Tendencias 21. Ciencia, tecnología, sociedad y cultura




Las ciudades deben liderar la lucha contra el cambio climático

Los científicos proponen descender a barrios y suburbios para afrontar los riesgos


Los científicos quieren convertir a las ciudades en la punta de lanza en la lucha contra el cambio climático. Son los mayores contaminantes, pero también las víctimas principales del calentamiento global. La ciencia debe descender a nivel de barrios y suburbios para analizar datos e interacciones, proponer medidas correctoras y hablar con políticos y agentes locales.





Once científicos de Australia, Reino Unido, Hungría, México, Nigeria, Tailandia, Dinamarca, Francia, Sudáfrica y Estados Unidos, firman un artículo en la revista Nature en el que proponen algunas ideas originales para convertir a las ciudades en la punta de lanza de la lucha contra el cambio climático. Todos los firmantes pertenecen al comité científico de seguimiento de la Conferencia sobre las ciudades y la ciencia de los cambios climáticos, que se desarrolla esta semana en Canadá.             

En su artículo, constatan que las ciudades son las principales responsables del cambio climático, pero también sus principales víctimas, lo que demanda una respuesta científica. Las ciudades son sistemas abiertos, complejos y dinámicos con un alcance global que requieren un mayor empeño por parte de la comunidad científica.

Señalan que la ciencia debe desempeñar un papel más importante en las prácticas y políticas urbanas, y  lamentan la falta de estudios a largo plazo sobre los climas urbanos y sus impactos. Un déficit que condiciona la planificación política, advierten.

La importancia cuantitativa de las ciudades es indiscutible: concentran más de la mitad de la población mundial (y más de un tercio en 2050, según la ONU). También emiten el 75% del CO2 surgido del consumo de energía.

Sometidas también a inundaciones, sequías, incendios forestales y otras catástrofes naturales que el calentamiento global trae consigo, estas ciudades pueden sufrir en los próximos 15 años daños estimados en 4 billones de dólares. Sin olvidar que cientos de millones de ciudadanos van a perder sus viviendas por la subida del nivel del mar en diferentes partes del mundo.

Los científicos fijan seis prioridades para que las investigaciones científicas puedan ayudar a corregir los efectos del cambio climático en las ciudades.

Más datos

La primera medida consiste en obtener más datos, especialmente en los países del sur. Datos de satélites, drones y de los vehículos autónomos serán útiles para hacer un seguimiento de las emisiones de gases de efecto invernadero en las habitaciones, fábricas y calles. También es necesario inventariar los residuos de metano, ozono, hollín de carbón o aerosoles perjudiciales para comprender mejor el impacto urbano en el medio ambiente y establecer medidas correctoras.

Datos también de las infraestructuras que permitan conocer los espacios vacíos de las casas y los pasos subterráneos para prevenir la llegada de inundaciones. El conocimiento que tiene la población de sus respectivos espacios resulta crucial para la ciencia. Los investigadores destacan que los barrios más antiguos en ocasiones resisten mejor a las inundaciones que los modernos debido a los materiales, la arquitectura de los cimientos y a una organización del espacio más apropiada para absorber la lluvia.

Para esta recogida de datos, los científicos aconsejan crear una red mundial de observatorios urbanos que permitan compartir informaciones y experiencias. Deberá ser una red transparente para asegurar que todos los datos compartidos son rigurosos, sin afectar por ello a la intimidad de las fuentes. Un ejemplo que ya existe: la universidad de Newcastle, en el Reino Unido, reúne datos de un millón de sensores repartidos por toda la ciudad y son accesibles on line en tiempo real.

Impacto urbano en el clima

Los científicos proponen asimismo la realización de estudios comparativos para comprender mejor cómo las ciudades,  su morfología, sus materiales y las actividades humanas interactúan con el clima.

Señalan que las simulaciones climáticas, que abundan a la hora de prever el clima global, deben descender y tener en cuenta también las ciudades y los barrios. Para ello serán necesarias nuevas metodologías científicas capaces de medir los riesgos y encontrar soluciones, de las que citan algunos ejemplos: Melbourne ha puesto pavimentos permeables para reducir los riesgos de inundación. Nueva York y Los Ángeles han implementado calles y techos reflectantes.

Ir a los suburbios y aprender de ellos

En el año 2050 habrá 3.000 millones de personas, sobre todo en los países del sur, que vivirán en suburbios, advierten los científicos. Se trata de instalaciones especialmente vulnerables a los riesgos climáticos que demandan estudios específicos para ayudar a sus habitantes a adaptarse a los cambios.

Los suburbios aportan también la riqueza de su propia experiencia, ya que sus habitantes han aprendido a gestionar eficazmente sus escasos recursos y a reciclarlos para reutilizarlos. Lo que proponen los científicos es algo sorprendente: más que intentar reabsorber estas poblaciones a los modelos urbanos, lo mejor será ayudarles a potenciar sus sistemas de subsistencia y a reforzar su economía informal, con todo lo que ello supone de renovación legislativa en los países afectados.

