http://www.tendencias21.net/egipto/index-sitemap.xml
Recomendar este blog Notificar al moderador
EGIPTOLOGÍA: F. Martín y T. Bedman
Blog de Tendencias21 sobre el Antiguo Egipto

Una parte fundamental del trabajo de excavación reside en la adecuada catalogación, documentación y restauración de los hallazgos.


Proyecto Visir Amen-Hotep Huy TA -28- (Asasif). Se incorpora una parte del equipo español y mejicano a los trabajos de la campaña de excavaciones del año 2010.

Parte de nuestro equipo ha llegado a Luxor el pasado día 13 de octubre. Se trata de cuatro integrantes del mismo. Dos restauradoras y dos egiptólogas. Bajo la dirección de Inés García, nuestra Jefa de Almacén, están trabajando actualmente en la clasificación y registro de las piezas aparecidas al final de la última campaña del año 2009.
Alguna de las piezas necesitan restauración. Se está haciendo.
Una bella serie de 'Servidores' está siendo siglada, registrada y restaurada.
Teresa documenta las piezas fotográficamente. ¡Todo marcha a la perfección!.
Las figurillas son de Baja Época.
Francisco J. Martín Valentín. Egiptólogo.
Francisco J. Martín Valentín y Teresa Bedman

Los antiguos egipcios siguieron enterrando a sus difuntos en tumbas más antiguas, como la del Visir Amen-Hotep Huy.


Excavación Proyecto Visir Amen-Hotep, Huy TA -28- Asasif (Campaña 2010). Foto propiedad del Instituto de Estudios del Antiguo Egipto.
Excavación Proyecto Visir Amen-Hotep, Huy TA -28- Asasif (Campaña 2010). Foto propiedad del Instituto de Estudios del Antiguo Egipto.
Todos los días descubrimos más restos de momias. Es un auténtico depósito de cuerpos colocados de forma irregular a la entrada de la Tumba del Visir Amen-Hotep Huy. Probablemente, son fruto de los múltiples despojos realizados por los saqueadores en tiempos no muy lejanos.
En la parte norte de la entrada a la capilla de la tumba, en el mismo lugar donde Herbert Winlock ordenó tirar todos los escombros sacados de la tumba de Djar (TT 366), hay por todas partes restos humanos. Puede que provengan de enterramientos de época ramésida o de Baja Época. Entre ellos hemos encontrado una tarjeta manuscrita en inglés por alguna visitante recordando su estancia en Tebas con algún excavador americano o europeo en un año no conocido, a principos del siglo XX. Una caligrafía cuidada hecha con pluma habla de una deliciosa e inolvidable estancia en la antigua ciudad del Sur de Egipto...la historia se acumula en este lugar. ¡Cuanta gente ha pasado por aquí dejando rastros de su paso por esta existencia!. Así nos mezclamos todos: egipcios faraónicos, excavadores de principios del siglo XX...nosotros mismos.

El tiempo aquí parece no existir. Todo se mezcla en unos pocos centímetros de espesor en la tierra de la necrópolis.


Francisco J. Martín Valentín. Egiptólogo
Francisco J. Martín Valentín y Teresa Bedman

Noticias

Domingo, 10 de Octubre 2010 - 13:53

La Misión española del Instituto de Estudios del Antiguo Egipto sigue trabajando en la Tumba del Visir Amen-Hotep, Huy -TA 28- Asasif


La Magia de Egipto
Seguimos trabajando duramente. ¿Como hacerlo bajo el calor axfisiante?. Hemos encontrado la forma de llevarlo a cabo sin demasiado esfuerzo.
Alguien, entre nuestros trabajadores, (no sabemos quién), ha decidido utilizar las 'artes de sus antepasados' y ha ordenado que las espuertas para transportar los escombros 'vuelen' como si se tratase de alfombras mágicas. Quizás ha recitado el Capítulo VI del Libro de los Muertos.

Francisco J. Martín Valentín. Egiptólogo.
Francisco J. Martín Valentín y Teresa Bedman

El dios Osiris estuvo presente en las creencias funerarias egipcias hasta, prácticamente, la oficialización del Cristianismo como religión del Imperio Romano.


