Tendencias 21. Ciencia, tecnología, sociedad y cultura




No somos la única especie religiosa

Creer en Dios sería una etapa de la evolución cerebral


La religiosidad no es un atributo exclusivamente humano, ni la Tierra es el centro del Universo, ni hemos sido creados a imagen y semejanza de Dios, ya que no somos muy diferentes de un humilde ratón. Creer en Dios sería una etapa de la evolución cerebral. Por Eduardo Costas (*)





La religión nos hace una oferta imbatible: “quien cree, vivirá para siempre”. Alcanzar esa transcendencia no es muy difícil: solo se necesita tener fe; creer sin comprobar la veracidad de lo que nos asegura la religión. Por el contrario, la ciencia ofrece muchísimo menos. Y se tiene que demostrar rigurosamente que sus propuestas son ciertas.
 
Por supuesto es más fácil creer que demostrar. Por eso la religión cuenta con muchos más “adeptos” que la ciencia.
 
Tampoco es de extrañar que la religión apareciese muchos milenios antes que la ciencia.
 
Lo más sorprendente es que el fenómeno religioso no solo se dio en nuestra especie (Homo sapiens). Como veremos, hay evidencias rigurosas de que otras especies, probablemente menos inteligentes que la nuestra, son también “especies religiosas”.
 
Paradójicamente, a la mayoría de los creyentes les resulta increíble. Pero… ¿por qué nos sorprende tanto que, ante el hecho de la muerte individual, otras especies puedan responder desarrollando sentimientos religiosos?
 
Para intentar entenderlo tenemos que trasladarnos en el tiempo hasta la Europa del año 1500: al europeo medio de aquel entonces la religión le asegura que ha sido creado directamente por Dios a su imagen y semejanza.
 
Que es el “rey de la creación” y está por encima de cualquier otro de los seres vivos. Que tiene un alma inmortal, que es la sede de su mente y que vivirá para siempre. Que podrá disfrutar del Paraíso una vez terminado su breve paso por este valle de lágrimas.
 
Como prueba de su importancia, Dios lo ha colocado en un planeta, la Tierra, que se mantiene inmóvil en el centro del Universo, mientras a su alrededor giran todos los demás objetos celestiales.
 
Copérnico, precursor
 
En esas promesas hay una parte indemostrable, pero otras son fácilmente comprobables: la posición de la Tierra en el espacio y la posición del hombre en la “creación”.
 
Nadie siente que la Tierra se mueva. Se puede ver cómo el Sol, la Luna, los planetas y las estrellas salen por un lado del firmamento y se ponen por el otro: dan vueltas en el cielo alrededor de la Tierra. Si uno no tiene una mente especialmente inquisidora, le resulta fácil creerlo.
 
Pero en la diócesis de Warmia, en la Prusia Real, Nicolás Copérnico se cuestiona estas creencias. Las conoce muy bien. Es un monje. Pero no le convencen. Porque estudiando detalladamente el movimiento de los planetas en el firmamento hay cosas que no cuadran: a veces los planetas parecen tener un movimiento retrógrado, opuesto al de otros planetas.
 
Hay que ser inteligente y trabajar mucho para observar esto. Copérnico observa el firmamento entre 1507 y 1533. Escribirá una obra maestra de la ciencia: De revolutionibus orbium coelestium.
 
En ella propondrá que la Tierra tiene un movimiento de rotación dando una revolución cada día. También tiene un movimiento de traslación alrededor del Sol, al igual que los hacen los planetas conocidos en aquel entonces: Mercurio, Venus, Marte, Júpiter y Saturno. Copérnico intuirá el gigantesco tamaño del Universo al darse cuenta de que la distancia de la Tierra al Sol es muchísimo menor que la distancia de la Tierra a las estrellas.
 
Copérnico tiene miedo. Su obra contradice la creencia esencial defendida por la Iglesia Católica de que la Tierra es el centro del universo. Nunca se atreverá a publicar su libro. Encargará que su obra se imprima después de su muerte. Así se hará, pero enseguida la Iglesia la incluirá en el Index Librorum Prohibitorum (Índice de libros prohibidos).
 
Las ideas de Copérnico circularán clandestinamente, resumidas en un opúsculo, De hypothesibus motuum coelestium a se constitutis commentariolus, que no conseguirá ser editado de legalmente hasta 1878.
 
Galileo, la ciencia moderna
 
Un hombre llamado Galileo Galilei lo leerá. Y en la noche del 7 de enero de 1610, en Padua, dirigirá su telescopio hacia Júpiter. Cerca del planeta ve 3 puntos luminosos. Piensa que se trata de tres estrellas. La siguiente noche vuelve a observarlas. Las supuestas estrellas parecen haberse movido. El 11 de enero aparece una cuarta. Galileo hace mediciones precisas durante muchas noches del movimiento de esos extraños objetos. 
 
