Tendencias 21. Ciencia, tecnología, sociedad y cultura




Las alertas climáticas siguen sonando

2020 podría batir todos los récords de calor


Mayo es el cuarto mes más cálido de la historia, con una anomalía de +1,102ºC respecto a la era preindustrial. 2020 podría batir todos los récords de calor, mientras las concentraciones de CO2 alcanzan niveles inéditos en 23 millones de años.





Mapa de las anomalías climáticas de mayo 2020, según NCEP-NCAR. Fuente: Global-climat.
Mapa de las anomalías climáticas de mayo 2020, según NCEP-NCAR. Fuente: Global-climat.
El mes de mayo pasado ha sido el cuarto más cálido desde que se tienen registros, con una temperatura +0,463°C por encima de la media del período 1981-2010.

Este dato consolida otro no menos relevante: los nueve meses de mayo más cálidos son todos posteriores a 2010, destaca global-climat.

Si se tiene como base el periodo 1880-1889, representativo del periodo preindustrial, la anomalía de mayo sube hasta +1,102ºC, por debajo del límite establecido en el Acuerdo de París, de +1,5ºC por encima de los niveles anteriores a la revolución industrial.

La tendencia al calentamiento global prosigue su escalada y se sitúa en +0.139ºC por década desde 1948, con una aceleración de +0.222ºC por década desde el año 2000.

Temores de 2020

Según la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica de Estados Unidos (NOAA), citada por The Washington Post, hay un 75 por ciento de posibilidades de que 2020 sea el año más cálido desde 1880, cuando se iniciaron los registros climáticos.

Según esta estimación, este año superaría el año crítico de 2016, hasta ahora el más cálido jamás registrado debido al impacto del fenómeno atmosférico El Niño.

Según los registros actuales, 2020 está en tercera posición en la escalada de temperatura, después de 2016 y 2019, en comparación con el promedio 1981-2010.

Si las previsiones de la NOAA se cumplen, este año batiría todos los récords de temperatura. En cualquier caso, considera que hay un 99.9 por ciento de posibilidades de que 2020 termine siendo uno de los 5 años más cálidos.

Esto es algo inesperado, ya que no hay un evento declarado de El Niño en el Océano Pacífico tropical, que tiende a proporcionar un impulso natural a las temperaturas globales que ya están elevadas debido a la acumulación de gases de efecto invernadero en la atmósfera causados ​​por la actividad humana.

Valores sin precedentes

La Organización Meteorológica Mundial (OMM) destaca que, a pesar de la ausencia del calentamiento asociado al fenómeno de El Niño, las temperaturas medias mundiales en superficie están cerca de registrar valores sin precedentes.

Añade que en los próximos meses se esperan temperaturas de la superficie del mar superiores a la media tanto en los trópicos (salvo en las zonas central y oriental del Pacífico, donde se prevén condiciones cercanas a la media) como en regiones extratropicales.

Las temperaturas de la superficie del mar cercanas a la media que se prevén para gran parte de la zona oriental del Pacífico ecuatorial pueden afectar sensiblemente al clima y a la circulación de la atmósfera suprayacente de la región tropical.

Más calor generalizado

Según informa el Instituto para el Clima (IRI) de la Universidad de Columbia, las temperaturas superiores a la normal se registrarán este año en Groenlandia y diversas partes de Australia, Asia, África, América del Norte, América del Sur y Europa desde junio y agosto, hasta septiembre y noviembre.

Especialmente cálidas se esperan las temperaturas de junio y agosto en Norteamérica y Turquía, y para septiembre-noviembre también en Norteamérica, Groenlandia y parte de Asia central o nororiental.

La escalada será más suave en África tropical, la mitad sur de Australia y partes del sur de Asia.

Y se pronostica una mayor probabilidad de una temperatura inferior a la normal para parte del Gran Cuerno de África occidental para junio-agosto a agosto-octubre, el sudeste de Australia en septiembre-noviembre y partes del norte de Asia para agosto-octubre y septiembre-noviembre.

Más CO2

En este contexto de calentamiento global progresivo, una nueva investigación de la Universidad de Louisiana en Lafayette ha comprobado que los niveles de dióxido de carbono en la atmósfera son mayores en la actualidad que los de los últimos 23 millones de años.

Las concentraciones de CO2 en la atmósfera no solo aumentan, sino que se están acelerando: en abril alcanzaron las 416,21 partes por millón (ppm), según informa el Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente. Hace más de 3 millones de años que esa situación no se daba en la historia de nuestro planeta.

El nuevo estudio, basado en registros fósiles de vegetales, confirma que, en un periodo mucho más largo, tampoco las concentraciones actuales de CO2 tienen precedentes: el efecto invernadero que estamos padeciendo es también algo insólito.


Jueves, 4 de Junio 2020
Redacción T21
Artículo leído 1623 veces



Nota



Nuevo comentario:
Twitter

Los comentarios tienen la finalidad de difundir las opiniones que le merecen a nuestros lectores los contenidos que publicamos. Sin embargo, no está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o internacionales, así como tampoco insultos y descalificaciones de otras opiniones. Tendencias21 se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere no se ajustan al tema de cada artículo o que no respeten las normas de uso. Los comentarios a los artículos publicados son responsabilidad exclusiva de sus autores. Tendencias21 no asume ninguna responsabilidad sobre ellos. Los comentarios no se publican inmediatamente, sino que son editados por nuestra Redacción. Tendencias21 podrá hacer uso de los comentarios vertidos por sus lectores para ampliar debates en otros foros de discusión y otras publicaciones.

Otros artículos de esta misma sección
< >

Jueves, 2 de Julio 2020 - 08:00 El Polo Sur está en una espiral de calentamiento

Jueves, 25 de Junio 2020 - 17:00 El Ártico está en llamas



¡Participa en el diseño del futuro!