Tendencias 21. Ciencia, tecnología, sociedad y cultura




La genética determina las creencias religiosas y políticas

Explica actitudes sobre el aborto, la pena de muerte o el matrimonio homosexual


El creacionismo, el terraplanismo, el autoritarismo y el racismo tienen un sustrato genético común que explica los pensamientos sobre el aborto, la pena de muerte, el control de natalidad, el matrimonio homosexual o la superioridad del hombre blanco. Por Eduardo Costas (*).





Desde hace décadas los investigadores sociales sospecharon que podía existir una relación entre la religiosidad y la ideología política de las personas.
 
Especialmente en los Estados Unidos, y en menor medida en Europa y Australia, se han efectuado centenares de estudios buscando asociaciones estadísticamente significativas de la religiosidad con diversos aspectos de la ideología política.
 
Estos estudios, que terminaron muestreando a millones de personas, encontraron fuertes conexiones entre religión y política.
 
Algunas son obvias, como la fuerte asociación existente entre ser religiosos y ser creacionistas, estar en contra del aborto, de las relaciones prematrimoniales, del divorcio, del control de la natalidad y del matrimonio homosexual.
 
Otras no lo son tanto, e incluso resultan muy incómodas de aceptar, por más que los resultados sean irrefutables: por ejemplo, hay una asociación significativa entre ser religioso y considerarse partidario de la pena de muerte, de la superioridad de los varones y de los blancos o del derecho a portar armas de fuego. También la hay entre religiosidad y estar en contra de la investigación con células madre o no creer en el cambio climático.

Asociaciones significativas

Incluso se dan asociaciones significativas en cuestiones sorprendentes, por ejemplo, entre ser religiosos y creer en el terraplanismo o en los horóscopos.
 
Antes de seguir vale la pena aclarar qué significa todo esto: una de las asociaciones estadísticas más significativas se da entre ser religioso y ser terraplanista. Así la gran mayoría de los terraplanistas encuestados (sino todos) manifiestan ser religiosos. Concordantemente a esto, prácticamente ningún terraplanista se considera ateo.
 
Esto no quiere decir que todos los que se sienten religiosos crean que la Tierra es plana, ni mucho menos: muchísimas personas religiosas saben que la Tierra es redonda.
 
Pero no se puede obviar el hecho de que la enorme mayoría de los terraplanistas son religiosos (y a tenor de los resultados de las encuestas puede que todos). Por el contrario, resulta extremadamente difícil (y a tenor de los resultados de las encuestas casi seguro que imposible) encontrar algún ateo que piense que la tierra es redonda.
 
Tres hipótesis erróneas
 
Ante esta asociación tan estrecha encontrada entre religiosidad e ideología política, los sociólogos intentaron explicarla siguiendo una tradición establecida durante décadas en humanidades para explicar la naturaleza humana.
 
Se basa en tres hipótesis estrechamente relacionadas entre sí: la primera de ellas, la tabla rasa, defiende que la mente humana no tiene ninguna característica innata; la segunda, el buen salvaje, sostiene que las personas siempre nacen buenas pero la sociedad puede llegar a corromperlas; la tercera, el fantasma en la máquina, asegura que todos tenemos una mente que toma decisiones sin depender de la biología.
 
Así, las mentes educadas en un ambiente religioso, conservador y crédulo terminaban siendo religiosas, conservadoras y crédulas.
 
Pero el método científico planteó una hipótesis alternativa sorprendente y la demostró experimentalmente: la idea de que la religión y la política constituyen conjuntos de creencias separados cuya asociación se explica mediante la tabla rasa, el buen salvaje y el fantasma en la máquina, es errónea.
 
Evidencia científica: cuestión de genética
 
Por el contrario, una parte significativa de la relación entre las creencias religiosas y políticas es el resultado de influencias genéticas compartidas.
 
Además de desarrollar procedimientos que permiten estimar el valor de la heredabilidad, la genética cuantitativa generó metodologías muy rigurosas para medir con precisión la correlación genética existente entre dos caracteres: un mismo grupo de genes puede influir sobre más de un carácter. Así, si dos caracteres diferentes están codificados por el mismo grupo de genes, entonces van a mostrar correlación genética.
 
