Recomendar este blog Notificar al moderador
Menu

Continuamos con el estudio de Arturo Rodriguez sobre el llamado bamboleo de Chandler, que le ocurre a nuestro planeta Tierra. La pequeña variación en la posición del eje de rotación de la Tierra detectad por Chandler, según expresa este investigador, puede explicarse más fácilmente a partir de la Teoría de Interacciones Dinámicas. Seguimos reproduciendo su análisis:


El experimento de laboratorio representado en la figura 2, está descrito en el documento A: A Lab for Exploring the Precession and Nutation of a Gyroscope, que puede encontrarse fácilmente en Internet. Además, disponemos de los datos obtenidos en el laboratorio y que nos fueron suministrados por el autor del mismo. Gracias a estos datos hemos podido contrastar nuestras ideas con la realidad observada. Los datos teóricos de han obtenido mediante la simulación por ordenador (en lenguaje Maple) de la aproximación lagrangiana del problema, tal como está descrito en el documento B: “Physics with Maple The Computer Algebra Resource for Mathematical Methods in Physics ed. 2005” que utilizó el autor del experimento para obtener la función lagrangiana:


donde q1 = ϕ, q2 = θ, q3 = ψ son los ángulos de Euler.

En nuestro estudio, vamos a analizar particularmente el caso f descrito en el documento A:
Figura 3

En esta gráfica podemos observar el amortiguamiento del valor de la velocidad angular de nutación (dθ/dt) hasta un valor constante indicado en la figura por Δθ. El autor del experimento achaca este fenómeno a la acción rozamiento del giróscopo con la pieza de apoyo o cojinete que lo sujeta, que se podría simular en el programa introduciendo en las ecuaciones de la dinámica un término proporcional a la derivada de la componente de la velocidad angular correspondiente a la nutación.

Sin embargo, la fricción es un proceso físico no conservativo y, por tanto, debería afectar al movimiento de rotación en su conjunto y no solamente a una de sus componentes, ya que en ese caso se manifestaría un comportamiento selectivo que no se puede justificar. Sin embargo, en nuestro modelo, esta amortiguación se produce de forma natural, sin contradecir principios como la segunda ley de la termodinámica; recordemos que las fuerzas conservativas aumentan la entropía del sistema, lo cual se contradice con la supresión selectiva del movimiento de nutación, debido a que ésta supondría un mayor orden estructural en lo que a la dinámica del cuerpo se refiere.

Para llegar a esto fue necesario realizar modificaciones en el modelo teórico convencional, tal como fue simulado originalmente y que da lugar a la curva en azul de la gráfica de la figura 3. La curva en rojo corresponde al valor obtenido experimentalmente en el laboratorio. Pues bien, en nuestra gráfica de la figura 4 presentamos en color rojo la curva correspondiente al valor predicho por nuestra teoría y mantenemos el color azul para visualizar la curva obtenida por el método convencionalmente aceptado, que ya hemos descrito anteriormente.

Figura 4
Podemos observar en esta gráfica, resultado de nuestra simulación, un valor predicho teóricamente muy próximo al valor real observado, si la comparamos con la curva en rojo de la figura 3. Lo interesante es que, el hecho de que la nutación esté prácticamente suprimida de forma natural sin tener que apelar a las fuerzas de rozamiento, concuerda con la observación del movimiento de la tierra. Esto encajaría con nuestro modelo, al no existir apoyo alguno que amortigüe este fenómeno y siendo el movimiento de nutación medido de un orden muy pequeño, hasta el punto de que apenas tiene influencia sobre la tierra.

Es un hecho probado la poca incidencia que tiene el movimiento de nutación en este tipo de fenómenos, en los cuales pasa casi desapercibido. En nuestro modelo este amortiguamiento se puede justificar sin necesidad de añadir hipótesis, como es la posibilidad de que esto sea debido al rozamiento que afectaría a la nutación de forma selectiva, como hemos comentado anteriormente. Sería interesante realizar experimentos en vacío que corroboren lo que postulamos aquí.

Antes de desarrollar las ecuaciones de nuestra teoría, es conveniente recordar los conceptos de la física actual con los que, de forma comúnmente aceptada, se analiza el problema en cuestión. Por una parte, tenemos las ecuaciones de Euler para la dinámica rotacional del sólido rígido que, aparentemente se derivan de la conservación del momento angular total del cuerpo, sumando de forma arbitraria la acción de pares de fuerza no coaxiales. En nuestra teoría, el momento angular está disociado en dos vectores independientes, cada uno de ellos está asociado a uno solo de los torques no coaxiales y que forman parte se sistemas de ecuaciones independientes, aunque acoplados a través de otras variables comunes que aparecen en ambos sistemas.