El dios Osiris sobre la envoltura de una momia. Imagen propiedad del IEAE
El dios Osiris sobre la envoltura de una momia. Imagen propiedad del IEAE


las excavaciones que se están llevando a cabo en la TA -28-de Asasif siguen entregando objetos y restos faraónicos. Uno de los más recientes es una efigie del dios Osiris, representado de frente, pintado sobre tejido de lino. Se trata de la cobertura de una momia del siglo II de C.
Es destacable su belleza policromática y el color azul del rostro del dios, símbolo de la regeneración del difunto tras la muerte.
Francisco J. Martín Valentín. Egiptólogo
Francisco J. Martín Valentín y Teresa Bedman

Noticias

Miércoles, 6 de Octubre 2010 - 14:19

Las excavaciones ponen al descubierto un cenobio copto del siglo IV d. C.


Imagen propiedad IEAE. Proyecto Visir Amen-Hotep, Huy. TA-28- Asasif
Imagen propiedad IEAE. Proyecto Visir Amen-Hotep, Huy. TA-28- Asasif
La Tumba -28- se encuentra ubicada a unos cuatrocientos metros del 'Convento del Norte'- Deir el Bahari, importante enclave monacal cristiano entre los siglos IV al VI d. C.

Los últimos días de excavación de la campaña del año 2009 revelaron, en la puerta de la Tumba del Visir Amen-Hotep, los restos de un habitáculo de época copta. Un muro de adobe construido en la entrada a la capilla de la tumba mostraba parte de la distribución del espacio.

Se encontraron coprolitos bovinos que probaban la existencia de un emplazamiento para la estabulación del ganado en ese lugar. Restos de momias destrozadas, y algunas, utilizadas como combustible, probaban la presencia de cenobitas coptos en ese lugar. Cruces pintadas en los dinteles de la puerta de acceso a la capilla confirmaron estas conclusiones.

Iniciada la actual campaña en estos primeros días, dedicados a restaurar los lugares de excavación en el estado que hubimos de dejarlos al terminar la campaña anterior, hemos comenzado a limpiar la parte este de la entrada al mismo nivel copto. Hemos encontrado dos cuerpos de momias violadas y quemadas que confirman el uso dado al lugar en época copta (hacia el siglo IV d. C.).

La cerámica copta encontrada en las inmediaciones de los restos humanos afirma dicha presencia en este lugar.

Francisco J. Martín Valentín. Egiptólogo
Francisco J. Martín Valentín y Teresa Bedman

El pasado día 1 de octubre de 2010 ha comenzado la segunda campaña de excavaciones del Proyecto 'Visir Amen-Hotep, Huy' (TA -28-) en El Asasif (Luxor Occidental-Egipto). Dicho Proyecto está siendo desarrollado por El Instituto de Estudios del Antiguo Egipto de Madrid. A través de este enlace se puede consultar la página dedicada a ir explicando al público interesado el día a día de las excavaciones y trabajos realizados en la tumba por el equipo dirigido por el Dr. Francisco J. Martín Valentín y por Teresa Bedman


Nuevo enlace a la página del Proyecto Visir Amen-Hotep, Huy TA -28- (Asasif. Luxor Occidental. Egipto)
Francisco J. Martín Valentín y Teresa Bedman

El Instituto de Estudios del Antiguo Egipto de Madrid, en cooperación con el Supreme Council of Antiquities de Egipto, bajo el Patrocinio del Instituto del Patrimonio Cultural Español de la Dirección General de Bellas Artes del Ministerio de Cultura, y la Fundación Gaselec de Melilla, iniciará el próximo mes de noviembre de 2009 sus trabajos en un nuevo proyecto a desarrollar en la Tumba nº 28 de Asasif, en la orilla occidental, en Luxor.


