Recomendar este blog Notificar al moderador
Menu

ASOCIACIÓN TÉCNICA ESPAÑOLA DE CLIMATIZACIÓN Y REFRIGERACIÓN


Gabriel Barceló

05/11/2018


Entre las numerosas instituciones y asociaciones de ingeniería, algunas dedicadas a técnicas o ramas de actividad específicas, y diferenciadas, deseamos recordar por su dinamismo y antigüedad a ATECYR: ASOCIACIÓN TÉCNICA ESPAÑOLA DE CLIMATIZACIÓN Y REFRIGERACIÓN.


La Asociación Técnica Española de Climatización y Refrigeración (https://www.atecyr.org/), fue fundada en el año 1974, por un grupo de profesionales, para impulsar las ingenierías de estos sectores. Su misión era atender las necesidades de los técnicos del sector de la climatización, refrigeración y eficiencia energética, mediante la realización de estudios y dictámenes, el análisis de los proyectos normativos, la transmisión de experiencias y conocimientos técnicos, y la expansión y desarrollo tecnológico de estas ingenierías, de manera independiente y no lucrativa.
 
El actual presidente de ATECYR, Miguel Ángel Llopis, ha expresado: Atecyr es una asociación formada por técnicos que han elegido el sector de la climatización y la refrigeración para desarrollar su carrera profesional.
Y se ha referido en estos términos a su futuro: Entre las prioridades que establece el plan estratégico de Atecyr 2016-2020, está el establecer canales de comunicación que faciliten un flujo de información bidireccional, intuitivo y que incentive la participación activa de los socios.
En los ejes principales del plan se incluye integrar en la asociación las nuevas generaciones, incrementar la conectividad global y aumentar la propuesta de valor al asociado, con la colaboración activa del Comité Técnico y las agrupaciones territoriales.
(https://www.atecyr.org/conocenos/gobierno/mensaje-del-presidente.php)
 
Fundación de ATECYR
En los años cincuenta en España, el sector de climatización era todavía prácticamente inexistente, y el de calefacción, a pesar de los años de experiencia habidos, estaba muy poco profesionalizado y tecnificado. No existían prácticamente ingenieros consultores, ni ingenieros o arquitectos especializados en estas técnicas en la edificación.
Al estudiar las técnicas de climatización, existían muy pocos textos y manuales, la mayoría eran documentos propios de empresas americanas. Conocíamos el gran desarrollo que estas técnicas habían conseguido en otros países, gracias al esfuerzo desinteresado de determinadas asociaciones de ingeniería, en otros países, que disponían de manuales objetivos y de textos de gran interés tecnológico y práctico.
Llamaban la atención las publicaciones de la asociación americana ASHRAE, dedicadas a estas especialidades, de calefacción, refrigeración, ventilación y aire acondicionado. También sus reuniones técnicas semestrales, además de sus simposios, cursos y otros actos. Los manuales de la asociación americana eran ya en los años sesenta, la “Biblia” de todos los que querían estudiar con cierta profundidad, esta rama de la ingeniería.
Después de varios años en el sector de la climatización, acabé los cursos de la licenciatura de Ciencias físicas, y seguí con mis estudios sobre confort ambiental, de tal forma que en 1969, la Editorial Dossat me publicó mi primer libro: Climatización.
Este libro recibió el premio al mejor libro técnico del año, por la Asociación de Ingeniero Industriales de Bilbao (ANII). En el prólogo, el catedrático Francisco Vighi expresaba:
El autor, además de una información básica, como preámbulo al cálculo y fundamento de las instalaciones de acondicionamiento de aire, expone un amplio documentado estudio sobre las mismas, que comprende la descripción, teoría y cálculo de los procedimientos más avanzados; incluye asimismo en cada capítulo un criterio sobre su elección y utilización, que considero de gran interés no sólo para los que desarrollan su actividad en esta rama, sino también para Arquitectos y Técnicos que deben proponer y resolver los sistemas más adecuados en cada instalación.
La bibliografía que se relaciona al final de cada capítulo y especialmente las tablas, ábacos y datos experimentales, hacen de este libro un elemento de consulta y una eficaz ayuda para el cálculo y realización de proyectos de aire acondicionado. (Prólogo al libro Climatización de Gabriel Barceló, Editorial Dossat. Madrid, 1969)
Tras la publicación de este libro, en 1969 el arquitecto José Mª García de Paredes me solicitó el proyecto de climatización de la sede del Banco de Granada, en Granada. Después de una corta experiencia como importador y distribuidor de equipos de aire acondicionado, y de instalador, con este proyecto inicié una nueva proyección profesional, como ingeniero consultor especializado en climatización.
No obstante, simultaneaba la redacción de proyectos y direcciones de obra con la investigación sobre estas tecnologías de la edificación.
 
El 5 de junio de 1967, dio comienzo la Guerra de los Seis Días entre Israel y ciertos países limítrofes. Esta desafortunada circunstancia alertó a los países occidentales del riesgo en el suministro de productos petrolíferos, iniciándose una primera conciencia colectiva de la necesidad del ahorro de energía.
 