Al final está seguro: esos 4 objetos orbitan alrededor de Júpiter. No son estrellas, sino satélites o lunas de Júpiter. Galileo ha demostrado experimentalmente que existen cuerpos celestes que no giran alrededor de la Tierra. La teoría geocéntrica de la Iglesia está equivocada.
 
Es el principio de algo imparable: la ciencia moderna.
 
Pero la Iglesia no consiente el progreso. Galileo será juzgado y obligado a retractarse bajo amenazas de tortura. Morirá en cautividad.
 
Insignificantes
 
Al contrario de lo que defendía la Iglesia católica (y de lo que proponen la gran mayoría de las religiones) la ciencia nos enseñó que la Tierra es un lugar insignificante dentro de un universo inmenso.
 
Lejos de ser el centro del Universo, la Tierra es un planeta más, que da vueltas alrededor del Sol, que es una estrella de lo más vulgar, bastante alejada del centro de la Vía Láctea, nuestra galaxia, una más entre las de las 2.000.000.000.000 de galaxias que contiene el universo observable con nuestra tecnología.
 
El universo conocido es inmenso: por lo que ya hemos podido observar tiene aproximadamente 70.000.000.000.000.000.000.000 estrellas. Y, al menos en su parte conocida, mide 93.000.000.000 de años luz, un tamaño imposible de imaginar, equivalente a 8.798.479.339.500.000.000.000.000.000.000.000 kilómetros.
 
Sin embargo, la Iglesia se empecinará, durante siglos en el dogma geocéntrico. Hasta que el 15 de febrero de 2009, en una misa oficiada en el Vaticano, monseñor Gianfranco Ravasi, -presidente del Consejo Pontificio de la Cultura- hace una revelación: 376 años después de ser condenado y prohibida su obra, la Santa Sede admite el legado científico de Galileo dentro de la doctrina católica. Ya han pasado casi 30 años desde que el hombre pisara la Luna.
 
No es de extrañar: si la parte comprobable de la religión es falsa ¿Por qué no iba a serlo la parte no comprobable?

Bofetada biológica
 
Pero si la ciencia dejó a la Tierra en la más absoluta insignificancia, el desarrollo de la biología durante los últimos 200 años, nos dio una bofetada de realidad acerca de lo que somos los seres humanos, que todavía fue muchísimo mayor.
 
Para haber sido creados a imagen y semejanza de Dios, nuestra maquinaria biológica no tiene nada de especial. Lo resume muy bien un viejo dicho de los biólogos moleculares: afirma que “lo que se cumple en E. coli (que es una bacteria) se cumple en E. lefante”. Compartimos la misma biología molecular esencial con las aproximadamente 8.000.000 de especies que viven en la Tierra, incluyendo a la más miserable de las bacterias.
 
Esto es así porque todas las especies que pueblan hoy la Tierra vienen del mismo ancestro común. Un ancestro que vivió en la Tierra hace aproximadamente 3.500 millones de años.
 
Con el tiempo las especies cambian. Acumulan mutaciones sobre las que actúan la selección y los procesos estocásticos. Se originan nuevas especies que provienen de especies preexistentes: Las nuevas especies van generando una especie de gigantesco "árbol" evolutivo a muchos niveles que conecta a todos los seres vivos con sus ancestros comunes. Charles Darwin encontró uno de los mecanismos -la selección natural- por los que se produce esta evolución.
 
La biología molecular demostró que tenemos unos 30.000 genes, apenas el doble de los que tiene un gusano y más o menos los mismos que tiene un ratón, con el que además compartimos más del 90% de nuestro genoma. No somos tan diferentes de un humilde ratón. Y nuestra secuencia de ADN coincide en más del 99% con la de los bonobos y los chimpancés, nuestros parientes vivos más cercanos.
 
El que simplemente seamos uno más de los numerosos seres vivos que habitan la Tierra resultó ser un golpe a las promesas religiosas de que los hombres hemos sido hechos a imagen y semejanza del creador.
 
Religiosidad compartida
 
Y aún nos queda por asimilar lo peor. Tanto desde la paleo-antropología, como desde el estudio del comportamiento animal, se están demoliendo los últimos reductos de nuestra supuesta singularidad.
 
Los paleo-antropólogos encontraron evidencias rigurosas de creencias religiosas en otros homínidos: Hay consenso acerca de que el hombre de Neanderthal creía en el más allá. En sus enterramientos dejaron pruebas sólidas de estas creencias.
 
Y a medida que progresan las investigaciones, se van acumulando indicios que hacen pensar que muchas, sino todas, de las especies del género Homo, desde Homo habilis en adelante pudieron tener creencias religiosas.
 
