Tendencias 21
25 Aniversario




Los piratas son los que más dinero se dejan en las tiendas de discos

Gastan 36 euros anuales más en comprar música que los que no piratean canciones en Internet


En el Reino Unido, 7 millones de personas descargan cada año ilegalmente música de Internet, pero al mismo tiempo son los que más dinero gastan en las tiendas de discos, 36 euros más al año que las personas que no piratean música a través de la red de redes, según una encuesta. Eso significa que cortar el acceso a la red de redes a los que descargan música ilegalmente sería perjudicial para la industria, ya que aleja a estas personas de sus formas habituales de interactuar con la música. Por Catalina Franco R.



Música Libre. Fotografía de Torchondo. Everystockphoto.
Música Libre. Fotografía de Torchondo. Everystockphoto.
Música Libre. Fotografía de Torchondo. Everystockphoto.
Música Libre. Fotografía de Torchondo. Everystockphoto.
La industria de la música se enfrenta cada vez con más retos para sobrevivir una era en la que los jóvenes han aprendido a acceder a la música de manera rápida, fácil y gratuita, además de poder hacerlo de acuerdo con sus gustos, sin tener que comprar álbumes enteros, sino personalizando sus colecciones al escoger cada canción o video que descargan de Internet en el momento que desean.

En vista de la situación que se hizo evidente hace ya unos años, muchas compañías decidieron abrir tiendas en línea y moderar sus precios para contar con alguna posibilidad de competirle a ese gigante de las descargas ilegales que empezó a tragarse la industria de la música, llevándose por encima los derechos de autor y los ingresos por ventas de miles de artistas, así como el futuro de las compañías discográficas.

Pero un nuevo estudio del que informa The Independent, realizado por Ipsos Mori en el Reino Unido, en el que participaron 1.000 personas entre los 16 y los 50 años con acceso a Internet, descubrió datos que pueden encender el debate entre quienes piensan que se debe penalizar la descarga ilegal de música y aquellos que son un poco más flexibles.

La encuesta revela que una de cada diez personas admite descargar música de manera ilegal y afirma que aquellos que descargan música ilegalmente son a su vez quienes más gastan en comprar música legal, ya sea en tiendas virtuales o físicas. Según las cifras encontradas, los descargadores ilegales gastan en promedio £77 anuales (85 euros) en música legal, lo que equivale a £33 (35 euros) más por año que aquellos que manifiestan no utilizar los servicios ilegales.

El debate de la industria musical

Teniendo en cuenta que en el Reino Unido se estima que hay unos siete millones de personas descargando archivos ilegalmente cada año, lo que, de acuerdo con la British Phonographic Industry (BPI), le costará a la industria £200 millones (220 millones de euros) en 2009, es importante analizar la situación actual del acceso a la música sin prejuicios.

Y es que actualmente está sobre la mesa la posibilidad de atacar a los descargadores ilegales, amenazándolos con cortarles el acceso a Internet como castigo por sus infracciones a la ley, lo que para muchos constituiría en un nuevo golpe a la industria musical, ya que se estaría castigando a sus verdaderos clientes que, así descarguen música gratuita, también son los que más gastan en comprarla de manera legal.

Tal como explicó a The Independent Peter Bradwell, del think-tank Demos y quien encargó la encuesta a Ipsos Mori, “el último acercamiento del Gobierno no ayudará a apoyar a una industria musical debilitada. Los políticos y las compañías musicales deben reconocer que la naturaleza del consumo de la música ha cambiado y que los consumidores están demandando precios más bajos y más fácil acceso”.

Según sugiere la encuesta, la amenaza del Gobierno de cancelar Internet a quienes desatiendan las cartas oficiales que reciban por descargar música ilegalmente estaría impidiendo la privacidad de Internet de las personas. El 61% de los descargadores ilegales manifiesta que no volvería a descargar música de esta forma ante la amenaza de no tener Internet durante un mes.

Las nuevas generaciones y la música

Más allá de cerrarse a juzgar lo bueno o lo malo de las descargas gratuitas, es importante entender la interacción de las nuevas generaciones con la música. Como lo expresa al citado periódico inglés Mark Mulligan, de Forrester Research, “las personas que comparten archivos son las que están interesadas en la música…Ellos utilizan el compartir archivos como un mecanismo de descubrimiento. Tenemos una generación de gente joven que no tiene ningún concepto de la música como un servicio por el cual hay que pagar. Hay que tenerla a un precio que ni siquiera se note”.

Los artistas también se han hecho oír en medio de este debate; por ejemplo, Lily Allen y James Blunt se han manifestado a favor de las políticas restrictivas del Gobierno, mientras que Shakira ha expresado que las descargas ilegales la acercan más a sus fans.

El tema de la descarga ilegal de archivos se conoce desde ya hace mucho tiempo y, por lo general, ha sido menos perjudicial para aquellos que lo han enfrentado con nuevas ideas y tomando oportunidades de las posibilidades que ofrecen estas herramientas. Por ejemplo, Virgin Media y Universal Music planean lanzar el que será el primer servicio de música por suscripción que tendría un costo de alrededor de £15 (16,50 euros) y permitiría a sus usuarios descargar y guardar archivos musicales ilimitados del catálogo de Universal.



Jueves, 26 de Noviembre 2009
Catalina Franco
Artículo leído 5357 veces





Nota

Nuevo comentario:
Twitter

Los comentarios tienen la finalidad de difundir las opiniones que le merecen a nuestros lectores los contenidos que publicamos. Sin embargo, no está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o internacionales, así como tampoco insultos y descalificaciones de otras opiniones. Tendencias21 se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere no se ajustan al tema de cada artículo o que no respeten las normas de uso. Los comentarios a los artículos publicados son responsabilidad exclusiva de sus autores. Tendencias21 no asume ninguna responsabilidad sobre ellos. Los comentarios no se publican inmediatamente, sino que son editados por nuestra Redacción. Tendencias21 podrá hacer uso de los comentarios vertidos por sus lectores para ampliar debates en otros foros de discusión y otras publicaciones.

Otros artículos de esta misma sección
< >