Recomendar este blog Notificar al moderador
BRANDING. Andy Stalman

Blog de Tendencias21 sobre el mundo del Branding en la Era Digital

La era digital


"La fotografía, como medio de gran alcance de la expresión y de comunicaciones, ofrece una variedad infinita de opiniones, de interpretaciones y de ejecuciones." Ansel Adams


La nueva vieja cultura de la imagen.
El crecimiento continuo y cada vez más masivo del uso de los dispositivos móviles está afectando de manera contundente la forma de comunicarnos con los demás.

Comunicación que es una forma de decir, interacción, no relación.

La forma en que este presente digital está afectando el compartir, el disfrutar, el observar, el comportarse no deja de inundarnos de preguntas.

Son modas que se expanden con lo nuevo y se instalan como parte de una nueva ¿cultura? de la era digital.

¿Cómo miramos, nos comportamos, disfrutamos del mundo a nuestro alrededor desde que llevamos encima un dispositivo móvil?

¿Ya es la tecnología nuestro sexto sentido? O como afirma Helmuth Trischler “la tecnología es nuestra segunda piel.”

Los teléfonos inteligentes y el resto de dispositivos de mano se han convertido en herramientas indispensables, apéndices de nuestro brazo para grabar una escena o para tomar una selfie.

Brazos y ojos listos para seguir capturando instantes.

El primer autorretrato fotográfico que se conoce lo hizo Robert Cornelius en 1839. Los autorretratos ya existían en siglos anteriores; su conquista de las redes sociales es lo novedoso, lo omnipresente desde la llegada de la fotografía digital.

Actualmente subimos y compartimos online unas dos mil millones de fotos cada día. Apenas unas 500 millones diarias en 2013. Las cantidades compartidas a diario empiezan a generar una aceptación general sobre redefinir el concepto de lo que hasta ahora era normal.
Andy Stalman

Jueves, 29 de Enero 2015


La era digital


"No wifi, no life." Perfil de whatsApp de Emiliano Pérez Ansaldi.
¿Puede Internet hacer que el ser humano sea adicto y sienta abstinencia al mismo tiempo? Lo que nació como un desafío personal termino convirtiéndose en un experimento casi antropológico sobre nuestra relación con-en Internet. Este espejo en el que mirarse carece de base científica pero contiene, lo que a mi entender lo hace atractivo y crítico, la re-confirmación que junto con el oxígeno, la conectividad, es esencial para nuestra supervivencia.


Abstinencia y adicción digital.
Siempre recuerdo las palabras del doctor del anuncio que decía: Una gripe se cura en una semana con remedios o en 7 días sin ellos. Yo no intentaba “curarme” de Internet, pero si probar y probarme si podía, en plena Era Digital, estar sin Internet durante 7 días.

Me propuse leer libros, sólo en papel. Sin distracciones. Elegí “Partes Públicas” de Jeff Jarvis, “Vivo en el futuro y esto es lo que veo” de Nick Bilton, que no hicieron mas que reafirmar mis apreciaciones sobre los profundos, intensos e interesantes cambios que estamos atravesando en todos los planos de nuestra vida no solo en el profesional.

Uno de los primeros síntomas que aparece es el de la abstinencia. Es llamativa la necesidad de compartir con tantos conocidos-desconocidos; la mayoría de estos vínculos no trasciende a la realidad. Sin embargo lo que da sentido a todo son las relaciones, no el medio. Y es difícil dejar de ver tu ordenador o smartphone de reojo para saber que esta pasando “allá fuera” o para compartir lo que te esta pasando a ti. Los americanos, tan proclives a ponerle nombre a todo, llaman a esta sensación: FOMO. El miedo a perderse algo, Fear Of Missing Out.

Para tranquilidad de la mayoría, los seres humanos no somos adictos a Internet, sino a la información.

Internet es una fuente de información pero también de dispersión inagotable.

El segundo síntoma es que tomas conciencia que tienes mucho tiempo. Más del que imaginas. Usamos unas 15 horas por semana viendo emails. Trabajamos con un promedio de ocho ventanas abiertas al mismo tiempo y vamos de una a otra cada 20 segundos. Según nuevos datos de GlobalWebIndex, un usuario promedio registra 1,72 horas por día en las redes sociales, lo que representa alrededor de 1 de cada 3 minutos de toda la actividad on line. Y la consultora eMarketer informa que combinando los dispositivos móviles y en línea los adultos estadounidenses pasan unas 5 horas 46 minutos con los medios digitales por día.