Tumba nº 28 de Asasif (Luxor Occidental). Nuevo yacimiento del I.E.A.E. Archivo I.E.A.E. 'Proyecto TA 28'.
Tumba nº 28 de Asasif (Luxor Occidental). Nuevo yacimiento del I.E.A.E. Archivo I.E.A.E. 'Proyecto TA 28'.
El monumento en el que trabajará el equipo del I.E.A.E. bajo la Dirección del Dr. Francisco J. Martín Valentín, y la co-dirección de Dª Teresa Bedman, posee una altísima importancia arqueológica, artística e histórica, por ser del mismo periodo al que pertenece la Tumba Tebana nº 192 de Jeruef, Senaa, perteneciendo como ésta, al reinado de Amen-Hotep III (Imperio Nuevo, hacia 1360-1353 a C.), y más específicamente, al lapso de tiempo transcurrido entre los años 28 al 36 de dicho soberano, el cual constituye uno de los momentos más agitados e interesantes del Imperio Nuevo egipcio.

Hoy existe un gran vacío en el conocimiento y documentación de los acontecimientos históricos de aquel periodo, porque fue especialmente turbulento. Lo que no fue destruido, o quedó inacabado por la actuación de los partidarios de la nueva religión atoniana, sería posteriormente objeto de una nueva destrucción selectiva en época de los reyes de la dinastía XIX.

El periodo de cinco a seis años durante los que el rey Amen-Hotep IV ( Aj-en-Aton) tuvo su residencia en Tebas, antes de trasladarse al Amarna, para fundar la nueva ciudad de Ajet-Atón, está hoy en la más completa oscuridad para el mundo de la egiptología.

El esclarecimiento de la misteriosa personalidad del Visir Amen-Hotep, Huy, el presunto dueño de la TA nº 28 de Asasif, a partir de los nuevos hallazgos que se realicen, podría ser de relevante importancia en orden a tratar de completar este escenario de gran vacío histórico, absolutamente trascendente para la correcta comprensión de los acontecimientos que dieron lugar al final de la dinastía XVIII y al nacimiento de la XIX.

De este modo, la egiptología española continúa progresando en su trabajo a los máximos niveles internacionales.

Fuente: Instituto de Estudios del Antiguo Egipto (Madrid)
Francisco J. Martín Valentín y Teresa Bedman

Egiptólogos españoles exponen las conclusiones de su misión en Egipto


Francisco Martín Valentín, Director del 'Proyecto Sen-en-Mut'. Conferencia en la sede del SCAE (El Cairo)
Francisco Martín Valentín, Director del 'Proyecto Sen-en-Mut'. Conferencia en la sede del SCAE (El Cairo)
EFE - 02/08/2009 12 : 25

El Cairo, 2 ago (EFE).- El egiptólogo español Francisco Martín expuso hoy en El Cairo el resultado de seis años de trabajo en una tumba del área de Deir el Bahari en Luxor, al sur del país, con la conclusión de que este monumento es en realidad una capilla secreta.

El equipo español ha trabajado desde abril de 2003 en el proyecto Sen en Mut, que ha consistido en la restauración, protección y documentación de un hipogeo catalogado como tumba tebana (TT 353) y que fue descubierto en el año 1927 por el arqueólogo estadounidense Herbert Winlock.

Sin embargo, Martín aseguró hoy en la sede del Consejo Supremo de Antigüedades de Egipto que este monumento es en realidad, según las conclusiones de su trabajo, "una capilla cenotafio secreta vinculada al templo de Hatshepsut" en el área de Deir el Bahari.

Sen en Mut, arquitecto real y mayordomo del dios Amón, fue el asesor de la reina Hatshepsut (1479-1457 a.C) y construyó el templo de Deir el Bahari para la célebre soberana.

Algunos de los indicios que han llevado a la misión arqueológica española a concluir que la TT 353 se trata de "un monumento templario y ritual", a juicio de Martín, es que ya existe otra tumba de Sen en Mut, donde fueron encontrados los restos de sus padres.

Además, el supuesto sarcófago de Sen en Mut tiene un tamaño excesivo para poder haber sido introducido en esta tumba tebana, y en la zona se descubrieron objetos que se utilizaban en los templos, explicó Martín.