Algunos investigadores dan un paso más sugiriendo que las creencias religiosas pudieron darse incluso en Australopithecus.
 
Puede ser difícil de asumir que nuestros ancestros evolutivos fuesen religiosos. Pero es mucho más difícil de asumir que otras especies, a las que simplemente consideramos animales, los tengan.
 
A partir de los estudios de Jane Goodall, confirmados posteriormente por otros científicos, ha quedado demostrada la espiritualidad de los primates: Chimpancés y bonobos no solo usan herramientas, anticipan el futuro, planifican estrategias complejas y resuelven problemas.

También tienen sentimientos muy similares a los de los seres humanos, incluyendo la conciencia de si mismos, la ética, el sentido del bien y del mal, la empatía, e incluso el conocimiento de la inevitabilidad de la muerte y el duelo por los muertos.
 
Tenemos un cerebro más grande y mejor índice de encefalización que nuestros parientes vivos más cercanos: los chimpancés y los bonobos. Pero nuestro cerebro funciona de manera bastante similar al suyo, incluso en las manifestaciones de la mente.
 
Tal vez somos mucho más inteligentes, mucho mejores para el razonamiento abstracto y simbólico, para las matemáticas, para la acumulación de la información fuera de nuestros cerebros (escritura, libros, ordenadores…) y para la tecnología de lo que son los bonobos y los chimpancés. Pero parece que solo es una cuestión cuantitativa.
 
¿Robot hijo de Dios?
 
Muchos primatólogos piensan que chimpancés y bonobos tienen una espiritualidad desarrollada, son capaces de actuar moralmente “compartiendo la imagen de Dios” y exhiben diversos comportamientos “precursores del ritual religioso”.
 
Y según algunos zoólogos, los elefantes también muestran rituales religiosos, aparentemente de adoración por la Luna. Y en ellos están bien documentados los rituales funerarios. Algo parecido ocurre en delfines y ballenas.
 
Chimpancés, bonobos, elefantes, delfines y ballenas tienen cerebros grandes e índices de encefalización elevados. Son inteligentes.
 
Probablemente cuando la inteligencia alcanza cierto nivel, emerge la capacidad de creer en algo que no se puede comprobar si es, o no, verdad.
 
Por eso, algunos especialistas en inteligencia artificial sugieren que, en unos años, veremos al primer ordenador verdaderamente inteligente llegar a la conclusión de que Dios lo ha creado.

(*) Eduardo Costas es Catedrático de Genética en la Facultad de Veterinaria de la Universidad Complutense de Madrid y Académico Correspondiente de la real Academia Nacional de Farmacia. Director, junto a Victoria López Rodas, del  Comité Científico del  Club Nuevo Mundo.

Este artículo es la segunda entrega de una serie denominada ¿Cómo la ciencia explica a la religión?

 
El primer artículo se titula: La religiosidad está asociada al nivel de inteligencia

El tercer artículo se titula: Religiosidad e inteligencia tienen similar importancia genética

 

Referencias
 
Harrod JB. (2014). "The Case for Chimpanzee Religion" Journal for the Study of Religion, Nature and Culture 8(1): 8-45.
 
Goodall J (2005) "Primate spirituality" The Encyclopaedia of Religion and Nature. Edited by B. Taylor. Thoemmes Continuum, New York. Pp. 1303-1306


Viernes, 17 de Enero 2020
Eduardo Costas
Artículo leído 4835 veces



Nota



Comente este artículo

1.Publicado por Alejandro Álvarez Silva el 17/01/2020 20:16

2.Publicado por Miguel Leiva Torreiro el 17/01/2020 22:17
2.- Nuestros antepasados tenían conocimientos científicos limitados y creencias equivocadas. No podemos juzgarlos desde nuestra posición ventajosa, antes bien, debemos considerar que nuestro conocimiento es parcial y sesgado. Seguro que adoleceremos por muchísimo tiempo de la verdad absoluta. Convendría invocar más a menudo el principio de precaución, una de las bases de la ciencia ambiental y de salud pública.

3.Publicado por Miguel Leiva Torreiro el 17/01/2020 22:17
3.- Galileo fue víctima de una confabulación de los jesuítas y otros a pesar del apoyo del papa Urbano VIII y no murió en cautividad. Galileo se instaló cerca del mar al final de sus días, en su casa de San Giorgio. Permanecerá allí hasta su muerte, rodeado de sus discípulos (Viviani, Torricelli, Peri, etc.), trabajando en la astronomía y otras ciencias. Su condena fue injusta, cierto, y le sobrevino por el elitismo y fanatismo de unos cuantos clérigos. Siguió siendo religioso hasta el final e incluso dos de sus hijas se hicieron monjas. Pero esta historia suena a repetida: Jesús fue crucificado por hereje dentro del judaísmo.