Los dispositivos móviles no dejan de potenciar esta realidad. En 1991 había cerca de 16 millones de abonados, o números de teléfono móvil. En este momento hay más de 7.000 millones en un planeta de 7.300 millones de personas.

Para mucha gente, la búsqueda de un balance saludable entre la vida y el trabajo, entre el tiempo que invierte online y offline parece ser una meta imposible. Pero no lo es.

Andy Stalman

Martes, 27 de Enero 2015


La era digital


En las últimas dos décadas todo ha cambiado. Las marcas, Internet, la tecnología, el punto de venta, el consumidor, el diseño, las ideas, el retail, el marketing, el mundo. Hace 20 años no existían ni Google, ni Facebook, ni YouTube, ni Quora, ni Instagram, ni LinkedIn; ni siquiera teníamos bluetooth, Skype o smartphones. Este nuevo escenario nos exige ser originales, innovadores. De ahí que cambiar y reinventarse sean cuestiones ineludibles.


Las mentes mas originales triunfan.
Los cambios van más rápido por fuera de las empresas que por dentro. La irrupción digital, los cambios en las necesidades de los clientes, los nuevos puestos a cubrir, la reorientación de objetivos y un nuevo mercado exigen de una visión clara, de capacidad de experimentación, innovación y sobre todo de mucha valentía. Es tiempo de valientes.

En este contexto, todas las marcas y las personas son globales por defecto, simplemente porque tienen el potencial de estar frente a una audiencia global.

Los que hasta ahora no tenían intención de convertirse en globales, podrían serlo simplemente por la utilización de un blog, un post o de un tweet. Eso significa que todos ya tienen una imagen global lo quieran o no.
Andy Stalman

Sábado, 24 de Enero 2015


La era digital


"Vivimos en un extraño círculo cuyo centro está en todas partes y su circunferencia en ningún lugar." Pascal


La política del cambio y el fin de la indiferencia.
La sociedad española esta “empodemizada”. Se habla de Podemos en todos lados, casi más que de fútbol. Pocas veces en los últimos años la política estuvo tan devaluada y al mismo tiempo levantando tantas pasiones. A favor y en contra.

Los síntomas de cansancio y agotamiento de una sociedad desilusionada, fueron minando la capacidad de los políticos de empatizar y conectar con la gente. Con los electores, votantes, ciudadanos, medios… Al tiempo que se pone de manifiesto la necesidad de mayor transparencia, y recuperar otros valores esenciales. Los políticos se han llevado la peor parte de esta crisis. Ni son los únicos responsables, ni todos los partidos y políticos son iguales. Pero el fastidio, el desencanto y el enojo se concentró en ellos.

La necesidad de un cambio parecía imperiosa. Y apareció Podemos.

Pareció, en un comienzo, que el partido político Podemos se aferraba a la máxima del diseñador, ingeniero, visionario e inventor Richard Buckminster Bucky Fuller: “No intentes cambiar un sistema, construye uno nuevo que haga que el anterior se vuelva obsoleto.”

En el escenario actual, cada partido político, como cada una de sus figuras públicas, son marcas. Las marcas ocupan cada vez más un lugar de mayor omnipresencia en la sociedad moderna.

Sobre lo antedicho hay 4 factores fundamentales, de entre muchos más, que apuntalan el posicionamiento de una marca en este escenario del exceso, el desencanto y la necesidad de (volver a) creer en algo (y en alguien):
Andy Stalman

Viernes, 16 de Enero 2015


Tendencias de las marcas


En las próximas dos décadas prácticamente todas las marcas del mundo estarán representadas en Internet. En este futuro, la identidad online será un conglomerado de perfiles que irán desde Twitter a Facebook, desde Instagram a Skype, desde Pinterest a YouTube, y etcéteras conocidos y otros, aún, desconocidos. El impacto que esto tiene y tendrá en la elección del nombre de cada marca y en el desarrollo de la identidad será mayúsculo. Acortar, sintetizar, reducir, encoger, simplificar los nombres vuelve a revolucionar el mundo de las marcas.


En la era de la abundancia, menos es más.
Acortar: (De cortar).
1. tr. Disminuir la longitud, duración o cantidad de algo. U. t. c. intr. y c. prnl.


Una de las grandes tendencias que estamos visionando en la actualidad en relación a las marcas es la que afecta directamente a sus nombres. Visto con perspectiva, este mercado del exceso y de la abundancia, afecta a todas las marcas por igual. El mercado es complejo y lo que tiene hoy sentido, tal vez, mañana no lo tendrá, pero la gran pregunta para tu marca es: ¿Creas tendencias o sigues las creadas por los demás?

