Recomendar este blog Notificar al moderador
ESTRATEGAR: Rafael Alberto Pérez


¿Quién es?
Rafael Alberto Pérez
Rafael Alberto Pérez
Autor de referencia en comunicación estratégica, conferenciante y consultor. Es consejero de The Blueroom Project - TBP Consulting para temas de turismo y ocio

Considerado el padre de la Nueva Teoría Estratégica (NTE) y autor laureado. Su libro “Estrategias de Comunicación” (2001) ha recibido dos premios internacionales y ha sido seleccionado la revista “Razón y Palabra” como uno de los textos más influyentes en Iberoamérica.

En la actualidad divide su actividad entre impartir Seminarios- invitado por más de 170 Universidades y empresas de 14 países- y ejercer como consultor estratégico.








“MARQUIMTING: la Gestión empresarial con sentido común”


Tribuna: Cuando menos es más
Sé por propia experiencia que los autores solemos caer en el error de complicar lo que decimos y de adornarlo en exceso. Pero aquí, en este libro que hoy comento, eso no ocurre. El sentido común que aparece en el subtítulo del libro lo domina y es su gran virtud.  
Me estoy refiriendo al último libro de uno de los mejores expertos catalanes de la comunicación y el marketing, Quim Roca. Un libro que transmite un sistema, el Marquimting , que el mismo ha bautizado, no sin una buena dosis de humor, incorporando su propio nombre.
 
 
Su receta: el sentido común.
Fiel a una frase de Drucker “El propósito de un negocio es crear y mantener a un cliente” el nuevo libro de Quim Roca recupera la esencia del marketing y expone con gran claridad su idea de que la gestión empresarial  es ante todo una gestión de marketing, porque “…Sin pedidos no hay nada que gestionar. Pedidos quiere decir clientes; clientes a los que hay que entender, a los que les vayamos a ofrecer lo quieran, mejor si además lo necesitan y sobre todo si lo desean”.

Y tras decir esto nos recuerda una frase de su amigo Joaquin Lorente: “Pensar es fácil”.  A lo que me permito añadir: “Sí, pero simplificar no”.

Y eso, simplificar y ponérnoslo fácil, es lo que hace Quim Roca en su reciente libro.

“Marquimting, la Gestión empresarial con sentido común”.

En él, a través de 29 breves capítulos nos ilustra con palabras y gráficos el arte del “sentido común” aplicado a los negocios.

Cuando tuve el libro en mis manos, no pude sustraerme a mi vicio de lector, y como experto en Estrategia que soy, me fui directamente al Capítulo que lleva ese nombre, dispuesto y a tomar notas. A ver como Quim cuenta la Estrategia me dije. Y me llevé algunas sopresas. De entrada me encontré con una frase con la que no puedo coincidir mas:

“Estrategia como marketing (y tantas otras palabras) han sido tan pervertidas que se les ha desvirtuado el sentido” .

Todos mis lectores saben de mi preocupación por la confusión generada en torno a la palabra y al concepto de Estrategia.

Aquello era un buen comienzo. Como también lo fue la continuación, en ella Quim Roca destaca de la estrategia algo fundamental pero que la literatura estratégica -a base de un claro abuso de  fragmentación analítica- suele olvidar: su naturaleza holística. Esa visión que la Estrategia ha de tener del sistema como un todo, así como la importancia que ha de dar a las conexiones. En palabras del autor: “el resultado es fruto del sinergismo entre esas partes y no de la individualidad de cada una”
Lo que vino después no es que me gustase: lo siguiente, me ruborizó. Para mi sorpresa el autor no solo cita mis mensajes fundacionales de la Nueva Teoría Estratégica (NTE):   “La estrategia de hoy ha de ser menos encorsetada, menos racional y mas relacional” sino que también recoge mis ideas más recientes expuestas en mi último libro: “… de lo que se trata es de estrategar, vivir la estrategia” . Para concluir con una idea suya muy brillante: “la comunicación es la estrategia.

Si todo va bien, haré que este Capítulo dedicado a la Estrategia sea de lectura recomendada en mis seminarios. Soy muy consciente de que yo no tengo esas enormes dosis de sentido común que tiene Quim Roca ni lo cuento tan fácil y sencillo como él. Y, si el me lo permite, quisiera aprovechar sus cualidades en beneficio de mis participantes y alumnos.

Pienso que Vd. Sr. Lector también debería aprovecharlas leyendo el libro. Si ya conoce o domina su contenido porque encontrará en él su esencia, y si no lo domina del todo porque simplificado se entiende mejor.  Yo diría que no falta nada de lo que uno ha de saber sobre el marketing, pero tampoco sobra nada. 

Por todo ello, recomiendo a todos mis lectores este libro. No sé hasta qué punto les enseñará cosas nuevas pero sí sé que les ayudará aponer en orden sus propios conocimientos e ideas. Que no es poco.

Gracias Quim por tu gran aportación.
Rafael Alberto Pérez

Martes, 24 de Septiembre 2019