Recomendar este blog Notificar al moderador
CRISTIANISMO E HISTORIA: A. Piñero
El papiro de “La mujer de Jesús” es falso (589)
Escribe Antonio Piñero

Interrumpo esta semana mi reseña sobre el libro de Andrade, “Jesucristo vaya timo”, para comunicarles una interesante noticia: la revista New Testament Studies, publicada por la Studiorum Novi Testamenti Societas, de la que soy miembro, un número muy interesante, vol. 61/03 de julio de 2015, sobre el papiro de “La mujer de Jesús”, publicitado descaradamente por Karen King de Harvard University con un afán notable de sensacionalismo, y del que hizo --¡nada menos!-- una “edición crítica. Cundo salió en la prensa yo publiqué en este Blog una postal su texto y una fotografía argumentando que me parecía falso… y que si no lo fuera, al ser claramente gnóstico, habría que interpretarla a la luz del Evangelio de María y de Felipe, donde queda absolutamente claro que la relación de Jesús (¡después de su resurrección!) con María Magdalena era la maestro-discípulo, ni más ni menos.

En este número especial de New Testament Studies (que al menos es gratis para los socios de la Societas aunque no estemos suscritos a la revista; y ya que ignoro si en la mente del editor es gratis para todos transcribo aquí el vínculo:

http://journals.cambridge.org/action/displayJournal?jid=NTS>

Hay varios artículos que exponen de una manera detalladísima las razones por las que el papiro es descaradamente falso.

He puesto de nuevo la fotografía y he aquí el texto de la versión castellana para que lo recuerden:

“Mi madre me ha dado la vida… .
los discípulos preguntaron a Jesús...
negó. María es digna de eso... Jesús
les dijo: mi mujer... podrá ser mi discípula. Que los malvados se inflen...
en lo que me concierne, viviré con
ella por... una imagen”

El texto ha sido elaborado a partir de piezas pequeñas - palabras o frases - tomadas principalmente en el Evangelio de Tomás, copto, logia 101 y 114, y ambientada en contextos nuevos. Este modo de proceder es el que utilizaría probablemente un autor moderno y no un hablante nativo de copto.
Seis de las ocho líneas incompletas del recto de este papiro están tan estrechamente relacionados con el Evangelio de Tomás copto, especialmente a los dichos 101 y 114, que esa dependencia es prácticamente segura. Hay una línea adicional tomada del Evangelio de Mateo. El autor ha usado la técnica de composición que se denomina "collage" o "patchwork", lo que apunta de nuevo un autor moderno, cuyos conocimientos de copto son limitados. En efecto, es muy posible que el fragmento sea incompleto intencionadamente, y que sus lagunas se hayan pensado así desde un principio, puesto que no parece posible colmar las lagunas de nuestro texto con material contiguo del Evangelio de Tomás.

La impresión de modernidad se ve reforzada en la línea 1, cuya terminación parece depender de la línea divisoria de versículos del manuscrito copto de fácil acceso en las modernas ediciones impresas. A menos que esta impresión de la modernidad se vea contrarrestada por nuevas investigaciones y consideraciones, parece poco probable que el fragmento pertenezca a un evangelio originario.

El autor precisa en uno de los artículos que estoy extractando la técnica de escritura y composición del papiro. Dice así:
Ya sea antiguo o moderno el autor ha empleado la técnica del “collage” (o superposición al modo de corta y pega) en cuatro puntos principales:

1) Las líneas 1 y 5 del Papiro se basan en el logion 101 del Evangelio de Tomás, quien a su vez se fundamenta en Lucas 14,26. Jesús dijo: "Quien no odia a su padre y su madre por mí, no puede ser mi discípulo. Y el que no odia a su padre y a su madre a mi manera, no puede ser mi discípulo…
A partir de esta materia prima el autor del Papiro ha creado las líneas: 1 "... [Puede] no sea mi [discípulo]. Mi madre me dio la vida ... " 5 "... ella puede ser mi discípulo ... "

Es interesante que la línea 1 comienza en la mitad de una palabra, exactamente en el mismo lugar que en el pasaje equivalente en el único manuscrito superviviente del Evangelio de Tomas.

Esta coincidencia es la que sugiere que el autor del Papiro tomó su material de una moderna El fragmento de papiro en sí podría ser muy antiguo. La cuestión radica en saber si la tinta también lo es. Las pruebas químicas que se están llevando a cabo podrían decidir si se ha utilizado tinta moderna sobre un papiro antiguo. Por tanto, por ahora lo mejor es reflexionar sobre cómo pudo elaborarse el fragmento.
impresa.

2) La línea 2 consiste en la fórmula introductoria siguiente: "Dijo Jesús a los discípulos". Esta fórmula no aparece en los evangelios neotestamentarios, pero sí se encuentra tres veces en el Evangelio de Tomás, logia 12, 18, 20.