Numerosos trabajos han demostrado que un componente muy elevado (a menudo por encima del 50%) de las asociaciones observadas entre religiosidad e ideología política se deben a la correlación genética existente entre ambas.
 
Así, las personas religiosas son significativamente más partidarias del creacionismo, el terraplanismo o los horóscopos que las no creyentes no solo por su educación, sino también porque la genética influye significativamente.
 
Tampoco las personas religiosas son más partidarias de la pena de muerte, de la superioridad de los varones y de los blancos y están más en contra del divorcio, del control de la natalidad y del matrimonio homosexual que las no religiosas, solamente por educación. La genética tiene su parte de influencia.
 
Por supuesto no tenemos genes que nos hagan ser creacionistas, terraplanistas o crédulos con los horóscopos. Pero los genes sí pueden configurar en parte una mente más o menos crédula o más o menos inquisitiva.
 
Tampoco hay genes para ser partidarios de la pena de muerte, de la superioridad de los varones y de los blancos o estar en contra del divorcio, del control de la natalidad o del matrimonio homosexual. Pero los genes sí pueden configurar mentes más o menos tendentes al autoritarismo.

Predisposiciones y psicología
 
Diversos estudios han indagado en las causas últimas de la correlación genética entre lo religioso y lo político: hay fuertes evidencias de que existe un conjunto de predisposiciones genéticas que está detrás de estas actitudes, principalmente las que tienen que ver con satisfacer determinadas necesidades psicológicas.
 
En este sentido, hay dos componentes bien diferenciados en el sentimiento de la religiosidad:
 
Por una parte, está la certeza existencial, tal vez el componente más clásico de las religiones. La creencia en un Dios todo poderoso que crea y controla todo, reduce la incertidumbre.
 
Es un poderoso amortiguador de factores de estrés, como la dificultad para entender el mundo o el miedo a la propia muerte. Y genera una sensación tranquilizadora de que, finalmente, todo será justo.
 
Por otra, las religiones tienen gran influencia como integradores comunitarios. El deseo de ser aceptados y valorados en una comunidad y de tener amigos, resulta ser especialmente fuerte en las personas más religiosas.
 
Muchos estudios demuestran una correlación positiva significativa entre las necesidades sociales y la religiosidad de las personas. En este sentido, las estadísticas demuestran rigurosamente que las personas cambian de religión mucho más porque no se sienten aceptados socialmente que por cuestiones de creencia o teológicas.
 
Análisis científicos rigurosos demuestran asimismo que la heredabilidad de este componente de integración comunitaria de la religión es muy fuerte: 0.45. Casi la mitad de las diferencias poblacionales para esta necesidad de integración tiene una base genética.
 
Por el contrario, la heredabilidad para los componentes de certeza existencial es de solo el 0.11.
 
La religión bien pudiera estar en relación a la necesidad humana de vivir en comunidad. Una religión modifica a su comunidad de creyentes: favorece a aquellos que muestran tanto el pensamiento doctrinal como la conducta social correcta, tendiendo a eliminar a aquellos cuyos comportamientos no cumplen las normas y prácticas tradicionales aceptadas por la mayoría.
 
De esta manera las conductas religiosas co-evolucionan con las mentes más propensas a la religión.
 
En buena parte, esto llevó a que exista una asociación estadísticamente significativa entre la religiosidad e ideología política.

 

(*) Eduardo Costas es Catedrático de Genética en la Facultad de Veterinaria de la Universidad Complutense de Madrid y Académico Correspondiente de la real Academia Nacional de Farmacia. Director, junto a Victoria López Rodas, del  Comité Científico del  Club Nuevo Mundo.
 
Este artículo es la cuarta entrega de una serie denominada ¿Cómo la ciencia explica a la religión?
 
