Tendencias 21. Ciencia, tecnología, sociedad y cultura




Una nueva teoría determina leyes más generalizadas del movimiento en el espacio

Explica la órbita cerrada y plana de la Luna o justifica la segunda ley de Kepler


Una nueva teoría científica predice el comportamiento de la naturaleza en supuestos no inerciales y determina unas leyes más generalizadas del movimiento en el espacio. Lo consigue reinterpretando el comportamiento observable de los cuerpos cuando están sujetos a momentos no coaxiales sucesivos. La teoría justifica la desviación que sufre la trayectoria curvilínea horizontal de una pelota, explica la órbita cerrada y plana de la Luna o justifica la segunda ley de Kepler.





Una nueva teoría que propone nuevas claves para entender la dinámica de nuestro entorno y comprender mejor la mecánica del universo ha sido desarrollada por un grupo de investigadores españoles a lo largo de los últimos 35 años y ahora acaba de salir a la luz.

Los resultados se han publicado en la revista especializada Transactions on Machine Learning and Artificial Intelligence y también en el libro “Nuevo Paradigma en Física (Madrid, 2017). La revista World Journal of Mechanics le ha dedicado asimismo un especial a esta Teoría en el que siete científicos la analizan y desarrollan.

La nueva teoría trasciende el marco de la mecánica clásica para introducirse en el mundo de los sistemas dinámicos no lineales, muy poco estudiados todavía y de los que no se dispone de una estructura conceptual definida.

La nueva teoría define un nuevo modelo físico y matemático para predecir el comportamiento de la naturaleza en supuestos no inerciales y determinar unas leyes más generalizadas del movimiento en el espacio.

De hecho, la teoría establece nuevos criterios conceptuales, con una descripción más general, para comprender el comportamiento de la naturaleza, lo que significa que las leyes actuales de la dinámica podrían considerarse casos especiales y específicos de esta teoría.

La Teoría ofrece en consecuencia una nueva perspectiva de la dinámica, desconocida hasta la fecha, que permite convertir trayectorias consideradas caóticas hasta ahora,  en deterministas y modelables.

Su conclusión principal es que sigue existiendo un espacio científico, todavía no estructurado, en la dinámica y, más específicamente, en el ámbito de los cuerpos rígidos sometidos a múltiples rotaciones no coaxiales simultáneas, que es en el que se desarrolla la nueva teoría.

Interacciones dinámicas

La nueva propuesta, llamada Teoría de Interacciones Dinámicas (TID), generaliza conceptos dinámicos no inerciales, desestructurados en la mecánica clásica. Permite constatar y comprender la correlación física y matemática entre orbitación y rotación intrínseca, el equilibrio dinámico y secular de nuestro universo y la causalidad racional de que tengamos días y noches en la Tierra, de que tengamos solsticios y equinoccios o incluso las estaciones del año.

La TID es un sistema lógico-deductivo constituido a partir de hipótesis dinámicas. Mediante la observación de la naturaleza, el establecimiento de ciertas hipótesis iniciales, y a partir de nuevos axiomas y postulados, ha construido una estructura del conocimiento en relación con cuerpos sólidos rígidos, sometidos a sucesivas aceleraciones por rotación.

El modelo físico-matemático obtenido permite interpretar el comportamiento observable de estos cuerpos cuando están sujetos a momentos no coaxiales sucesivos, de acuerdo con las leyes deducidas, así como extraer nuevas consecuencias, inferencias y predicciones. Por ejemplo, la teoría permite justificar la desviación que sufre la trayectoria curvilínea horizontal de una pelota, cuando se somete a momentos no coaxiales.

Según el autor principal de esta investigación, Gabriel Barceló, estas hipótesis sugieren nuevas claves para comprender la dinámica de nuestro entorno y la armonía del universo. Un universo compuesto no sólo de fuerzas, sino también de sus momentos que, cuando actúan constantemente sobre cuerpos rígidos en rotación, con una velocidad de traslación también constante, generan un movimiento en órbita cerrado. Eso significa, por lo tanto, que el sistema se mueve, pero dentro de un equilibrio dinámico.

El resultado de esta investigación es la concepción de una teoría dinámica innovadora, que se aplica específicamente a los sistemas físicos rígidos en rotación, y que tiene numerosas y significativas aplicaciones científicas y tecnológicas.

Según Barceló, la aplicación de estas hipótesis dinámicas a la astrofísica, astronáutica y a otros campos de la física y la tecnología, permitirá nuevos y estimulantes avances en la investigación de la dinámica.

La dinámica es una rama de la mecánica que trata del movimiento y del equilibrio de los sistemas bajo la acción de las fuerzas. La dinámica describe la evolución en el tiempo de los sistemas físicos en relación con las acciones que provocan sus cambios de estado.

Aplicaciones espaciales

Una de las aplicaciones posibles de la nueva teoría se refiere a la dinámica espacial. Según la Teoría General de la relatividad, la masa de la Tierra deforma el espacio-tiempo en su entorno. En este supuesto, podemos suponer la analogía de que la Luna realiza también un movimiento de rodadura sobre la superficie curva del espacio-tiempo deformado por la Tierra, generando una nueva rotación del satélite, que podemos suponer no coaxial con la rotación intrínseca que ya dispone.

