Tendencias 21. Ciencia, tecnología, sociedad y cultura



Tendencias 21. Ciencia, tecnología, sociedad y cultura





Una farsa de ocultación con enjundia: “Perfectos desconocidos”, de Daniel Guzmán

La obra, que se representa actualmente en el Teatro Reina Victoria de Madrid, nos replantea los cimientos morales de la sociedad


Una reunión de amigos y un juego con los teléfonos móviles sirven de arranque a la obra “Perfectos desconocidos”, que se representa estos días en el Teatro Reina Victoria de Madrid. Escrita por Paolo Genovese, versionada por David Serrano y Daniel Guzmán, y dirigida por este último, esta farsa cuenta con una trama ingeniosa, divertida y más profunda de lo que parece, pues nos replantea los cimientos morales sobre los que nuestra sociedad está construida. Por Ángel García Galiano.




Cartel de la obra. Fuente: Teatro Reina Victoria de Madrid.
Cartel de la obra. Fuente: Teatro Reina Victoria de Madrid.
Paolo Genovese, guionista y director italiano, se alzó en 2016 con su última película, Perfetti sconosciuti, con el premio al mejor guion de cine internacional en el Festival de cine de Tribeca y con el David de Donatello a la mejor película en Italia.

Poco después, compró los derechos de esa misma película el cineasta Alex de la Iglesia, que hizo una adaptación muy convincente hace unos meses y, ahora, David Serrano y Daniel Guzmán la adaptan a las tablas. Una (tragi)comedia que hace las delicias de un público de todas las edades y que abarrotaba las butacas del teatro.

Público en su mayoría respetuoso y atento, que sonríe, codea al acompañante con complicidad, se ríe a carcajadas, se tensa en silencio y, al cabo, aplaude a rabiar puesto en pie.

Pero también una minoría que no para de hablar y, lo que es más asombroso, de usar el telefonito para relacionarse con el exterior, por motivos urgentes, imaginamos, molestar a los actores con el insistente parpadeo y desconcertar a los vecinos de butaca: dan ganas de decirles “¿para qué vienes al teatro, si tantas ganas tienes de chatear?”

Y es que del uso de los móviles, de la intimidad que celan, trata la obra: un grupo de siete amigos, tres parejas y un séptimo solterón con novia reciente pero “indispuesta”, y que aún no conocen sus amigos, se reúnen en casa de dos de ellos, una psicóloga y un médico especializado en cirugía estética, en plena crisis de los cuarenta y tantos, hija adolescente, tensión doméstica, divorcio en el horizonte como alternativa y tal.

Telefonía y cimientos morales 

De entre los amigos, otra pareja con niños aún pequeños, en el final de la treintena, y unos jóvenes recién casados que están “intentando” quedarse embarazados y que prodigan sin reparos sus arrumacos, frente a la evidente distancia de piel de las otras dos parejas, sumidas en la crisis o la simple rutina, esa que, dicen, mata el amor.

Todo comienza muy dicharachero, con sus copas y sus chanzas, hasta que la dueña de la casa, la psicóloga en crisis, a raíz de un simple comentario de pasada sobre la privacidad del móvil, propone un juego: dejarlos abiertos encima de la mesa y, durante la cena, ser testigos de todo lo que en ellos acontezca.

Esta es la exposición de una trama ingeniosa, divertida, más profunda de lo que parece, a ratos trágica y a ratos delirante, cuyo nudo y desenlace, resuelto en varios clímax y anticlímax sucesivos, según se pone el foco en uno u otro personaje, tejen esta farsa sobre la ocultación, la vida de pareja, la doble vida, el qué dirán, la aceptación de uno mismo, el engaño y la lealtad.

Entre risas y vinos (mucho vino), y comida: los actores cocinan y cenan y, se nota, se lo pasan muy bien en escena; hay mucha química entre ellos y una espléndida dirección que modula los golpes de efecto, los momentos dramáticos, trágicos y cómicos en una sinfonía de emociones que, al cabo, sacan el mejor aplauso de un público entregado.

Una especie de moraleja sobrevuela por la obra: para tomar café un rato todos somos estupendos, construir una vida en torno a los demás es ya otro cantar. Y esta otra: si todo lo que sé de mi pareja o de mis mejores amigos es la punta de un iceberg que destapa un telefonito, a lo mejor me tengo que replantear los cimientos morales con que se ha construido esta sociedad.

Para pasar un buen rato, reflexionar sobre algunas cosas, apagar el móvil antes de que se alce el telón, y darle alguna vuelta a lo que se ha visto y oído al salir a la noche otoñal del centro de Madrid. En obras.

Referencia:

Obra: Perfectos desconocidos.
Reparto: Alicia Borrachero, Antonio Pagudo, Olivia Molina, Elena Ballesteros, Fernando Soto, Jaime Zataraín e Ismael Fristchi.
Autor: Paolo Genovese.
Versión: David Serrano y Daniel Guzmán.
Dirección: Daniel Guzmán.
Lugar de representación: Teatro Reina Victoria de Madrid.
 


Viernes, 16 de Noviembre 2018
Ángel García Galiano
Artículo leído 1057 veces



Nota

Nuevo comentario:
Twitter

Los comentarios tienen la finalidad de difundir las opiniones que le merecen a nuestros lectores los contenidos que publicamos. Sin embargo, no está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o internacionales, así como tampoco insultos y descalificaciones de otras opiniones. Tendencias21 se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere no se ajustan al tema de cada artículo o que no respeten las normas de uso. Los comentarios a los artículos publicados son responsabilidad exclusiva de sus autores. Tendencias21 no asume ninguna responsabilidad sobre ellos. Los comentarios no se publican inmediatamente, sino que son editados por nuestra Redacción. Tendencias21 podrá hacer uso de los comentarios vertidos por sus lectores para ampliar debates en otros foros de discusión y otras publicaciones.

Otros artículos de esta misma sección
< >

Lunes, 10 de Diciembre 2018 - 11:00 "Solenoide" o la formación de un clásico



STAFF de Tendencias Literarias

Dirección. Yaiza Martínez.
Narrativa: Pilar Fraile Amador, Jesús Ortega, Carmen Anisa, Ángel García Galiano.
Poesía: José Luis Gärtner, Javier Gil Martín, Carmen Anisa, Víktor Gómez Ferrer, Arturo Borra.
Teatro: Ángel García Galiano.
Ensayo: Víktor Gómez Ferrer, Arturo Borra.


Da alas a tus sueños