Recomendar este blog Notificar al moderador
ESTRATEGAR: Rafael Alberto Pérez


¿Quién es?
Rafael Alberto Pérez
Rafael Alberto Pérez
Autor de referencia en comunicación estratégica, conferenciante y consultor. Es consejero de The Blueroom Project - TBP Consulting para temas de turismo y ocio

Considerado el padre de la Nueva Teoría Estratégica (NTE) y autor laureado. Su libro “Estrategias de Comunicación” (2001) ha recibido dos premios internacionales y ha sido seleccionado la revista “Razón y Palabra” como uno de los textos más influyentes en Iberoamérica.

En la actualidad divide su actividad entre impartir Seminarios- invitado por más de 170 Universidades y empresas de 14 países- y ejercer como consultor estratégico.


Tendencias Estratégicas






De regreso del XII Foro Iberoamericano Sobre Estrategias de Comunicación, organizado por FISEC y la Universidad Sergio Arboleda los pasados 17 y 18 de este mes de noviembre, dedicado a la “Cohesión social”, traigo conmigo algunas sensaciones y noticias que quiero compartir con Vds.


Lo que hemos aprendido en Bogotá
Dado que las sensaciones son esquivas y no se dejan compartir fácilmente diré en pocas palabras que son tres y que las he vivido intensamente
  • La sensación del trabajo bien hecho. El XII Foro FISEC estuvo muy bien organizado, dando espacio para que 32 participantes de 8 países expusieran sus ideas y experiencias. Algo que hay que agradecer a la profesora Haydée Guzmán y a su equipo de la Universidad Sergio Arboleda y al Presidente de FISEC Colombia, Antonio Roveda
  • La sensación de coincidir y compartir: así lo evidencia el hecho de que hubo palabras que han estado presentes a lo largo de estos dos días. Desde las primeras intervenciones, del Decano de la USA, Juan Lozano, y del Director Ejecutivo de la Red Pacto Global--‐Colombia,  Mauricio López González, hasta la intervención final de Valentina Ilic Vigil del Ministerio de Trabajo y Previsión Social de Chile, todos y cada uno de los ponentes se refirieron a la articulación, la cohesión y la relación.
  • La sensación de calidad: como dije en mi intervención, el XII Foro FISEC prometía ser una de las mayores (y mejores) concentración de talento en comunicación estratégica por metro cuadrado que uno pueda encontrar. El nivel de los participantes, y sobre todo el nivel de sus intervenciones, me dieron a lo largo de esos dos días, la razón. 
En cuanto a las noticias, destacaría dos:
  • Los hechos demuestran que la Nueva Teoría Estratégica se aplica y funciona, incluso en casos muy duros como la erradicación del trabajo infantil, la cohesión social o la pacificación en el Estado de Guerrero en México por citar algunos de los casos allí comentados.  Empresarios, militares, representantes de Ministerios, académicos y consultores sociales de 8 países dejaron patente que si queremos una sociedad mejor cohesionada y organizaciones mejor articuladas  internamente y con sus entornos, la NTE es el paradigma a seguir
  • Un reciente estudio bibliométrico realizado para su tesis doctoral por la profesora Sandra Orjuela pone en evidencia algo muy grato para mí, y es que al parecer soy el autor más citado y con más influencia en Colombia en el campo de la comunicación estratégica. Ahora bien, tal y como dice el proverbio chino “uno no debe hablar ni bien ni mal de uno mismo: bien, porque nadie nos creería y mal porque todos estarían dispuestos a hacerlo”. Así que le pedí a la Profesora Orjuela que, cuando estime oportuno, nos explique ella misma los resultados de su estudio en este
Quedamos, pues, pendientes de esa contribución.
Rafael Alberto Pérez

Lunes, 23 de Noviembre 2015


La tragedia de ayer en Paris me lleva a desvelar por sus concomitancias un fragmento escrito hace meses de mi nuevo libro (en elaboración).
Sidney, Paris, Copenhague, Tunez ¿Un modelo caótico de terrorismo yihadista?


Nos duele Paris en nuestros corazones
Estos días vengo escuchado en algunas cadenas televisivas a expertos reputados que- con ocasión de los atentados de Paris y  Copenhague- tratan de explicar el nuevo fenómeno de los lobos solitarios a través de la psicología y la trayectoria de sus protagonistas. Todo indica que con sus perfiles están ayudando a la Policía local a establecer y rastrear ese tipo de personajes incluso antes de que delincan. Esos perfiles pueden ser muy útiles, pero no solo ellos, la tesis que voy a mantener es que serían más útiles combinados en una estrategia mixta que introdujese la teoría del caos. De aquí este comentario.
 
Pienso que si bien esa puede ser una ruta estratégica. No debe ser la única. Pienso que puede ser más útil  identificar el modelo subyacente que alguien desde un espacio yihadista ha diseñado en algún lugar remoto para generar terror en Occidente. Y lo que creo ver es un modelo diferente que hace uso inteligente de la aleatoriedad caotica  y de la teoría de redes orientado a convertir en impredecibles e inconexas las actuaciones terroristas y así generar el caos. No importa si sus lobos solitarios son muy profesionales o no, si sobreviven o se sacrifican en sus ataques, si hacen  mucho o poco daño real, no creo que eso les importe mucho. Saben muy bien que la sorpresa duele, que el miedo es exponencial Y lo que esa Estrategia persigue no es tanto matarnos como hacernos vivir en un continuo sobresalto.
 
Si estas especulaciones fuesen ciertas estaríamos hablando de un enemigo culto y listo. Tendríamos ante nosotros una barbarie inteligente. Un enemigo que usa la física del siglo XXI Y eso significa un peligro aún mayor de lo que estábamos acostumbrados. Sobre todo cuando muchos estrategas formados en el management estratégico que hoy se enseña en Occidente se han quedado anclados en la física del XVII. Ante esta situación mi recomendación sería l DE SIEMPRE: Entrra en la mente de nuestros enemigos. Y eso significa aplicar la misma lógica que manejan esas mentes terroristas: la teoría el caos. Y tratar de identificar cuáles son los atractores de esos movimientos yihadistas (sus semilleros). De momento las duras experiencias de Paris y Copenhague  indican que las cárceles son uno de esos atractores recurrentes. Pero lo más probable es que haya otros. Su identificación y seguimiento ayudaría a prevenir dichos atentados.    
Rafael Alberto Pérez

Sábado, 14 de Noviembre 2015