Recomendar este blog Notificar al moderador

Blog de Tendencias21 sobre el mundo del Branding en la Era Digital

La era digital


"La idiotez de decir: Dispongo de poco tiempo. Cuando es el tiempo el que dispone poco o mucho de ti" ~ Diario de Andrés Fava de Julio Cortázar.


El tiempo de las marcas ya nunca volverá a ser el mismo.
Imaginemos por un momento que este post lo estas leyendo en papel. No estas apurado/a. No tienes que hacer 30 cosas de manera simultánea, y eficazmente. Supongamos por un momento que nada es lo que parece y todo lo que creemos que es ni es ni está siendo. Por 2 minutos, 120 segundos, aparcas la fuera de borda y te centras en las palabras, en los mensajes, en el silencio, abres la mente.

Es entonces cuando te encuentras con estas ideas, algunas viejas, otras nuevas, otras que son tan nuevas que no se las puede definir. Todo, sumado, en menos de minuto y medio de lectura que te ayuda a conectarte con mensaje esenciales de esta nueva época. Que ni es vieja ni nueva, tal vez, ni es, pero está siendo.

Es en esta nueva era donde existen 4 clases de organizaciones: las que cambian, las que no cambian, las que no pueden cambiar y las que no quieren cambiar.

En esta nueva época donde las marcas deben trabajar para que su presencia se note y su ausencia se sienta.

Un nuevo escenario donde el mundo ha cambiado tanto que lo que la gente no necesita son más datos (con el permiso del Big Data) sino una nueva mentalidad.

Un territorio en el que se consolidará la tendencia de dejar atrás la pseudo importancia de la cantidad de seguidores para pasar a la conversión y tangibilizar las inversiones que se realizan en los medios digitales.

Un nuevo ciclo que pone de manifiesto que la zona de confort es el enemigo publico numero uno de las marcas. Hace sólo 7 años el European Brand Institute presentó en Viena el primer estudio de valoración de marcas europeas, siendo entonces Nokia la marca más valiosa de Europa. Hace "sólo" 7 años.
Andy Stalman

Jueves, 29 de Mayo 2014


Bitácora


“Y dijo Dios: Sea la luz; y fue la luz.” (Génesis 1:3)


El valor de la palabra.
Lo primero fue la palabra. Antes de la luz, antes del cosmos, antes del hombre.
Sin la palabra nada hubiera existido.

Las primeras palabras derivaron en creación.
"Y Dios dijo... Sea la luz; y fue la luz"

El primer uso de la palabra estuvo al servicio de la creatividad.

Si la palabra es entonces aquello que nos precede, que nos creó y creó todo nuestro mundo ¿cómo no entender que es parte de nosotros, mucho antes que nosotros mismos?

Palabra que crea, que nombra, que transforma: la nada en mundo, la nada en cosmos, la nada en hombre. Palabra que se suma al acto creativo.

El hombre nace entonces de la palabra, que es usada para crear; de una creatividad que venía de la nada, del vacío. Una palabra que venía del silencio y que creó el todo.

La palabra y la creatividad están íntimamente ligadas desde el principio. El proceso creativo que procede de la nada y se transforma en obra.

Pasamos del silencio a la palabra y del vacío a la creatividad.

De la palabra a la creatividad.

Palabra que sirve para nombrar lo sin nombre, para crear lo nuevo, para llenar un vacío, de mundo.

La creatividad es la herramienta clave del hombre para sobrevivir en un mundo nuevo, y la creación es un mensaje, una enseñanza, la historia parece explicarlo; en la manera de comunicarle al hombre que la única garantía para su supervivencia, sera su propia creatividad.

Creatividad que lleva también a conectarse con el otro, a crear un vínculo, un afecto, un aliado.

Creatividad que se transforma en comunicación, en historia, en relato, en mensaje, en contenido.

De la creatividad a la comunicación.

