Recomendar este blog Notificar al moderador
DERECHOS HUMANOS: J. R. Blanco

Pa los peques

La escucha aumenta la comprensión


Juan Ramón Blanco Aristín


Facebook Twitter LinkedIn Digg Google Meneame Viadeo Pinterest

Miércoles, 2 de Marzo 2011

Potenciar la creatividad, el talento, el esfuerzo y los anhelos de los niños y los jovenes en todas las vertiententes ....


Juan Ramón Blanco Aristín


Facebook Twitter LinkedIn Digg Google Meneame Viadeo Pinterest

Viernes, 23 de Octubre 2009

Pa los peques

24votos
Juan Ramón Blanco Aristín


Facebook Twitter LinkedIn Digg Google Meneame Viadeo Pinterest

Lunes, 24 de Noviembre 2008

Pa los peques

Que me enseñen a ser libre, y me digan la verdad, que me escuchen, y no me hagan llorar, .......a jugar, a cantar, ......


Juan Ramón Blanco Aristín


Facebook Twitter LinkedIn Digg Google Meneame Viadeo Pinterest

Lunes, 24 de Noviembre 2008
Juan Ramón Blanco Aristín


Facebook Twitter LinkedIn Digg Google Meneame Viadeo Pinterest

Lunes, 24 de Noviembre 2008

A modo de meditación o reflexión: El joven Declan tiene un sueño en el que se pregunta por qué apenas no podemos ser amigos. El video es una preciosa canción, cuyas letras en inglés y español están al pie, sobre el que se propone una pequeña reflexión y meditación: "la alegría (risa) es el lenguaje de mundo" -Declan-.


Meditación sobre las actitudes de los derechos humanos

Querido Declan:

Te escribo esta carta figurada para agradecerte en verdad la belleza, inocencia y pureza de la canción Tell me why?, y como no para ofrecer o tender una mano de amistad y compartir juntos la alegría y bondad innatas a la amistad, al compañerismo, (fraternidad o hermandad, cuarto valor o principio de la la revolución francesa, justicia, libertad, igualdad y fraternidad).

Las preguntas simples, sencillas o sensibles como las que nos planteas, no suelen tener una respuesta fácil, si es que la tienen. Puedo imaginar que no es una “respuesta” lo que buscas alcanzar, sino más bien mover a una reflexión íntima o profunda para que el mundo cambie, para que haya paz, para que cualquier necesidad vital sea saciada, con un pronto remedio.

Como yo no tengo respuestas, ni mucho menos soluciones a los problemas del mundo, si quieres te contaré un pequeño cuento que oí en una conferencia hace tiempo y me gustó:

  • Un gran santo muy anciano era inquietado por su discípulo con muchas preguntas graves e importantes. Un día el sabio, le miró suavemente a su discípulo, y le dijo, “hoy responderé a tus preguntas sobre el bien y el mal, la bondad y la maldad del Hombre en este mundo. Mira cada hombre es como si llevara dentro un perro bueno y otro perro malo. Cada día, el bueno se hace más bueno y el malo más malo.

  • El discípulo algo desconsolado le pregunto ¿pero de los dos perros cuál es que gana?

  • El viejo contestó: “Simplemente al que cada uno eche más de comer. Solo eso. Vivirá al que uno alimente más en cada momento, cuánto más alimentas a uno más crece.” Y con eso le dijo, ahora ponte a sentir y meditar conmigo en la paz, la inocencia y solidaridad inherentes a la bodichita.

¿Te ha gustado?. Bien, ahora vamos, si te parece Declan, a proponer a todos nuestros amigos que nos leen o escuchen, una pequeña meditación con ayuda de tu video, sobre la inofensividad, que quiere decir "no violencia", para que ni con la palabra, el pensamiento, la acción u omisión pueda dañar, menoscabar o molestar a ningún otro ser vivo. También podemos representarlo como no agresividad, no insulto, no crítica, no condena, etc.. Este principio es uno de los más básicos de la filosofía oriental. Sólo decirte que además de este voto de inofensividad, hay más de 250 votos o compromisos similares a este, que se estudian, memorizan, revisan y repasan a diario por monjes tibetanos u otros. Cada sistema filosófico y religioso ha ido sintetizando y creado sus propias máximas, que lejos de ser vistas como algo obligatorio, son entendidas y practicadas como juego de amor.

