Recomendar este blog Notificar al moderador
CRISTIANISMO E HISTORIA: A. Piñero
Hoy escribe Antonio Piñero:
Me han preguntado varios lectores acerca de la noticia que ha aparecido en Religion digital y otros medios de comunicación, a saber, que el papiro denominado “De la mujer de Jesús” por la Profesora Karen King de Harvard, es auténtico frente a la idea de quienes hemos manifestado un notorio escepticismo, no respecto al papiro en sí, sino a su contenido.
Estudios de diversas Universidades norteamericanas sostienen que la tinta del papiro es antigua y que puede pertenecer al siglo IV después de Cristo.
Si lo dicen los científicos, no tengo ningún inconveniente en aceptar que el contenido sea también auténtico a pesar de mi extrañeza de que todas las palabras de él estén tomadas, o aparezcan, en el evangelio copto gnóstico de Tomás, y de que las letras finales de cada línea de este papiro coincidan con la edición impresa del evangelio de Tomás en donde aparecen las palabras correspondientes.
El papiro dice lo siguiente:
1 Mi madre me ha dado la vida…
2 Los discípulos dijeron a Jesús…
3 María es digna de eso…
4 Jesús les dijo: Mi mujer…
5 Podrá ser mi discípula…
6 Que los malvados revienten…
7 En lo que me concierne, permaneceré con ella… una imagen…

• Este texto pertenece a un evangelio muy tardío, gnóstico, de los que ahora tenemos, por lo menos, una decena.

• Su contenido no añade nada a lo que sabemos de Jesús por textos como el evangelio de María Magdalena (Jesús la amaba más que a los otros discípulos) ; el evangelio de Felipe (María Magdalena es la compañera del Salvador; María Magdalena es su compañera, su madre y su hermana; Jesús besaba en la boca a María Magdalena); 2º apocalipsis de Santiago (Jesús besó en la boca a su hermano Santiago); Evangelio de Tomás, logion 60 (Salomé, que no María Magdalena, dice que Jesús ha comido en su mesa y ha subido a su lecho).

• Por otra parte, María Magdalena como discípula perfecta aparece en los siguientes evangelios : Sabiduría de Jesucristo, Diálogo del Salvador, Pistis Sofía, Evangelio de María, Evangelio de Felipe, Evangelio de las grandes preguntas de María.

Del conjunto de todos los textos se deduce que lo que se dice de María Magdalena, tanto mujer como compañera como hermana y madre, ha de entenderse como un conjunto de símbolos gnósticos que afirman que María Magdalena es la discípula perfecta de Jesús pero nada más.
En el libro “Jesús y las mujeres” que publicará Trotta en el mes de mayo 2014 discuto todo con detenimiento y llego a la conclusión de que incluso los símbolos sexuales no significan otra cosa que una intimidad con el Jesús resucitado que, por sus mismas características, no podía suponer contacto físico alguno.
En síntesis, aunque el evangelio sea verdadero (no una falsificación actual), es tardío y no sirve como testimonio para reconstruir el estado civil del Jesús histórico.

Saludos cordiales.

Sábado, 12 de Abril 2014


Editado por
Antonio Piñero
Antonio Piñero
Licenciado en Filosofía Pura, Filología Clásica y Filología Bíblica Trilingüe, Doctor en Filología Clásica, Catedrático de Filología Griega, especialidad Lengua y Literatura del cristianismo primitivo, Antonio Piñero es asimismo autor de unos veinticinco libros y ensayos, entre ellos: “Orígenes del cristianismo”, “El Nuevo Testamento. Introducción al estudio de los primeros escritos cristianos”, “Biblia y Helenismos”, “Guía para entender el Nuevo Testamento”, “Cristianismos derrotados”, “Jesús y las mujeres”. Es también editor de textos antiguos: Apócrifos del Antiguo Testamento, Biblioteca copto gnóstica de Nag Hammadi y Apócrifos del Nuevo Testamento.








RSS ATOM RSS comment PODCAST Mobile