Por otro lado, la vinculación ritual entre este monumento y la capilla de Hat Hor en el templo de Hatshepsut queda patente en una decoración de dos ojos presente tanto en la estela de falsa puerta de la primera cámara de la tumba como en la capilla.

La TT 353, capilla secreta a juicio de los arqueólogos españoles, consta de un túnel de 97,3 metros de longitud que conecta tres cámaras, la primera de ella completamente decorada.

En esta cámara se encuentra lo más destacado del monumento, un techo astronómico que ofrece una cronología del mandato de Hatshepsut y Tutmosis III, y que es "el más antiguo de la humanidad", según Martín, quien lo denominó "la capilla sixtina egipcia".

Durante los seis años que ha durado la misión, apoyada por el Ministerio de Cultura de España, el equipo ha encontrado fragmentos de paramentos con jeroglíficos y abundantes restos cerámicos del Imperio Nuevo, entre otros.

Además, la misión se ha encargado de la limpieza del interior de la tumba, así como de la construcción en el exterior de muros de protección para evitar que posibles riadas de agua entraran en el hipogeo.

El trabajo de campo en este área ya ha finalizado y los arqueólogos españoles intentan ahora que se construya una réplica exacta del monumento para que se pueda visitar el interior sin estropear el original.

En noviembre, si todo sale según lo previsto, el mismo equipo, encabezado por Francisco Martín y Teresa Bedman, ambos del Instituto de Estudios del Antiguo Egipto, comenzará un nuevo proyecto, la tumba 28 de Amenhotep, visir del rey Amenhotep III, de la dinastía XVIII, en la zona de Asasif.EFE mv/ag/cat
Francisco J. Martín Valentín y Teresa Bedman

La editorial 'La Esfera de los Libros' organiza la presentación en Madrid de la biografía histórica de la reina Hatshepsut, de la que son autores Teresa Bedman y Francisco J. Martín Valentín


Presentación de 'Hatshepsut, de reina a faraón de Egipto' en Madrid

La editorial 'La Esfera de los Libros' acaba de publicar la biografía de la mujer que fue faraón de Egipto, la reina Hatshepsut, de la que son autores los egiptólogos madrileños Teresa Bedman y Francisco J. Martín Valentín.

El libro será oficialmente presentado por el escritor y ex-Ministro de Cultura D. César Antonio Molina en un acto que tendrá lugar el próximo 24 de junio a las 19,30 horas en la sede de la Agregaduría Cultural de la Embajada de la República Árabe de Egipto en Madrid, el Instituto Egipcio de Estudios Islámicos, sito en la calle Francisco de Asís Méndez Casariego nº 1, a la altura del Paseo de la Habana nº 40.

Este trabajo se perfila como la más completa y actualizada obra egiptológica dedicada al estudio del reinado de la mujer que ocupó el trono de Egipto como faraón durante veintidós años en la primera mitad de la dinastía XVIII, hacia 1480-1456 a. C.

Con su aparición, la egiptología en español sigue avanzando para ocupar el puesto que le corresponde en el ámbito internacional.

Departamento de Prensa
La Esfera de los Libros
Francisco J. Martín Valentín y Teresa Bedman

Noticias

Miércoles, 3 de Junio 2009 - 00:48

Acabamos de publicar un nuevo libro con el título 'Hatshepsut, de reina a Faraón de Egipto' en el que se ofrece un nuevo perfil biográfico de esta apasionante reina de Egipto a la luz de nuestras investigaciones en Deir El Bahari y en la TT 353 del Mayordomo de Amón Sen-en-Mut


Hatshepsut, de reina a faraón de Egipto

Nuestro conocimiento de la antigua ciudad de Tebas viene de muy lejos.

Muchos años de viajes continuados a Luxor, y la exploración asídua de sus templos y de sus tumbas, hicieron de nosotros dos investigadores que dedicaron mucho de su tiempo y de sus esfuerzos a conocer sobre el terreno a los personajes que protagonizaron la historia de Egipto en su gran capital del sur, durante la dinastía XVIII, en el Imperio Nuevo.