El primer artículo se titula: La religiosidad está asociada al nivel de inteligencia
 
El segundo artículo se titula: No somos la única especie religiosa
 
El tercer artículo se titula: Religiosidad e inteligencia tienen similar importancia genética

 

Referencias

Alford, J.R., Funk, C., and Hibbing, J. Are political orientations genetically transmitted? American Political Science Review 99: 153–67 (2005). DOI:https://doi.org/10.1017/S0003055405051579
 
D’Onofrio B., Eaves L., Murrelle L., Maes H., Spilka B. Understanding Biological and Social Influences on Religious Affiliation, Attitudes, and Behaviors: A Behavior Genetic Perspective.  Journal of Personality 67: 953-984 (2011). DOI: 10.1111/1467-6494.00079
 
Friesen, A., Ksiazkiewicz, A. Do Political Attitudes and Religiosity Share a Genetic Path?. Political Behaviour 37, 791–818 (2015). DOI:https://doi.org/10.1007/s11109-014-9291-3
 
Koenig L., McGue M., Krueger r., Bouchard T. Genetic and Environmental Influences on Religiousness: Findings for Retrospective and Current Religiousness Ratings. Journal of Personality 73: 471-488 (2005). DOI: 10.1111/j.1467-6494.2005.00316.x


Miércoles, 29 de Enero 2020
Eduardo Costas
Artículo leído 2945 veces



Nota



Comente este artículo

1.Publicado por Miguel Leiva Torreiro el 30/01/2020 21:07
Estimado Sr Costas.
Debería aportar algún dato concreto que sostenga sus afirmaciones.
Pongamos por caso, alguna estadística bayesiana que infiera la probabilidad de que determinado gen tenga más presencia en personas creyentes que en personas no creyentes. No podrá.

En realidad todos somos creyentes, unos en unas cosas y otros en otras. Unos CREEN en Dios y otros CREEN en que no hay Dios. Unos CREEN en la familia y otros viven solos. Y los hay que CREEN que la vida no tiene sentido.

Le propongo un ejercicio de implicaciones para que reflexione sobre sus teorías.

Es un hecho que la mayoría de personas que cocinan en el mundo son mujeres. De ello, según su concepción de la estadística, las mujeres tienen un grupo de genes que las hace más propensas a cocinar... y a planchar... y a lavar...

A ver, ¿en qué quedamos? ¿Tenemos libre albedrío o no? ¿Justificamos el error moral con la genética?

¿Qué me contesta?

2.Publicado por ROBERTO TULLETT el 02/02/2020 20:59
Parece un torpe intento de justificar la postura religiosa apelando a la ciencia, solo que esta vez no tiene Sr. Costa ninguna prueba. Ponga arriba de la mesa un gen religioso y hablaremos. Por lo pronto lo suyo no es científico ni serio y debe ser desestimado por malintencionado.

3.Publicado por Ana el 03/02/2020 21:41
Meter a los creyentes y a los "creacionistas, terraplanistas o crédulos con los horóscopos" en el mismo saco es una falacia de Generalización Apresurada de libro. ¿Se supone que, como soy teísta, tengo más tendencia a creer que hay una civilización extraterrestre bajo la Antártida o que la bruja Lola puede conocer mi futuro? Me ustá usted insultando. De hecho, hay tantas falacias en el texto que no sabría por dónde seguir... Está usted insultando a todos los creyentes desde su primer artículo. No puedo menos que otorgar el respeto que su opinión merece (y recalco que es su opinión, algo que está merdidianamente claro), pero le recuerdo el que debe usted a las ajenas. He leído muchos artículos científicos en mi vida y el suyo no lo es, entre otras razones porque extrae conclusiones absolutamente subjetivas de unos datos que se podrían interpretar de mil maneras.

"Las mentes educadas en un ambiente religioso, conservador y crédulo terminaban siendo religiosas, conservadoras y crédulas". Esta afirmación es simplemente absurda: en mi familia y en todas las familias que conozco hay ateos, creyentes, creyentes en una vida ultraterrena que no creen en Dios, creyentes en Dios que no creen en una vida ultraterrena (mi abuela, por ejemplo :-)), devotos, indiferentistas, teístas aconfesionales (mi caso, por ejemplo), etc. Sus "estadísticas" huelen a sesgo desde lejos, como las estadísticas que se extraen de sondeos a pie de urna :-) O solo ha escogido, de toda la bibliografía al respecto, aquella que apoya su particular cruzada anteteísta.

