Recomendar este blog Notificar al moderador
CRISTIANISMO E HISTORIA: A. Piñero
Literatura Pseudo Clementina. Las Homilías griegas.
Hoy escribe Gonzalo Del Cerro

Homilía XI

La caída original

Pedro extendía su discurso apoyado en hechos y experiencias históricas. Y da por sentado que Dios hizo al hombre para la felicidad, que logrará por el ejercicio de las obras buenas. Ése era el proyecto original de Dios. Pero el hombre creado para la felicidad, perdió su camino cuando abandonó el plan de sus orígenes. Se fue deslizando hacia la ignorancia, que es el principio de todos los errores que afligen a la humanidad. Otra realidad comprobada en las páginas de la historia humana es que las malas obras van acompañadas del consiguiente castigo con una particularidad. La dignidad del personaje ofendido marca la calidad y cantidad del castigo. “El castigo es mayor para el que ha sido impío con un superior; y es menor para el que ha pecado contra un inferior” (Hom XI 10,1).

Impiedad de la caída

El mal entró en la historia del hombre por la impiedad más grave que podía imaginarse. La creación había sido un regalo al hombre constituido como rey de la creación. Dios había dado al hombre la capacidad de dominar sobre las cosas creadas. El paraíso terrenal era su reino o conjunto de bienes y venturas sin medida. Pero tuvo que soportar una prueba consistente en una limitación. El hombre podía disponer de todas las delicias que el Paraíso le concedía. Un árbol solamente fue la prueba de su bondad y su capacidad de renuncia. El principio de la Biblia narra el suceso de la desobediencia del rey de la creación al autor del mundo.

Si el castigo del pecador guarda una proporción con la maldad de la impiedad cometida, el caso del primer pecado de nuestros primeros padres tuvo unas consecuencias de dimensiones descomunales. El ofendido era Dios, el ser superior a todos los posibles. Pero era no sólo el hecho de ser impío con el Creador, sino con el gran benefactor de la humanidad. No es que Dios necesite compensaciones frente a sus bondades y favores. La misma creación se irrita con los que deshonran a Dios. “Toda la creación –dice Pedro- se irrita contra el impío y naturalmente se venga de él” (Hom XI 10,2). Como si la creación saliera en defensa de su autor y gobernante.

La indignación de la creación con los impíos

“Pues el sol no dará su luz al blasfemo, ni la tierra sus frutos, ni la fuente su agua, ni en el Hades concederá descanso al alma el que allí está constituido gobernador; cuando incluso ahora mientras subsiste la constitución del mundo, toda la creación está indignada. Por eso, ni el cielo proporciona en absoluto lluvias, ni la tierra frutos, con lo que los hombres en su mayoría perecen. Incluso el aire mismo, sobrecalentado de cólera, se convierte en mezcla pestilente”. Es lo que podría pasar, pero lo que pasa, sin embargo, es que Dios obliga a la creación por su propia misericordia para que dé a los hombres todos los bines de que disfrutan. De este modo, toda la creación está irritada con los que deshonran al creador del universo.

La inmortalidad del alma

Pudiera ser que con la disolución del cuerpo se viera el hombre libre del castigo. Pero una de las afirmaciones más reiterativas de las Pseudo Clementinas es la convicción de que la existencia corporal del hombre está abierta a una existencia eterna de su espíritu inmortal. Porque es inmortal incluso el alma de los impíos, para quienes sería mejor que no fuera incorruptible. Pues castigada con un interminable suplicio por el fuego inextinguible, y siendo inmortal, su desgracia no tiene fin. El hombre sucumbe con cierta facilidad a los encantamientos de la serpiente malvada, oculta en su corazón, que siembra astutamente en el ser humano ficciones hostiles a Dios, bajo el pretexto de la amistad con Dios. Es preciso volver a la reconciliación con nosotros mismos, pues por nuestra salvación se produce de nuevo mediante las buenas obras el refugio en Dios. Es lo mismo que huir de un extraño deseo irracional que provoca una cierta hostilidad con Dios, pues so pretexto de prudencia se fortalece la ignorancia.

Inutilidad absoluta de los ídolos

Algunos dicen: “Dios no se preocupa de nosotros”. También esto es falso. Pues si realmente no se preocupara, no haría salir el sol sobre buenos y malos ni enviaría su lluvia sobre justos e injustos. Y otros dicen: “Somos más piadosos puesto que veneramos tanto a Dios como a las imágenes”. Esto tampoco es verdad. Pues si quien esto afirma dijera a un rey: “Te doy el mismo honor que a los muertos y al estiércol arrojado”, no creo que saldría bien parado. Pero alguien dirá: “¿Es que llamas estiércol a nuestros objetos de culto?” Pues sí que lo afirmo. Porque los habéis convertido en inútiles para vosotros al ponerlos entre los objetos de culto, cuya materia posiblemente no sirve para otra cosa que para estiércol.