3) Las líneas 3 y 4 están tomadas del logion 114 = conclusión del Evangelio de Tomás

4) La línea 7: "Yo estoy con ella, así como a ...", no es una adaptación del Evangelio de Tomás, pero probablemente sí de Mateo 28,20: “”

Por tanto el Papiro siempre se concibió como un texto fragmentario o mejor intenta dar la impresión de ser un texto fragmentario: fue así desde el principio. Todas estas consideraciones no prueban que el Papiro sea un falso, sino más bien suponer poner de relieve cuestiones que deben resolverse antes de que el texto pueda ser aceptado como genuino. Si es autentico no es imposible que otros fragmentos puedan posteriormente ver la luz:

La “prueba” es que el copista repite en el Papiro el mismo error que aparece en la presunta edición moderna (de la que copió = la edición interlineal del Evangelio de Tomás que Grondin colgó en internet). Entre los estudiosos de la crítica textual del Nuevo Testamento se utiliza el sistema de detectar la repetición de un mismo error para clasificar los manuscritos por familias. El Claremont Profile Method lo hace así, y hoy es un sistema reconocido por los especialistas = “Repetición del mismo error = parentesco (casi) seguro”.

El texto de los artículos que he leído, que en conjunto es muy amplio y muy técnico, añade a lo que escribí en su momento lo siguiente:

• La falsificación es muy buena, ciertamente. Pero por eso es una falsificación que ha suscitado dudas de autenticidad.

• El fragmento material de papiro es antiguo, ciertamente, pero de los siglos VII u VIII.

• La parte de arriba no está “desgarrada” como si fuera un fragmento de verdad, sino que ha sido cortada mecánicamente.

• El tipo de letra pretende ser del siglo IV. Pero hay algunos rasgos, en especial los de la letras épsilon y tau que no se encuentran en ningún texto de este siglo. Las letras del fragmento se han contrastado cuidadosamente con todos los tipos de letras del siglo IV que están todos registrados.

• La tinta está hecha con polvo de carbón exactamente como sabemos que se hacía en la antigüedad. Los análisis espectrográficos son muy parecidos a los de la tinta auténtica, pero eso no prueba que sea antigua. Habría que dañar la parte escrita del pairo para someterlo al carbono 14.

• El calígrafo que escribió el fragmento es el mismo que el de un fragmento licopolitano (de la ciudad de Licópolis en Egipto) del que se sabe con total y absoluta seguridad que es falso.

• Se confirma que el texto está copiado a trozos de la edición impresa (tiene los mismos finales de línea) de los tratados del códice II de Nag Hammadi (en conreto el Evangelio de Tomás). Es además curioso que las pequeñas frase interesantes o sintagmas están todos completos para que no surja duda de que se habla de la “mujer” de Jesús

• Se ha comprobado hasta la saciedad (por Andrew Bernhard sobre todo) que el texto en sí ha sido copiado –con todos los errores, particularidades y rarezas de la edición on line, con versión inglesa de Michael W. Grondin de 1997.

He aquí la conclusión del minuciosísmo trabajo de este investigador: Parece innegablemente que el GJW (Gospel of Jesus Wife:

“El Evangelio de la mujer de Jesús”) depende de una edición concreta de lo Nag Hammadi Codices II que fue publicada en línea en 2002. Dos de las características textuales notables en GJW pueden ser atribuidas a idénticos saltos de línea en NHC II, que se repiten en la edición de Grondin del Evangelio de Tomás, y tanto de las características problemáticas gramaticalmente en pueden explicarse igualmente bien por dependencia de un falsario de la misma edición moderna del texto. Además, GJW parece contener un error porque repite un error tipográfico que Grondin cometió naccidentalmente al crear la versión en PDF de su trabajo. Finalmente, GJW puede incluso relacionarse con la versión interlinear al inglés de Grondin a través de la traducción en inglés del fragmento que el coleccionista no identificado dio Karen King. El tiempo arrojará más luz sobre la identidad y motivación del falsario responsable de GJW. Pero a la espera de esas aclaraiones, al menos podemos decir con certeza que “El Evangelio de la mujer de Jesús” es una falsificación que no tiene cabida en ninguna discusión acerca del cristianismo antiguo” (p. 355 de la mencionada revista. El artículo se titula “The Gospel of Jesus’ Wife: Textual Evidence of Modern Forgery” (pp. 333-355).

Definitivamente: El papiro es falso como muy cautamente escribí en este blog a finales de septiembre del 2012. Las deducciones de Karen King acerca del Papiro han sido apresuradas y para mí sensacionalistas. Añadiría que todo el mundo científico está esperando una retractación de Karen King. Veremos si se produce.

Saludos cordiales de Antonio Piñero
Universidad Complutense de Madrid
www.antoniopinero.com

Miércoles, 8 de Julio 2015


Editado por
Antonio Piñero
Antonio Piñero
Licenciado en Filosofía Pura, Filología Clásica y Filología Bíblica Trilingüe, Doctor en Filología Clásica, Catedrático de Filología Griega, especialidad Lengua y Literatura del cristianismo primitivo, Antonio Piñero es asimismo autor de unos veinticinco libros y ensayos, entre ellos: “Orígenes del cristianismo”, “El Nuevo Testamento. Introducción al estudio de los primeros escritos cristianos”, “Biblia y Helenismos”, “Guía para entender el Nuevo Testamento”, “Cristianismos derrotados”, “Jesús y las mujeres”. Es también editor de textos antiguos: Apócrifos del Antiguo Testamento, Biblioteca copto gnóstica de Nag Hammadi y Apócrifos del Nuevo Testamento.







RSS ATOM RSS comment PODCAST Mobile