Tendencias 21. Ciencia, tecnología, sociedad y cultura



Tendencias 21
25 Aniversario




Veintiocho países europeos podrían caldear sus ciudades con el calor interno de la Tierra

La calefacción geotérmica urbana o GeoDH se integraría en los sistemas de calefacción ya existentes a un coste competitivo


Aprovechar la energía del interior de la Tierra para alimentar las calefacciones de las ciudades. En otras palabras, usar la energía geotérmica en los centros urbanos. El programa Energía inteligente - Europa (EIE) de la Comisión Europea ha presentado el primer mapa interactivo del potencial que posee la calefacción urbana geotérmica en Europa. El mapa revela que la GeoDH podría desarrollarse ya en veintiocho Estados miembros, sustituyendo a los combustibles fósiles.




Planta de energía geotérmica. Imagen: Mike Gonzalez (TheCoffee). Fuente: Wikipedia.
Planta de energía geotérmica. Imagen: Mike Gonzalez (TheCoffee). Fuente: Wikipedia.
Las turbulencias ocurridas recientemente en Ucrania han traído consigo una intensificación de la búsqueda de fuentes de energía seguras para Europa.

La calefacción geotérmica urbana (GeoDH) es una de las opciones que se manejan como solución útil e inmediata para aliviar la dependencia de Europa central y oriental con respecto al gas de Rusia.

Pese a que más del 25% de la población de la Unión Europea reside en zonas aptas para aprovechar la GeoDH, por el momento no se está haciendo un uso pleno del potencial considerable que presenta la energía geotérmica existente a gran profundidad (esta energía se obtiene mediante el aprovechamiento del calor del interior de la Tierra).

A través de su programa Energía inteligente - Europa (EIE), la Comisión Europea concedió financiación al proyecto GEODH, cuya labor puede contribuir a cambiar esta situación.

Hace poco sus responsables presentaron, por primera vez, en un mapa interactivo del potencial que posee la calefacción urbana geotérmica en Europa, informa la agencia de noticias de la UE Cordis.

Muchas ventajas

Este mapa, fruto de la investigación realizada por el equipo de GEODH, revela varios datos de interés. Por ejemplo, se puede colegir que la GeoDH podría desarrollarse en los veintiocho Estados miembros e integrarse en los sistemas de calefacción urbana existentes, durante tareas de ampliación o renovación, sustituyendo así los combustibles fósiles.

Además, en muchas regiones europeas pueden construirse sistemas nuevos de GeoDH a un coste competitivo. El mapa muestra asimismo que la cuenca panónica, que abarca Hungría, Rumanía, Croacia y Serbia, reviste especial interés con vistas a un eventual desarrollo de esta fuente de energía en Europa central y oriental.

La calefacción y la refrigeración geotérmicas presentan múltiples ventajas. Además de fundamentarse en una fuente de energía renovable local, flexible y de carga base, favorecen la diversificación de la cesta energética y ofrecen protección frente a la volatilidad y el incremento de los precios de los combustibles fósiles.

Por ello el equipo del proyecto GEODH se afanan en dar a conocer en mayor medida las posibles aplicaciones y ventajas de la calefacción y refrigeración urbanas basadas en la energía geotérmica.

El mencionado mapa interactivo no refleja más que una de las actividades realizadas por el consorcio responsable. Además, está redactando una serie de recomendaciones destinadas a eliminar obstáculos y mejorar los marcos normativos.

Asimismo, está promoviendo una mayor comprensión acerca de las tecnologías relacionadas con la GeoDH, sus costes y su financiación, y pretende comunicar las mejores prácticas al respecto a las autoridades nacionales y municipales.

Obstáculos por países

Sin embargo, el panorama que se observa hoy por hoy en Europa no es precisamente de homogeneidad. Cada país presenta sus propios obstáculos de cara a aprovechar el potencial de la GeoDH.

En Hungría, Polonia y Eslovaquia, la dificultad estriba en eliminar las cortapisas de tipo administrativo y financiero, mientras que en Bulgaria, República Checa y Eslovenia existe la necesidad de convencer primero a las autoridades y de establecer un marco normativo propicio.

En Alemania, Francia e Italia, por su parte, hay que simplificar los procedimientos y ofrecer más financiación para poder alcanzar los ambiciosos objetivos que ya se han fijado en relación con la GeoDH.

Por último, Países Bajos, Reino Unido, Irlanda y Dinamarca son mercados jóvenes en los que actualmente se están desarrollando los primeros sistemas de calefacción urbana geotérmica, siendo por tanto necesario establecer las condiciones comerciales idóneas.

El consorcio de GEODH trabaja con estos grupos distintos de mercados (jóvenes, en transición y maduros), abarcando en total catorce países. El equipo está centrado en proponer la eliminación de las barreras normativas; desarrollar modelos económicos innovadores para la GeoDH; y formar a técnicos y a funcionarios de las autoridades regionales y municipales con vistas a dotarles los conocimientos técnicos que precisan para poder aprobar y respaldar los proyectos correspondientes.

Al término del proyecto, se espera que las actividades de GEODH puedan reproducirse en todos los Estados miembros de la UE.

¿Pero qué es la energía geotermica?

Como se ha dicho, básicamente, la energía geotérmica es aquélla que puede obtenerse mediante el aprovechamiento del calor del interior de la Tierra.

Entre sus principales ventajas destaca el menor impacto ambiental que provoca, en comparación con el petróleo o el carbón, ya que produce residuos mínimos y también menores emisiones de CO2 que otras fuentes energéticas.

Además, esta energía es completamente flexible y adaptable a las condiciones locales, y no representa un cambio en las costumbres o cultura local, según ha explicado la especialista Judit Camacho Díaz en Tendencias21.

Su instalación es sencilla e idéntica a cualquier caldera, y ocupa el espacio que invadiría una caldera normal. Tampoco genera ruido porque es completamente silenciosa. Otro atractivo de esta tecnología es el gasto de mantenimiento, que es mínimo; y que la vida útil de sus unidades supera los 30 años.

El uso de la energía geotérmica también es compatible con otras fuentes de energía previamente instaladas. Por último, la energía geotérmica es inagotable, se puede disponer de ella las 24 horas -ya que no obedece a las condiciones meteorológicas- y el ahorro en la factura de electricidad puede llegar al 70%, erradicando así la pobreza energética.

Aplicación actual en Europa y España

A pesar del proyecto GEODH, dentro de la Unión Europea, el uso directo de la energía calorífica de carácter geotérmico todavía es insignificante, a excepción del caso de Italia (ver foro sobre la situación de la energía geotérmica en España). No obstante, el desarrollo e implantación de las “heat pumps” (bombas de calor) es muy alto en los países escandinavos.

Aunque en España todavía se está en una fase incipiente, actualmente se están llevando a cabo proyectos de investigación para implantar este tipo de tecnología en las Islas Canarias.

Así, el municipio canario de Güímar (Tenerife) proyecta albergar la primera central eléctrica geotérmica de alta temperatura del país, que empleará el calor procedente de un pozo seco y lo transformará en energía eléctrica, enviada a la red de distribución convencional, informaba el pasado mes de abril EfeVerde.

En términos generales, ingenieros de la Universidad de Valladolid han comprobado recientemente que el subsuelo de la península ibérica tiene capacidad para producir hasta 700 gigavatios a partir de la energía geotérmica del interior de la Tierra, cantidad que quintuplica toda la capacidad eléctrica instalada en la actualidad. Galicia, Castilla y León, Andalucía y Cataluña serían las comunidades con el mayor potencial.

Jueves, 10 de Julio 2014
Redacción T21
Artículo leído 1574 veces



Nota