Tendencias 21. Ciencia, tecnología, sociedad y cultura




Nuestro ancestro más antiguo tenía forma de bolsa

Encuentran y analizan sus restos fósiles, encontrados en China


Una criatura marina microscópica, con forma de bolsa y que vivió hace unos 540 millones de años, parece ser nuestro ancestro más antiguo conocido, ha revelado un estudio realizado por un equipo internacional de investigadores. El hallazgo ha sido realizado a partir del análisis de unos fósiles encontrados en China.





Fuente: St John’s College University of Cambridge.
Fuente: St John’s College University of Cambridge.
Un equipo de investigadores ha identificado huellas de lo que se cree podría ser el ancestro prehistórico más antiguo de los seres humanos conocido: una criatura marina microscópica, con forma de bolsa, que vivió hace unos 540 millones de años.

Bautizado como Saccorhytus (por su aspecto de saco, ya que tenía un cuerpo elíptico y la boca grande), la especie ha sido identificada a partir de microfósiles encontrados en China. Se piensa que es el ejemplo más primitivo de deuterostomia, una amplia categoría de seres vivos que abarca varios subgrupos, incluidos los vertebrados.

Si las conclusiones del estudio, publicado en la revista Nature, son correctas, el Saccorhytus habría sido el antepasado común de una enorme variedad de especies, y un primer paso  en el camino evolutivo que, 
millones de años más tarde, desembocaría en la aparición de los seres humanos.

El Saccorhytus tenía aproximadamente un milímetro de tamaño y probablemente vivía entre granos de arena, en el lecho marino. Sus características han quedado
espectacularmente conservadas en los registros fósiles ahora estudiados.

Un deuterostomado  temprano

El estudio fue llevado a cabo por un equipo internacional de académicos, que incluyó a investigadores de la Universidad de Cambridge en el Reino Unido y de la Universidad del Noroeste en Xi'an, China, con el apoyo de otros colegas de instituciones de China y Alemania.

Simon Conway Morris, profesor de paleobiología evolutiva y miembro del St John's College de la Universidad de Cambridge, señala que: "Creemos que, como deuterostomado temprano, (el Saccorhytus) puede representar los orígenes primitivos de una gama muy diversa de especies, entre ellas la nuestra. A simple vista, los fósiles que estudiamos parecen pequeños granos negros, pero bajo el microscopio el nivel de detalle es enorme. Todos los deuterostomados  tenían un antepasado común, y pensamos que es lo que estamos viendo aquí".

Degan Shu, de la Northwest University, añade: "Nuestro equipo ha hecho algunos descubrimientos importantes en el pasado, como el hallazgo de los primeros peces y de una notable variedad de otros deuterostomados tempranos. El  saccorhytus nos da ahora una notable visión de las primeras etapas de la evolución de un grupo que llevó a los peces y, en última instancia, a nosotros".

La mayoría de los otros primeros grupos de deuterostomados son de hace  entre 510 y 520 millones de años, cuando estos ya habían empezado a diversificarse no sólo en los vertebrados, sino también en equinodermos o echinodermatas (animales como estrellas de mar y erizos de mar) y hemichordata (gusanos de bellota). Este nivel de diversidad ha hecho extremadamente difícil averiguar el aspecto de un antepasado común anterior a todas estas categorías.

Las fotografías de los fósiles muestran los niveles de conservación espectacularmente detallados que han permitido a los investigadores identificar y estudiar a la criatura. Imagen: Jian Han. Fuente: St John’s College University of Cambridge.
Las fotografías de los fósiles muestran los niveles de conservación espectacularmente detallados que han permitido a los investigadores identificar y estudiar a la criatura. Imagen: Jian Han. Fuente: St John’s College University of Cambridge.
Características de nuestro ancestro

Los microfósiles de Saccorhytus han sido encontrados concretamente en la provincia de Shaanxi, en el centro de China, y son anteriores a todos los otros deuterostomia conocidos. 

Al aislar estos fósiles de la roca circundante, y luego estudiarlos con un microscopio electrónico y con tomografía computarizada, los científicos pudieron construir una imagen de cómo pudo ser y vivir el Saccorhytus.  

Para ello tuvieron que procesar enormes volúmenes de piedra caliza -unas tres toneladas-. Solo así lograron llegar a los fósiles. Estos proceden del periodo cámbrico temprano, (de hace unos 540 millones de años). En aquella época, la región en la que se han encontrado los fósiles era un mar poco profundo. El saccorhytus era entonces tan pequeño que probablemente vivía entre granos de sedimento, en el lecho marino.

El estudio apunta a que su cuerpo era bilateralmente simétrico - una característica heredada por muchos de los descendientes del saccorhytus, incluidos los seres humanos- y que estaba cubierto con una piel fina, relativamente flexible. Esto, a su vez, sugiere que tenía algún tipo de musculatura, lo que ha llevado a los investigadores a concluir que podría haber hecho movimientos contráctiles, y  que se movía contorneándose.

Tal vez su característica más llamativa, sin embargo, fuera su forma más bien primitiva de comer alimentos y luego dispensar con la boca los residuos resultantes, pues carecía de ano. Saccorhytus tenía una boca grande, y probablemente comía engullendo las partículas del alimento, e incluso a otras criaturas.

Asimismo, los científicos han observado en su cuerpo pequeñas estructuras cónicas que quizá permitieran que el agua que el saccorhytus  tragaba saliera de su cuerpo, y que podrían ser las precursoras de las branquias de los peces actuales.  

Referencia bibliográfica:

Jian Han, Simon Conway Morris, Qiang Ou, Degan Shu, Hai Huang. Meiofaunal deuterostomes from the basal Cambrian of Shaanxi (China)Nature  (2017). DOI: 10.1038/nature21072.


Martes, 31 de Enero 2017
Redacción T21
Artículo leído 4146 veces



Nota



Nuevo comentario:
Twitter

Los comentarios tienen la finalidad de difundir las opiniones que le merecen a nuestros lectores los contenidos que publicamos. Sin embargo, no está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o internacionales, así como tampoco insultos y descalificaciones de otras opiniones. Tendencias21 se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere no se ajustan al tema de cada artículo o que no respeten las normas de uso. Los comentarios a los artículos publicados son responsabilidad exclusiva de sus autores. Tendencias21 no asume ninguna responsabilidad sobre ellos. Los comentarios no se publican inmediatamente, sino que son editados por nuestra Redacción. Tendencias21 podrá hacer uso de los comentarios vertidos por sus lectores para ampliar debates en otros foros de discusión y otras publicaciones.

Otros artículos de esta misma sección
< >

Miércoles, 13 de Diciembre 2017 - 12:00 Confirman la existencia de un misterioso estado de la materia