Recomendar este blog Notificar al moderador
CRISTIANISMO E HISTORIA: A. Piñero
¿Se diferenciaban Jesús, Teudas y Judas de Gamala?     Jesús y la resistencia antirromana (LXII)
Foto: S. G. F. Brandon. el  famoso autor de "Jesus and the Zealots"
 
Escribe Antonio Piñero
 
Creo que hemos respondido ya largo y tendido –aunque naturalmente ignoro con qué éxito– a las preguntas que conciernen al método que ha llevado a esta larga serie. Los resultados son:
 
A. No hemos partido Bermejo y yo de ninguna idea preconcebida. Es más, nuestro punto de salida ha sido el contrario, el usual, la imagen de un Jesús pacífico y apolítico; y hemos sido conducidos lentamente a la imagen del “Jesús  sedicioso desde el punto de vista del Imperio” por la lectura de investigadores sólidos e independientes como H. Maccoby, S. G. F. Brandon o P. Winter. Nos han hecho además reflexionar los argumentos de Puente Ojea y de J. Montserrat, aunque no los hayamos compartido totalmente.
 
B. Nuestro método de investigación ha sido el filológico-histórico usual. No hemos inventado nada, sino que hemos utilizado el análisis minucioso, crítico, pausado de textos siguiendo los pasos probados y comprobados desde hace un par de siglos.
 
C. Hemos admitido que el razonamiento en historia antigua es circular porque no hay datos suficientes para reconstruir la realidad que fue. Es necesario formular hipótesis interpretativas, solidas, razonables, plausibles para la época, y luego aplicarlas a los textos; ver si explican los hechos; mejorar las hipótesis, volver a  los textos…,  y así continuamente hasta llegar a interpretar con cierto grado de verosimilitud los datos de nuestras fuentes. Este sistema supone un razonamiento en círculo. Pero toda la reconstrucción histórica procede así, sobre todo en historia antigua.
 
D. No hemos elegido unos textos y rechazados otros con el siniestro pensamiento de “acercar el ascua a nuestra sardina”, sino a base de reflexión y crítica hemos hecho una criba de lo parece acercarse a los más primitivo y aquello que parece deberse a la mentalidad de los evangelistas. No seleccionamos solo el material que nos gusta y ocultamos voluntariamente el que no encaja con nuestras ideas. Eso sería un estúpido autoengaño. Así no procede la historia antigua que pretende ser honesta y científica. Afirmamos sencillamente que  no hay manera convincente de dar sentido a muchos textos de los Evangelio si se descarta la hipótesis de un Jesús sedicioso.
 
E. Me queda por responder a otra cuestión. Se ha dicho que el resultado de la investigación lleva a postular una imagen de Jesús que apenas se diferencia –o la diferencia es tan tenue que es casi irrelevante– de la imagen de los revolucionarios típicos judíos antirromanos que pueblan la escena desde la muerte de Herodes el Grande hasta la Gran Revolución del 66-73. Con otras palabras se diferencia muy poco el dibujo, delineado por nuestra hipótesis de un “Jesús sedicioso” de la imagen de un Teudas o Juan de Gamala /o de Galilea. Y, naturalmente, tal imagen no casa con los Evangelios.
 
