Recomendar este blog Notificar al moderador
BRANDING. Andy Stalman

Blog de Tendencias21 sobre el mundo del Branding en la Era Digital

Bitácora


"Lo que se les dé a los niños, los niños darán a la sociedad." Karl A. Menninger


¿Dónde está el hombre?
Dicen que cuando el mundo huele a podrido. Se ve podrido, y se oye podrido, es que está podrido. Nigeria, Kenia, Yemen, Siria, Iraq, Somalia, Ucrania, Libia, Sudán del Sur…

Volvemos a ver y a vivir el odio a lo diferente. Por el odio en sí.

Estamos viviendo la mayor ola migratoria de refugiados desde la segunda guerra mundial. Los conflictos se multiplican y las raíces de los mismos parecen beber de la misma fuente.

Un país, una sociedad, sólo es libre por voluntad de espíritu colectivo, y por nadie más que por él mismo puede ser liberado.

Y es en medio de esa podredumbre de unos pocos, no de la mayoría que queremos ver renacer el ser humano, el hombre. Estamos asqueados de las luchas, las xenofobias, los enfrentamientos en nombre de facciones religiosas, de etnias, o por pedazos de tierra o de sacos de riqueza, o parcelas de influencia o poder que nunca llegan a la gente en que emerge la solidaridad, la cooperación, el compromiso.

Hay malos. Sin duda. Muchos. Y los hay en varios lugares, como en Nigeria donde ya se supera el millón y medio de desplazados por el terrorismo yihadista, o Siria con más de tres millones de refugiados y más de 6,5 millones de desplazados . Parecería que la maldad, como la estupidez, no tiene límites.

Mirando por el retrovisor los conflictos del siglo XX todos coincidiremos que fueron, sin duda, tiempos peores en muchos sentidos. Pero, estaba latente la posibilidad de intervenir en el futuro, de cambiar y mejorar el mundo. La sensación en estos inicios de siglo es que todo se nos está yendo de las manos.

Pero como una rueda de la historia volvemos a ser parte de un mundo insensible.

En esta dinámica de anacronismos permanentes, de avances y retrocesos todos somos más o menos conscientes de las transformaciones que estamos atravesando y de los increíbles avances de los que estamos aprovechándonos en varios campos como la medicina, la ciencia, las comunicaciones, el transporte, y tantos etcéteras.

En la actualidad, resulta habitual debatir y leer en los medios sobre qué le está ocurriendo al mundo. Y se pregunte a quien se pregunte, la respuesta mayoritaria es que, a la vista de los resultados, la civilización necesita una reorientación.

¿Dónde está el hombre?
Y mientras se comenta en platos de televisión y en las redes sociales, la dimensión del conflicto, pocos, casi nadie hace nada. Porque el conflicto, si es que así se puede denominar un verdadero drama humanitario. En medio de este caos, de esta verguenza planetaria, de esta ¿civilización? vemos como se destruyen templos milenarios y vidas que apenas comenzaban a andar

No resolverá todos los problemas del futuro, pero si puede ayudar en gran medida a disminuirlos, incluso a erradicarlos. La educación vuelve a emerger como una necesidad intrínseca.

La educación ha sido y sigue siendo para muchos gobiernos una herramienta para el control o para el progreso, para la dominación o para la libertad, para retroceder o para avanzar. Depende del uso que se haga de ella, la educación vuelve a ser esencial en esta nueva Era.

Los colegios han sido objetivos en 70 países y el uso militar de éstos se ha documentado en 26 conflictos armados. Desde el atentado contra Malala, al asesinato de 132 niños en Peshawar; o el ataque a la universidad keniana de Garissa con 147 muertos. El hecho de que tres millones de niños sirios no tiene acceso a la educación tras más de cuatro años de conflicto son sólo algunos ejemplos que demuestran la urgencia de dar prioridad a este asunto. También, en países más desarrollados, los problemas existen. El bullying, la desmotivación, la falta de preparación de los educadores para enfrentarse a un nativo digital.

Hasta ahora, la educación venía siendo un adiestramiento de la memoria, el profesor transmitía conocimientos enciclopédicos y los alumnos memorizaban y repetían. Y no ayuda a procesar lo que pasa en el mundo para evitar que vuelva a repetirse. Nuestro sistema educativo sigue basado en memorizar, pero no en comprender, en aprender, en razonar. Apelar a la memoria como sistema hoy está definitivamente pasado de moda.

Esto funcionaba en épocas en donde los cambios en el conocimiento se producían muy despacio. El maestro era eficiente en su trabajo. El conocimiento era casi estático. Permanecía en el tiempo.

