Tendencias 21. Ciencia, tecnología, sociedad y cultura





MEGATENDENCIAS
Asistimos a una revolución asimétrica de proporciones colosales que apunta a una gran conmoción, a una puntuación de la especie humana. Tan sólo el conocimiento tecno-científico podrá rescatar lo rescatable y hacer emerger una nueva humanidad necesariamente muy diferente de la actual: la posthumanidad.

La muerte de la muerte revoluciona las ideas sobre la vida - Alejandro Sacristán/ 23/04/2018

La muerte de la muerte es el atrevido título de un libro que promete revolucionar el mundo de las ideas sobre la posibilidad de alargar la vida hasta límites insospechados. Plantea que la ciencia puede convertir la fatalidad de la muerte en una opción. Una apuesta no exenta de polémica, bien documentada en investigaciones e iniciativas, que está alumbrando una nueva industria.

La historia real es la suma de todas las historias virtuales - Jesús Ibáñez/ 07/12/2017

Lo mismo que una partícula elemental ensaya todos los caminos posibles, especies y sociedades hacen lo mismo. La evolución biológica es una onda retardada: los cambios del organismo van detrás de los cambios del medio. La historia social es –puede ser- una onda avanzada: el individuo se adelanta a los cambios del medio. Los dispositivos de aprendizaje permiten colapsar las ondas en sus puntos improbables: alargar, por ejemplo, la vida de una partícula, un organismo o un individuo.

Relatividad y física cuántica sacuden las ciencias sociales - Jesús Ibáñez./ 06/12/2017

Los sociólogos y psicólogos que se pretenden científicos (los “cuantivistas”) toman la física como ciencia modelo. Lo malo es que toman como modelo la física de Newton, sin tener en cuenta las revoluciones relativista y cuántica. Pero, al final (y gracias a los sociólogos “cualitativistas”), estas dos revoluciones están sacudiendo la sociología y la psicología porque distorsionan la relación entre sujeto y objeto.

El nacionalismo se pierde en la búsqueda de la conciencia nacional - Blas Lara/ 29/09/2017

Durante mucho tiempo tema trasnochado, el nacionalismo ha resurgido recientemente mostrándonos su faz más detestable. Se pierde en la búsqueda de los orígenes de la conciencia nacional, que puede ser auténtica, imaginaria o manipulada. Y aunque es un valor seguro la preservación de las especies culturales, no se puede admitir sin más cualquier reivindicación nacionalista. Por Blas Lara (*)

Seguimos atados a los nacionalismos - Eduardo Costas/ 26/09/2017

El nacionalismo es más una cuestión de sentimientos que de cerebro y la biología lo explica: todavía tenemos genes que fueron seleccionados para la vida en pequeños grupos. Además, nos guiamos por el pensamiento rápido, aunque fue el pensamiento lento el que permitió logros intelectuales como la Teoría de Números, la Mecánica Cuántica o la Teoría de la Evolución. Y al que debemos recurrir para entender y resolver los nacionalismos.

Necesitamos una nueva filosofía del envejecimiento - Blas Lara/ 04/08/2017

La persona, al ser medida exclusivamente o principalmente en función de sus parámetros fisiológicos, queda violentamente, metafísicamente truncada. Pero esa es hoy la regla práctica habitual que rige en la medicina, en la universidad y en la empresa. Es imprescindible inventar una nueva filosofía de la vida y del envejecimiento. Una filosofía sobre la que basarse para poder imaginar e instaurar nuevas instituciones sociales.

La espiritualidad humana se habría iniciado con el chamanismo - Francisco J. Rubia/ 24/07/2017

No sabemos cómo ha surgido la espiritualidad y la religión en el ser humano, pero suponemos que esa experiencia empieza con el chamanismo y con los estados alterados de conciencia provocados por enteógenos. Esta costumbre, copiada de los animales, activó el cerebro emocional y nos condujo al éxtasis y a la percepción de la segunda realidad. El chamanismo se pudo originar en el tiempo de los neandertales, si bien la religión podría haber surgido hace unos 40.000 o 50.000 años. Por Francisco J. Rubia.

El cerebro no es sólo materia - Francisco J. Rubia/ 08/05/2017

El cerebro no es sólo materia, ya que es capaz de generar espiritualidad, un concepto más amplio que el de religión. La espiritualidad es la conciencia de la segunda realidad o consciencia límbica, dominante en la humanidad primitiva y compartida con el reino animal. Es una facultad mental más, como la inteligencia o el lenguaje, una proyección de lo que genera el cerebro, que puede o no conducir a la religión.
1 2 3 4 5 » ... 25
Da alas a tus sueños