Entre todos los reyes y dioses que desfilaban ante nuestros ojos por los muros de los templos tebanos, siempre se fijó de un modo especial en nuestra retina la imagen de una enérgica mujer de delicada apariencia: La reina Hatshepsut.

La reina Hatshepsut siempre nos había parecido una figura mítica del antiguo Egipto. El atractivo que ejerce su personalidad nos impactó profundamente desde el momento en que entramos en contacto con el gran Imen Dyeser-Dyeseru, su templo de Millones de Años, elevado en el circo de Deir El Bahari, en Luxor occidental.

Después, viajamos para conocer el Egipto Medio y la antigua ciudad de Abu (Elefantina), junto a la actual Assuán; también se nos revelo allí la presencia de la gran reina. El Espeos Artemidos de Batn el Baquera, las canteras de Assuán, y los templos de la isla Elefantina, nos acercaron de nuevo a la historia de la misteriosa mujer que gobernó Egipto como faraón durante veintidós años.

Finalmente, la oportunidad que el destino nos brindó un día del mes de diciembre de 1999 para trabajar en Deir El Bahari a lo largo de ocho campañas anuales, durante los años 2003 al 2008, ambos inclusive, confirmó que la atracción que sentíamos por la historia de esta magnífica mujer, estaba justificada.

Cuando comenzamos a excavar en el interior del hipogeo TT 353 del Mayordomo de Amón Sen-en-Mut, algo trascendente se reveló a nosotros: En su interior se hallaban claves muy importantes que permitían comprender la intrahistoria de ambos personajes: La reina faraón y el Mayordomo de Amón, preceptor de la hija de aquélla, la princesa Neferu-Ra.

Los dos habían regido los destinos de Egipto durante la minoría de Thutmosis III. Ella, desde el trono, como hija carnal del dios Amón; él, desde la sombra, siempre detrás de su reina, pero sólidamente afianzado en las estructuras del poder que garantizaba la marcha de las Dos Tierras.

El primer descubrimiento se produjo cuando, haciendo las mediciones necesarias para elaborar los planos arqueológicos del hipogeo de Sen-en-Mut, pudimos comprobar que el eje vertical de la estela de la falsa puerta que está situada en el muro Oeste de su primera sala, coincidía con cierto lugar del muro Norte de la Capilla de Hat-Hor, junto al templo de la reina, y que, dicha coincidencia llegaba hasta el interior del santuario de la misma. ¡La vinculación de nuestro monumento con el templo estaba probada!. Además, sabíamos que su túnel y sus cámaras alcanzaban, bajo la masa pétrea, la primera terraza del templo de Hatshepsut. ¿Qué más podríamos esperar?.

Sin embargo, el monumento subterráneo de Sen-en-Mut continuó entregándonos otros muchos secretos. Una inscripción aquí, …un relieve destruido allí… la imagen de algún personaje dibujado sobre el muro con tinta, en un rincón inverosímil…

Todo indicaba que nuestro hipogeo tenía muchas historias para contar y muchas más para descubrir.
Cuando comenzamos a leer las inscripciones contenidas en los muros de la primera cámara de la TT 353 surgieron más datos muy esclarecedores.

En ellos, Sen-en-Mut se arrogaba la capacidad de ser poseedor de la Corona Roja, símbolo de la realeza del Bajo Egipto. Y, lo que era más revelador, parece que la reina habría sido partícipe de tal situación, consintiéndola, si no propiciándola, tal como parecía desprenderse de otra gran inscripción existente en el techo de dicha cámara que recogía los nombres del faraón Maat-Ka-Ra Hatshepsut junto a los de Sen-en-Mut y los de los padres de este.

Tal como dicen las inscripciones de los anales históricos de los reyes: “¡Nunca se había visto antes nada igual…!”: un hombre de origen plebeyo y una gran reina, descendiente de la gran Ah-Més Nefertary, unidos en secreto, para toda la eternidad.

Para nosotros, la investigación no había hecho más que empezar.

