Recomendar este blog Notificar al moderador
CRISTIANISMO E HISTORIA: A. Piñero
Pablo de Tarso, un traidor al judaísmo. Preguntas y respuestas “rescatadas del olvido” (XV) (3-4-2018) (990)
Escribe Antonio Piñero

Pregunta:
 
En una de sus conferencias Usted menciona que algunos cristianismos consideraban a Pablo como un traidor y “como un canalla”. ¿Podría Usted decirme si existe algún evangelio apócrifo que hable de Pablo de esa manera? O más bien, ¿Cuáles referencias puedo utilizar en mi tesina para exponer esta información?
 
Respuesta:
 
No hay ningún “evangelio”, sino que el documento básico son las Homilías Pseudoclementinas, en donde –disfrazado de Simón Mago, se caricaturiza a Pablo desde el punto de vista judeocristiano, y se le tacha de traidor e impostor. Gonzalo del Cerro en “El Blog de Antonio Piñero” está ahora, todos los lunes explicando el público que son esas Homilías. Su edición en griego y latín con traducción castellana, introducción general y particular a sus partes son el objeto del volumen IV de los “Hechos apócrifos de los apóstoles” que estamos preparando Gonzalo del Cero y yo para la editorial “Biblioteca de autores cristianos”. Los tres primeros volúmenes, que contienen 21 hechos apócrifos, están ya hace años a disposición de la gente. Son los números 646, 656, 701 de la colección.
 
Pregunta:
 
¿Qué querría decir Pablo en 1 Cor 5,5?: 
“Sea entregado ese individuo a Satanás para destrucción de la carne, a fin de que el espíritu se salve en el Día del Señor”.
 
Respuesta:
 
Se trataba de un individuo que había agraviado gravemente a Pablo. El Apóstol ordena entonces que se haga una súplica a Dios para que su cuerpo sea entregado al Diablo, es decir, se apodere de él una enfermedad (se creía en la relación enfermedad / causada por el demonio). Pero solo su cuerpo. Su espíritu quedaría libre de modo que si llegara el fin del mundo (que se creía inmediato), el espíritu se salvara y arrastrara el cuerpo, que quedaría espiritualizado.
 
Saludos cordiales de Antonio Piñero

http://adaliz-ediciones.com/home/36-el-jesus-que-yo-conozco.html
           
NOTA

​Enlace a un programa / entrevista de “Radio Libertad” de Miami. El Profe Morales me pregunta sobre la futura edición del Nuevo Testamento histórico-crítica, independiente de cualquier iglesia, pero no militante, que estoy preparando con dos 
colegas para Trotta, y que tiene prevista su salida hacia mayo de 2019.
“Profe Morales te ha enviado un mensaje de www.ivoox.com, tu portal de Audio a la Carta, recomendándote el siguiente audio: Entrevista al Doctor Antonio Piñero 04-01-2018

http://www.ivoox.com/entrevista-al-doctor-antonio-pinero-04-01-2018_rf_24985820_1.html  ”.

Saludos de nuevo.
Martes, 3 de Abril 2018
Cómo se elabora el mito de un Jesús de Nazaret como pura construcción literaria. Preguntas y respuestas “rescatadas del olvido” (XIV) (1-4-2018) (989)
 Escribe Antonio Piñero
 
Pregunta:
 
¿Puede Usted aclararme, según los negadores de la existencia de Jesús, ¿cómo pudo ser el proceso de construcción del mito “Jesús”, según ellos?
 
Respuesta:
 
A tenor de lo que puede leerse en los libros ya clásicos sobre la inexistencia de Jesús (que los tiene Usted recogidos en el libro colectivo, editado por mí, “Existió Jesús realmente? El Jesús de la historia a debate, de la editorial Raíces, Madrid, 2010) fue más o menos lo siguiente:
Al principio, un fanático toma de la atmósfera religiosa ya existente en Israel la figura de una divinidad mítica, un salvador como tantos otros, por ejemplo un presunto mesías llamado Josué/Jesús, al que rendían veneración diversos judíos.  Luego se proclama como mesías divino, añadiendo el milagro de que ha muerto y resucitado, y se consigue reunir una serie de adoradores. Posteriormente, alguno de éstos (representados literariamente por los escritores evangélicos en nuestro caso) intentan de modo progresivo dar cuerpo humano al mito, otorgándole artificial y legendariamente rasgos cada vez más concretos y atractivos, tomándolos de diversos personajes históricos. A la vez se le añaden atributos de divinidades anteriores, solares sobre todo. Al final de  este proceso surge la figura de Jesús de Nazaret…, que en realidad es puramente literaria.
 