4.Publicado por Miguel Leiva Torreiro el 17/01/2020 22:17
4.- "Y, al menos en su parte conocida, mide 93.000.000.000 de años luz" --> No es cierto. La parte conocida es aquella accesible a la observación. En este momento se estima en 13.800.000.000 años-luz que es el tiempo que ha viajado en expansión nuestro universo. Este dato se extrae indirectamente de la constante de expansión de Hubble, unos 70 km.s-1.Mpc-1. En hipótesis podría haber objetos más allá de esta distancia... como podría haber un agujero negro miniatura en el centro de nuestro planeta... como podría haber un planeta donde creciesen seres vivos de gas...

5.Publicado por Miguel Leiva Torreiro el 17/01/2020 22:18
5.- "...nuestra maquinaria biológica no tiene nada de especial." --> Ya tardan los laboratorios en crear un "simple" protozoo a base de mezclar sustancias inertes. Su afirmación es pretenciosa y salida de tono. Es que todavía no sabemos como se coordinan las células para llegar a formar seres vivos... ¿Dónde está el cronómetro que marca los tiempos en el ADN? Tampoco sabemos como las neuronas generan en pensamiento, único, creativo, ético. ¿Por que los seres humanos tenemos dignidad? ¿En qué órgano reside la dignidad? ¿Una persona inconsciente tiene dignidad? Tenga cuidado con la respuesta no vaya a ser que justifique a algún asesino en masa (su acción podría juzgarse como la de un cúmulo de células que luchan por su supervivencia, "nada de especial").

6.Publicado por Miguel Leiva Torreiro el 17/01/2020 22:18
6.- Lo de "a imagen y semejanza de Dios" no va por la parte estética como usted afirma, sino por nuestra capacidad de ser libres, de ser creativos y, sobre todo, de ser responsables (capacidad ética). Un mono podría ser muy inteligente pero adolece de estas características. Desde luego, nadie en su sano juicio llevaría a un chimpancé "delincuente" a juicio, por muy parecido que fuese su ADN al humano... O a un superordenador.

7.Publicado por Miguel Leiva Torreiro el 17/01/2020 22:18
7.- "...los elefantes también muestran rituales religiosos, aparentemente de adoración por la Luna." Estoy profundamente interesado en saber cómo han llegado los zoólogos a semejante conclusión. Yo podría hacer otra parecida: "...las polillas tienen rituales religiosos, aparentemente de adoración a las bombillas".

8.Publicado por Miguel Leiva Torreiro el 17/01/2020 22:18
8.- La cuestión de la religiosidad es conocer un sentimiento, una cuestión completamente inaccesible al método científico. No hay nadie que se pueda meter en el yo de otro para decir cómo es. Siento que el fanatismo se apodere de la ciencia cuando la misión de la misma es abrir campos de conocimiento y no ocultarlos, negarlos o minusvalorarlos. Juzgar sin argumentos es actuar de la misma forma que lo hicieron con Galileo.

9.Publicado por Ot el 18/01/2020 13:07
Es mas pretencioso y acientifico dar por hecho que existe y tenemos algo llamado dignidad

10.Publicado por Luis Somoza el 19/01/2020 01:11
(la religión cuenta con muchos más“adeptos” que la ciencia...)
No sé de qué mundo está usted hablando. Lo que se enseña en la mayor parte de las escuelas del mundo es más ciencia que religión, incluso en las escuelas católicas. Por lo menos en el siglo 21.

Me imagino que usted se refiere a la espiritualidad como sinónimo de sentimiento religioso porque cada religión es distinta aunque tengan puntos en común

De todas las maneras los datos que usted ofrece se pueden interpretar de diversas formas. Pero la más sencilla sería pensar en la espiritualidad con evolución paralela a la inteligencia. Puesto que no existe ninguna prueba de que el ateísmo sea siguiente paso evolutivo.
Pero analizar la mentalidad del siglo 15 a través de los valores del siglo 21 es una estafa intelectual, un ataque gratuito, un argumento decimonónico que no ofrece nada nuevo.
El intentar confrontar continuamente a la espiritualidad con la ciencia no tiene nada de científico.

11.Publicado por Luis Somoza el 19/01/2020 09:56
Utilizando test de inteligencia, en la España de finales de la Guerra Civil, Antonio Vallejo-Nájera, jefe de los Servicios Psiquiátricos Militares de la dictadura franquista, halló una explicación médica a la tara ideológica del marxismo: inferioridad mental. Tras realizar estudios con grupos de brigadistas internacionales y presas malagueñas de 1939, afirmaba en el libro La locura en la guerra. Psicopatología de la guerra española, que había una íntima relación entre marxismo e inferioridad mental.