Hatshepsut y Sen-en-Mut, los dos juntos e íntimamente entrelazados, aparecían ante nosotros como las dos mitades de un mismo sueño que había prometido dar a Egipto mil años de gloria y esplendor.

Poco a poco, fuimos estudiando los archivos de los egiptólogos que, antes de nosotros, habían trabajado en el templo. Viejas fotografías, diarios de excavación, artículos publicados en revistas especializadas, visitas a los museos del mundo que contenían los monumentos y los objetos de Hatshepsut y Sen-en-Mut, para estudiarlos de nuevo…reuniones de trabajo con los conservadores… todo ello, fue una actividad febril que nos acompañó durante ocho años.

Al cabo, surgió, fruto de nuestra investigación, una nueva visión del reinado de Hatshepsut.

La reina que se nos había mostrado en los libros no era la que podíamos percibir a la vista de nuestros descubrimientos. Donde se decía que ella había sido una mujer ambiciosa, nosotros habíamos descubierto a otra, con un sentido de la grandeza que la predestinaba para ocupar por derecho propio el trono de Egipto.

Donde se había querido hacer ver que las relaciones de la reina con su sobrino Thutmosis III habían sido el fruto de un culmen de vejaciones y abusos para con el príncipe, los datos objetivos nos mostraban un periodo de paz y equilibrio en el que la reina-faraón y el faraón, juntos, habían regido armoniosamente el país del Nilo.

Donde solo se percibía el silencio de la supresión de la memoria, roto en ocasiones por datos dispersos e inconexos, nosotros conseguimos captar el hilo conductor de una historia que comenzaba mucho antes de que ella naciera, en el mismo momento en que la gloriosa dinastía XVIII vio la luz para dar a Egipto el periodo más brillante de su historia antigua.

Nuestro anterior libro, ‘Sen-en-Mut, el hombre que pudo ser rey de Egipto’ , fue el fruto de un primer acercamiento al conocimiento de este extraordinario periodo histórico.

Ahora, concluidos los trabajos de excavación y estudio de la TT 353 y sus aledaños en la ‘Cantera’ de Deir el Bahari, es llegada la hora de presentar el fruto recogido, las aportaciones derivadas de nuestro contacto directo sobre el terreno para enriquecer y matizar el perfil histórico de la reina que envió la primera expedición exclusivamente comercial de la que tenemos noticias, al país del Punt; aquella que sublimó su relación con su padre divino, Amón de Ipet Sut; la que soñó probablemente con instaurar un renovado sistema de ejercicio de la realeza egipcia, en el que la mujer desempeñara un papel, igualado al del hombre.

En resumen, es el momento de ofrecer a los lectores interesados y a los colegas egiptólogos esta nueva propuesta de análisis histórico del reinado de Maat-Ka-Ra Hatshepsut Jenumet Imen, el que fue quinto soberano coronado del Alto y el Bajo Egipto, durante la dinastía XVIII del Imperio Nuevo.

¡Que nuestro trabajo pueda ser útil para todos!.

Francisco J. Martín Valentín
Teresa Bedman
Egiptólogos
Francisco J. Martín Valentín y Teresa Bedman
1 2 3 4


Editado por
Francisco J. Martín Valentín y Teresa Bedman
Francisco  J. Martín Valentín y Teresa Bedman
Francisco J. Martín Valentín es egiptólogo. Director del Instituto de Estudios del Antiguo Egipto. Director de la Misión Arqueológica Española en Asasif, (Luxor Occidental Egipto), desarrollando actualmente el “Proyecto Visir Amen-Hotep. TA 28". Director de la Cátedra de Egiptología ‘José Ramón Mélida’. Teresa Bedman es egiptóloga. Gerente del Instituto de Estudios del Antiguo Egipto. Co-directora de la Misión Arqueológica Española en Asasif, (Luxor Occidental Egipto), desarrollando actualmente el “Proyecto Visir Amen-Hotep. TA 28”. Secretaria de la Cátedra de Egiptología ‘José Ramón Mélida’.






RSS ATOM RSS comment PODCAST Mobile