Recomendar este blog Notificar al moderador
CRISTIANISMO E HISTORIA: A. Piñero
Escribe Antonio Piñero



Pregunta:


Cuál es su opinión de por qué Jesús apareció en ese momento y, no en otro, antes o bien después?


RESPUESTA:


Como figura histórica, Jesús aparece en un momento, el siglo I en su primer tercio porque ya había madurado la idea mesiánica en Israel, que había empezado a considerarse como mucho más real sobre todo después del fracaso religioso de la dinastía de lao Macabeos que nos supuso ningún paraíso en la tierra para Israel. Jesús se inserta en una lista mesiánica de unas diez u once pretendientes/agentes mesiánicos que van desde la muerte de Herodes el Grande (4 a.C.) hasta la lucha contra Roma (66-70 d.C.).

No fue, pues, Jesús el único pretendiente mesiánico en el siglo I en Israel. De ningún modo. Si se lee la historia de la Guerra Judía en Flavio Josefo se llega a la conclusión siguiente: sin contar a Jesús de Nazaret, hubo –desde el año 4 a.C. al 66 d.C., fecha en la que estalló la Gran Revolución contra Roma— por lo menos diez mesías: Simón, un esclavo de Herodes que se coronó a sí mismo e incendió el palacio de Jericó; Atronges, un rudo y fornido pastor que se hizo coronar con una diadema ; Judas el galileo en dos actuaciones entre el 4-6 d.C.; Juan Bautista, considerado ciertamente como mesías por sus partidarios; Un gran jefe anónimo de celotas muerto en el 44 d.C.; Teudas, del que hablan los Hechos de los apóstoles (5,36); el “profeta egipcio”, que tuvo más de tres mil seguidores; y ya cuando estalló la Gran Guerra, algunos de sus cabecillas se proclamaron mesías, como Eleazar Ben Dineo; Menahén y Simeón Bar Giora.

Y añádanse a estos otros personajes anónimos que nombra Josefo sin describir concretamente sus acciones, pues serían de importancia menor. Por tanto, y a pesar de que el historiador latino Tácito, hacia el 115 d.C., escribiera en sus Historias V, 9 que “durante el reinado de Tiberio había paz en Palestina”, el ambiente mesiánico exaltado era notable y el que alguien se presentara como mesías podía ser considerado plausible y tendría en seguida seguidores.


Pregunta:


¿Qué interpretación le da a la transfiguración de Jesús? Debemos pensar que su imagen, su físico ,no es el mismo y sin embargo el de Lázaro si?



RESPUESTA: Ninguna interpretación, porque es un hecho absolutamente legendario, mítico, no histórico. Es el producto del inicio claro y potente de la divinización de Jesús, de la consideración del Jesús histórico como el Cristo celestial a la luz de la creencia en su resurrección y su entronización en el cielo como Señor y Mesías por parte de Dios (Hechos 2,36).


Pregunta:


¿Por qué una vez que ha resucitado, no quedarse entre nosotros? Sin embargo no es así. Agradeciéndole de antemano su atención y su obra reciba un cordial saludo y agradecimiento.


RESPUESTA:


Tampoco tengo una respuesta. Yo soy un mero historiador, no un teólogo. No puedo jactarme en absoluto de conocer la mente divina e ignoro totalmente las razones de un ser divino para obrar como obra. Es más mi idea de la divinidad, si es que tengo alguna, es muy distinta.


Pregunta:


De nuevo me permito el lujo de contactar con usted, para pedirle consejo bibliografico sobre la figura de Simon el Mago. No quiero molestarle más. Muchas gracias



RESPUESTA:


No me he ocupado especialmente de la figura de Simón, por lo que no tengo bibliografía reciente (los textos los tiene Usted reunidos en José Montserrat, “Los gnósticos”, I y II, de Editorial Gredos, Colección Clásicos Gredos) hacia 1990, Madrid. Pero para la bibliografía le sugiero una solución eficaz: si no lo tiene, adquiera un buen comentario a los Hechos de los apóstoles, o consúltelo en una buena biblioteca de un Seminario o Univ. Pontificia, por ejemplo, el de Joseph Fitzmyer de la Editorial Sígueme, o cualquier otro (busque por Internet) y en el capítulo 8 tendrá bibliografía abundante. Cuanto más moderno sea el comentario, mejor.


Pregunta:


Buenos días. Estimado profesor, le sigo desde hace tiempo tanto por televisión como por prensa y libros suyos publicados. Si es posible me gustaría hacerle una consulta: ¿Van a reeditar Ciudadano Jesús? No encuentro este libro ni en librerías habituales ni de viejo


RESPUESTA:

Creo que sí. Pero en otra Editorial. En noviembre iniciaré los tratos. Y cuando salga, lo anunciaré por el Blog y Facebook.


Saludos cordiales de Antonio Piñero
Universidad Complutense de Madrid
www.antoniopinero.com
b[

Viernes, 30 de Octubre 2015

Nuevo comentario:



Editado por
Antonio Piñero
Antonio Piñero
Licenciado en Filosofía Pura, Filología Clásica y Filología Bíblica Trilingüe, Doctor en Filología Clásica, Catedrático de Filología Griega, especialidad Lengua y Literatura del cristianismo primitivo, Antonio Piñero es asimismo autor de unos veinticinco libros y ensayos, entre ellos: “Orígenes del cristianismo”, “El Nuevo Testamento. Introducción al estudio de los primeros escritos cristianos”, “Biblia y Helenismos”, “Guía para entender el Nuevo Testamento”, “Cristianismos derrotados”, “Jesús y las mujeres”. Es también editor de textos antiguos: Apócrifos del Antiguo Testamento, Biblioteca copto gnóstica de Nag Hammadi y Apócrifos del Nuevo Testamento.





Tendencias de las Religiones


RSS ATOM RSS comment PODCAST Mobile