Esto se logra mediante la separación de la parte real y de la parte compleja en las igualdades que aparecen en las ecuaciones del movimiento. Este procedimiento no es el habitual en mecánica clásica, donde solo se consideran valores reales, mientras que los imaginarios se rechazan por “no físicos”.

En la actualidad, la versión relativista de la mecánica postula que las todas las aceleraciones, incluidas las inerciales, son equivalentes a un campo gravitatorio, en lo que se conoce como principio de equivalencia fuerte y que fue postulado por Einstein en su teoría de la relatividad general.

Nosotros coincidimos con los principios d la TID que sostienen que dichas aceleraciones deberían estar fuera del principio de equivalencia, el cual tendría que estar solamente referido a aceleraciones lineales que no generen rotación, dejando así un principio de equivalencia débil más limitado y que permita situar el problema que estamos tratando dentro de un marco más extenso. Desde nuestro punto de vista, dicha extensión se basaría en la posibilidad de incluir funciones y números complejos para modelar la realidad física.


Coincidimos plenamente con lo expresado en el artículo del autor de la TID: ”ON THE EQUIVALENCE PRINCIPLE” en el sentido de que un observador sí que podría distinguir, respecto de un campo gravitatorio, los efectos producidos por pares de fuerzas no coaxiales en un cuerpo por las razones que en dicho artículo se describen.

Como consecuencia, el sacar estos fenómenos fuera del marco del principio de equivalencia, implicaría postular una nueva simetría distinta a la empleada en la relatividad general, que es conocida como el grupo de difeomorfismos y que viene a decir que las ecuaciones de campo de la gravedad son invariantes ante cualquier cambio del sistema de coordenadas definido por el tensor métrico.

Si queremos postular una nueva teoría alternativa a la actualmente aceptada, tendremos que demostrar que dicha teoría está gobernada por cierto grupo de simetría distinto, aún por descubrir y que, por analogía con otros fenómenos físicos sería lógico que fuera una simetría de tipo gauge. En nuestro caso, habría que buscar la invariancia del sistema físico al ser sometido a diversas modificaciones en los valores de las cargas de pares de fuerzas, en lugar de fuerza tal como se suele interpretar. (ver la entrada sobre “simetría de gauge” en Wikipedia). Veremos más adelante que el grupo de simetría de gauge de nuestra teoría es el SO(4)/Z2.


Antes de entrar en detalles sobre el desarrollo matemático de nuestra teoría, procedemos a continuación a resumir brevemente el movimiento de Chandler que experimenta la tierra como consecuencia de su movimiento de rotación-precesión-nutación.

Por un lado, la tierra gira sobre un eje en un movimiento que denominamos rotación intrínseca, causa de que haya días y noches. Desde la antigüedad se sabe también que nuestro planeta experimenta un movimiento llamado “precesión de los equinoccios” y que consiste, básicamente, en el giro del eje de rotación alrededor otro eje, describiendo, por tanto, la trayectoria del eje de rotación intrínseca la superficie de un cono.

Dicha trayectoria puede sufrir a su vez oscilaciones periódicas alrededor de un tercer eje perpendicular a los anteriores, dando lugar al movimiento conocido como nutación. El par que produce estos movimientos consiste en la atracción gravitatoria simultánea del sol y la luna sobre el abultamiento del planeta en el ecuador. También influye la atracción de los planetas.


El conocimiento de la precesión de los equinoccios ha sido muy importante históricamente, especialmente en navegación, ya que dicho movimiento modifica el lugar (se considera, en realidad, la estrella más cercana a ese lugar) al que apunta el eje de rotación. Actualmente, apunta a la estrella polar, pero en tiempos remotos el punto exacto estaba considerablemente desviado de ésta y en el futuro apuntará a otra estrella distinta: Vega. Como sabemos, este movimiento es extraordinariamente lento comparado con el de rotación.