Es usted un predicador, al más puro estilo cientifista de Richard Dawkins. Por suerte, compruebo que la mayoría de sus lectores se han dado cuenta y lo tendrán presente a la hora de sopesar sus conclusiones.

Les dejo a los lectores un enlace a esa bibliografía que el señor Costas, por supuesto, también conoce, pero que se guardará mucho de compartir con ustedes :-)


http://frasesdedios.blogspot.com/p/blog-page_29.html

Saludos a todos.

4.Publicado por Moinelo el 04/02/2020 12:21
resulta extremadamente difícil (y a tenor de los resultados de las encuestas casi seguro que imposible) encontrar algún ateo que piense que la tierra es redonda


Entiendo que esta frase está equivocada y quiere decir lo contrario según la pretnsión del artículo, es decir, que es raro encontrar un ateo que piense que la Tierra NO es redonda.

5.Publicado por ROBERTO TULLETT el 04/02/2020 17:45
Sin embargo, una trama une a tópicos aparentemente disímiles como mitos religiosos, supersticiones, fantasmas, pseudociencias, magia, etc. ES EL PENSAMIENTO MÁGICO. Esta forma de suplantar a la razón, la lógica y los conocimientos por ideas fantásticas, entidades preternaturales, supuestos milagros, planes cósmicos perfectos, antropoformativismos, etc. a raíz del miedo y la ignorancia (Y el camino fácil e inmediato que da control (supuesto) instantáneo y calmar ansiedades. ) Da lugar claro al viejo conocido del buen dios de los huecos y en su momento a la humana creación de la 1° religión conocida en el mundo madre de todas las demás: el Animismo. Una falla garrafal en todas las religiones, la llevó, siempre que pudieron, a intentar unir ciencia y religión como aquí mismo cuando sabemos que es imposible y solo logran una ambivalencia, una disonancia cognitiva al desdoblarse ora en científicos ora en religiosos en una suerte de esquizofrenia religiosa. (Por supuesto en aquellos científicos que se consideran creyentes además). Intentan confundir asemejando creer con saber.

6.Publicado por Miguel Leiva Torreiro el 04/02/2020 23:24
Sr. Roberto Tullet.

La ignorancia forma parte intrínseca del ser humano, sea creyente o no. De hecho hay muchos científicos (no sé si usted), que desconocen que la fe es un SENTIMIENTO y que las emociones son más importantes en la vida humana que la razón. Los sentimientos no se explican ni dan lugar a ningún tipo de esquizofrenia, tal como usted sugiere. Está claro que hay fanáticos religiosos, como los hay en el fútbol o en los laboratorios.

La religión exige moral, la ciencia no. Por eso un científico de gran talla como Einstein decía: la religión es ciega sin la ciencia y la ciencia es coja sin la religión.

Por otra parte, pudiera ser que el lenguaje rimpompante que utiliza sea un subterfugio de carencias explicativas. Le recuerdo la máxima de la navaja de Ockham en boca de nuestro genial literato Baltasar Gracián: "Lo bueno, si breve, dos veces bueno" (Tanto Ockham como Gracián fueron religiosos llenos de talento y ciencia)

7.Publicado por Moinelo el 05/02/2020 09:44
En realidad, la genética humana condiciona todo nuestro ser, pero aquí he empleado la palabra "condiciona" y no "determina" usada en el título del artículo. Creo que es una afirmación algo exagerada desde el momento en que no hay un único gen y desde el momento en el que se admite que hay factores ambientales que también participan. Y por supuesto, está también lo que han comentado al principio, nuestro "libre albedrío", ya que podemos al menos dejar un margen para teorizar de manera razonable sobre nuestra capacidad para trascender de nuestro entorno, salir de él, y explorar nuevos conceptos. algo que la evidencia demuestra también rigurosamente que podemos hacer, aunque por desgracia, no sea habitual.