Tal vez sea conveniente que antes hagamos un breve comentario sobre algunos términos para aclarar su aplicación en esta concreta meditación.

l[¿Has oído hablar del « amor incondicional »?. Esa expresión alude no al amor romántico, o al amor familiar, o de amigos, etc., sino al "amor a toda la Humanidad" o a toda forma de vida. No se puede obligar a una persona a que ame a todos los demás seres vivos. De hecho, sería casi imposible materialmente, pero lo importante es la actitud interior. En este contexto que se expone los términos "respeto, inofensividad y amor" serían equiparables, -o si me lo permites- sinónimos, distinguibles solo por la intensidad o grado en que se muestra cada uno.]l Aunque tienen una diferencia fundamental, el "respeto" es un deber individual, colectivo y universal, la inofensividad y amor, constituye tu derecho, pero son libres y voluntarios.]l

  • Es más habitual o propio del derecho el uso de la palabra "respeto", "tolerancia" o "pacifismo", en la religiones orientales, como el budismo, el término más adecuado sería "inofensividad" o/y "compasión universal", y en las occidentales, este mismo mensaje se puede recoger en el término amor o amor incondicional. Te acuerdas de las palabras de Jesús cuando dijo "yo os doy un mandamiento nuevo: amarás a Dios por encima de todas las cosas y al prójimo como a ti mismo" o cuando enseñaba "el amor a tu enemigo".

Durante algún tiempo meditaba en estas frases, y cada vez que me encuentro en una situación de incomprensión interior, me digo, ah, el intelecto haciendo de las suyas, vale, la puerta de salida o la liberación de la imcomprensión (ignorancia) es el amor (o la compasión, solidaridad, tolerancia, pues el amor siempre es comprensión en si misma).

En el budismo tienen una palabra sánscrita muy bonita, que es Bodichita. En un glosario de términos sánscritos he encontrado esta definición: "Motivación para alcanzar la Iluminación con el único fin de ayudar a todos los seres a salir del sánsara ( o mundos). Actitud del Bodisatva ( o Bhuda)."

Vaya apareció otra palabra sánscrita "sánsara" que el glosario define como "ciclo de muerte y renacimiento, impregnado de sufrimiento que surge en la ignorancia sobre la verdadera naturaleza de la realidad." Para mi sánsara también, puede entenderse como MAYA o la Gran Ilusión del mundo.

En esta práctica tu eres libre de elegir tus preguntas y cuestionamientos. Tan sólo al principio o al final, te propongo dos preguntas:

1º.- ¿Has oído o leído en este blog algo así como que existe un deber de "respeto a la dignidad humana de cada persona", que cada uno debe respetar a todos los demás, en su persona, opiniones, libertad,...., cualquiera que sea su condición personal (nacimiento, sexo, ideología, raza, etc.)?

2º.- ¿Has sentido solidaridad, compasión o respeto por toda la Humanidad, por todos los seres vivos?.

Si al final del ejercicio la respuesta a la dos preguntas anteriores es No, te diré que además de tu sinceridad contigo mismo, que es muy importante, este es un buen momento para empezar a "pensar", "sentir", "meditar" en esa actitud.

Meditación:

Para la meditación guiada, recomiendo si sabes inglés que escuches tranquilamente la música del video, sino las letras están traducidas al castellano, para que con igual tranquilidad y serenidad de ánimo, podamos "meditar juntos" sobre estas cuestiones que nos propone el vídeo musical.

Ahora escucha la música, deja que las ideas de la letra se formulen en tus preguntas interiores. Si te encuentras con ánimo, puedes coger un papel y escribir las respuestas o ideas que te surjan, y si quieres puedes dejarnos un comentario con tu carta o tus ideas.

Como sugerencia adicional es que puedas hacer esto con tus hijos, tu familia, o con quién tu quieres que le pueda interesar este pequeño ejercicio.

Y situados en el papel de Declan, como si fuéramos él, un niño inocente o el que fuéramos en nuestra infancia, empezamos a sentir la música que vibra en nosotros dentro, y como se genera un idea, pensamiento, o sentimiento de respeto, dejando que la emoción, el sentir, la afectividad se activen, hacia esos pequeños y maravillosos "niños y niñas" que aparecen en el fondo de la imagen del video, ellos son los "santos inocentes" del mundo juntos, los "héroes en silencio".

Así, en silencio, durante unos dos o cinco minutos, dejo que a medida que el deseo o intención se dirijan a la solidaridad hacia todos los seres que vengan a nuestra mente, conocidos o extraños.

Tras este pequeño ejercicio que lo puedes hacer cuando quieras, incluso mantener, y sostener esa actitud interior de respecto (solidaridad), unión y unidad, inofensividad, compasión durante más tiempo, y más días, incluso un día entero, o más.

Finalmente comprueba que hay alegría de vivir en tu corazón después del ejercicio, puesto que el valor está en eso.

Al pie dejo un texto budista, como Meditación por la Paz Mundial, cuyo ejercicio puede ahondar en la búsqueda de estas actitudes de armonía y respeto interiores.
Juan Ramón Blanco Aristín


Facebook Twitter LinkedIn Digg Google Meneame Viadeo Pinterest

Domingo, 2 de Noviembre 2008

Búsqueda

Editado por
Juan Ramón Blanco Aristín
Juan Ramón Blanco Aristín
Juan Ramón Blanco es Licenciado en Derecho y abogado en ejercicio. Es asimismo asesor jurídico de Tendencias21, Secretario General Técnico del Instituto Ciencia y Sociedad y socio fundador del Instituto de Derechos Humanos Sri Aurobindo.






Noticias de AI