Recomendar este blog Notificar al moderador
CRISTIANISMO E HISTORIA: A. Piñero
Escribe Antonio Piñero



Pregunta:

Tras años de publicar y debatir en los foros de Facebook acerca del Jesús histórico, he encontrado de todo. Por un lado me las veo con los creyentes, por otro lado con los negacionistas, entre ellos hay algún historiador.

Mientras exhiban argumentos, me parecen debates constructivos y didácticos, pero a vaces recurren a falacias. Como podrás imaginar, cito con frecuencia tus trabajos. En ocasiones alguien ha argumentado, que no te toma muy en serio, y para ello citan una frase que al parecer, pronunciaste en algún medio, que es la siguiente:
"Hay más pruebas de la existencia de Jesús que de la de Julio César"

Me imagino, que la sacan fuera de contexto y la malinterpretan. Me gustaría que me dijeras, que expresar con dicha frase.


Respuesta:

El crítico tiene razón en que esa frase es sumamente hiperbólica. Me he arrepentido de haber usado ese ejemplo. Pero sí se podría utilizar el ejemplo de cualquier otro de personajes absolutamente secundarios en la historia del Imperio romano. Y Jesús era un personaje mínimo, casi inexistente, a los ojos de Roma.

Dije esa frase malhadada en un momento de exasperación con gente irracional que no saben distinguir entre un rabino galileo, fracasado en su empresa, evidentemente, como algún otro de su época, y el cristo celestial que es un teologuema que empieza con claridad sobre todo en Pablo.

Si separasen las dos figuras, no hay razón ninguna para negar la existencia del J. histórico. El cristo celeste no existió nunca históricamente, porque es pura teología y se sitúa a otro nivel, y menos la mezcla de los dos tal como la presentan los Evangelios. La gente, en el fondo, un tanto irreflexiva, quiere decir es que ese Jesús, mezcla de esos dos referentes, no existió nunca. Y tienen razón. “Pero hablan en prosa sin saberlo”. Y no saben que la tienen porque no saben distinguir entre esos dos “personajes”, uno real y mínimo (luego reinterpretado y repensado, idealizado = el Jesús evangélico) y otro, el Cristo celestial. Y menos caen en la cuenta de que la lectura crítica de los Evangelios hace esa distinción…, y entonces no se plantea el menor problema. Insisto: se trata de una falta de reflexión.

Creo que el 99% de los investigadores está de acuerdo con esta distinción y no tienen el menor problema con la existencia del Jesús histórico, de verdad


Pr.:

En el evangelio de San Juan capitulo 18 dice los siguiente:¿ Judas lleva un destacamento de soldado romanos y los guardias puesto a su disposición.? ¿ Es posible que Judas como dice el evangelio lleve soldados romanos para capturar a Jesús, o fue Poncio Pilato que ordeno a Judas en capturar a Jesús?

En los evangelios de Juan, Marco, Mateo y Lucas no aparece ningún soldado romano esta bajo el mandato de Judas?


R.:


Naturalmente Judas no era nadie en sí, sino el señalizador de Jesús en medio de la noche. Los evangelios, literaria y retóricamente, destacan el papel de Judas para estigmatizar la traición. Quien ordenó la detención, sin ninguna duda, y puso la inmensa mayoría de los soldados fue Poncio Pilato. Además es probable, solo probable, que fueran con ellos soldados de Herodes Antipas, que estaba en Jerusalén a la sazón y tenía bastantes ganas de hacer con Jesús lo mismo que con su maestro Juan Bautista hasta formar un buen número. Y el Evangelio de Juan exagera, también sin duda, hasta decir que fueron contra Jesús y sus discípulos una cohorte (unos 600 hombres).

Pregunta:

Quisiera saber su opinión sobre el verdadero motivo de la separación de
Bernabé y Pablo ya que el testimonio de Pablo es diferente al relato de Lucas.
(puede que ya lo haya comentado al algún post anterior) También su opinión
sobre el porqué silencia Pablo a Bernabé en sus cartas cuando puede que fuera
el compañero que más le hubiera ayudado y el más importante -con diferencia -
en sus principios como cristiano (según Lucas).

