Tendencias 21. Ciencia, tecnología, sociedad y cultura



Tendencias 21. Ciencia, tecnología, sociedad y cultura




Londres prepara su infraestructura ferroviaria para los Juegos Olímpicos

El evento deportivo hará que se tomen medidas logísticas y de seguridad para garantizar el funcionamiento de la red de transporte


La combinación de un mega operativo de seguridad, que ha incluido el análisis de las amenazas potenciales según las últimas tendencias, junto a una potenciación de la red ferroviaria londinense, que podría suponer el agregado de hasta 2.000 servicios adicionales para hacer frente a la demanda, constituyen el eje principal de una estrategia desarrollada por Londres para garantizar el pleno funcionamiento de su infraestructura ferroviaria durante los próximos Juegos Olímpicos. Por Pablo Javier Piacente.



Las estaciones ferroviarias serán uno de los ejes del operativo de seguridad que se llevará adelante en Londres durante los próximos Juegos Olímpicos. Fuente: Transport for London.
Las estaciones ferroviarias serán uno de los ejes del operativo de seguridad que se llevará adelante en Londres durante los próximos Juegos Olímpicos. Fuente: Transport for London.
Londres se prepara para los Juegos Olímpicos 2012, y las redes ferroviarias son un elemento vital para optimizar la comunicación entre los distintos escenarios de competencia y los puntos estratégicos de la ciudad. Al respecto, la infraestructura ferroviaria se pondrá a la altura de este multitudinario evento mundial con la inclusión de hasta 2.000 servicios complementarios, mientras que al mismo tiempo un completo operativo policial, planificado considerando las distintas amenazas, garantizará la seguridad.

Un artículo publicado en railway-technology.com resume las principales actuaciones de la política llevada adelante por Londres para conseguir un adecuado funcionamiento de su red ferroviaria durante los Juegos Olímpicos. Por ejemplo, según la Policía Británica de Transporte (BTP), la operación se ha planificado en 64 días de vigilancia, que cubrirán los Juegos Olímpicos y Paraolímpicos.

Además de este plan de seguridad, se ha concretado una importante inversión en infraestructura ferroviaria para poder satisfacer las demandas del evento, facilitando el acceso al Parque Olímpico principal y ayudando a los visitantes a entrar y salir de la ciudad durante el transcurso de la competencia.

Por otro lado, la Olympic Delivery Authority (ODA) y Network Rail tienen previsto poner en funcionamiento hasta 2.000 servicios adicionales de trenes durante la duración de los Juegos.

Aunque muchos de los espacios a utilizar ya están configurados para controlar los eventos de gran escala, incluyendo estaciones cercanas y centros de transporte altamente especializados en los procedimientos de seguridad necesarios, los Juegos Olímpicos son un desafío único.

Estrategia para un evento a máxima escala

Las Olimpiadas constituyen un evento a escala mucho mayor que otros eventos, que abarca un período de tiempo más prolongado y que contará con una dinámica diferente en cuanto a la entrada y salida de personas de la ciudad. El efecto que pueden provocar miles de personas que viajan en un entorno totalmente desconocido es uno de los aspectos que se han considerado como primordiales en la planificación de la seguridad y la operativa ferroviaria.

Como consecuencia, se ha desarrollado una estrategia de seguridad amplia para proteger las sedes olímpicas, los eventos y la infraestructura en general, incluidas las redes de transporte, además de prepararse para los acontecimientos que puedan alterar significativamente la seguridad y estar en condiciones de mitigar su impacto.

Los especialistas de la Policía Británica de Transporte han llevado adelante una evaluación de las posibles amenazas, empleando para ello las últimas tendencias y tecnologías. Esto incluye aspectos como los delitos informáticos, el fraude, el terrorismo, los ataques al orden público y el crimen convencional.

Una de las conclusiones de los expertos indica que la interrupción del servicio a partir de sucesos normales como una fatalidad en la línea, una protesta o alteración del orden público o un delito común como el robo de cables tienen más probabilidades de ser una amenaza en el marco de las infraestructuras ferroviarias que el terrorismo, aunque por supuesto no se desestiman los ataques de este tipo.

Amenazas habituales y terrorismo

En el Reino Unido, gran parte de la discusión en torno a la seguridad olímpica en los medios de comunicación se ha centrado en los casos más espectaculares, como el despliegue de misiles tierra-aire y aviones de combate para contrarrestar las posibles amenazas en el aire, pero sin embargo los acontecimientos más comunes ocurren a diario, y las estadísticas sobre su impacto son sorprendentes.

Solamente en 2010, se registraron en la red ferroviaria londinense más de 2.770 delitos relacionados con el robo de cables, mientras que la tasa de suicidios relacionados con los servicios ferroviarios se mantiene en alrededor de 200 casos por año durante la última década, con una proporción relativa en aumento para los hechos que tienen lugar en las estaciones ferroviarias.

Al mismo tiempo, alrededor de 100 niños y jóvenes se accidentan en las líneas ferroviarias de Londres por año, con distintas causas y diversas consecuencias para ellos. Para los responsables de la Policía Británica de Transporte, si se establece una matriz de amenazas se puede concluir que un ataque terrorista tendría bajas probabilidades de concretarse, pero un alto impacto.

Mientras tanto, muchos de los problemas habituales también deben ser considerados, porque es más sencillo que se produzcan y podrían generar un caos en las redes ferroviarias en una jornada de máxima demanda. Por otra parte, para disminuir las posibilidades de un ataque terrorista o reducir su impacto se han desarrollado diferentes tareas de inteligencia y desarrollo tecnológico.



Viernes, 3 de Febrero 2012
Artículo leído 5626 veces





Nota

Nuevo comentario:
Twitter

Los comentarios tienen la finalidad de difundir las opiniones que le merecen a nuestros lectores los contenidos que publicamos. Sin embargo, no está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o internacionales, así como tampoco insultos y descalificaciones de otras opiniones. Tendencias21 se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere no se ajustan al tema de cada artículo o que no respeten las normas de uso. Los comentarios a los artículos publicados son responsabilidad exclusiva de sus autores. Tendencias21 no asume ninguna responsabilidad sobre ellos. Los comentarios no se publican inmediatamente, sino que son editados por nuestra Redacción. Tendencias21 podrá hacer uso de los comentarios vertidos por sus lectores para ampliar debates en otros foros de discusión y otras publicaciones.

Otros artículos de esta misma sección
< >



Noticias Ferroviarias



Alta Velocidad