12.Publicado por Luis Somoza el 19/01/2020 10:07
Lo relevante de su artículo es que me ha motivado a buscar información sobre los test de inteligencia y comparto la conclusión las instituciones más importantes y avanzadas en el estudio de este campo de que los test de inteligencia se han demostrado ( después de las de un siglo de utilización) insuficientes para medir algo tan complejo y tan difícil de definir cómo la inteligencia humana. Y que desgraciadamente han sido y son utilizados para justificar la discriminación y la xenofobia.

13.Publicado por Luis Somoza el 19/01/2020 10:11
La espiritualidad es un sentimiento no un razonamiento. Según la neurociencia y la psicología, hasta dónde llegan las investigaciones actuales, la razón está al servicio de la emoción y no al revés.
En el libro de Jonathan Haid "La mente de los justos" hacen una recapitulación todos los estudios que se han hecho al respecto.
Se lo recomiendo

14.Publicado por ROBERTO TULLETT el 20/01/2020 16:49
Por supuesto, los teístas, el rebaño religioso, le saltan a la yugular al autor, con el supuesto de que "deben" defender" su creencia, fruto del pensamiento mágico, la ignorancia y el temor. El dios de los huecos vigente en ellos hasta el día de hoy, trata de no decaer demasiado rápido y resiste desde la indoctrinación temprana o abuso parental al imponer los padres una idea religiosa o espiritualidad. La presión de las sociedades de la actualidad y los asesinatos y guerras religiosas hasta la extinción de los contrarios (genocidio de Hugonotes en Francia por ej.). Sutil y sibilinamente deforman cambian conceptos y en lugar de acudir a su deidad en busca de ayuda, acuden a la misma ciencia que en definitiva desprecian. Una nueva edad media sería su ideal. Dr. Roberto Tullett

15.Publicado por Ana el 20/01/2020 21:32
O sea, que los animales más inteligentes son los más "religiosos" y los hombres más tontos también :-) (Según su otro ensayo en este mismo espacio). Yo no soy religiosa, precisamente porque me pueden los dogmatismos, proselitismos y prejuicios. Vengan de la disciplina que vengan.

https://frasesdedios.blogspot.com/2014/07/los-dogmas-de-la-ciencia.html

Por cierto, el comunismo ateo mató a 120 millones de personas en solo un siglo. Quien esté libre de culpa...

Saludos.

16.Publicado por Miguel Leiva Torreiro el 21/01/2020 01:12
Sr Roberto Tullet. Me complace observar como oculta su sectarismo hacia los creyentes y su falta de lógica con un lenguaje melifluo, empalagoso y un tanto tortuoso. Las guerras del pasado se quedan en el pasado al igual que los errores de los que las impulsaron. Aténgase a la lucha del presente: lucha contra el fanatismo, contra el pensamiento único, contra la cerrazón. Ser religioso no va contra la ciencia. AL CONTRARIO, entérese usted. Y religión no es aceptar los dogmas impuestos sin más. Hay muchas personas religiosas que tienen convicciones y no dogmas. Entérese, religión POR CONVICCIÓN, POR SENTIMIENTO. Le diré una cosita más: la universidad española (con minúsculas) es una institución medieval donde los señores feudales son los tiranos del saber. En catedráticos y doctores reside el conocimiento supremo. Los demás somos unos ignorantes plebeyos que no merecemos ni ser escuchados. Desvían la atención del público hacia los de siempre porque NO SON CAPACES de democratizar un sistema universitario corrupto, plagado de nepotismo, abusos, contiendas, rivalidad, enchufismo, pagos de favores políticos, engaños, y publicaciones que no sirven para nada, depresiones y fracasos. Arréglenla si son tan inteligentes como dicen o déjenla estar así para mantener su noble culo calentito.

17.Publicado por Miguel Leiva Torreiro el 21/01/2020 01:28
A los (infra)vestigadores les molesta el tema de la dignidad humana y de la religión porque ven en ellas un enjuiciamiento a ciertos estudios de dudosa moralidad. Investigación con fetos, clonación de seres vivos, ingeniería genética sin control, síntesis de fármacos y químicos que generan cáncer y dolor en animales de prueba. A los (infra)científicos que trabajan en estos sectores y en el armamentístico les viene de vez en cuando la mala conciencia porque hay gente religiosa que critica sus actividades. ¿Qué mejor que atacarles a la yugular y negar su cordura para evitar la mala conciencia? ¿Qué mejor que sentirse dioses en un laboratorio? Son dioses de si mismos y su religión se llama egolatría.