Pero ahora eso cambió. El cambio cambió. Los cambios se producen a tal velocidad que es imposible seguir basando la educación en la memoria ya que cuando los estudiantes han acabado de memorizar, la información ya está olvidada. El mundo es otro.

Es por eso que hoy en día el foco de la educación debería estar en educar la inteligencia, en potenciar el talento. Creando personas capaces de vivir las cosas nuevas que irán apareciendo día a día. De crear nuevos mundos, de imaginarlos, de hacerlos, de construirlos. Con esta base evitaremos conflictos, potenciaremos la cooperación y la solidaridad, evitaremos que los malos se sigan beneficiando de la falta de educación de su gente.

De ser capaces de responder espontáneamente a esas nuevas realidades. De crearlas. Muchas escuelas están entrenando a los niños para un mundo que no existe. No muchos lo mencionan, pero la educación seguirá siendo el tesoro de una sociedad.

Paralelamente, en la actualidad, más de 28 millones de niños ven negado su derecho a la educación por culpa de las guerras. Gordon Brown repetía en marzo de 2015 ante la sede de la ONU que "es hora de acabar con las brechas vergonzosas del derecho internacional que violan los derechos de millones de niños con un llamamiento para detener la militarización de las escuelas, acabar con el creciente secuestro de alumnos como armas de guerra e insistir -incluso en zonas de conflicto- en que las "escuelas seguras", con los recursos adecuados, permitan a los niños disfrutar de su educación en paz".

Cuando vemos a los niños, estos pequeños seres indefensos, llenos de luz, rodeados por la oscuridad, la maldad, la hipocresía y la indiferencia, no hay conciencia que pueda estar tranquila. Los políticos, que no estadistas, no han hecho más que interpretar el mundo, pero lo que hace falta es transformarlo.

Un niño, más, apareció muerto en la orilla de la vieja Europa, demasiada ocupada en resolver temas urgentes como para dedicarse a lo importante. Quizás se remueva alguna conciencia. Qué triste es pensar que la niñez habla y que el género humano no la escucha. Tal vez sea el momento de dejar de hablar y de empezar a hacer. Las guerras transforman a los niños en hombres. Este sacrificio no vale la pena. Menos aún cuando caen en un combate que no es el de ellos.


Andy Stalman

Jueves, 3 de Septiembre 2015



Comentarios

1.Publicado por Alejandro González el 04/09/2015 10:47
Bravo Andy, fántastico post. Una pena que tengas que escribir sobre estas cosas, que espero se resuelvan pronto y no vuelvan a suceder. La humanidad ha avanzado mucho en muchas cosas, pero en otras lamentablemente nada.

Nuevo comentario:
Twitter


Editado por
Andy Stalman
Andy Stalman
Andy Stalman es Licenciado en Relaciones Internacionales por la Universidad de Belgrano y Licenciado en Periodismo por la Universidad Católica Argentina, ambas de Buenos Aires. Ha realizado estudios Avanzados de Comunicación en la Universidad de Saint Joseph, en Philadelphia, EE.UU y está especializado en Dirección de Marketing por la Universidad de Pompeu Fabra de Barcelona. Profesor y Premio a la Excelencia Académica del IE Business School. Doctor en la Universidad Piloto de Colombia de la Cátedra que lleva su nombre. Ha colaborado en España y en el exterior como profesor invitado en la Universidad Pompeu Fabra, la Universidad Antonio de Nebrija y la Universidad de Alcalá de Henares, la Universidad de Piura y el CESA, entre otras.
De 1994 a 1997, se desempeñó como Director de Marketing para Lacoste con sede en Buenos Aires. De 1998 a 2002 fue Director de Marketing de Aeropuertos Argentina 2000 encargado del desarrollo del marketing y comercial de los 35 mayores aeropuertos del país. En octubre de 2002 comienza a trabajar como socio y Managing Director de Cato Partners España, en Barcelona y en 2006 asume la responsabilidad de Cato Partners Europe, con sede en Madrid, liderando proyectos en más de 15 países.
Miembro del Comité de Expertos de Creanavara y de la Junta Directiva de la Asociación Española de Centros Comerciales (AECC). Ha escrito más de 150 artículos especializados en Branding, Comunicación, Diseño y Marketing para diferentes medios generalistas y especializados de varios países. Es conferenciante tanto en España y Europa como en Latinoamérica.
Autor del best seller "Brandoffon, el Branding del futuro", que lleva más de 90 semanas consecutivas como uno de los libros más vendidos de Amazon. En 2016 publicará su nuevo libro "Humanoffon".
Este blog ha sido premiado como el Mejor Blog de Marketing de España en 2015 en la categoría ‘Premio anual Top Blogs Marketing’; y lleva ya más de un millón de visitas.






RSS ATOM RSS comment PODCAST Mobile