Pedro recurre una vez más al ejemplo de la comunicación entre padres e hijos, relación que debe reflejarse en el trato entre Dios y sus criaturas. Pero ahora ni siquiera valen los ídolos para esto, cuando son adorados después de ser transformados. ¿Cómo decís que sois incluso más piadosos cuando sois los más impíos de todos y merecéis ante el Dios verdadero la ruina del alma por aquel mismo pecado incomparable, si en él perseveráis? Si un hijo, que ha recibido muchos favores de su padre, da a otro que no es su padre el honor debido al padre, es seguramente desheredado. Pero si viviendo según el criterio del padre, le da las gracias por sus favores, con razón es nombrado heredero. El hombre, hijo y amigo de Dios, está destinado desde su origen para ser su heredero nada menos que de una felicidad sin fin y un descanso eterno (Hom XI 12).

Saludos cordiales. Gonzalo Del Cerro

:::::::::::::::::::

Una nota enviada por José Marco Segura Jaubert, a propósito de una entrevist mía en su Blog:


"“De dioses y hombres” es un blog de investigación sobre Ciencias de las Religiones y Mitología coordinado y dirigido por José Marco Segura Jaubert y Carmelo Morales Marcos.


El blog cuenta con la ayuda y colaboración de grandes expertos en las distintas religiones y materias. Catedráticos, profesores de universidad, doctores, doctorandos, estudiantes de Máster, y toda una serie de expertos que ponen sus conocimientos al servicio del blog, bien como colaboradores o, bien como entrevistados. Desde aquí queremos agradecer a Antonio Piñero, Lorena González, Ester Belaire, Jennifer Montiel, Macarena García, Aura Fernández, Benjamín García, Kenneth Zapata, Antonio Justo, Ramadan Mizan y Julian Natucci su ayuda y colaboración con nosotros.


Este mes de Febrero damos paso a tres artículos que no dejaran indiferentes a nuestros lectores: Antonio Justo, apoyado en autores tan expertos como Antonio Piñero, nos enseñará que el cristianismo actual, católico, ortodoxo y evangélico, no se corresponde con el pensamiento del Jesús histórico. Macarena García retoma el hilo de su anterior entrada de su dios de Israel para investigar y profundizar acerca de los diferentes nombres y epítetos divinos, ampliando así el carácter de la divinidad israelita. José Marco Segura Jaubert nos trae una continuación de su anterior artículo, tratando de este importante protagonista de la religión griega conocido como Orfeo, pero esta vez nos lo descubrirá desde su faceta de mago.


¡Esperamos que disfrutéis!


Aprovechamos para recordar que aún quedan unos días para participar en nuestro sorteo:




¡¡¡DOS ENTRADAS PARA LA PELÍCULA DRAGON BLADE O EL ÚLTIMO LIBRO DE ANTONIO PIÑERO “AÑO I”. SOLO TIENES QUE DAR ME GUSTA EN NUESTRA PÁGINA DE FACEBOOK “DE DIOSES Y HOMBRES” Y SI YA LO HAS HECHO Y ERES SEGUIDOR NUESTRO, BASTARÁ CON QUE DES A COMPARTIR ESTA NOTICIA!!!. Se te asignará un número de dos cifras y si coincide con los dos últimos números de SORTEO EXTRAORDINARIO DE SAN VALENTÍN del 14 de febrero de 2015 serás el afortunado y podrás elegir uno de estos dos premios: 1. Libro de Antonio Piñero “Año I” que nos habla de Israel y su mundo cuando nació Jesús o bien, 2. Dos entradas para el estreno en febrero de Dragon Blade, un film épico de romanos ambientada en la época del emperador Tiberio y la dinastía china Han, protagonizada por actores de la talla de Adrien Brody, John Cusack y Jackie Chan.


Domingo, 1 de Febrero 2015


Editado por
Antonio Piñero
Antonio Piñero
Licenciado en Filosofía Pura, Filología Clásica y Filología Bíblica Trilingüe, Doctor en Filología Clásica, Catedrático de Filología Griega, especialidad Lengua y Literatura del cristianismo primitivo, Antonio Piñero es asimismo autor de unos veinticinco libros y ensayos, entre ellos: “Orígenes del cristianismo”, “El Nuevo Testamento. Introducción al estudio de los primeros escritos cristianos”, “Biblia y Helenismos”, “Guía para entender el Nuevo Testamento”, “Cristianismos derrotados”, “Jesús y las mujeres”. Es también editor de textos antiguos: Apócrifos del Antiguo Testamento, Biblioteca copto gnóstica de Nag Hammadi y Apócrifos del Nuevo Testamento.








RSS ATOM RSS comment PODCAST Mobile