Innovaciones disruptivas

Los científicos llaman la atención sobre la creciente implantación de los coches eléctricos automatizados y compartidos, que podría llegar a reducir en un tercio la flota mundial de vehículos contaminantes.

Sin embargo, advierten de los efectos perversos potenciales de la revolución digital: el éxito de los vehículos compartidos puede provocar un uso más intensivo del automóvil, al mismo tiempo que la gestión informatizada de la gestión del agua, la energía, las comunicaciones y los transportes hace a las ciudades más vulnerables ante los riesgos climáticos: todo puede caerse por efecto de un huracán, como ocurrió en NY en 2012, señalan.

También enfatizan que no es bueno reducir todo a lo digital: construcciones de bambú, de cemento que absorbe más carbono, o de madera “neutra en carbono”, son objeto ya de experimentación, así como la implantación de corredores de vegetación en el seno de las ciudades para reducir el riesgo de inundación, favorecer la biodiversidad y almacenar más carbono.

Política global

El relato de estos científicos desemboca en la necesidad de un nuevo voluntarismo político que pasa por cambiar los modos de vida de los ciudadanos y por hacer las ciudades más resilientes a través de la generalización de iniciativas locales eficaces. Un ejemplo: China ha desarrollado una treintena de ciudades esponja, con amplios espacios verdes y zonas húmedas, para resistir mejor a las inundaciones.

La reflexión de estos científicos concluye señalando que sacar las industrias contaminantes de la ciudad y ponerlas en la periferia no resuelve el problema: es preciso pasar a la escala sistémica, señalan.

Hay que combinar disciplinas científicas para obtener una visión de conjunto de las ciudades y comprender las relaciones que se producen entre la disposición de las infraestructuras, las desigualdades sociales y la resiliencia (capacidad de la población de sobreponerse a la adversidad).

Para todo ello será necesario financiar nuevas investigaciones que agrupen por un lado a los científicos, por otro a los políticos y por último a los agentes sociales (asociaciones de vecinos, de empresarios). También recomiendan que cada ciudad se dote de un consejo científico parecido al que ya existe a nivel de ministerios estatales.

Referencia

Six research priorities for cities and climate change. Xuemei Bai, Richard J. Dawson, Diana Ürge-Vorsatz, Gian C. Delgado, Aliyu Salisu Barau, Shobhakar Dhakal, David Dodman, Lykke Leonardsen, Valérie Masson-Delmotte, Debra C. Roberts & Seth Schultz. Nature Comments.


Martes, 6 de Marzo 2018
Redacción T21
Artículo leído 2645 veces



Nota



Comente este artículo

1.Publicado por Dario Moreira el 08/03/2018 22:06
Y qué pasa con la contaminación que produce la industria de la carne o en su defecto su consumo? El metano es un gas 200 veces más efectivo que el CO2 es decir 200 veces más nocivo para la atmósfera y las cantidades que producen los ganados en el mundo producto de la industria de la carne nos descomunales, y si hablamos del desmonte de territorio selvático o boscoso para realizar monocultivo de granos destinados a la alimentación de dicha industria. ?? Por qué no se habla de educar a las sociedades en estos aspectos? El número oficial de ambientalistas muertos asciende a 200.

2.Publicado por hgdg el 20/03/2018 09:45
seguimos con el timo climatico, nevando el mismo dia que entra la primavera

3.Publicado por Martin Jaramillo Pérez el 28/08/2018 01:59
En una importante Universidad de Medellín Colombia se ha inventado el reemplazo eficiente y rentable de los combustibles fósiles.
La nueva energía es limpia, renovable, silenciosa, inagotable, no se tiene que transportar porque se produce en el mismo sitio de consumo.
Se llama GENERADOR PIEZOELÉCTRICO DE PASCAL. Ver: https://esnoticia.co/noticia-105738-generador-piezoelctrico-de-pascal
Podemos evitar el CAMBIO CLIMÁTICO y lograr el DESARROLLO SOSTENIBLE.
SERÁ MEJOR NEGOCIO QUE EL PETROLEO.
PRETENDEMOS COMPARTIRLO CON ALGUIEN INTERESADO EN DESARROLLARLO. Contacta: martinjaramilloperez@gmail.com

Nuevo comentario:
Twitter

Los comentarios tienen la finalidad de difundir las opiniones que le merecen a nuestros lectores los contenidos que publicamos. Sin embargo, no está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o internacionales, así como tampoco insultos y descalificaciones de otras opiniones. Tendencias21 se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere no se ajustan al tema de cada artículo o que no respeten las normas de uso. Los comentarios a los artículos publicados son responsabilidad exclusiva de sus autores. Tendencias21 no asume ninguna responsabilidad sobre ellos. Los comentarios no se publican inmediatamente, sino que son editados por nuestra Redacción. Tendencias21 podrá hacer uso de los comentarios vertidos por sus lectores para ampliar debates en otros foros de discusión y otras publicaciones.

Otros artículos de esta misma sección
< >

Miércoles, 12 de Septiembre 2018 - 09:05 Los científicos advierten: el capitalismo es inviable

Martes, 11 de Septiembre 2018 - 09:00 La OMM alerta de un nuevo episodio El Niño este año



Da alas a tus sueños