R.:


Si ninguno de los dos (Hechos y Pablo) lo dice claramente, es imposible saberlo con seguridad. Pero es muy verosímil fuera
a) Por disparidad de criterios intelectuales, como apunta en Gálatas, cuando sostiene, en la disputa de Antioquía con Pedro (2,11-14), que Bernabé se “dejó arrastrar a esa misma simulación”. Y ciertamente que eran muy amigos se deduce también de Gál 2,1. Y
b) Porque en cuanto al carácter Pablo no debía de ser precisamente un angelito. No sería extraño que Bernabé se cansara humanamente de Pablo.
c) El silencio anterior a la ruptura se explica probablemente por el afán de protagonismo de Pablo y porque sus cartas (desde 1 Tes) están escritas después de la separación. La falta de mención posterior a la disputa es de por sí ya evidente.

Pr.:

Tengo una pequeña duda quisiera saber porque los testigos de jehova insisten que jesus no fue crucificado sino clavado en un madero

R.:

No es posible saber nada estrictamente sobre el modo de la crucifixión de Jesús , porque los primeros textos, los de Pablo, que habla muchas de veces de Jesús "crucificado" emplea solo un vocablo que puede significar --pero es raro en ese contexto de condena a muerte por los romanos--- de “madero”. Yo creo que los testigos de Jehová hablan de que fue clavado y “colgado” porque se atienen al texto del Deuteronomio 21,22 --que es un texto mesiánico para los cristianos-- y que habla de alguien "colgado en un madero". Así que puede haber opiniones divergentes en ese asunto, que en realidad es mínimo. Lo importante es la muerte en cruz de Jesús –hecho difícil de inventar pos sus seguidores-- y que murió acusado de sedicioso contra el Imperio.

Pr:

Para poder hacer un análisis real de la biblia, ¿Qué Biblia o de que versión me recomienda Ud. leer, ya que durante años la biblia a sido manipulada y creo yo que hasta distorsionada?
Espero su pronta respuesta.

R.:

He dicho y repetido muchas veces que mi Biblia preferida para el Antiguo Testamento es la de Cantera-Iglesias, Edit. Biblioteca de Autores Cristianos, Madrid, múltiples reediciones. Para el Nuevo Testamento, en conjunto creo que preferiría la Biblia de Jerusalén, de Desclée.

La Biblia en hebreo y el Nuevo Testamento en griego son textos establecidos por años y años, siglos, de crítica textual, realizada por múltiples estudiosos de toda condición, creyentes e increyentes, puramente científicos. Lo que sí puede discutirse son las traducciones. Hoya día, sin embargo, son pocos los pasajes que se traducen mal voluntariamente, porque hay muchísima crítica.

Lo que sí es posible, y de hecho ocurre, que las notas a pie de página sean muy, muy confesionales y quieran ver, por tradición, lo que no dice el texto.
Como creo que sabe, estamos preparando un “Nuevo Testamento, histórico-crítico, universitario, con multitud de notas para que se entienda el texto, no militante, pero estrictamente aconfesional y crítico, sin tutela ni nihil obstat de iglesia alguna”. Formará parte de la Biblia de San Millán, y es posible que el Nuevo Testamento aparezca a finales del 2016 o principios del 2017 en una editorial todavía por determinar.


Saludos cordiales de Antonio Piñero
Universidad Complutense de Madrid
Www.antoniopinero.com

Martes, 10 de Febrero 2015


Editado por
Antonio Piñero
Antonio Piñero
Licenciado en Filosofía Pura, Filología Clásica y Filología Bíblica Trilingüe, Doctor en Filología Clásica, Catedrático de Filología Griega, especialidad Lengua y Literatura del cristianismo primitivo, Antonio Piñero es asimismo autor de unos veinticinco libros y ensayos, entre ellos: “Orígenes del cristianismo”, “El Nuevo Testamento. Introducción al estudio de los primeros escritos cristianos”, “Biblia y Helenismos”, “Guía para entender el Nuevo Testamento”, “Cristianismos derrotados”, “Jesús y las mujeres”. Es también editor de textos antiguos: Apócrifos del Antiguo Testamento, Biblioteca copto gnóstica de Nag Hammadi y Apócrifos del Nuevo Testamento.







RSS ATOM RSS comment PODCAST Mobile