Dicha tendencia se puede resumir en 5 grupos de marcas:

1.- Símbolo prescindiendo de su nombre. Es el caso de marcas como Starbucks, Nike, Shell o Apple. El cerebro puede ver e interpretar una imagen a una velocidad de 13 milisegundos. Dado que procesa una imagen mucho más rápido que un texto, ayudar al cerebro a que nos reconozca antes que al resto ayuda.

2.- Acortar su nombre. Como el caso de Mini Cooper a Mini o el de Christian Dior a Dior o Citibank a Citi. Nickelodeon a Nick. American Express a Amex o Federal Express a FedEx. Pizza Hut y Radio Shack ahora "The Hut" y "The Shack". Incluso la icónica Y.M.C.A., con más de 170 años de vida, cambia su nombre a “the Y”.

3.- Siglas: Como por ejemplo el Instituto de Empresa, ahora IE, o Ernst & Young ahora EY, o Jones Lang Lasalle, que ahora es JLL, o New York University, ahora NYU.

4.- Sin vocales. De Mango a MNG. Reebok a RBK. Twitter, antes de lanzarse se iba a llamar "twittr", iba a empezar desde el final y no desde el principio.

5.- Cambio de manera radical. Ejemplos como Philip Morris a Altria. Andersen Consulting a Accenture. Kraft Foods a Mondelez. Por mencionar algunos.

Luego hay casos aislados, como el curioso caso la de la Coca Cola que no es ni Light, ni Zero, que la gran mayoría llama Coca “normal”.

Es interesante re-confirmar que casi todo lo nuevo es viejo. Parece nuevo pero no lo es. O dicho mejor de otra manera, muy poco de lo nuevo es nuevo.

En el pasado ya vimos tendencias de estas características, como por ejemplo: Computing Tabulating Recording Corporation que se renombró a International Business Machines (IBM) en ¡1924! O la empresa de origen coreano Lucky Goldstar que se acortó el nombre a "LG" en 1995. Minnesota Mining and Manufacturing Company pasando a ser 3M. Procter & Gamble sintetizándose en P&G, Integrated Electronics a Intel, o Svenska Aeroplan Aktibolaget SAAB.

Todos los días aprendemos algo viejo.
Andy Stalman

Martes, 13 de Enero 2015



Editado por
Andy Stalman
Andy Stalman
Andy Stalman es Licenciado en Relaciones Internacionales por la Universidad de Belgrano y Licenciado en Periodismo por la Universidad Católica Argentina, ambas de Buenos Aires. Ha realizado estudios Avanzados de Comunicación en la Universidad de Saint Joseph, en Philadelphia, EE.UU y está especializado en Dirección de Marketing por la Universidad de Pompeu Fabra de Barcelona. Profesor y Premio a la Excelencia Académica del IE Business School. Doctor en la Universidad Piloto de Colombia de la Cátedra que lleva su nombre. Ha colaborado en España y en el exterior como profesor invitado en la Universidad Pompeu Fabra, la Universidad Antonio de Nebrija y la Universidad de Alcalá de Henares, la Universidad de Piura y el CESA, entre otras.
De 1994 a 1997, se desempeñó como Director de Marketing para Lacoste con sede en Buenos Aires. De 1998 a 2002 fue Director de Marketing de Aeropuertos Argentina 2000 encargado del desarrollo del marketing y comercial de los 35 mayores aeropuertos del país. En octubre de 2002 comienza a trabajar como socio y Managing Director de Cato Partners España, en Barcelona y en 2006 asume la responsabilidad de Cato Partners Europe, con sede en Madrid, liderando proyectos en más de 15 países.
Miembro del Comité de Expertos de Creanavara y de la Junta Directiva de la Asociación Española de Centros Comerciales (AECC). Ha escrito más de 150 artículos especializados en Branding, Comunicación, Diseño y Marketing para diferentes medios generalistas y especializados de varios países. Es conferenciante tanto en España y Europa como en Latinoamérica.
Autor del best seller "Brandoffon, el Branding del futuro", que lleva más de 90 semanas consecutivas como uno de los libros más vendidos de Amazon. En 2016 publicará su nuevo libro "Humanoffon".
Este blog ha sido premiado como el Mejor Blog de Marketing de España en 2015 en la categoría ‘Premio anual Top Blogs Marketing’; y lleva ya más de un millón de visitas.






RSS ATOM RSS comment PODCAST Mobile