Simultáneamente, todavía existe un segundo movimiento de precesión y nutación experimentado por la tierra, probablemente ya conocido desde la antigüedad, ya que da lugar a variaciones del orden de décimas de segundos de arco, lo cual produce un error no despreciable en cálculos para navegación y que, en principio no se podía justificar mediante torques producidos por la gravedad de newton. Este fenómeno fue aparentemente explicado en principio por Euler en siglo XVIII al considerar que era el resultado de sus famosas ecuaciones del movimiento rotacional del sólido rígido en ausencia de pares fe fuerzas.

A este fenómeno lo denominó precesión y nutación libres, con un periodo de unos diez meses de la variación de la latitud, según sus cálculos. La verificación experimental y análisis de este movimiento se lleva a cabo en el siglo XIX por S.C. Chandler y desde entonces lleva su nombre. El valor del periodo obtenido en sus medidas dio como resultado 428 días, un 40 por ciento mayor del esperado respecto al dado por Euler.

Actualmente, se ha medido con gran precisión un periodo de 436 días y una amplitud aproximadamente de 0,1 segundos de arco. Finalmente, el astrónomo Newcomb achaca esta diferencia a la no rigidez de la tierra y postula la existencia de dos periodos independientes: uno propio de Chandler y otro anual producido por variaciones de masas de la atmósfera.


Sin embargo, lo que nos llama la atención es que, para explicar este fenómeno, se utilice un segundo sistema de ecuaciones de Euler para torques nulos, independiente del necesario para explicar la precesión de los equinoccios para torques producidos por fuerzas gravitacionales procedentes del sol y la luna, ya que se están utilizando dos variables distintas, correspondientes a dos momentos angulares diferentes, aplicados en el mismo objeto. Pero esto va en contra de la propia teoría clásica aceptada, ya que dichos momentos se sumarían vectorialmente.

Actualmente, en mecánica clásica se acepta, en nuestra opinión errónea y arbitrariamente, que los momentos angulares correspondientes a torques aplicados en el cuerpo según ejes no coaxiales se pueden sumar algebraicamente, tal como se hace con otras magnitudes vectoriales, como las fuerzas aplicadas a un cuerpo en el centro de gravedad.

Por eso nos sorprende tanto que, en el problema que estamos tratando sobre el movimiento rotacional de la tierra, no se aplique ese mismo criterio y se postulen dos vectores distintos, por una parte, para el momento angular que produce la precesión inducida por el tirón gravitatorio de objetos celestes cercanos y, por otra, un momento angular diferente asociado a la llamada precesión libre, que daría lugar al movimiento de Chandler y con una de las componentes común a ambos casos correspondiente a la rotación intrínseca.

Quizás para disimular, de alguna manera, esta falta de coherencia teórica, se denomina en la literatura sobre el tema “precesión de los equinoccios” al primer fenómeno y “nutación de Chandler” al segundo, cuando en realidad ambos movimientos presentan al mismo tiempo tanto precesión como nutación de forma simultánea.


Sin embargo, es interesante remarcar que en nuestro modelo que es posible tener vectores de momento angular independientes siempre que aparezcan en forma compleja; uno como la parte real y el otro la parte imaginaria. Posteriormente, al elevar al cuadrado las magnitudes correspondientes para obtener la función Lagrangiana del sistema, el numero imaginario desaparece ya que su valor al cuadrado es -1. Así tenemos que, manejando magnitudes complejas, al final solo aparecen números reales en las ecuaciones del movimiento.

ste procedimiento es que llevamos a cabo para proceder a la simulación de nuestra teoría mediante un programa informático en el entorno de programación en lenguaje Maple, que se puede utilizar para resolver en el ordenador sistemas de ecuaciones diferenciales, entre otras muchas utilidades matemáticas.


El modelo físico del sistema que estamos estudiando se puede implementar mediante la llamada aproximación lagrangiana, consistente en partir de una función de las coordenadas y las velocidades que por cálculo variacional y un principio de mínima acción permite obtener las ecuaciones del movimiento del sistema mediante derivación del Lagrangiano respecto a las coordenadas y a las velocidades, tal como se explica en cualquier manual avanzado sobre mecánica analítica.

Se trata fundamentalmente, por lo tanto, de postular correctamente dicha función de manera que el resultado de la simulación coincida con lo observado en el experimento.