8.Publicado por ROBERTO TULLETT el 06/02/2020 09:33
Sr.Leiva Torreiro: Su 1° afirmación es claro una obviedad que no niego, todos somos ignorantes en la mayoría de las cosas y desde que nacemos sin dioses ni dogmas afortunadamente y sin conocimientos, solo instintos y emociones. Se puede aprender estudiando la génesis de las religiones y religiones comparadas, que el origen básico y final de la gestación de todas las antiguas y tradicionales religiones, desde las más sofisticadas (las religiones del libro) hasta las más burdas y simples nacieron de la ignorancia y el temor de nuestro antepasados. Es posible que exista algún científico que ignore lo que son los sentimientos, emociones, etc. pero a estas alturas ya bien dejada atrás la eclesiástica edad obscura, es muy difícil que ello suceda. No no soy científico más allá de mis títulos universitarios y demás estudios. En 2° lugar, las emociones son más importantes que la razón para distintas e importantes cosas como enamorarnos, como disfrutar de una excelsa música y nos acompañan siempre. De hecho prefiero decir -junto a otros más inteligentes y sabios que yo- que "el ser humano es un ser emocional que también razona". ¿Quién podría negar todos esos aspectos tan importantes y cambiantes en el ser humano? Sin embargo los instintos animales sofisticados pueden ser más importantes como el instinto de supervivencia por ej. Pero la razón, la lógica, la racionalidad, el método científico y la ciencia y saberes adquiridos muchas veces todos los días de nuestras vidas también resultan más importantes y también por razones de supervivencia y todo lo que hace a nuestra historia evolutiva, nuestro progreso y a toda nuestra vida misma, nuestra humana civilización, en todo le debemos a la razón. Quizás su error de interpretación radique en su disociación entre sentimientos y razón. ¡Señor mío! ¡VIENEN JUNTAS! Las religiones hoy no se perpetúan y propagan por la emoción, lo hacen por el inicial abuso parental, los hábitos inculcados a cal y canto, la indoctrinación feroz, la presión del entorno, los padres, familia, amigos, conocidos y de la sociedad en general. Recuerde que todavía hay ocho países religiosos en donde los ateos tenemos pena de muerte, y no se olvide de la no tan lejana Santa Inquisición que solía quemarnos o de sus guerras en donde solían asesinar a otros que no tenían su mismo credo!!!. 3° Ud afirma que la religión "exige moral" y permítame una pequeña pero importante corrección: "SU MORAL". Que varía de religión en religión y cambia con los tiempos. Sin embargo además de su católica moral existe sin necesidad alguna de credo, la moral laica que es incluso históricamente anterior a las morales religiosas en todo el mundo y surgen naturalmente de costumbres, etc, No es necesaria la religión para la moral. De hecho, todo el mundo se da cuenta de la doble moral de instituciones y fieles, con caras pías y beatas en las misas y que al irse no suelen caminar ni tres pasos y recomienza la santa hipocresía, No todos son así claro, quizás Ud no lo sea, no lo se. Siempre están quebrando sus religiosos principios y a manos llenas. Eso es muy evidente. Pero está muy equivocado al creer que en ciencia no hay moral o ética , La hay, está escrita en casi todos los protocolos y es muy estricta. Claro ¡también hay científicos inmorales no lo dude!!! No se -aún no lo chequeé- si Einstein dijo eso, pero le aclaro que la concepción de él acerca de la religión era la misma de Spinoza, es decir un difuminado deísmo, en donde la maravilla de la naturaleza y sus leyes representaban una suerte de deidad y dicho esto para que no ser molestado por los creyentes. 5° "rimPomPante" se escribe las dos veces con "b". No es algo importante pero la riguridad de la comunicación hace a un mejor entendimiento. Bueno, no lo he notado, es su apreciación en todo caso. Pero si analiza seriamente a Ockam, verá que su norte no era la brevedad sino la eliminación de lo innecesario, dejando algo breve o largo sin exceso. ¡Claro que hay mucha gente teísta llena de talento y ciencia...¿y qué?. Por último, le recuerdo que Ud está vivo seguramente gracias a a ciencia y que eventualmente seguirá así hasta su disolución final, como todos. Saludos y no es necesario que "crea" en la ciencia (que se trata en realidad de saber y no de creer) ya que a la ciencia y a las leyes del universo, no les importa en lo más mínimo.

