Tendencias 21. Ciencia, tecnología, sociedad y cultura




La luz puede combatir trastornos neuronales

Desarrollan un dispositivo que influye en la actividad eléctrica de las células nerviosas


Un nuevo dispositivo optoelectrónico influye en la actividad eléctrica de las neuronas y combate trastornos neuronales. Puede reemplazar a los electrodos tradicionales, es mínimamente invasivo y funciona sin cables o ingeniería genética.




Los fotocapacitadores electrolíticos orgánicos transparentes pueden guiar a dispositivos implantables que ayudan en el tratamiento de trastornos neuronales. Imagen: Thor Balkhed / Eric Glowacki.
Los fotocapacitadores electrolíticos orgánicos transparentes pueden guiar a dispositivos implantables que ayudan en el tratamiento de trastornos neuronales. Imagen: Thor Balkhed / Eric Glowacki.

Un equipo de investigadores de la Universidad de Linköping, en Suecia, ha desarrollado un dispositivo capaz de influir con luz en las propiedades eléctricas de células y tejidos. Este dispositivo, llamado fotocapacitador electrolítico orgánico (OEPC por sus siglas en inglés), podría sustituir a los electrodos tradicionales, permitiendo que terapias como la estimulación de las células nerviosas sean menos invasivas y no requieran ingeniería genética.
 

Los investigadores, dirigidos por Marie Jakešová, del Laboratorio de Electrónica Orgánica de la Universidad de Linköping, ya habían demostrado la efectividad de esta técnica en la estimulación de las células ganglionares de la retina de pollos ciegos.
 

En esta ocasión, han dado un paso adelante, demostrando que el OEPC también funciona en las células a nivel individual.
 

Funcionamiento
 

Los experimentos se llevaron a cabo en óvulos de rana africana de uñas (Xenopus laevis). Los resultados mostraron que el OEPC es capaz de modificar con éxito la distribución de la carga eléctrica de la membrana celular.
 

El dispositivo funciona gracias al acoplamiento capacitivo, que es la transferencia de energía eléctrica en una red, o entre redes distantes, por medio de la corriente de desplazamiento entre los nodos de los circuitos, inducida por el campo eléctrico.
 

Los investigadores han demostrado que el acoplamiento capacitivo es más eficiente de lo que cabría pensar, dada la presencia de la membrana vitelina (característica de las células del óvulo) en la parte superior de la membrana celular, que dificulta la penetración de la luz. Además, el voltaje experimentado supera el nivel de umbral necesario para disparar las células nerviosas.
 


Amplificador de la señal
 

La potencia ampliada, capaz de atravesar dichos tejidos, se debe a que los investigadores emplearon una mezcla específica de materiales orgánicos para fabricar las obleas, las finas planchas de material semiconductor que se utilizan en microelectrónica para construir sobre ellas los microcircuitos. Generalmente se emplea el silicio, pero los nuevos materiales son 100 veces más eficientes.
 

Al optimizar la combinación de materiales, el dispositivo puede operar en un rango de longitud de onda de entre 630 y 660 nanómetros. Así, los tejidos del cuerpo son prácticamente transparentes para la luz.
 

"La tecnología que estamos desarrollando pretende ser la técnica más simple y minimalista para estimular artificialmente el tejido nervioso", explica Eric Glowacki, investigador en el Laboratorio de Electrónica Orgánica de la Universidad de Linköping en un comunicado. Esto significa que los nuevos dispositivos tendrán aplicaciones in vivo, como la estimulación del nervio periférico.
 

De la telecomunicación al tratamiento de los trastornos neuronales
 

“Las telecomunicaciones modernas se basan en elementos optoelectrónicos: la luz se transduce a señales eléctricas", señala Glowacki. Según los investigadores, vale la pena seguir explorando el camino y la optimización de sus dispositivos OEPC, basados ​​en los mismos principios que las telecomunicaciones modernas.
 

Los nuevos dispositivos tienen un gran potencial, especialmente porque el prototipo sobrevive a la esterilización y su estabilidad es relativamente constante, incluso después de una gran cantidad de ciclos de iluminación.
 

Los investigadores creen que, una vez optimizados sus dispositivos, su integración con sofisticadas plataformas implantables puede llevar al tratamiento de trastornos neuronales de una manera menos invasiva y, sobre todo, segura.
 


Referencia

Optoelectronic control of single cells using organic photocapacitors. M. Jakešová et al. Science Advances, 5 April 2019. DOI: 10.1126/sciadv.aav5265.


Martes, 23 de Abril 2019
Eva Reneses
Artículo leído 2282 veces





Nota



Nuevo comentario:
Twitter

Los comentarios tienen la finalidad de difundir las opiniones que le merecen a nuestros lectores los contenidos que publicamos. Sin embargo, no está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o internacionales, así como tampoco insultos y descalificaciones de otras opiniones. Tendencias21 se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere no se ajustan al tema de cada artículo o que no respeten las normas de uso. Los comentarios a los artículos publicados son responsabilidad exclusiva de sus autores. Tendencias21 no asume ninguna responsabilidad sobre ellos. Los comentarios no se publican inmediatamente, sino que son editados por nuestra Redacción. Tendencias21 podrá hacer uso de los comentarios vertidos por sus lectores para ampliar debates en otros foros de discusión y otras publicaciones.

Otros artículos de esta misma sección
< >

Miércoles, 10 de Julio 2019 - 08:00 Las proteínas pueden convertirse en música

¡Participa en el diseño del futuro!