En nuestra simulación, para obtener la órbita de la tierra alrededor del sol, el llamado problema de Kepler, hemos utilizado el Lagrangiano siguiente:
donde r y φ son las coordenadas polares de la tierra respecto del sol. A éste le hemos sumado el Lagrangiano correspondiente al movimiento de rotación de la tierra, expresada anteriormente en (3), para obtener las trayectorias movimientos de nutación y precesión. Pero es, al añadir en L un término que correspondería a una fuerza central efectiva proporcional a Ω x v y que representaría la energía del movimiento postulado en la TID consistente en la variación de la dirección de la velocidad de traslación del cuerpo, pero no de su módulo, lo que permite a la simulación obtener el resultado más aproximado al observado, en lo que al movimiento de Chandler se refiere.

Es necesario subrayar que esta fuerza central introducida en el Lagrangiano es, obviamente, ficticia y solo puede explicarse a través del acoplamiento de velocidades que se produce entre la velocidad de traslación del cuerpo (la v que aparece en el término añadido) y la velocidad de la partícula debida a la reacción dinámica del cuerpo y que da lugar al movimiento de precesión.

Por lo tanto, este término es en realidad el resultado del producto escalar: - (Ω x r). v = (Ω x v). r. Como vemos, al derivar esta expresión respecto de r se obtiene dicha fuerza central ficticia. El efecto de introducirlo es da lugar a la modificación de la trayectoria del objeto, en este caso la tierra, cambiando la dirección de la velocidad de traslación, pero no su módulo, de forma equivalente a lo expresado en la TID mediante la expresión: v = ᴪ.v0.


Como sabemos, el término mencionado que hemos añadido no está incorporado en la dinámica celeste aceptada académicamente. Nuestro objetivo es demostrar que su existencia, introduciéndolo en el Lagrangiano, mejora los datos obtenidos en la simulación respecto a la observación registrada.

Posteriormente, hemos incorporado a la función lagrangiana el resto de términos necesarios, como es el correspondiente al tirón gravitatorio de la luna. Finalmente, hemos afinado nuestro modelo teniendo en cuenta la forma de la tierra para obtener un valor más aproximado en la expresión del potencial gravitatorio de acuerdo a los libros de texto sobre el tema (ver “Fundamentos de Geofísica”, Agustín Udías y Julio Mezcua).

Como muestra de los resultados obtenidos en nuestra simulación, presentamos en el siguiente gráfico la curva obtenida por observación del movimiento de Chandler (Chandler´s Wobble en la denominación en inglés) a lo largo de 15 años (1992-2007):

Gráfica 1
A continuación, presentamos la curva obtenida mediante nuestra simulación y que podemos comparar con la anterior:
                                 Gráfica 2
Se puede observar que la gráfica 2 está desplazada unos 0,4 radianes respecto al eje vertical por razones que se explicarán posteriormente. Lo importante ahora es ver las coincidencias, tanto en amplitud como en período, así como en la forma de las curvas.

En ambas gráficas aparece en el eje de ordenadas la coordenada angular, en radianes, correspondiente a la nutación y en el eje de abscisas el tiempo en segundos. La gráfica de la simulación (gráfica 2) representa el resultado obtenido a partir del modelo descrito aquí, es decir, corresponde al movimiento de nutación de Chandler de la tierra para cierto valor del parámetro R (distancia entre el centro de gravedad de la tierra y el eje de precesión, según la perpendicular al eje), cuyo valor desconocemos y que tendremos que evaluar al comparar con los datos reales.

Hemos presentado aquí esta gráfica porque de todas las simulaciones que hemos realizado variando dicho parámetro, su forma es la más parecida a la obtenida mediante observación (gráfica 1). Este parámetro aparece a partir del término antes mencionado: (Ω x r). v, al derivarlo respecto a la coordenada angular correspondiente a la precesión (ϕ), siendo Ω = dϕ /dt. Al integrar sobre el volumen, el valor de |r| se reduce a la distancia R entre el centro de gravedad, en el cual se aplica la velocidad de traslación de la tierra, y el eje de precesión de la misma, según la perpendicular.


Podemos observar en la gráfica de la simulación, que la amplitud máxima es 0,4089820 - 0,4089815 = 0,0000005 radianes = 0,103” (segundos de arco) que encaja muy bien con el valor esperado de 0,1“. En cuanto al periodo, vemos que hay 8 picos en un tiempo de 2x108 segundos = 6,34 años = 6 años y 4 meses, mientras que el valor registrado en la observación que aparece en la primera gráfica nos permite ver que entre 1993 y 2002, es decir, en 8 años y 6 meses, hay también 8 picos y por lo tanto existe una cierta desviación respecto al periodo esperado.

