Tendencias 21. Ciencia, tecnología, sociedad y cultura




La energía eólica no es una panacea

Calienta la atmósfera, impacta más que la solar y rinde 100 veces menos de lo estimado


La energía eólica no es tan prometedora como se pensaba: su desarrollo intensivo contribuiría al aumento de la temperatura terrestre, su impacto ambiental multiplicaría por 10 el de la energía solar y su rendimiento energético es 100 veces menor de lo estimado.





Dos investigadores de la Universidad de Harvard, Lee Miller y David Keith, publican en las revistas Joule y Environmental Research Letters, sendos artículos en los que analizan los datos sobre la electricidad generada por el viento y la situación de las turbinas existentes para determinar la validez efectiva de la energía eólica como fuente alternativa a los combustibles fósiles.

En el primer estudio señalan que la ubicación de las turbinas eólicas redistribuyen las masas de aire caliente y húmedo en la atmósfera y que por ello contribuyen al calentamiento del planeta.

Según sus cálculos, alimentar a Estados Unidos en electricidad de origen eólico requeriría de cinco a 20 veces más tierra de lo que se pensaba anteriormente y provocaría un aumento de 0,54ºC de la temperatura de superficie en la parte del país donde estén colocadas las turbinas, así como un aumento de 0,24ºC en el resto del país.

Eso significa que el desarrollo de la energía eólica como fuente alternativa a los combustibles fósiles  excede la reducción planeada de las temperaturas globales y podría tener efectos locales perjudiciales, si bien tampoco contribuiría al calentamiento global tanto como los gases de efecto invernadero.

Mejor la solar

En el segundo estudio, los autores concluyen que el impacto ambiental de las centrales solares sería 10 veces menor que el de las eólicas, por una generación de electricidad equivalente, lo que indica que la huella ambiental de la energía eólica generalizada podría ser mucho mayor de lo que se pensaba hasta ahora.

"Para el viento, encontramos que la densidad de potencia promedio, es decir, la tasa de generación de energía, dividida por el área que abarca la planta eólica, es hasta 100 veces menor que las estimaciones de algunos expertos en energía reconocidos", explica Miller, autor principal de ambos artículos, a The Harvard Gazette.

“La mayoría de estas estimaciones no tuvieron en cuenta la interacción turbina-atmósfera. Para una turbina eólica aislada, las interacciones no son importantes en absoluto, pero una vez que los parques eólicos tienen más de cinco a 10 kilómetros de extensión, estas interacciones tienen un gran impacto en la densidad de potencia", añade.

Las densidades de energía eólica basadas en observaciones también son mucho más bajas que las estimaciones del Departamento de Energía de los Estados Unidos y del Panel Intergubernamental sobre el Cambio Climático (IPCC), señalan ambos autores.

Impacto local

Las simulaciones de Keith y Miller no consideran sin embargo ningún impacto en la meteorología a escala global, por lo que sigue siendo un poco incierto cómo este despliegue de energía eólica en Estados Unidos podría afectar al clima en otros países.

"El trabajo no debe verse como una crítica fundamental de la energía eólica. Algunos de los impactos del viento pueden ser beneficiosos. Por lo tanto, el trabajo debe considerarse como un primer paso para ser más serios en la evaluación de estos impactos", añade Keith.

"Nuestra esperanza es que nuestro estudio, combinado con las recientes observaciones directas, marque un punto de inflexión en el que los impactos climáticos de la energía eólica comiencen a recibir una seria consideración en las decisiones estratégicas sobre la descarbonización del sistema energético", concluye.

El Bulletin of the Atomic Scientists no ha tardado en reaccionar a la publicación de ambos artículos para aclarar que ninguno de los estudios se sugiere que las turbinas eólicas causen el cambio climático, aumenten las temperaturas globales o disminuyan el beneficio de alejarse de los combustibles fósiles.

Referencias

Climatic Impacts of Wind Power. Joule, October 4, 2018. 
DOI:https://doi.org/10.1016/j.joule.2018.09.009

Observation-based solar and wind power capacity factors and power densities. Environmental Research Letters, 13 104008. DOI: https://doi.org/10.1088/1748-9326/aae102


Jueves, 11 de Octubre 2018
Redacción T21
Artículo leído 5176 veces



Nota



Comente este artículo

1.Publicado por Miguel Ángel el 11/10/2018 13:46
Pues vale, seguimos quemado carbón que es más barato (con subvenciones), sano (mas CO2 para las plantas) y digestivo (para los bolsillos de los empresarios).

2.Publicado por Deus Irae el 13/10/2018 07:45
Es igual a los estudios científicos sobre tabaco que pagaban las tabacaleras y, demuestra que los malvados nunca paran ni se cortan en nada. Como el chico aquel que pidió firmas para que el Protóxido de hidrógeno fuera prohibido por lo dañino que era para la tierra y firmaron un montón... ¡¡¡Querían prohibir el agua!!!

Nuevo comentario:
Twitter

Los comentarios tienen la finalidad de difundir las opiniones que le merecen a nuestros lectores los contenidos que publicamos. Sin embargo, no está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o internacionales, así como tampoco insultos y descalificaciones de otras opiniones. Tendencias21 se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere no se ajustan al tema de cada artículo o que no respeten las normas de uso. Los comentarios a los artículos publicados son responsabilidad exclusiva de sus autores. Tendencias21 no asume ninguna responsabilidad sobre ellos. Los comentarios no se publican inmediatamente, sino que son editados por nuestra Redacción. Tendencias21 podrá hacer uso de los comentarios vertidos por sus lectores para ampliar debates en otros foros de discusión y otras publicaciones.

Otros artículos de esta misma sección
< >

Jueves, 13 de Diciembre 2018 - 09:00 En 12 años podemos volver al clima de la Edad de Piedra

Lunes, 10 de Diciembre 2018 - 12:00 Primer mapa mundial del amoniaco atmosférico



Da alas a tus sueños