Recomendar este blog Notificar al moderador
CRISTIANISMO E HISTORIA: A. Piñero
Jesús y la predicación de la parusía. “Compartir” (266) de  2  de septiembre 2018. Preguntas y respuestas.
Hoy escribe Antonio Piñero
 
 
Foto:  “Guía para entender el Nuevo Testamento”
 
 
Después de unos días de ajetreo estival, se recupera un tanto la rutina. Continúo con la publicación de las preguntas que me han sido formulados en los dos últimos años, desde que en 2016, entregado el borrador a la editorial Trotta de la edición del Nuevo Testamento, desde el punto de vista puramente histórico, hubo que rehacer un tercio de la obra por el descontento de Fernando Bermejo. Toda su tarea, que era aproximadamente un tercio, ha sido rehecha por mí y por Gonzalo Fontana, Profesor Titular de la Universidad de Zaragoza. Yo me he encargado de Lucas, Hechos, Hebreos, Apocalipsis /Revelación); y el Dr. Fontana, del corpus johánico (Evangelio de Juan, Cartas 1.2.3 de Juan) La refección no ha terminado aún, pero falta poco. Y luego hay que editar de nuevo toda la obra para entregarla a la Editorial Trotta y ésta a la imprenta… ¡y son muchísimos folios! Esa refección es difícil, porque no puede repetirse nada de lo que había sido entregado anteriormente por el Dr. Bermejo; ha de ser una obra totalmente personal y diferente; verdaderamente distinta.
 
 
Durante ese tiempo, y a pesar de mis súplicas, he continuado recibiendo preguntas y preguntas. He contestado por correo lo que he podido, y lo que me era más fácil, porque se trataba de responder muchas veces con argumentos de obras mías, ya publicadas, o remitir a ellas. Aunque les cueste creerlo, las preguntas respondidas y sin responder que he copiado en un archivo ocupan casi los 700 folios. De ahí voy sacando las preguntas privadamente respondidas.
 
 
Y aquí va una:
 
 
PREGUNTA:
 
 
Mi primera duda es sobre Jesús y la predicación de la parusía. He leído su libro "Guía para leer el Nuevo Testamento" y escuchado sus conferencias por internet. Siguiendo sus consejos he vuelto a leer detenidamente los textos sagrados (en mi edición del colegio de Ed. Paulinas. 1969). Según Ud. el reino de Dios predicado por Jesús era inminente y terrenal (yo también así lo creí cuando era niña). Mi duda es ¿Realmente Jesús predicó semejante idea? Entiendo que es la base del cristianismo, pero ahora que ya soy adulta me cuesta creer que una persona por muy religiosa que fuera, se vea tan capacitado para "saber" y difundir, una idea tan trascendente que incluso le llevara a la muerte. Un reino que además no llegó (de inminente, nada de nada).  Y que a pesar de su fracaso y su muerte sus seguidores siguieran defendiéndolo, cada cual a su manera,... y que a la larga dieran origen a una religión cuyos fundamentos ideológicos son más que cuestionables. Por muy extraordinario que fuera Jesús (al parecer fue un líder carismático y un sanador) ¿Cómo pudo defender semejante sueño? ¿Fue un visionario? Me gustaría conocer su opinión.
 
Estas nuevas lecturas realizadas, entre ellas la mencionada “Guía del Nuevo Testamento”, me han dejado, como poco, muy perpleja. En el nuevo Testamento se dicen muchas cosas y algunas ideas o conceptos contradictorios entre sí que me han hecho ver las escrituras de otra manera, y claro, yo también puedo sacar mis propias conclusiones que pueden ser erróneas.
 
La segunda duda es sobre la predicación a los gentiles. Siguiendo sus indicaciones, en la otra “Guía”, la de Pablo, he contrastado la lectura de los Hechos  con las cartas de Pablo. He interpretado que la comunidad de seguidores de Jesús en Jerusalén  pasaba apuros económicos, ya que no en balde, sus fieles vendieron sus propiedades  y, probablemente sus negocios, con la idea de "Dios nos proveerá" (Act. 4,32-5,3) y que sería por poco tiempo, pero no fue así. De manera que leo una constante petición de caridad (pidiendo dinero) en las cartas de Pablo a las ciudades helenas y helenísticas para ayudar a los hermanos de Israel (1 Cor. 16; Flp. 4, 14-19; Rom. 15, 25-27...).
 
 Pablo insiste mucho en sus epístolas (parece que es una de las bases de predicación) en la importancia de las obras para la salvación y que la primera virtud es la caridad (1 Cor. 13). Y que en el Concilio de Jerusalén,  Pablo se dedicaría a predicar a los no circuncisos  "con tal que nos acordásemos de los pobres" (Gal. 2-10). Es decir mi idea es que debido a las necesidades económicas que se encontraban y los problemas que las instituciones religiosas judías les ponían, tuvieron que mandar a Pablo, o más bien éste se propuso voluntariamente, a buscar comunidades más "libres" o abiertas ideológicamente y solventes para sufragar al núcleo de Israel aunque fueran gentiles. ¿Es correcta esta interpretación? 
Agradezco de antemano su interés. Muchísimas gracias por su trabajo y por la difusión que hace del mismo.
Respuesta:
 
Siento no poder extenderme, pues estoy agobiadísimo de trabajo.
 
1 Lo que Jesús defendió sobre el reino de Dios es el mismo mito religioso literario que proclamaron todos los profetas de la Biblia hebrea.  Si tiene tiempo, vea en el libro sobre Pablo que indica, la sección sobre la teología de la restauración de Israel. Ahí respondo a su pregunta. Jesús fue un visionario y un ´pensador apocalíptico, que se creyó profeta llamado por Dios a anunciar el reino de Dios, cuya imagen global está como digo en lo los cristianos llaman Antiguo Testamento.
 
2. Igualmente su pregunta segunda está respondidísima en el libro mencionado (“Guís psr entender a Pablo; Trotta y que Usted ya conoce). Pablo se creyó un profeta como Jeremías e Isaías llamado por Dios para que los gentiles que quisieran se incorporaran al nuevo Israel mesiánico y se salvaron. No lo mandó la comunidad de Jerusalén a recaudar dinero, sino que tuvo su teología propia que también le impulsó a hacerlo.
 
 
Saludos cordiales de Antonio Piñero
 
http://adaliz-ediciones.com/home/36-el-jesus-que-yo-conozco.html
 

Domingo, 2 de Septiembre 2018


Editado por
Antonio Piñero
Antonio Piñero
Licenciado en Filosofía Pura, Filología Clásica y Filología Bíblica Trilingüe, Doctor en Filología Clásica, Catedrático de Filología Griega, especialidad Lengua y Literatura del cristianismo primitivo, Antonio Piñero es asimismo autor de unos veinticinco libros y ensayos, entre ellos: “Orígenes del cristianismo”, “El Nuevo Testamento. Introducción al estudio de los primeros escritos cristianos”, “Biblia y Helenismos”, “Guía para entender el Nuevo Testamento”, “Cristianismos derrotados”, “Jesús y las mujeres”. Es también editor de textos antiguos: Apócrifos del Antiguo Testamento, Biblioteca copto gnóstica de Nag Hammadi y Apócrifos del Nuevo Testamento.





Tendencias de las Religiones


RSS ATOM RSS comment PODCAST Mobile