La lengua es la primera herramienta de comunicación. Vivimos en una época donde cada vez se habla más y cada día se dice menos. La tarea de recuperar la palabra, o mejor dicho, el valor de la palabra, no es una simple metáfora.

El ser humano y su intrínseca necesidad de comunicar ve potenciada hasta el infinito esa oportunidad con las nuevas tecnologias con las que cuenta hoy. La capacidad de comunicar, como de crear, no es tarea sencilla.

En el libro de David Brooks “El animal social”, leemos que la mayoría de adultos cuenta con un vocabulario de unas 60.000 palabras. Para construir este vocabulario el ser humano ha de aprender de 10 a 20 palabras diarias entre el año y medio de vida y los 18 años. La riqueza del lenguaje se empobrece con su mal uso. Las 100 palabras más frecuentes dan razón del 60% de todas las conversaciones.

Las 4.000 palabras más comunes representan el 98% del total. Brooks termina preguntándose ¿Por qué los seres humanos se toman las molestias de saber esas otras 56.000?

La velocidad que imprime la dinámica del siglo XXI, demanda instantaneidad por sobre profundidad. Inmediatez por encima de la reflexión, de la pausa, del pensamiento razonado. No necesariamente la velocidad es amiga de la eficiencia y mucho menos de la construcción de un mensaje relevante, estratégico y memorable. La búsqueda del equilibrio para las marcas entre velocidad y pausa, entre aceleración y reflexión, sería muy aconsejable.

Vivimos en una era donde muchas marcas se encuentran perdidas en la oscuridad de lo desconocido. Una buena oportunidad para reaprender; para, a partir de la oscuridad, volver a crear luz, para reconectarse con el valor de la palabra y recuperar la acción creativa.

Recuperar lo esencial a partir del pensar, el decir, el hacer, de manera coherente, creativa y consecuente.
Andy Stalman

Viernes, 2 de Mayo 2014



Editado por
Andy Stalman
Andy Stalman
Andy Stalman es Licenciado en Relaciones Internacionales por la Universidad de Belgrano y Licenciado en Periodismo por la Universidad Católica Argentina, ambas de Buenos Aires. Ha realizado estudios Avanzados de Comunicación en la Universidad de Saint Joseph, en Philadelphia, EE.UU y está especializado en Dirección de Marketing por la Universidad de Pompeu Fabra de Barcelona. Profesor y Premio a la Excelencia Académica del IE Business School. Doctor en la Universidad Piloto de Colombia de la Cátedra que lleva su nombre. Ha colaborado en España y en el exterior como profesor invitado en la Universidad Pompeu Fabra, la Universidad Antonio de Nebrija y la Universidad de Alcalá de Henares, la Universidad de Piura y el CESA, entre otras.
De 1994 a 1997, se desempeñó como Director de Marketing para Lacoste con sede en Buenos Aires. De 1998 a 2002 fue Director de Marketing de Aeropuertos Argentina 2000 encargado del desarrollo del marketing y comercial de los 35 mayores aeropuertos del país. En octubre de 2002 comienza a trabajar como socio y Managing Director de Cato Partners España, en Barcelona y en 2006 asume la responsabilidad de Cato Partners Europe, con sede en Madrid, liderando proyectos en más de 15 países.
Miembro del Comité de Expertos de Creanavara y de la Junta Directiva de la Asociación Española de Centros Comerciales (AECC). Ha escrito más de 150 artículos especializados en Branding, Comunicación, Diseño y Marketing para diferentes medios generalistas y especializados de varios países. Es conferenciante tanto en España y Europa como en Latinoamérica.
Autor del best seller "Brandoffon, el Branding del futuro", que lleva más de 90 semanas consecutivas como uno de los libros más vendidos de Amazon. En 2016 publicará su nuevo libro "Humanoffon".
Este blog ha sido premiado como el Mejor Blog de Marketing de España en 2015 en la categoría ‘Premio anual Top Blogs Marketing’; y lleva ya más de un millón de visitas.




Habilidades Directivas


RSS ATOM RSS comment PODCAST Mobile