18.Publicado por Ana Márquez el 21/01/2020 03:17
Dice el biólogo evolutivo Richard Lewontin:

"Nos ponemos del lado de la ciencia pesar de lo patentemente absurdo de algunos de sus conceptos, a pesar de su fracaso en cumplir muchas de sus extravagantes promesas de vida y salud, a pesar de la tolerancia de la comunidad científica a historias ad-hoc sin fundamento, porque tenemos un compromiso anterior, un compromiso con el materialismo. No es que los métodos y las instituciones (y los descubrimientos) de la ciencia nos obliguen a aceptar una explicación materialista del mundo fenomenológico, sino, por el contrario, que nosotros estamos forzados por nuestra adherencia *a priori* a las causas materiales para crear un aparato de investigación y una serie de conceptos que producen explicaciones materialistas sin importar qué tanto vayan en contra de la intuición, sin importar qué tan místicas sean para el que no ha sido iniciado. Más allá de eso, el materialismo es un absoluto, porque no podemos dejar que un Pie Divino cruce la puerta... Está de moda hablar de las 'sociedades de insectos' y del 'lenguaje del chimpancé', pero las nociones de sociedad y lenguaje surgieron de la experiencia humana y sólo secundariamente se aplicaron a hechos y procesos desarrollados por otros organismos. La misma simplicidad de las interacciones que se dan en 'sociedades de insectos', si se las compara con nuestras propias culturas, y la pobreza del 'lenguaje' del chimpancé refuerzan la idea de la singularidad y la superioridad humanas. Después de todo, son los seres humanos quienes escriben libros acerca de las sociedades de insectos y quienes enseñan a los chimpancés a pulsar botones; no al revés. Y es en la contraposición con las otras especies donde percibimos las características comunes a la humanidad. Las diferencias entre los seres humanos se desvanecen ante el inmenso abismo que nos separa de los demás animales".

Lewontin es materialista y ateo, pero de vez en cuando le gusta dejar las cosas claras. En cuanto a lo del "rebaño"... ¿Qué quiere que le diga, señor Tullet? De eso hay en todas partes y en todas las disciplinas, vea si no lo que nos cuenta otro ateo declarado, el físico Martín Corredoira:

"Lo que predomina en la clase científica en la cosmología es claramente el modelo oveja/ganso, seguir a los pastores del rebaño por una cuestión de creencia en su autoridad; y también por una cuestión pragmática de poder sobrevivir en el mundo de la investigación, pues es muy difícil conseguir dinero para un tipo de investigación heterodoxa... Ciertamente, hoy no queman en la hoguera a nadie por hereje, pero es difícil desarrollar un pensamiento original en la ciencia, porque el sistema, la mayoría de los colegas, se opondrán a ello... "

En la Ciencia hay tanto borreguismo como en cualquier otra parte. De todas formas, a mí me parece bien que el cientifismo materialista, como corriente filosófica, tenga también cabida en Tendencias 21, siempre y cuando se deje claro que se trata de eso, de una perspectiva ideológica más y no se exponga como la" única" perspectiva posible, extra Scienciam nulla salus. Si me interesara que me fuera impuesto un pensamiento filosófico único, viviría en Corea.

Por cierto, me llamo Ana, y hace treinta años que no piso una iglesia, así que, señor Tullet, siento decepcionarle, pero del único "rebaño" del que me confieso simpatizante es de los amantes de la buena cocina :-)... Y del de los alérgicos a los dogmas, religiosos o ateos.

Llevo toda la tarde y parte de la noche intentando publicar varios comentarios en los hilos del señor Costas y no hay manera. A ver si hay suerte. Saludos.

19.Publicado por Ana Márquez el 21/01/2020 04:39
Y algo más, señor Costas: cuando un chimpancé, un bonobo o una "miserable bacteria" escriba un artículo como el suyo, creeré lo que propone en el mismo :-), es decir, que la guía telefónica y un ejemplar del Quijote vienen a ser "lo mismo", porque ambos están fabricados con la misma materia prima, tinta y papel. ¿Conoce al biólogo Denis Noble?

http://frasesdedios.blogspot.com/2016/09/el-gen-egoista-o-no-denis-noble-vs.html?m=1

Lo que usted quiera, oiga :-) Por cierto, si estamos tan mal diseñados y el cerebro forma parte de ese diseño deficiente, ¿qué le hace suponer que una criatura tan insignificante y mal hecha puede tener capacidad para conocer la Verdad respecto al misterio último del cosmos? No sé si me explico. O somos insignificantes, o entendemos el universo. Una de dos. Una criatura que entiende el universo no puede ser insignificante. Pequeña, sí, pero no es lo mismo ser pequeño que no significar. Por simple definición. Y, si realmente cree que lo somos, ¿por qué está tan seguro de que, siéndolo, imperfectos e insignificantes, estamos (está usted, a mí no se me ocurriría soltar dogmas con la alegre profusión con que usted lo hace) dando en el clavo? ¿No podría estar engañándonos nuestro deficiente cerebro, como máquina imperfecta que es?