En cuanto al desplazamiento en el eje de ordenadas de la gráfica 2 con un valor de 0,4089 radianes respecto de la gráfica 1, se puede explicar al ser este valor justamente el ángulo de inclinación del eje de rotación respecto a la perpendicular al plano de la eclíptica, ya que este valor, al convertirlo a grados nos da aproximadamente los 23,27º (0,4061 radianes) correspondientes a dicha inclinación más los 9” (0,0025 radianes) correspondiente a la nutación producida por el tirón gravitatorio de la luna, tal como se describe en los textos, por ejemplo, en “Fundamentos de Geofísica” podemos leer:

“Además del movimiento de precesión, la inclinación de la órbita de la Luna respecto a la eclíptica (5ᵒ) produce un movimiento de nutación con un periodo principal de 18,6 años y amplitud de 9 segundos de arco”.

Por lo tanto, nuestro modelo describe muy bien el movimiento de nutación propio de la tierra, inducido por gravitación de los cuerpos celestes cercanos como son el sol y la luna, al poderse visualizar el desplazamiento en latitud de 9” mencionado anteriormente.  En cuanto al segundo movimiento descrito en la literatura sobre el tema y conocido como movimiento de Chandler, aparece en nuestra simulación de forma natural, sin tener que postular un segundo movimiento de precesión y nutación en ausencia de pares externos (precesión libre).

Como hemos comentado, para obtener el valor más aproximado al observado es necesario incluir en el modelo el término correspondiente a una fuerza central ficticia, (Ω x r). v, en consonancia con la TID, y cuya presencia ni siquiera se considera en la teoría actual, tal como se acepta académicamente debido a que todos los fenómenos derivados se atribuyen al efecto Magnus. Veamos a continuación, como afecta a la simulación la eliminación del término mencionado.

Presentamos, en la siguiente gráfica, el resultado de la simulación para otro valor diferente del parámetro R, en la que está presente en el Lagrangiano el término correspondiente a la fuerza central ficticia descrita en la TID, para compararlo posteriormente con la simulación resultante de eliminar dicho término:
 Gráfica 3

Observamos, en este caso, que el valor del periodo de nutación de Chandler está más en consonancia con el valor esperado de 10 picos (ciclos) en 9 años y seis meses = 3x108 segundos, respecto al caso anterior que hemos presentado en la gráfica 2.

Veamos ahora lo que obtenemos al eliminar de la simulación el término correspondiente a (Ω x r). v, siendo Ω la velocidad angular de precesión y v la velocidad de traslación de la tierra y r la distancia entre el eje de precesión y el centro de gravedad de la tierra, en el cual se aplica la velocidad de traslación.  La siguiente gráfica corresponde a dicha simulación:
Gráfica 4

Vemos pues que, al eliminar el término mencionado, se ha perdido mucha precisión en lo que respecta al periodo de nutación de Chandler: solo observamos 6 picos frente a los 9 de la gráfica 3.

También la forma de la curva ha cambiado, siendo mucho menos parecida a lo observado en la realidad, tal como se muestra en la gráfica 1.
 
Conclusiones

En nuestra opinión, el presente estudio corrobora la validez de la Teoría de Interacciones Dinámicas al obtener, gracias a las ideas contenidas en ella, valores de la variación de la latitud producida por el movimiento de Chandler resultado de nuestra simulación, mucho más precisos que los obtenidos si no la tuviéramos en cuenta, constituyendo este hecho una evidencia importante a su favor.
(En cursiva el texto original de Arturo Rodriguez)

Gabriel Barceló
27/05/2020


En la feria científica mundial celebrada en Phoenix, Estados Unidos, convocada por Universidad de Arizona, en el mes de mayo presento su invento, para conservación de alimentos perecederos y explicó el funcionamiento de su original método. Previamente había recibido también el primer premio que otorga la Sociedad Catalana de Biología, así como otros galardones.


 
Su descubrimiento consiste en la conservación de alimentos, a temperatura ambiento, por tratamiento de ozono. En su criterio, el ozono aplicado durante quince segundos, con ayuda de una máquina por ella diseñada, puede permitir que la conservación de los alimentos se amplíe de dos días a dos semanas.
La máquina dispone de un ventilador que impulsa el ozono de forma laminada, y expulsa el aire viciado. Este invento tecnológico, diseñado por una estudiante de medicina, puede abrir nuevas alternativas contra el despilfarro de alimentos perecederos. Según ella misma expresaba: el 30% de los alimentos se tiran a la basura por problemas de conservación y el mercado no ofrece muchas alternativas para remediarlo.
En una entrevista en Radio nacional de España, celebrada el 18 de septiembre, ha recordado que: el MIT, el Instituto Tecnológico de Massachusetts va a bautizar con mi nombre a un asteroide.
 