9.Publicado por Miguel Leiva Torreiro el 06/02/2020 16:46
Sr Roberto Tullet.

Ante todo, gracias por responder. Disculpe mis críticas, no pretendí incomodarle. Me gusta el debate y conocer los argumentos de los que no piensan igual que uno. Continúo.

Usted no escribe con argumentos científicos. Califica sin argumentos y juzga sin conocimientos exhaustivos, sin datos. Le pongo un ejemplo de su osadía interpretativa:

Estoy vivo porque mis padres quisieron. Curiosamente, le diré, que a mi padre le explotó en el vientre, a los 9 años de edad, una granada de la Guerra Civil (supongo que algo de ciencia hubo en la fabricación del artilugio). Estuvo moribundo un mes, en la aldea, atendido por sus padres, sin apenas atención médica (de hecho el médico lo daba por muerto). No le extrajeron más que la metralla superficial y, por supuesto, nada de adelantos científicos en la atención diaria en casa. Así que... no le debo mi vida a la ciencia, más bien a la fortaleza fisiológica de mi padre a su amor por la vida (y también la de mi madre).

No necesito decirle qué estudios tengo para argumentar mis ideas. No necesito exponer mis "medallas". Ya le digo que no tengo ninguna. Supongo que la ciencia y la lógica no es cuestión de "medallas"... ¿o no?¿Es usted partidario del feudalismo intelectual, del supremacismo universitario?

Yo no he disociado sentimientos de razón, eso lo pone usted en mis palabras...No he cometido ningún error de disociación. Luego de atribuirme tal afirmación, la responde con inusitada vehemencia. En realidad se responde a sí mismo. Le cito el lugar: "Quizás su error de interpretación radique en su disociación entre sentimientos y razón. ¡Señor mío! ¡VIENEN JUNTAS!...".


Lo de la brevedad y la concisión es un principio científico que no se opone al rigor, antes bien, lo potencia. Entiéndase brevedad como eliminación de lo innecesario, sí. Aplíquese el cuento.

Por último, justifíqueme (si puede), bajo una moral laica, que la venganza es una acción perversa; es decir, por qué si alguien me agrede no debo responderle con más violencia.

Tengo curiosidad por conocer el protocolo moral del proyecto Manhattan, el protocolo moral de las investigaciones con primates y otros animales, el protocolo moral de las técnicas CRISPR-CAS9 con células humanas y fetos, el protocolo moral de la economía capitalista (la economía es una ciencia, no lo olvidemos), por citar algunos desarrollos científicos de primera magnitud.

Respecto a mi falta de conocimientos ortográficos (lo de rimpompante), le pido disculpas. Es la prueba de que usted no escribe contra una máquina. Quizá se me escapó la mano al querer resaltar la "pompa" y el "boato" de su discurso. Yo, en cambio, no le argumentaré citando sus errores ortográficos y sintácticos, que también los tiene... ¿o no?. Es normal. No estamos ante un examen lexicográfico... solo es un intercambio de pareceres.

Nuevo comentario:
Twitter

Los comentarios tienen la finalidad de difundir las opiniones que le merecen a nuestros lectores los contenidos que publicamos. Sin embargo, no está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o internacionales, así como tampoco insultos y descalificaciones de otras opiniones. Tendencias21 se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere no se ajustan al tema de cada artículo o que no respeten las normas de uso. Los comentarios a los artículos publicados son responsabilidad exclusiva de sus autores. Tendencias21 no asume ninguna responsabilidad sobre ellos. Los comentarios no se publican inmediatamente, sino que son editados por nuestra Redacción. Tendencias21 podrá hacer uso de los comentarios vertidos por sus lectores para ampliar debates en otros foros de discusión y otras publicaciones.

Otros artículos de esta misma sección
< >

Lunes, 24 de Febrero 2020 - 11:00 El consumo de marihuana altera el esperma

Lunes, 24 de Febrero 2020 - 08:00 La meditación potencia las conexiones neuronales



¡Participa en el diseño del futuro!