Tendencias 21. Ciencia, tecnología, sociedad y cultura




La sexta gran extinción se ha acelerado en todos los continentes

Las especies desaparecen masivamente desde 1990, poniendo en peligro la continuidad de la vida


La sexta gran extinción de especies se acelera y será tan catastrófica como la que causó la desaparición de los dinosaurios, advierte un estudio, si bien en esta ocasión está originada por la acción humana. Las especies de vertebrados retroceden masivamente, tanto en número de animales como en extensión geográfica, poniendo en peligro la vida sobre el planeta. Sólo nos quedan 30 años para impedirla.





Investigadores de México y Estados Unidos han publicado un alarmante estudio en el que señalan que las especies de vertebrados están desapareciendo cada vez más y más rápidamente, advirtiendo que la sexta extinción masiva de especies ya ha comenzado, está mucho más avanzada de lo que se pensaba y será catastrófica para nuestro planeta.

En general, se considera “extinción masiva” al período en el cual desaparece un número muy grande de especies. La extinción masiva más conocida de las cinco que ha sufrido nuestro planeta tuvo lugar hace 65 millones de años, y provocó la desaparición de los dinosaurios.

En el estudio, publicado en PNAS, Gerardo Ceballos, de la Universidad Nacional Autónoma de México, y Paul Enrich y Rodolfo Dirzo, de la Universidad de Stanford, hablan de una “defaunación catastrófica” para los diferentes ecosistemas del planeta y advierten que la sociedad no está prestando suficiente atención a estas señales del preludio de una extinción global de los animales.

Esta extinción masiva tendrá numerosas consecuencias ecológicas, económicas y sociales, señalan, ya que la alimentación, el aire y el agua están en riesgo de resultar peligrosamente impactados. Precisan que la reducción del número de animales y de la diversidad biológica implica la pérdida de actividades cruciales para la vida que ofrecen los ecosistemas, como la polinización de las abejas, el control natural de pesticidas o la purificación del agua. Además, altera las redes ecológicas de las que se benefician todos los seres vivos, provocando un efecto cascada.

Meta-análisis de las especies

Los investigadores realizaron un meta-análisis sobre la mitad de las especies de vertebrados conocidas y examinaron la evolución de la población de 27.600 especies de mamíferos, pájaros, reptiles y anfibios terrestres de los cinco continentes, usando la base de datos de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza, el inventario más completo de la conservación de la biodiversidad.

Los investigadores se han centrado especialmente en 177 especies de mamíferos y examinado el descenso de sus poblaciones entre 1990 y 2015. Destacan que el 32% de las especies estudiadas están declinando en términos de población y extensión geográfica y que numerosos mamíferos que estaban bien hace 20 años, ahora están en vías de extinción. Una catástrofe, señalan.

Lo más grave, añaden, es que casi el 30% de las especies en declive están consideradas como comunes y que todavía no han sido catalogadas como en peligro de extinción.

Los datos son concluyentes: en 2016, el planeta sólo contaba con 7.000 guepardos y 35.000 leones africanos, un 43% menos que en 1993. Las poblaciones de orangutanes de Borneo han descendido un 25% en las últimas décadas para quedarse en 80.000 ejemplares, mientras que las jirafas han pasado de 115.000 especímenes en 1985 a 97.000 en 2015. Los pangolines asiáticos han sido diezmados.

Los animales y especies migratorias tienen cada vez menos espacios para cazar y reproducirse, especialmente en las regiones tropicales y templadas. Además, todos los continentes están afectados por esta destrucción espectacular de la biodiversidad.

Las zonas más afectadas para las poblaciones de mamíferos y pájaros son las tropicales, por lo demás las más ricas en fauna. Las regiones con menos fauna registran también tasas similares e incluso más altas en valores relativos, es decir, comparadas con la riqueza de su biodiversidad.

Los porcentajes de las especies de mamíferos terrestres de los cinco continentes  experimentan diferentes niveles de declive en el período  1900-2015. PNAS.
Los porcentajes de las especies de mamíferos terrestres de los cinco continentes experimentan diferentes niveles de declive en el período 1900-2015. PNAS.
Menos territorios

Como consecuencia de la disminución de efectivos, la biodiversidad pierde territorios a un ritmo galopante. Entre las 177 especies de mamíferos estudiadas, el 40% han perdido el 80% del territorio del que disfrutaban en 1900, destaca el estudio.

Los grandes mamíferos del Sudeste Asiático son el grupo de animales que ha perdido el mayor porcentaje de territorio habitable.

Un ejemplo claro: el león que reinaba en la mayor parte de África, del sur de Europa y del Medio Oriente, llegando hasta el noroeste de La India, ostenta hoy un reducido grupo de ejemplares dispersos en el África subsahariana y una población simbólica en los bosques de la India.

Esta sexta extinción está produciendo ante nuestros ojos y la consideran tan catastrófica como la que ocurrió cuando la desaparición de los dinosaurios, si bien advierten que, si las anteriores extinciones se debieron a causas naturales, la actual está directamente provocada por la acción humana: destrucción de hábitats naturales, contaminación y aumento cada vez mayor de la población humana.

Los investigadores señalan que la extinción está mucho más avanzada de lo que se pueda pensar, ya que cuando tantas especies comunes ven disminuir sus efectivos en las dimensiones conocidas, es la señal de alerta de la gravedad de la extinción biológica actual.

Señalan asimismo que sólo tenemos 30 años para reaccionar y no son optimistas respecto al futuro: “todos los datos indican que se producirán mayores asaltos contra la biodiversidad en los próximos veinte años, dibujando una imagen lúgubre para el futuro de la vida, incluida la humana”.



Martes, 11 de Julio 2017
Redacción T21
Artículo leído 8259 veces



Nota



Nuevo comentario:
Twitter

Los comentarios tienen la finalidad de difundir las opiniones que le merecen a nuestros lectores los contenidos que publicamos. Sin embargo, no está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o internacionales, así como tampoco insultos y descalificaciones de otras opiniones. Tendencias21 se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere no se ajustan al tema de cada artículo o que no respeten las normas de uso. Los comentarios a los artículos publicados son responsabilidad exclusiva de sus autores. Tendencias21 no asume ninguna responsabilidad sobre ellos. Los comentarios no se publican inmediatamente, sino que son editados por nuestra Redacción. Tendencias21 podrá hacer uso de los comentarios vertidos por sus lectores para ampliar debates en otros foros de discusión y otras publicaciones.

Otros artículos de esta misma sección
< >