Mi respuesta es: se diferencian y mucho las imágenes de un Jesús sedicioso y de Judas o Teudas, aunque el rabino Gamaliel en aquella época las hubiera asimilado. Teudas y Juan de Gamala formaron un ejército más o menos regular y se enfrentaron a los romanos militarmente. Y eso no lo hizo Jesús. Jesús no formó ningún ejército ni lo pretendió. Dejó siempre en manos de Dios incluso el primer paso de la instauración del Reino. No dio ningún “empujoncito” estrictamente militar a la causa de la instauración del reino de Dios, sino que provocó un incidente (que resultó violento) de “purificación” del Templo en el que –muy probablemente– su autor hubo de ser protegido de un inmediato linchamiento por  parte sus discípulos, armados casi con toda seguridad, y por medio de una huida rápida y eficaz. Jesús no era tonto; olía el peligro en el que voluntariamente se había metido,  e instó a armarse a los discípulos por si podían evitar el apresamiento por parte de la policía del Templo o de los romanos. Eran más bien actos de defensa que de ataque formal. Y Jesús no tuvo problemas para ello, es decir, nunca condenó explícitamente la violencia porque estaba rodeado (sus íntimos) por gente súper religiosa, fanática y de temperamento rudo y violento como Pedro y los Hijos del Trueno. Hay, pues, una gran diferencia, en nada tenue, entre Jesús y Teudas, Juan de Gamala o el Profeta egipcio, Atronges y otros varios.
 
Pero aún quedan otras objeciones que han sido en parte respondidas pero que se siguen blandiendo una y otra vez como:
 
· “No hay pruebas suficientes para sostenerla. Y las seleccionadas responden a un espíritu de unilateralidad por los seleccionadores”.
 
· “El hecho de que no haya tantos testimonios en los Evangelios para apoyar la hipótesis de un Jesús sedicioso indica que los textos de apoyo que hemos recogido debían de tener otro sentido y no eran embarazosos para los primeros cristianos, lo que demuestra que Jesús no era un sedicioso.
 
· “Judea en tiempos de Jesús era un lugar tranquilo”.
 
· “El objetivo de Jesús era solamente la casta sacerdotal, no los romanos”.
 
· “Cualquier violencia que aparezca en los Evangelios debe atribuirse sólo a los discípulos, gente de por sí miope, no a Jesús”.
 
Y otras por el estilo… Procuraré abreviar en las respuestas y terminar lo antes posible.
 
Saludos cordiales de Antonio Piñero
Universidad Complutense de Madrid
www.ciudadanojesus.com
 
:::::::::::::::::::::::::::::::::
 
Aviso para gente de Málaga y la Rioja para el próximo jueves 23 de marzo (Málaga) y viernes-sábado 24-25 de marzo (Logroño)
 
 
1. Conferencia en Málaga: “Las mujeres en el cristianismo primitivo”
· Jueves, 23 de marzo 2017
· A las 20.00 hs.
· Diputación provincial, en la  Plaza de la Marina, Sala “Isabel Oyarzábal”.
 
 
2. Curso sobre “Las mil caras de Jesús”. Relaciones entre cristianismo, judaísmo y paganismo. Preguntas y respuestas.
 
Viernes 24 marzo
Hora: 18-21 hs.
Intervienen Eugenio Eugenio Gómez Segura y Javier Alonso
Sede: Centro La Merced, c/ Mayor.
 
Sábado 25 marzo
Hora 10-14 hs.
Interviene: Antonio Piñero, más Eugenio Gómez Segura y Javier Alonso
Sede: Sede de la Universidad Popular, c/ Mayor.

Martes, 21 de Marzo 2017


Editado por
Antonio Piñero
Antonio Piñero
Licenciado en Filosofía Pura, Filología Clásica y Filología Bíblica Trilingüe, Doctor en Filología Clásica, Catedrático de Filología Griega, especialidad Lengua y Literatura del cristianismo primitivo, Antonio Piñero es asimismo autor de unos veinticinco libros y ensayos, entre ellos: “Orígenes del cristianismo”, “El Nuevo Testamento. Introducción al estudio de los primeros escritos cristianos”, “Biblia y Helenismos”, “Guía para entender el Nuevo Testamento”, “Cristianismos derrotados”, “Jesús y las mujeres”. Es también editor de textos antiguos: Apócrifos del Antiguo Testamento, Biblioteca copto gnóstica de Nag Hammadi y Apócrifos del Nuevo Testamento.





Tendencias de las Religiones


RSS ATOM RSS comment PODCAST Mobile