Tendencias 21. Ciencia, tecnología, sociedad y cultura



Tendencias 21. Ciencia, tecnología, sociedad y cultura




Una proteína frena la pérdida de fuerza muscular propia del envejecimiento

Científicos canadienses descubren que la reactivación de la AMPK 'rejuvenece' la musculatura


A medida que envejecemos, nuestros músculos pierden fuerza. Científicos canadienses han descubierto que en este proceso es clave una proteína, la AMPK. Reactivarla, señalan, podría frenar este efecto de la edad sobre el cuerpo. Anteriormente, se había descubierto que la AMPK puede ser útil para tratar la fibromialgia, e incluso para retrasar el envejecimiento de los órganos.




Qué es lo que nos hace perder fuerza muscular a medida que envejecemos y cómo el ejercicio puede evitar que  esto suceda son dos cuestiones que nunca se han comprendido bien pero, ahora, investigadores de la Universidad McMaster (Canadá) han descubierto una proteína clave para mantener la masa muscular y la fuerza muscular durante el envejecimiento.

Este importante hallazgo supone que podrían desarrollarse nuevos fármacos basados en dicha proteína, destinados a preservar la función muscular a medida que nos hacemos mayores.

"Hemos encontrado que
el detector de energía celular, la proteína quinasa activada por AMPK (AMPK), resulta vital para reducir el ritmo de desgaste muscular propio del envejecimiento", explica Gregory Steinberg, autor principal del estudio en un comunicado de la Universidad McMaster. 

"Ratones que carecían de esta proteína en sus músculos desarrollaron mucho mayor debilidad muscular de lo que cabría esperar de un ratón mediana edad", añade Steinberg, explicando los experimentos realizados para llegar a esta conclusión. "Estos ratones, con una edad equivalente a 50 años de edad, tenían los músculos que podría tener un individuo de 100 años".
 

Nuevos tratamientos

"Ya se sabía que la actividad de la AMPK en los músculos decrece con el envejecimiento en los seres humanos, por lo que esta puede ser una causa importante de pérdida de masa muscular durante el envejecimiento", añadeSteinberg.

Investigaciones anteriores realizadas por el investigador y su equipo ya habían demostrado que este "interruptor metabólico" se activa con el ejercicio, así como con medicamentos de uso común, como la metformina (un medicamento antidiabético) o el salicilato (ingrediente activo de la aspirina).


A pesar de la importancia de mantener la función y la fuerza musculares a medida que envejecemos, no existe actualmente ningún tratamiento para tal fin, aparte del ejercicio físico. Con una población cada vez más envejecida, la pérdida de masa muscular relacionada con la edad y la pérdida de fuerza muscular es un problema creciente que acorta la vida y crea una carga económica significativa en los sistemas de salud de los países.

"Al saber que la AMPK es vital para mantener la masa muscular durante el envejecimiento, ahora podemos tratar de adaptar los regímenes de ejercicio y los medicamentos existentes para activar dicha proteína en los músculos, de manera más eficaz", concluye Steinberg.


También buena para tratar la fibromialgia

El pasado mes de abril, un equipo de expertos de la Universidad de Sevilla (US) descubrieron que, en pacientes que padecen fibromialgia (trastorno con síntomas como dolor persistente, fatiga extrema o rigidez), la proteína AMPK tampoco funciona de manera correcta.
 
Pero los investigadores españoles también comprobaron que activación de AMPK mediante restricción calórica (esta proteína puede ser activada en el cerebro dando sensación de hambre, debido a que esta indica perdida de energía) o metformina, el medicamento antidiabético antes mencionado, podría ser un tratamiento para esta enfermedad. En 2013, el equipo ya había descubierto que una coenzima, la Q10, también puede estimular el gen del AMPK, de forma beneficiosa y sin efectos secundarios.

En términos generales, la AMPK se encuentra en la mayoría de órganos en el cuerpo, hígado, músculo, células adiposas, entre otros. Según han demostrado científicos de la Universidad de California en Los Ángeles (UCLA) con ejemplares de mosca de la fruta, su activación puede frenar el envejecimiento orgánico también.

Referencia bibliográfica:

Adam L. Bujak, Justin D. Crane, James S. Lally, Rebecca J. Ford, Sally J. Kang, Irena A. Rebalka, Alex E. Green, Bruce E. Kemp, Thomas J. Hawke, Jonathan D. Schertzer, Gregory R. Steinberg. AMPK Activation of Muscle Autophagy Prevents Fasting-Induced Hypoglycemia and Myopathy during Aging. Cell Metabolism  (2015). DOI: 10.1016/j.cmet.2015.05.016.
 


Miércoles, 3 de Junio 2015
Redacción T21
Artículo leído 11263 veces


Nota




Nuevo comentario:
Twitter

Los comentarios tienen la finalidad de difundir las opiniones que le merecen a nuestros lectores los contenidos que publicamos. Sin embargo, no está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o internacionales, así como tampoco insultos y descalificaciones de otras opiniones. Tendencias21 se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere no se ajustan al tema de cada artículo o que no respeten las normas de uso. Los comentarios a los artículos publicados son responsabilidad exclusiva de sus autores. Tendencias21 no asume ninguna responsabilidad sobre ellos. Los comentarios no se publican inmediatamente, sino que son editados por nuestra Redacción. Tendencias21 podrá hacer uso de los comentarios vertidos por sus lectores para ampliar debates en otros foros de discusión y otras publicaciones.

Otros artículos de esta misma sección
< >

Martes, 12 de Diciembre 2017 - 09:00 La meditación frena el envejecimiento cerebral