Tendencias 21. Ciencia, tecnología, sociedad y cultura




La capa de ozono sigue deteriorándose en altitudes tropicales y medias

Afecta especialmente a las regiones más pobladas del planeta


La capa de ozono ha seguido deteriorándose en la parte inferior de la atmósfera, particularmente en las altitudes tropicales y medias, donde la radiación UV es mayor y donde vive la mayor parte de la población mundial. Este deterioro ha pasado desapercibido porque no es visible desde satélites y se debe en parte al cambio climático.





La capa de ozono que protege la Tierra de los  rayos ultravioletas procedentes del Sol disminuye su grosor encima de las regiones más pobladas del mundo, ha descubierto un estudio.

La capa de ozono es la zona de la estratosfera terrestre que contiene una concentración relativamente alta​ de ozono. Se extiende aproximadamente de los 15 km a los 50 km de altitud, reúne el 90 % del ozono presente en la atmósfera y absorbe del 97% al 99 % de la radiación ultravioleta de alta frecuencia.

En los años ochenta del siglo pasado se apreció por primera vez que la capa de ozono estaba disminuyendo por encima de los niveles naturales, especialmente en la Antártida, debido a la liberación a la atmósfera de cantidades excesivas de clorofluorocarbonos (CFC).

Esas sustancias fueron prohibidas en 1989 merced al Protocolo de Montreal y desde entonces la capa de ozono en la estratosfera superior se ha recuperado significativamente, particularmente en las regiones polares.

Sin embargo, el ozono de la parte inferior de la atmósfera, situada entre los 10  y los 14 kilómetros de altitud, se sigue desintegrando suavemente, particularmente en las altitudes tropicales y medias, donde vive la mayor parte de la población mundial,  advierte el nuevo estudio, publicado en la revista Atmospheric Chemistry and Physics.

Según estudios previos, la capa de ozono había disminuido en su máximo nivel de finales del siglo XX un 5%. La nueva investigación ha comprobado que ha perdido un 0,5% adicional en los últimos 30 años.

Hasta ahora no se había apreciado esta disminución adicional por el así llamado “smog de verano”, que se produce en las ciudades debido principalmente al tráfico de vehículos, que genera entre el 50% y el 70% de la contaminación urbana,  cuando los óxidos de nitrógeno y compuestos orgánicos volátiles (COVs) reaccionan ante la luz solar produciendo una mezcla nociva de aerosoles y gases.

Para los investigadores, el smog de verano ha ocultado el declive estratosférico en las mediciones de satélites, por lo que el deterioro adicional de la capa de ozono no ha podido ser detectado. Esta investigación lo ha detectado porque han combinado los datos de satélite con métodos estadísticos avanzados.

Peores efectos

Y aunque la disminución observada de esta forma es menor que la registrada en los polos antes del protocolo de Montreal, las daños potenciales de sus efectos en las latitudes tropicales y medias podrían ser peores que en los polos terrestres, ya que en esas zonas las radiaciones ultravioletas son más intensas y además son las más pobladas.

La investigación señala dos causas de este deterioro continuado de la capa de ozono. Por un lado, los  VSLS (very-short-lived susbtances), gases de corta duración que se utiliza como diseolvente para pinturas y grasas, que destruyen el ozono en la parte inferior de la estratosfera.

Uno de esos VSLS, el cloruro de metileno, ha duplicado su presencia en la estratosfera en los últimos 10 años, según recientes investigaciones, y esta concentración puede explicar el deterioro adicional de la capa de ozono. Para los investigadores, debería acordarse una supresión de su uso, al igual que pasó con los CFC, para frenar su deterioro.

La otra explicación del fenómeno procede del cambio climático, según los investigadores. Los modelos climáticos señalan que los cambios que se producen en la forma en la que el aire circula en la parte baja de la estratosfera influye sobre los niveles de ozono, especialmente en los trópicos.

Este efecto es más difícil de abordar, si se quiere parar el deterioro de la capa de ozono, ya que forma parte de la lucha global contra el cambio climático, cuya deriva es impredecible.

Como todavía no existe consenso científico sobre si la estratosfera está afectada por el calentamiento global, serán necesarios  nuevos estudios para abordar la solución del problema de la capa de ozono descubierto ahora.



Jueves, 8 de Febrero 2018
Redacción T21
Artículo leído 2107 veces



Nota



Nuevo comentario:
Twitter

Los comentarios tienen la finalidad de difundir las opiniones que le merecen a nuestros lectores los contenidos que publicamos. Sin embargo, no está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o internacionales, así como tampoco insultos y descalificaciones de otras opiniones. Tendencias21 se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere no se ajustan al tema de cada artículo o que no respeten las normas de uso. Los comentarios a los artículos publicados son responsabilidad exclusiva de sus autores. Tendencias21 no asume ninguna responsabilidad sobre ellos. Los comentarios no se publican inmediatamente, sino que son editados por nuestra Redacción. Tendencias21 podrá hacer uso de los comentarios vertidos por sus lectores para ampliar debates en otros foros de discusión y otras publicaciones.

Otros artículos de esta misma sección
< >

Miércoles, 12 de Septiembre 2018 - 09:05 Los científicos advierten: el capitalismo es inviable

Martes, 11 de Septiembre 2018 - 09:00 La OMM alerta de un nuevo episodio El Niño este año



Da alas a tus sueños