Recomendar este blog Notificar al moderador
CONO SUR: J. R. Elizondo

Bitácora

4votos
CHILE: SIGUE EL ESTALLIDO José Rodríguez Elizondo

El "estallido social", como se abrevia en Chile, sigue vigente. Se ha convertido en un evento serial y, popr tanto, las entrevistas siguen siendo más rápidas y actualizadas que un texto escrito ad-hoc. A mi juicio, ésta que me hizo la periodista peruana Mariella Sausa, del diario Perú21 cumple esos requisitos. Da cuenta de lo que, desgraciadamente, sigue sucediendo en mi país


Después de un mes de protestas ¿cómo está Chile?
Está muy averiado y en algunos lugares luce como una imagen de Siria. Fue como si, de repente en la primavera, un enemigo hubiera destruido nuestros sistemas de transporte, cortado nuestras líneas de abastecimiento e inducido el pánico social. Para ese efecto fue muy eficiente el salvajismo de los delincuentes, “encapuchados” o no, con su incendio de iglesias, saqueo de supermercados y vandalización de símbolos históricos y patrióticos

¿Nadie lo previó? ¿Fue un reventón espontáneo?
No lo previeron quienes debieron preverlo. Ningún político sospechó que el malestar económicosocial acumulado tendría un reventón. Y menos, que tenía que ver con el repudio a los políticos mismos, por vivir en una burbuja. Sin embargo, ya había síntomas ominosos, incluso durante el gobierno anterior. Presuntos o genuinos estudiantes incendiaban buses, lanzaban bombas molotov, colocaban explosivos en accesos al metro y vandalizaban locales escolares emblemáticos. Además, estaba el complicado tema de la Araucanía, con la tendencia autonomista de la etnia mapuche y el mal manejo de la policía. Por eso sostuve, desde el inicio, que de espontaneísmo nada. El upgrade subversivo era perfectamente previsible para una inteligencia técnica entrenada y con manejo de las redes sociales.
 
3.- ¿Cómo explica la ineficiencia de los aparatos de inteligencia?
No hay causa única. Indirectamente está el contraste entre el climático bienestar de los indicadores económicos y la angustia anticlimática de las víctimas de la desigualdad. También está el mal manejo del tema militar, secuela de la larga dictadura y la corrupción de oficiales de la policía uniformada, que minó el bien ganado prestigio de los carabineros. Pero, más importante fue lo ya dicho: el ensimismamiento de los políticos, poco representativos de la sociedad y excesivamente bien remunerados. Desde sus reyertas de endogrupo y sus trincheras clientelares, se preocupaban más del poder propio que de la eficiencia en la Administración. Además, desconfiando de la inteligencia castrense y policial, desde distintas perspectivas, descuidaron la necesidad de potenciar la inteligencia civil. Para expertos en fábulas, fueron como los conejos que discutían si sus enemigos eran galgos o podencos.

¿Hubo una organización política tras el reventón?
Hasta hoy no existe organización identificada. Esto me hizo recordar, con un escalofrío, el Perú de Sendero Luminoso, sus años de incubación y el tiempo que pasó antes de que Abimael y los suyos fueran identificados como algo más que delincuentes serranos. Con todo, ya se acepta que hubo un centro organizativo, que usó las protestass pacíficas como cobertura, empleó los métodos terroristas que están en todos los manuales y supo crear espacios de impunidad para los delincuentes. Incluso existen videos que muestran individuos llamando a derribar al gobierno. Sólo faltaría ponerles el cascabel.

¿La propuesta de una nueva Constitución podrá solucionar la crisis política y social? ¿Por qué es importante que Chile se libere de la Constitución de 1980?
Ha sido un buen motivo para que la clase política recapacite, trate de recuperar su rol y, por añadidura, amaine la violencia. Esto ya es ganancia pura. En cuanto a lo segundo, aunque parezca raro en este mundo tan materialista, el factor espiritual existe. Quiero decir que, al margen de sus normas, la Constitución de 1980 es un reducto simbólico de la dictadura. En 2005 el Presidente Ricardo Lagos subestimó ese simbolismo, tras extirparle los artículos que garantizaban la hegemonía del pinochetismo político. Puso su firma al texto reformado, borró la del dictador y proclamó que Chile pasaba a tener una Constitución totalmente democrática. El tiempo demostró que el símbolo sobrevivía como un zombi. Desde esa perspectiva, es bueno que la clase política acepte que puede haber una nueva Constitución, más allá de si se mantiene o no un modelo de “Estado subsidiario”, que es el punto clave para los constitucionalistas.

Una de las características de la actual Constitución es que para modificarla se necesitaba una mayoría importante en el Congreso. ¿Eso se debería modificar?
Toda Constitución debe aprobarse mediante una mayoría calificada, que la haga representativa del país, por sobre partidos o ideologías. De no ser así, sólo representaría a un sector de la sociedad, a tenor de mayorías políticas de ocasión o abriría paso a las dictaduras constitucionalizadas en la línea chavista.

¿Como quedó el gobierno de Piñera tras lo sucedido?
Creo que el Presidente supo reaccionar con el pragmatismo que exigía el momento, Convocó y escuchó a los dirigentes de la oposición, hizo cambios drásticos en su gabinete y llamó a preservar la paz y la democracia con la razón y no con la fuerza. Paradójicamente, quienes antes lo criticaban por estar avasalladoramente en todo, ahora lo critican por haber privilegiado el consenso, relativizando su protagonismo personal.  

Hubo políticos que se restaron a esa convocatoria…
Sí,  los comunistas, que han optado por acusar al Presidente con base en la actual Constitución.

José Rodríguez Elizondo
Sábado, 23 de Noviembre 2019



Facebook Twitter LinkedIn Digg Google Meneame Viadeo Pinterest



Editado por
José Rodríguez Elizondo
Ardiel Martinez
Escritor, abogado, periodista, diplomático, caricaturista y miembro del Consejo Editorial de Tendencias21, José Rodríguez Elizondo es en la actualidad profesor de Relaciones Internacionales de la Facultad de Derecho de la Universidad de Chile. Su obra escrita consta de 30 títulos, entre narrativa, ensayos y reportajes. Entre esos títulos están "Todo sobre Bolivia y la compleja disputa por el mar", “Historia de dos demandas: Perú y Bolivia contra Chile”, "De Charaña a La Haya” , “El mundo también existe”, "Guerra de las Malvinas, noticia en desarrollo ", Las crisis vecinales del gobierno de Lagos", "Crisis y renovación de las izquierdas" y "El Papa y sus hermanos judíos". Como Director del Programa de Relaciones Internacionales de su Facultad, ha vuelto a publicar la revista Realidad y Perspectivas (RyP), que fuera inexplicablemente suprimida por un Decano que no supo prestigiar su cargo. Ha sido distinguido con el Premio Rey de España de Periodismo (1984), Diploma de Honor de la Municipalidad de Lima (1985), Premio América del Ateneo de Madrid (1990) y Premio Internacional de la Paz del Ayuntamiento de Zaragoza (1991). En 2013 fue elegido miembro de número de la Academia Chilena de Ciencias Sociales, Políticas y Morales.





Archivo
L M M J V S D
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31          



RSS ATOM RSS comment PODCAST Mobile