En contra de este proceso, que me parece fantasioso, he formulado una serie de preguntas, que son, entre otras, las siguientes:
 
Si el Dios de Jesús es el Dios de Israel, tal como aparece en los evangelios, ¿para qué inventar una divinidad nueva, Jesús, a la que por otra parte ocultaban de todas la maneras posibles en los evangelios? Y si Jesús era como un aspecto de Yahvé, totalmente inventado, ¿por qué no aparece más claro en los evangelios?
 
Los mitistas afirman que los cristianos hicieron del cristianismo una nueva religión de misterios, cuyo dios es Jesús, cuyo culto ofrecía la salvación;  pero ¿cómo ese dios de un culto de misterios muere en pleno día, en un proceso público y a mano de los romanos?
 
Y si se trata de inventar el culto a un dios nuevo, ¿por qué construir los evangelios con tantas lagunas, incoherencias, y contradicciones entre sí? ¿No podían haber construido un dios mejor elaborado? Si Jesús era una divinidad construida de nueva planta, ¿para qué darle hermanos y hermanas como dice Mc 6,3? ¿Por qué pintan a su familia afirmando que Jesús está fuera de sí (Mc 3,21). ¿Por qué presentar a un Jesús que se enfada y se encoleriza como cualquier ser humano y en algún caso, como en el evangelio de Marcos (1,41. 43), después de haber curado a un individuo? ¿Para qué presentar a ese Jesús en el evangelio de Lucas afligido por su muerte (sudor de sangre en Getsemaní: Lc 22,44) o en el evangelio de Juan 11,35 como un ser humano que llora porque se ha muerto su amigo Lázaro? ¿Por qué si es una divinidad que viene a traer la salvación se le hace decir que desconoce el día y la hora en la cual va realizarse esa salvación? (Mc 13,32).¿Por qué este mismo Marcos lo dibuja en el momento de su muerte como un hombre desesperado que se lamenta “Dios mío, Dios mío por qué me has abandonado”, justo en ese momento en el que se está cumpliendo el maravilloso instante de su sacrificio voluntario (Evangelio de Juan) en la cruz que es la redención del mundo (Mc 15,34?)?
 
En resumen, si Jesús fuera un puro invento literario de los primeros escritores cristianos, siguiendo el modelo de una divinidad de salvación de la época, como supone la tesis de que Jesús “no existió realmente”, no habría habido problema alguno: tendríamos una narración sin sobresaltos ni problemas teológicos, los evangelios habrían sido muy diferentes.
 
Estos y otros razonamientos aparecerán dentro de muy poco en un libro, que será anunciado convenientemente y que llevará probablemente el título “Aproximación al Jesús histórico”.
 
Saludos cordiales de Antonio Piñero
http://adaliz-ediciones.com/home/36-el-jesus-que-yo-conozco.html
Domingo, 1 de Abril 2018
1 2


Editado por
Antonio Piñero
Antonio Piñero
Licenciado en Filosofía Pura, Filología Clásica y Filología Bíblica Trilingüe, Doctor en Filología Clásica, Catedrático de Filología Griega, especialidad Lengua y Literatura del cristianismo primitivo, Antonio Piñero es asimismo autor de unos veinticinco libros y ensayos, entre ellos: “Orígenes del cristianismo”, “El Nuevo Testamento. Introducción al estudio de los primeros escritos cristianos”, “Biblia y Helenismos”, “Guía para entender el Nuevo Testamento”, “Cristianismos derrotados”, “Jesús y las mujeres”. Es también editor de textos antiguos: Apócrifos del Antiguo Testamento, Biblioteca copto gnóstica de Nag Hammadi y Apócrifos del Nuevo Testamento.







RSS ATOM RSS comment PODCAST Mobile