Así lo expuso Darwin:

"De continuo surge en mí la horrenda duda de si las convicciones de la mente humana, que se ha desarrollado a partir de la mente de animales inferiores, tienen algún valor, si son verdaderamente dignas de confianza. ¿Confiaría alguien en las convicciones de la mente de un mono, suponiendo que una mente así pueda albergar algún tipo de convicción?"

http://frasesdedios.blogspot.com/2013/09/darwin-desconfiaba-de-la-capacidad-de.html?m=1

Pero no, su imperfecto y mal diseñado cerebro le está informando a usted y al" rebaño" reduccionista nada más y nada menos que de la Verdad absoluta. La única posible. Toda la Verdad. ¿No es así? :-) Es usted harto confiado, tiene más fe que muchos creyentes que conozco.

Saludos.

20.Publicado por CRISTIAN VIDAL PEREZ el 21/01/2020 10:26
Desde pequeño.. siempre me ha atraido la ciencia de la naturaleza...y en ese camino a la adultez e ido perdiendo a Dios y luego lo he recuperado... al final me di cuenta que es natural este proceso de encuentro y desencuentro dentro de un equilibrio que ha posibilitado seguir indagando en la ciencia e inclusive comentar aqui... asi que animo... somos libres de creer y mas aun cuando se llega a una edad que parece un promontorio desde donde puedo maravillarme de la ciencia y de la vida, alguna vez lei que Dios es Vida.. y simplemente es mucho mas que dogmas creados por seres.

21.Publicado por ROBERTO TULLETT el 22/01/2020 00:23
En primer lugar comunismo y ateísmo son dos cosas muy distintas aunque el comunismo para muchos resulta "la única religión atea". Ideología y religión son hermanas. En segundo lugar ideología-régimen y las personas que se encuentran dentro de esa dualidad, también son distintas. En este caso "papaito" Stalin y sus secuaces más fanáticos, fueron los directamente responsables de asesinar a millones y de ninguna manera el ateísmo imperante adjunto al estado totalitario. Recordemos que si bien la "política cultural" de ese régimen totalitario promovía el ateísmo, la casi totalidad de los habitantes de la zonas de dominio, antes creyentes no sufrieron mayores problemas. Acusar al ateísmo de los millones de asesinatos producidos en esos países por un dogma cuasi religioso es de una falsedad absoluta.

22.Publicado por Sinesio MADRONA el 22/01/2020 11:21
Sinesio
El triángulo emocional

La ‘emoción religiosa’ forma parte de la estructura emocional del ser humano. En ella están, además, la emoción hacia la madre-familia-patria y la emoción hacia la pareja sexual que incluye el apego a la realidad material. El desarrollo humano implica un suficiente desapego hacia la madre-familia para tener relaciones sexuales maduras y formar el propio grupo familiar y profesional. Eso tiene que ocurrir en cada fase del desarrollo emocional para la evolución de la consciencia. Al igual que con la realidad física de la madre y la pareja sexual, la mayoría necesita una imagen que canalice esa emoción religiosa: "dios"; aunque sea a través de una imagen fantástica, como lo pueden ser los padres fantaseados o la pareja ideal. Pero la "emoción religiosa" es evolutivamente necesaria en el ser humano y un impulso para la evolución de las especies. Quizá el impulso básico de toda la realidad universal. Por eso es tan importante, a pesar de las fijaciones que los 'creyentes' sienten hacia esa realidad ‘inmaterial’ de la conciencia humana. Hablamos de un apego a la madre (fantasía edípica) que impide el desarrollo del individuo hacia la relación sexual madura y hablamos de un apego hacia la materialidad y el sexo que impide el desarrollo de niveles más complejos de la consciencia. Al igual que lo anterior , un 'apego a "dios"' no es sino una fantasía edípica sobre 'dios'. Evolutivamente es necesario superar esa fijación como lo es superar la fijación edípica materna.

https://www.tendencias21.net/El-desarrollo-humano-implica-una-reiteracion-constante_a30604.html://
https://www.tendencias21.net/La-consciencia-como-espiral-matematica_a39220.html://
https://www.tendencias21.net/Los-procesos-de-organizacion-de-la-mente-y-de-la-materia-son-homologos_a42573.html://
https://gestaltnet.net/documentos/ciencia-religión-y-consciencia-en-busca-de-un-lenguaje-único://

23.Publicado por ROBERTO TULLETT el 22/01/2020 17:59
Muy interesante lo que escribe Sinesio Madrona, buen enfoque al que solo me permitiría cuestionar de alguna manera al concepto de "necesidad" empleado en dos ocasiones. Me parece que necesita ese concepto, de alguna corroboración o validación para que pueda ser plenamente aceptado. La indoctrinación temprana y la fuerte presión social y la propaganda plural y omnipresente me parece que cumplen con esa condición.