En este supuesto, se generarían las interacciones dinámicas previstas por la TID, originándose la órbita de la Luna cerrada y plana que observamos. De esta forma, se justifica el comportamiento de los cuerpos celestes, conforme a los criterios de la relatividad, sin necesitar pares o fuerzas.

En este mismo ámbito, también se puede justificar, del mismo modo, la segunda Ley de Kepler (los planetas se mueven con velocidad areolar constante), ya que, en el caso de órbita elíptica, ésta tiene que tener una causa según la TID. Esta causa es una variación de la velocidad de orbitación, lo cual es coherente con la mayor deformación del espacio-tiempo en las proximidades de la masa central.

Nuevas hipótesis dinámicas

Hay que tener en cuenta, destacan los investigadores, que en nuestro universo, los cuerpos celestes se encuentran en constante orbitación y rotación.

A partir de determinadas presunciones dinámicas, y basados en la nueva interpretación del comportamiento de los cuerpos en rotación, cuando son expuestos a sucesivos pares de fuerzas no coaxiales, la TID ha desarrollado nuevas hipótesis dinámicas para sistemas acelerados, que  permiten llegar a la conclusión de que se puede configurar un nuevo modelo matemático, en la teoría dinámica de campos de rotación, y nuevas leyes de comportamiento dinámico, para sistemas no inerciales.

Sus resultados han sido comprobados y confirmados mediante experimentos y simulaciones por ordenador, algo que, según Gabriel Barceló, “nos permite disponer de una nueva perspectiva de la dinámica del cosmos, desconocida hasta la fecha”. 

Referencias bibliográficas

Theory of Dynamic Interactions: Synthesis. TMLAI, Vol 5, No 5 (2017). DOI:http://dx.doi.org/10.14738/tmlai.55.3344

Nuevo Paradigma en Física: Teoría de Interacciones Dinámicas: Volumen 1.
ISBN-10: 8461774965
New paradigm in physics: Theory of dynamic interactions (Volume 1). ISBN-13: 978-8461773169

Número especial de la revista World Journal of Mechanics (WJM) sobre la TID. Volume 7, Number 3, March 2017 Special Issue on Rotational Dynamics: Theory of Dynamic Interactions.

Este número especial incluye los siguientes 7 artículos:
 
  • Cano, Julio: Rotational dynamics: An exciting challenge . World Journal of Mechanics, Volume 7. Number 3, March 2017 (Special Issue on Rotational Dynamics: Theory of Dynamic Interactions). DOI: 10.4236/wjm.2017.73008 
  • Alvarez Martínez, Alejandro: Theory of dynamic interactions: innovations . World Journal of Mechanics. Special issue: Rotational Dynamics: Theory of Dynamic Interactions. 7, 101-119. March, 2017.DOI: 10.4236/wjm.2017.73010
  • Barceló Aristoy. Veronica: A scientific legacy: Theory of Dynamics Interactions . World Journal of Mechanics. Special issue: Rotational Dynamics: Theory of Dynamic Interactions. 7, 85-100March, 2017. DOI: 10.4236/wjm.2017.73009 
  • Dalby, F. (2017) Rolling Over into the Age of Algorithm. World Journal of Mechanics, Volume 7, 39-42. Number 3, March 2017 (Special Issue on Rotational Dynamics: Theory of Dynamic Interactions). DOI: 10.4236/wjm.2017.73005.
  • Garcia-Moliner, F. (2017) Physico-Mathematical Models in Rotational Motions. World Journal of Mechanics, Volume 7, 35-38. Number 3, March 2017 (Special Issue on Rotational Dynamics: Theory of Dynamic Interactions). DOI: 10.4236/wjm.2017.73004.
  • Martín Gutiérrez, Almudena: The flight of the boomerang: comments . World Journal of Mechanics, Volume 7. Number 3, March 2017 (Special Issue on Rotational Dynamics: Theory of Dynamic Interactions). DOI: 10.4236/wjm.2017.73007
  • Merino, J. (2017) The Works and Days of Gabriel Barceló. World Journal of Mechanics, Volume 7, 43-45. Number 3, March 2017 (Special Issue on Rotational Dynamics: Theory of Dynamic Interactions). DOI: 10.4236/wjm.2017.73006.
 


Martes, 31 de Octubre 2017
Redacción T21
Artículo leído 6088 veces



Nota



Nuevo comentario:
Twitter

Los comentarios tienen la finalidad de difundir las opiniones que le merecen a nuestros lectores los contenidos que publicamos. Sin embargo, no está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o internacionales, así como tampoco insultos y descalificaciones de otras opiniones. Tendencias21 se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere no se ajustan al tema de cada artículo o que no respeten las normas de uso. Los comentarios a los artículos publicados son responsabilidad exclusiva de sus autores. Tendencias21 no asume ninguna responsabilidad sobre ellos. Los comentarios no se publican inmediatamente, sino que son editados por nuestra Redacción. Tendencias21 podrá hacer uso de los comentarios vertidos por sus lectores para ampliar debates en otros foros de discusión y otras publicaciones.

Otros artículos de esta misma sección
< >

Miércoles, 13 de Diciembre 2017 - 12:00 Confirman la existencia de un misterioso estado de la materia