Tendencias 21. Ciencia, tecnología, sociedad y cultura




Los océanos pueden cambiar el rumbo de la crisis climática

Absorben más CO2 de lo estimado, lo que aumenta la acidificación y exacerba el calentamiento global


Los océanos están absorbiendo mucho más CO2 de lo que se estimaba hasta ahora: un alivio para contener el calentamiento global que al mismo tiempo aumenta la acidificación de las aguas y exacerba el cambio climático.





La rugosidad del mar es clave para el flujo de carbono. Foto: dimitrisvetsikas196.
La rugosidad del mar es clave para el flujo de carbono. Foto: dimitrisvetsikas196.
Los océanos están absorbiendo mucho más CO2 de lo que se ha estimado hasta ahora: el 33 % de las emisiones originadas por la actividad humana  y no solo el 25%, ha determinado una investigación desarrollada en la Universidad Heriot-Watt de Escocia (UK).

Aunque esto supone una buena noticia, al mismo tiempo agrava otro problema: el aumento del dióxido de carbono que se disuelve en los mares conduce a la acidificación de sus aguas, un grave problema ambiental que dificulta la supervivencia de algunas especies marinas como los calcáreos.

Esta mayor concentración de CO2 afecta también a los cocolitofóridos (presentes en el fitoplancton) y puede ocasionalmente exacerbar el cambio climático, ya que potencia el descenso del albedo (radiación) de la Tierra a través de sus efectos sobre la cobertura de nubes oceánicas.

A todo ello se añade que el calentamiento de las aguas oceánicas ya está provocando problemas como el aumento del nivel del mar a través de la expansión térmica y la fusión del hielo continental, por lo que la mayor absorción de CO2 no puede interpretarse sin más como un alivio para la crisis climática.

Absorción de CO2

En los últimos 50 años, los océanos  han absorbido más del 90% del calor adicional en la atmósfera causado por los gases de efecto invernadero de la actividad humana, y  ayudado así a enfriar el planeta.

Sin embargo, establecer con exactitud cuánto dióxido de carbono absorben los océanos ha sido un tema de debate en la comunidad científica.

La estimación del tamaño del sumidero de carbono oceánico depende del cálculo de los flujos ascendentes y descendentes de dióxido de carbono en la superficie del mar y, a su vez, este flujo se rige en gran medida por la turbulencia, el movimiento relativo y la mezcla de aire y agua en la superficie del mar.

Hasta ahora se había estimado que alrededor de una cuarta parte del dióxido de carbono que liberamos a la atmósfera como consecuencia de las actividades humanas terminaba en el océano.

Nueva investigación

Para obtener una cifra más precisa sobre la absorción de CO2 por los océanos, los investigadores escoceses utilizaron un nuevo conocimiento de los procesos de transferencia en la superficie del mar, junto con datos de la distribución del dióxido de carbono en la superficie del océano obtenidos a través del Surface Ocean Carbon Dioxide Atlas.

La investigación se apoyó también en  satélites de la ESA, como SMOS, la serie MetOp y Copernicus Sentinel-3, que proporcionarion mediciones de salinidad, velocidad del viento en la superficie y temperatura de la superficie del mar.

El autor principal del estudio, David Woolf, explica en un comunicado: "Nuestra investigación muestra que los océanos absorben tres gigatoneladas de carbono por año, lo que representa aproximadamente un tercio de las emisiones causadas por la actividad humana (...) Es importante tener en cuenta que ahora sabemos con una precisión sin precedentes y concluimos que la cifra anterior, de aproximadamente una cuarta parte, subestimó el papel del océano en su capacidad de secuestrar carbono".

¿Cúanto CO2?

Desde el comienzo de la era industrial, los océanos, que cubren el 70% de la superficie de nuestro planeta, han absorbido cantidades significativas de CO2 producto de las actividades humanas.

Según el Informe especial del IPCC sobre el océano y la criosfera, publicado a fines de septiembre de 2019, el océano ya ha absorbido más del 90% del exceso de calor del sistema climático y continuará absorbiendo más calor: para 2100 absorberá de 2 a 4 veces más calor que durante el período comprendido entre 1970 y el presente, si el calentamiento global se limita a 2ºC. La absorción de calor será hasta 5 a 7 mayor, si las emisiones son más altas.

Además, los océanos han absorbido del 20% al 30% de las emisiones antropogénicas de dióxido de carbono desde la década de 1980. Hasta hoy, se consideraba que el 25% del CO2 emitido a la atmósfera por nuestras actividades era absorbido por el océano.

Sin embargo, la cantidad de dióxido de carbono atmosférico absorbido por los océanos siempre se ha cuestionado, hasta que el nuevo estudio arroja nuevos datos con una precisión sin precedentes: ya no es el 25% del CO2 emitido a la atmósfera por nuestras actividades lo que absorbe el océano, sino el 33%.

Referencia

Key Uncertainties in the Recent Air‐Sea Flux of CO2. D.K. Woolfet al. Global Biogeochemical Cycles, 05 September 2019. DOI: https://doi.org/10.1029/2018GB006041
 


Jueves, 10 de Octubre 2019
Redacción T21
Artículo leído 3670 veces



Nota



Nuevo comentario:
Twitter

Los comentarios tienen la finalidad de difundir las opiniones que le merecen a nuestros lectores los contenidos que publicamos. Sin embargo, no está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o internacionales, así como tampoco insultos y descalificaciones de otras opiniones. Tendencias21 se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere no se ajustan al tema de cada artículo o que no respeten las normas de uso. Los comentarios a los artículos publicados son responsabilidad exclusiva de sus autores. Tendencias21 no asume ninguna responsabilidad sobre ellos. Los comentarios no se publican inmediatamente, sino que son editados por nuestra Redacción. Tendencias21 podrá hacer uso de los comentarios vertidos por sus lectores para ampliar debates en otros foros de discusión y otras publicaciones.

Otros artículos de esta misma sección
< >

Lunes, 18 de Noviembre 2019 - 08:34 La emergencia climática ya amenaza a la humanidad



¡Participa en el diseño del futuro!