Recomendar este blog Notificar al moderador
CRISTIANISMO E HISTORIA: A. Piñero


Escribe Antonio Piñero



Pregunta:



En la catedral de Santiago, de turismo pregunté a un sacerdote si Jesús tuvo hijos, según San Marcos cap. 6 y muy de renglón seguido me dijo, con desgana que hermanos eran también llamados los primos y amigos. ¿Los tuvo profesor?



Respuesta:


Pienso que lo que quiere Usted decir es si José tuvo otros hijos además de Jesús a tenor de Marcos 6.


Y la respuesta es que el Nuevo Testamento entero y la iglesia antigua en general hasta mediados del siglo III no empezó a formularse seriamente la cuestión de la virginidad absoluta de la Virgen María


Y si la pregunta es si Jesús estuvo casado o no, la respuesta es que no lo sabemos en absoluto. Pudo ser soltero, casado o viudo. O incluso haber abandonado su negocio, como habían hecho los hijos de Zebedeo y Andrés y Pedro, para predicar durante un tiempo la inmediata venida del reino de Dios.


Lo que no parece es que ninguno de ellos durante el tiempo de su ministerio público fueran acompañados de sus mujeres. Véase Mateo 19,12.


Si le apetece, puede consultar mi libro “Jesús y las mujeres”, Editorial Trotta, Madrid, 2ª edic. 2014. Ahí explico cómo eso de llamarlos primos o hermanastros es una idea que comienza en el siglo II, y se hace una “realidad teológica” sólo con san Jerónimo a finales del siglo IV. Es un caso claro de cómo una idea teológica de un grupo de piadosos (insisto que al principio del movimiento cristiano solo interesó el nacimiento prodigioso, virginal de Jesús, como el de Platón o Alejandro Magno) fue repitiéndose y haciéndose tradición. Como su matriz judía, el cristianismo tiene dos fuentes de revelación: la Biblia y la Tradición. Según la teología, la tradición formada (humanamente para mí; para la teología por el Espíritu Santo) a través de siglos, hace revelación.



Pregunta:


Profesor antonio, ud estudio filosofia y realiza investigacion cientifica, ¿la filosofia es una ciencia o solo una disciplina que usa la razon en sus indagaciones? Y para que sirve la filosofía



Respuesta:


La filosofía es la reflexión sobre el universo y el lugar que ocupa el ser humano en él junto con los demás seres, exclusivamente con la ayuda de nuestro único modo de conocimiento, la razón.


Al preguntar sobre todo lo esencial, y al obtener algunas respuestas razonables (la única, ya que la teología es mera especulación sobre objetos compuestos por la mente) la filosofía es lo único que nos enseña a estar en el mundo.
La filosofía no toma como objeto una parte del universo (lo físico, lo químico), sino el conjunto, el todo. Ese todo es lo real y lo que busca la filosofía es ofrecer los principios últimos de lo real. Intenta ver y entender el universo como un sistema único y coordenado de entidades. Mientras las ciencias tienden a particularizar, la filosofía intenta extender al máximo su objeto. Mientras las ciencias dan por hecho que existe su objeto, p. ej., el espacio en el mundo de la geometría, la filosofía se pregunta por la existencia misma y la esencia, los últimos fundamentos, el ser íntimo de lo que es el espacio.


Además, por seguir con el ejemplo, la geometría se funda en axiomas que no se discuten (p. ej., dos líneas rectas no delimitan un espacio), se detiene ahí y pasa a otra cosa, mientras que la filosofía se pregunta el por qué de ese hecho. Un último caso: todas las ciencias empíricas dan por hecho la existencia del universo; la filosofía, por el contrario, se pregunta por qué existe el universo, qué clase de realidad es, ¿material? ¿mental? ¿las dos cosas? ¿Es bueno, malo? Y si es bueno, ¿por qué existe el mal? Así pues (segundo), la filosofía no da nada por supuesto.


Pero podría preguntarse alguien, si la filosofía no es algo imposible, es decir, demasiado elevado para la mente humana cuestionarlo todo e ir a los principios de todo. Pues esto mismo es cuestión de la filosofía: preguntarse si debemos preguntar. Advirtamos que los griegos no se plantearon esta cuestión y preguntaron sin más. Esa cuestión sólo se plantea a fondo en la moderna epistemología.


Tercer aspecto de la filosofía en general: la filosofía tiene a proceder desde lo material a lo intelectual, de lo sensitivo a lo no sensitivo. Por ello, como decía al principio nos hace preguntarnos por todo, y sin ayuda de la teología, sin la ayuda de la fe, sin la ayuda de la idea de Dios (aunque no tiene por qué rechazarle, pero prescinde) intenta responder por nuestra situación en el mundo y si podemos dar una respuesta satisfactoria al porqué estamos en el universo, y si formamos parte de él, qué sentido tiene nuestra vida. Y todo por la única herramienta que tenemos para conocer que es la razón.

La filosofía no sirve estrictamente para algo (si se pregunta para qué sirve, ya no se entiende qué es la filosofía). La filosofía es nuestra única herramienta de conocimiento racional. Y a muchos les basta para vivir digna y autónomamente en este mundo.


Saludos cordiales de Antonio Piñero
Universidad Complutense de Madrid
www.antoniopinero.com


Sábado, 23 de Mayo 2015

Nuevo comentario:



Editado por
Antonio Piñero
Antonio Piñero
Licenciado en Filosofía Pura, Filología Clásica y Filología Bíblica Trilingüe, Doctor en Filología Clásica, Catedrático de Filología Griega, especialidad Lengua y Literatura del cristianismo primitivo, Antonio Piñero es asimismo autor de unos veinticinco libros y ensayos, entre ellos: “Orígenes del cristianismo”, “El Nuevo Testamento. Introducción al estudio de los primeros escritos cristianos”, “Biblia y Helenismos”, “Guía para entender el Nuevo Testamento”, “Cristianismos derrotados”, “Jesús y las mujeres”. Es también editor de textos antiguos: Apócrifos del Antiguo Testamento, Biblioteca copto gnóstica de Nag Hammadi y Apócrifos del Nuevo Testamento.





Tendencias de las Religiones


RSS ATOM RSS comment PODCAST Mobile