo de ello es que cada vez más personas quieren realizar la formación.

Al llevar el máster a Barcelona, también incluimos profesores que son referentes en crecimiento personal, como Antonio Jorge Larruy o Joan Garriga, por ejemplo, con lo cual generamos sinergias muy alineadas con nuestro propósito que es facilitar movimientos internos transformadores en los participantes.

También estamos realizando un formato en plataforma E-Learning para que personas de habla hispana de por ejemplo América latina y parte de Estados Unidos puedan acceder a la información. Aunque sea una versión reducida de 20 horas, en este espacio condensamos la información más esencial del Nuevo Paradigma de la Realidad para que se pueda verificar su gran potencial.        



Miércoles, 5 de Septiembre 2018
Remitido
Visitas de este artículo: 1593





Nota


Nuevo comentario:
Twitter

Los comentarios tienen la finalidad de difundir las opiniones que le merecen a nuestros lectores los contenidos que publicamos. Sin embargo, no está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o internacionales, así como tampoco insultos y descalificaciones de otras opiniones. Tendencias21 se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere no se ajustan al tema de cada artículo o que no respeten las normas de uso. Los comentarios a los artículos publicados son responsabilidad exclusiva de sus autores. Tendencias21 no asume ninguna responsabilidad sobre ellos. Los comentarios no se publican inmediatamente, sino que son editados por nuestra Redacción. Tendencias21 podrá hacer uso de los comentarios vertidos por sus lectores para ampliar debates en otros foros de discusión y otras publicaciones.

Otros artículos de esta misma sección
< >