Recomendar este blog Notificar al moderador
COMPLEJIDAD Y MODELO PEDAGÓGICO
COMPLEJIDAD Y MODELO PEDAGÓGICO

"Necesitamos escuelas de complejidad porque el rechazo de la complejidad es el principio de toda tiranía". José García Calvo

Carlos Candel
Cuadernos de Pedagogía, 2004


Existe una barrera invisible que nos separa y diferencia a la vez de nuestro yo y el mundo exterior. A decir verdad existen muchas barreras si te fijas un poco a tu alrededor. Hay barreras que en realidad son fronteras, límites que nosotros mismos nos imponemos supuestamente para protegernos. Estas son las malas, las que nos sumen irremediablemente en lo que a todas luces son prisiones. Cajas vacías en las que no hay sitio para el pensamiento, los sentimientos, las relaciones sociales, el mundo que nos rodea...

Sin embargo existen otro tipo de límites, los buenos, los que delimitan nuestros espacios, desde los más íntimos a los más públicos. Éstos están provistos, como si de etéreas membranas celulares estuviéramos hablando, de diminutos recovecos, huecos, aperturas que permiten el paso, de forma selectiva, a ciertos estímulos imprescindibles para nuestra libertad.

Cuando te adentras en el espacio habilitado por la Asociación Semilla como inicio de su propuesta de Itinerario de Formación Prelaboral, el Proyecto Acogida, inmediatamente percibes los diferentes procesos osmóticos que se dan en el interior de esas cuatro paredes. Incluso después de haber dado un paseo por sus talleres artísticos, introduciéndote a hurtadillas en los “lugares comunes” menos comunes y más íntimos de los jóvenes, que han optado allí por otro tipo de formación, sin quererlo, ya te hayas contagiado irremediablemente de algo de su espíritu creativo. Y si tus membranas son lo suficientemente permeables pueda darse el caso de que alguien haya hecho suyo algunos de tus lugares.

Cuando juntamos a un grupo de educadores y de adolescentes, en pleno proceso hormonal, de diferentes sexos, provenientes de diferentes culturas, con diferentes lenguas, descontentos con el sistema educativo y con el mundo (a veces incluso consigo mismos) pero con pequeños puntos en común, el encontrar su sitio en este mundo, las ganas de buscarse la vida y que llegue el día en que puedan ser independientes, lo más lógico sería pensar que dicho proyecto está abocado al fracaso.

Entonces uno de los caminos visibles es el de la tolerancia y el respeto, caminar juntos aceptando las diferencias y trabajando desde nuestros puntos en común. Hacer este recorrido en compañía es imprescindible para contagiarnos, para aprender de los demás aquello que no pudimos aprender por nosotros mismos y que los demás se puedan reflejar en nuestro espejo y descubrir así las capacidades ocultas, descubriendo al fin que lo negativo no existe, sino que nuestro mayor mal es la ausencia de capacidades. Por eso nuestras fronteras deben estar abiertas, para ir llenando poco a poco esas viejas cajas vacías que nos hemos empeñado en convertir en cajas fuertes, por el miedo a que descubran nuestro interior.

Esto se percibe cada día en Acogida que, durante dos horas y media y en dos turnos, abre sus puertas a 60 jóvenes diariamente. Aquí no sólo los jóvenes aprenden de los educadores, sino que entre ellos también existe un clima de apoyo a los recién incorporados. Hay jóvenes incluso que, tras llevar varios meses en el proyecto, se encargan de realizar las presentaciones en el grupo cuando inicia su aventura un nuevo compañero o que les asesora en una de los talleres para que aprendan a utilizar las herramientas adecuadamente. Hasta aquí todo más o menos normal, pero lo verdaderamente mágico es cuando te das cuenta de que no sólo los jóvenes son instrumentos de apoyo y que sirven para que otros avancen en su proceso, sino que los propios educadores aprenden de los jóvenes y ellos lo viven así.


Comité de Educación para una Sociedad Compleja


Facebook Twitter LinkedIn Digg Google Meneame Viadeo Pinterest
Viernes, 14 de Noviembre 2008


Editado por
PORTIA Asociación para la Transdisciplinariedad
Portia, Asociación para la Transdisciplinariedad” es una institución heredera de un conocimiento que quiere transmitir: la cultura transdisciplinaria. La perspectiva transdisciplinaria es la que organiza y da sentido y finalidad a nuestra Asociación, a su estructura, a sus objetivos, a sus acciones, a sus metas y a sus valores. Como consecuencia de esa perspectiva, la Asociación se constituye como una estructura flexible, abierta, sabiéndose enriquecida y enriquecedora del contexto en el que nace y en el que se desarrolla, con capacidad pendular para transformar y transformarse en el juego entre sus creaciones, sus vivencias y sus reflexiones.

Con la colaboración del Comité de Educación para una Sociedad Compleja





Noticias de Transdisciplinariedad

Archivo

RSS ATOM RSS comment PODCAST Mobile