Tendencias 21. Ciencia, tecnología, sociedad y cultura




Los móviles excitan el sistema de recompensa del cerebro

Nos ayudan en la necesidad de socializarnos, pero debemos ser cautos ante la dependencia


La dependencia a los teléfonos inteligentes se produce por la necesidad de socialización y de excitar el circuito de recompensa del cerebro, ha descubierto una investigación. Más que demonizar la tecnología, lo mejor es darse cuenta de lo que pasa cuando abusamos de los móviles y adoptar medidas prácticas que nos ayudarán a controlar sus efectos psicológicos.




El uso intensivo de los teléfonos inteligentes no desvela una adicción a los móviles, sino a las interacciones humanas, ha descubierto una investigación de la Universidad McGill publicada en la revista Frontiers in Psychology.

Según esta investigación, es mucho más sencillo controlar esta adicción a las interacciones humanas que a la tecnología móvil a través de una serie de medidas prácticas potencialmente capaces de regular las interacciones con los demás.

Según explica uno de los investigadores, Samuel Veissière, en un comunicado de la citada universidad, el deseo de observar y vigilar al otro, como el de sentirse observado y seguido, está profundamente anclado en la naturaleza humana.

Explica que el ser humano es una especie social diferente a cualquier otra que necesita constantemente destacar entre sus semejantes por sus convicciones culturales y comportamientos.

Además, esas  interacciones sociales proporcionan a las personas un sentido a su vida y unos objetivos a conseguir, y de esta forma se construye su identidad, tanto personal como social.

La investigación, en la que también ha participado Moriah Stendel, del departamento de Psiquiatría de la citada universidad, revisó la literatura actual sobre el uso disfuncional de la tecnología inteligente, examinándola desde el ángulo de la evolución.

Constató que las funciones del teléfono inteligente más susceptibles de provocar una dependencia tenían un punto en común: estimulan el deseo del ser humano de establecer vínculos con sus seres más próximos.

Circuito de recompensa implicado

En consecuencia, señalan los investigadores, el teléfono inteligente satisface una necesidad de socialización que es natural y sana. Sin embargo, debido a la amplitud de la conectividad que posibilitan estas tecnologías, el circuito de la recompensa del cerebro es activado por encima de su ritmo natural, y esa anomalía es la que puede engendrar una dependencia.

La necesidad de socialización y de excitar el circuito de recompensa del cerebro por medio del teléfono inteligente, entendido como herramienta de interacción social, puede provocar la necesidad insana de vigilar al otro y de llevar a la hipersocialización.

Es un proceso parecido al que ocurre con los alimentos, que en nuestra época abundan y son accesibles. La necesidad humana de materias grasas y azúcares, vestigio de remotas presiones de la selección natural, puede provocar obesidad, diabetes y problemas cardiacos. Algo parecido ocurre con la necesidad de socialización y los teléfonos inteligentes, señalan los investigadores.

En consecuencia, plantean que en vez de reglamentar el sector tecnológico o el uso de los teléfonos móviles, lo mejor es plantearse cómo usar adecuadamente los teléfonos inteligentes, una cuestión que padres y profesores deben asumir para evitar anomalías enfermizas en el uso de las tecnologías inteligentes.

Medidas prácticas para evitar la dependencia

Los investigadores proponen incluso una serie de medidas prácticas que pueden ayudar a gestionar mejor la implicación del circuito cerebral de la recompensa en el uso de los teléfonos inteligentes.

Una de estas medidas consiste en desactivar las alertas y planificar la consulta del teléfono a determinadas horas.

Que las empresas prohíban el envío de correos fuera del horario laboral y los fines de semana.

Proponer a los amigos, familiares y compañeros de trabajo el respeto de un protocolo de uso del móvil, especificando el mejor momento para las comunicaciones.

Y sobre todo, darse cuenta de que la dependencia al móvil sólo es el reflejo natural de tener relaciones con los demás.

Referencia

Hypernatural monitoring: a social rehearsal account of smartphone addiction. Front. Psychol. | doi: 10.3389/fpsyg.2018.00141

Jueves, 8 de Febrero 2018
Redacción T21
Artículo leído 5308 veces




Nota




Comente este artículo

1.Publicado por Andres el 22/02/2018 18:08
b[ Mejoro mucho la comunicación entre familiares que se encuentran lejos, pero si es una dependencia de estar enterado en tiempo real lo que las personas están haciendo. No veo que este mal pero si es buena idea tener un protocolo como cuando comes en familia y amigos no usar el movil, al estar en una reunión con amigos dejar los celulares en la mesa sin esta checando porque pueden haber algunas malas interpretaciones.

2.Publicado por Andres RODRIGUEZ el 24/02/2018 00:49
Mejoro mucho la comunicación entre familiares que se encuentran lejos, pero si es una dependencia de estar enterado en tiempo real lo que las personas están haciendo. No veo que este mal pero si es buena idea tener un protocolo como cuando comes en familia y amigos no usar el movil, al estar en una reunión con amigos dejar los celulares en la mesa sin esta checando porque pueden haber algunas malas interpretaciones.

3.Publicado por Sara el 01/03/2018 13:13
Es cierto que los smartphones han creado dependencia pero al mismo tiempo han ofrecido soluciones. Hay que ser responsables e inculcar valores de buen uso de los teléfonos móviles, así no serán una pérdida de tiempo ni una adicción, sino una herramienta muy útil desde la que realizar consultas en Internet, tener aplicaciones prácticas (como pueden ser las de los bancos o para realizar compras), mantener la comunicación con amigos que viven en otro país, recibir alertas del tráfico, etc.

4.Publicado por diseño de paginas web el 05/03/2018 10:41
Me parece una buena iniciativa para la tecnología y algo "innovador" al menos para mi, me gustan estas acciones que nos puede venir muy bien para la vida diaria.

5.Publicado por Diego Paredes el 10/04/2018 04:11
en especial para las personas que son adictas a que les presten atencion

Nuevo comentario:
Twitter

Los comentarios tienen la finalidad de difundir las opiniones que le merecen a nuestros lectores los contenidos que publicamos. Sin embargo, no está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o internacionales, así como tampoco insultos y descalificaciones de otras opiniones. Tendencias21 se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere no se ajustan al tema de cada artículo o que no respeten las normas de uso. Los comentarios a los artículos publicados son responsabilidad exclusiva de sus autores. Tendencias21 no asume ninguna responsabilidad sobre ellos. Los comentarios no se publican inmediatamente, sino que son editados por nuestra Redacción. Tendencias21 podrá hacer uso de los comentarios vertidos por sus lectores para ampliar debates en otros foros de discusión y otras publicaciones.

Otros artículos de esta misma sección
< >
Da alas a tus sueños