En aquellas fechas se inauguró en Madrid un centro de proceso de datos que deseaba especializarse en el cálculo de proyectos de ingeniería. Todavía existían pocos ingenieros y técnicos que deseasen dedicar su tiempo a estos cálculos.
Inicie con este centro un proyecto de colaboración en ingeniería de instalaciones de la edificación, con el posible beneficio de disponer de cálculos de esas instalaciones y de consumos de energía más precisos.
La aplicación de computadores electrónicos para determinar el cálculo de consumos de energía para la calefacción, nos permitía realizar extensos análisis y estudios comparativos, y poder comparar los distintos sistemas de calefacción.
Llegamos a conclusiones interesantes, de tal forma que en 1970, me concedieron el Premio de investigación “Sol Thermic”, por un estudio sobre optimización de sistemas térmicos en la edificación, realizado con medios informáticos, inusuales y desconocidos en aquel momento.
En la entrega de premios, conocí personalmente al presidente del jurado, D. Vicente Mortes Alfonso, que había sido ministro de la vivienda hasta pocos meses antes.
Continué con estas investigaciones, ampliando el análisis a los sistemas de climatización. Como resultado de ello, en 1973 presenté la Tesis doctoral sobre "Elección del sistema óptimo de climatización con ayuda de ordenador", realizada bajo la dirección del catedrático de la ETSII de Madrid, D. Francisco Vighi.
En este ámbito científico y tecnológico, en España, los ingenieros disponíamos de muy pocos alicientes y antecedentes para el desarrollo de nuestros proyectos, salvo que se perteneciese a un grupo de ingeniería extranjero. Tampoco el ambiente político propiciaba el asociacionismo, y todavía no era época de organizaciones no lucrativas. A pesar de ello, y admirados por la actividad de la asociación americana ASHRAE, planeamos una aproximación a esta entidad con el también ingeniero industrial, Jaime Nieto. Ambos nos pusimos en contacto con el ingeniero jubilado americano Sr. W. H. Perry, que residía en Palma de Mallorca, y actuaba como asesor profesional senior de una empresa de frio y climatización balear.
Fuimos a Palma a conocer personalmente a Mr. Perry, y este nos presentó al ingeniero mallorquín Jerónimo Cabot. También se ofreció a ponernos en contacto con ASHRAE, con el fin de crear en España una asociación equivalente. Mr. Perry fue designado socio de honor de la asociación en la segunda Asamblea General.
Tras esta visita, Jaime Nieto y yo nos propusimos conseguir un equipo de personas que pudieran ser los fundadores de una asociación no lucrativa, equivalente a ASHRAE. El reto era conseguir una selección de personalidades del sector que asegurase la aceptación y conformidad de la Administración española de aquel momento.
A lo largo de 1974 fuimos confeccionando una reducida lista de posibles candidatos, desarrollando conversaciones y reuniones, para conseguir nuestro objetivo de crear una asociación profesional no lucrativa, para un mejor desarrollo e implantación de las Tecnologías de climatización, calefacción y frío en nuestro país.
El hecho es que, después de muchas reuniones y conversaciones, concertamos un grupo de profesionales interesados en el proyecto, pero necesitábamos disponer de un representante, políticamente no dudoso. Recordé en aquel momento al ex Ministro de la vivienda, D. Vicente Mortes Alfonso, que tan amable había sido cuando le conocí. El Sr. Mortes era Ingeniero de Caminos, y en su etapa de ministro había demostrado un profundo conocimiento de los problemas del sector inmobiliario y de la edificación, y había conseguido desarrollar una normativa técnica innovadora y novedosa, por lo que decidimos trasladarle nuestras inquietudes.
Le expusimos nuestro proyecto, y pareció que le satisfacía, además de las cuestiones técnicas y organizativas, se interesó por los posibles socios fundadores, le aportamos nuestra selección inicial, a la que nos sugirió que incorporásemos al arquitecto Don Rafael de la-Hoz y al director del Instituto del Frio, Don Manuel Estada Girauta. Teníamos ya una lista de posibles socios fundadores.
 

Nuevo comentario:

Los comentarios tienen la finalidad de difundir las opiniones que le merecen a nuestros lectores los contenidos que publicamos. Sin embargo, no está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o internacionales, así como tampoco insultos y descalificaciones de otras opiniones. Este blog se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere no se ajustan al tema de cada artículo o que no respeten las normas de uso. Los comentarios a los artículos publicados son responsabilidad exclusiva de sus autores. Este blog no asume ninguna responsabilidad sobre ellos. Los comentarios no se publican inmediatamente, sino que son editados por el responsable del Blog.

Editado por
Gabriel Barceló
Eduardo Martinez
Fundador y presidente de diversas empresas, de asociaciones no lucrativas y de fundaciones, actuando como presidente de las mismas, ex-Presidente de la Federación de Ingenieros Industriales de España y ex -Vicepresidente del Instituto de la Ingeniería de España, Gabriel Barceló ha sido consultor en ingeniería de la edificación y asesor fiscal. Desde hace más de treinta y seis años desarrolla un proyecto de investigación científica sobre dinámica rotacional. Autor de numerosos libros, el último de ellos “Nuevo paradigma en Física” (Editado en inglés y español), y ha publicado más de cien artículos.