24.Publicado por Carlitos el 29/01/2020 23:42
Creo en una explicación muy simple. A lo largo de la historia siempre se dicutió la existencia -o no- del libre albedrio. Si analizamos la historia y todos los sucesos mundiales, por ejemplo diez rugbiers matando -sin causa- a una persona, nos damos cuenta que -o nuestro cerebro está mal hecho- o -eso les tenia que ocurrir a cada uno de los participantes-. Prefiero elegir lo segundo y darme cuenta que mi vida y la de los demás responden a una programación preconcebida que nos hace "elegir" lo que está programado. Entre otras cosas estoy de acuerdo con Borges en el "tiempo circular". Curiosamente ese tiempo es también dogmatico en algunas religiones. Soy agnóstico ¿eso significa inteligente?. Parece ser cierto el big bang. Nadie me puede contestar mi pregunta ¿quién puso la polvora y encendió la mecha?
La ciencia se verifica con la ciencia, ¿no es eso una incoherencia?
El ojo tiene la capacidad óptica de "ver" 1cm2. ¿como vemos 180 grados? yo te lo explico,el cerebro, ese enano maldito, capta señales electricas de los sentidos y te dibuja lo que se le canta, y a eso lo llamamos realidad. El bebé desde que nace, hasta que tiene unos 3 años el seso no le funciona como mandan sus padres y ellos "ven" cosas que nosotros no y estupidamente le llamamos "imaginación".
Uy no seré mas ingeniero, me haré cura.
Saludos

25.Publicado por ROBERTO TULLETT el 31/01/2020 01:44
Carlitos: Esa "programación" -que no tiene un "programador" que la programe- resulta de simplemente de ser seres gregarios condicionados y limitados por múltiples factores físicos, sociales, etc. Tenemos libertad, acotada pero no obligatoria. No estamos obligados aunque si condicionados. Por otra parte, interviene el omnipotente azar (por más planificaciones que se hagan). Podemos elegir lo que NO está programado. Quizás no sea lo que más ocurre. Quizás también tu pregunta sea respondida con un "NADIE" ¿Por qué tendría que haberlo? Quizás el ego humano lleve a muchos a buscar debajo de todas las cosas una intervención de una entidad en el fondo -o no- muy humana, acostumbrados a "papi y mami te hicieron, Pepe hizo esta taza, María hizo este sistema, etc. Y no se quiere atribuir a un sistema natural de leyes físicas y cosmológicas emergentes de la misma ecuación materia-energía. En general preferimos encontrar culpables para todo, así alejar nuestras propias culpabilidades y responsabilidades. Un hecho calificado de científico se verifica con el único sistema de verificación útil y confiable que es el científico. ¿O quiero que un sordo califique mi arte como músico por presentar algún ejemplo? Es decir me parece de lo más coherente y sensato y es una única opción posible. Otros caminos han evidenciado no servir para nada. La realidad como ud bien sabe es mucho más que lo que vemos, eso casi parece un torpe argumento teísta. Y si, las profesiones... mi doctorado en Ciencias Económicas casi me entorpece para pensar más ampliamente. Por fortuna no permití que eso sucediera y por supuesto no me hice cura. Tengo mi dignidad caramba, Bueno saludos y me gustó esta interacción con diferentes visiones. ¡Larga vida y prosperidad!

Nuevo comentario:
Twitter

Los comentarios tienen la finalidad de difundir las opiniones que le merecen a nuestros lectores los contenidos que publicamos. Sin embargo, no está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o internacionales, así como tampoco insultos y descalificaciones de otras opiniones. Tendencias21 se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere no se ajustan al tema de cada artículo o que no respeten las normas de uso. Los comentarios a los artículos publicados son responsabilidad exclusiva de sus autores. Tendencias21 no asume ninguna responsabilidad sobre ellos. Los comentarios no se publican inmediatamente, sino que son editados por nuestra Redacción. Tendencias21 podrá hacer uso de los comentarios vertidos por sus lectores para ampliar debates en otros foros de discusión y otras publicaciones.

Otros artículos de esta misma sección
< >

Viernes, 14 de Febrero 2020 - 11:00 Descubren la sede de la consciencia en el cerebro

Viernes, 14 de Febrero 2020 - 08:00 El cerebro almacena información como el MP3



¡Participa en el diseño del futuro!