Tendencias 21. Ciencia, tecnología, sociedad y cultura




La actividad humana bloquea la evolución de las especies

El ritmo de la sexta gran extinción impide la recuperación de la vida


La actividad humana ha interrumpido los ciclos naturales de la evolución que regulan la biodiversidad global: el ritmo alcanzado por la sexta extinción masiva de especies, en la que estamos inmersos, no permitirá la recuperación de la vida que está desapareciendo.





Ilustración sobre la forma en la que los pequeños mamíferos (aquí ejemplificados con una nutria) deberían evolucionar y diversificarse a lo largo de 3 a 5 millones de años para compensar la pérdida de grandes mamíferos. Universidad de Aarhus. Matt Davis. Click sobre la imagen para ampliar.
Ilustración sobre la forma en la que los pequeños mamíferos (aquí ejemplificados con una nutria) deberían evolucionar y diversificarse a lo largo de 3 a 5 millones de años para compensar la pérdida de grandes mamíferos. Universidad de Aarhus. Matt Davis. Click sobre la imagen para ampliar.
Los seres humanos estamos exterminando especies animales y vegetales tan rápidamente que el mecanismo de defensa incorporado de la naturaleza, la evolución, no puede seguir este ritmo, según una investigación publicada en PNAS.

Un equipo de investigación dirigido por la Universidad de Aarhus (Dinamarca) calculó que si los esfuerzos actuales de conservación no mejoran, muchas especies de mamíferos se extinguirán durante las próximas cinco décadas, por lo que la naturaleza necesitará entre 3 y 5 millones de años para recuperarse de esta pérdida de biodiversidad.

El año pasado, investigadores de México y Estados Unidos publicaron un alarmante estudio en el que señalaban que las especies de vertebrados están desapareciendo cada vez más y más rápidamente, y advertían que la sexta extinción masiva de especies ya ha comenzado, está mucho más avanzada de lo que se pensaba y que será catastrófica para nuestro planeta.

En los últimos 450 millones de años la Tierra ha conocido cinco extinciones masivas, durante las cuales desaparecieron el 75% de las especies debido a cambios ambientales. Después de cada extinción, la evolución ha cubierto esa pérdida de biodiversidad con la creación de nuevas especies.  

Esas extinciones anteriores se produjeron por causas naturales y en escalas de tiempo de millones de años, pero la sexta extinción masiva está directamente causada por la acción humana y se está desarrollando a una velocidad inusitada.

Después de la aparición de los humanos modernos, se han destruido miles de ecosistemas, se han sobreexplotado los recursos del planeta, se ha contaminado, propagado microbios, virus y especies invasoras, una actividad que ha conducido al calentamiento global. La sexta extinción en curso es el resultado directo de este impacto humano.

Evolución sobrepasada

Esta nueva investigación, en la que también ha participado la Universidad de Gotemburgo (Suecia), ha calculado que las extinciones se están moviendo demasiado rápido para que la evolución de la vida se mantenga en el planeta. Eso significa que la acción humana está interrumpiendo los ciclos naturales de la evolución que afectan a la biodiversidad global.

Si hacemos abstracción del impacto humano, las especies animales y vegetales actuales necesitarían de 5 a 7 millones de años para restaurar la biodiversidad al estado en el que se encontraba antes de la aparición humana moderna. Y de 3 a 5 millones de años para alcanzar los niveles actuales de biodiversidad, ya profundamente alterados por la presencia del homo sapiens moderno.

Los investigadores llegaron a esta conclusión utilizando su extensa base de datos de mamíferos, que incluye no solo las especies que aún existen, sino también los cientos de especies que vivieron en el pasado reciente y se extinguieron a medida que el Homo sapiens se extendió por todo el mundo. Esto significa que los investigadores han podido estudiar el impacto total de nuestra especie en otros mamíferos.

Usaron potentes ordenadores, simulaciones evolutivas avanzadas y datos completos sobre las relaciones evolutivas y el tamaño corporal de los mamíferos existentes y extintos, y cuantificaron el tiempo evolutivo que se perdería por las extinciones pasadas y futuras, así como el tiempo que tomaría la recuperación de especies.

Escenario utópico

Con toda esta información, elaboraron escenarios posibles de evolución de la biodiversidad e incluyeron uno en el que los seres humanos dejamos de destruir hábitats naturales y de erradicar especies. Es en este supuesto utópico en el que los mamíferos necesitarían de 3 a 5 millones de años para diversificarse de nuevo y regenerar las ramas del árbol evolutivo que se perderán en los próximos 50 años.

"Aunque una vez vivimos en un mundo de gigantes: castores gigantes, armadillos gigantes, ciervos gigantes, etc., ahora vivimos en un mundo cada vez más empobrecido de grandes especies de mamíferos salvajes. Los pocos gigantes que quedan, como los rinocerontes y los elefantes, están en peligro de ser eliminados muy rápidamente", dice el profesor Jens-Christian Svenning, en un comunicado de la Universidad de Aarhus.

Los investigadores señalan que sus datos y métodos podrían usarse para identificar rápidamente especies en peligro de extinción, distintas en evolución, de modo que podamos priorizar los esfuerzos de conservación y enfocarnos en evitar las extinciones más graves.

Referencia

Mammal diversity will take millions of years to recover from the current biodiversity crisis. Matt Davis, Søren Faurby, and Jens-Christian Svenning. PNAS published ahead of print October 15, 2018. DOI: https://doi.org/10.1073/pnas.1804906115


Jueves, 18 de Octubre 2018
Redacción T21
Artículo leído 3824 veces



Nota




1.Publicado por Pedro Rubal Pardeiro el 21/10/2018 22:50
Es una interesante información. Hay que lamentar que el hombre esté interrumpiendo la evolución de la vida, lo que posiblemente traerá consecuencias, ya que es tanto como perturbar las dinámicas de la biosfera, rompiendo la hemostasis del sistema que la constituye. Y me pregunto si esa especie de avispas que atacan y matan las abejas, con repercusiones económicas, no será una especie invasora, traída por el mismo hombre, consciente, o no, de ello. Esto introduce un problema ecológico, seguramente, que tiene una explicación científica, que no es de mi competencia.

Nuevo comentario:
Twitter

Los comentarios tienen la finalidad de difundir las opiniones que le merecen a nuestros lectores los contenidos que publicamos. Sin embargo, no está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o internacionales, así como tampoco insultos y descalificaciones de otras opiniones. Tendencias21 se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere no se ajustan al tema de cada artículo o que no respeten las normas de uso. Los comentarios a los artículos publicados son responsabilidad exclusiva de sus autores. Tendencias21 no asume ninguna responsabilidad sobre ellos. Los comentarios no se publican inmediatamente, sino que son editados por nuestra Redacción. Tendencias21 podrá hacer uso de los comentarios vertidos por sus lectores para ampliar debates en otros foros de discusión y otras publicaciones.

Otros artículos de esta misma sección
< >

Miércoles, 14 de Noviembre 2018 - 09:00 El calentamiento global amenaza la fertilidad masculina

Viernes, 2 de Noviembre 2018 - 09:00 Más olas de calor e inundaciones en los próximos años



Da alas a tus sueños