Gabriel Barceló
18/09/2019


Bitácora



Gabriel Barceló

A pesar de los numerosos logros científicos y tecnológicos, la física actual se divide en dos estructuras conceptuales claramente diferenciadas y distintas, aparentemente incompatibles entre sí. Se acumulan problemas no resueltos y la respuesta ha sido invadir la física con conceptos extraños, de gran creatividad imaginativa. Pero más parece que estuviéramos en la Edad Media, y no en la época de los ordenadores y la inteligencia artificial. Todo ello basados en elucubraciones teóricas y no en pruebas experimentales, confirmadas por el método científico.


Este breve análisis nos confirma la necesidad de un nuevo paradigma en física. Algo que, posiblemente, haya pasado desapercibido durante años en el estudio de la naturaleza de nuestro entorno.
Pero la conclusión de que se necesita un nuevo paradigma no es suficiente, sin una respuesta a la pregunta: ¿hay suficiente material para construir un nuevo paradigma en la física? Tras los estudios que el grupo Advanced Dynamics hemos realizado en estos últimos cuarenta años, podemos afirmar que la respuesta a esa pregunta, también es: Sí.
Hoy en día, en la física tenemos suficiente material de hechos experimentales, logros teóricos y deductivos para proponer un nuevo paradigma en la física.
Un nuevo modelo basado en un mejor entendimiento de la dinámica rotacional, de la naturaleza de la materia, y de cómo ésta realmente se comporta ante aceleraciones simultaneas en el espacio, que generan rotaciones.
A partir de aquí, podríamos obtener numerosas deducciones y consecuencias. Estas consecuencias harían que la física fuera posiblemente, más comprensible, y lo que es más importante, incluso permitiría resolver los problemas actuales que difícilmente podemos entender, para así abrir nuevas perspectivas en la exploración de la naturaleza y el universo.
En nuestra opinión, la Teoría de Interacciones Dinámicas es ese nuevo arquetipo que necesita la física.
 
Revisión de la ciencia del universo
Hace ya algunos años, nos propusimos realizar una revisión histórica de la ciencia del universo, con el fin de conocer si las hipótesis de nuestro trabajo, habían sido previamente enunciadas. Confirmamos el hecho de que nuestras tesis eran inéditas, y de que habíamos recuperado una olvidada controversia de la mecánica.
El resultado de nuestro estudio fue un tratado, en dos tomos: Imago Universi. Una historia de la concepción humana del cosmos. Editado por Arpegio, en 2013. http://imagouniversi.com/
http://www.editorialarpegio.com/.
En este trabajo se describía el afán y la pasión humana por conocer, a través de la historia, nuestro universo. Pero también analizábamos la posible aplicación de la Teoría de Interacciones Dinámicas, a la astrofísica, y en concreto, a la dinámica de los sistemas estelares y de las galaxias.
Se estudiaba la noción del universo que en cada época era aceptada por la comunidad científica, comprobando la lenta evolución del pensamiento humano, dominado en muchos casos, por errores del observador, que originaban ideas absurdas y equivocadas, pero aceptadas en su época.
En el último capítulo, se proponía una nueva, innovadora y sugestiva imagen de un universo en equilibrio dinámico constante, fundamentada en la Teoría de Interacciones Dinámicas (TID), para una mejor comprensión del cosmos. Esta teoría permite disponer de nuevas claves para entender la dinámica de nuestro entorno y comprender el equilibrio dinámico del universo, siempre sometido a aceleraciones por rotación.
Este tratado es el fruto de la dedicación de más de cuarenta años de trabajo, al estudio de un nuevo campo de conocimiento: los sistemas dinámicos sometidos a aceleraciones, con la colaboración de otros científicos y centros de investigación.
Con los resultados obtenidos, disponíamos de una nueva perspectiva en dinámica, desconocida hasta la fecha. Llegamos a la conclusión de que existía un área de conocimiento científico específico, hasta ese momento todavía desestructurado, y, específicamente, en el análisis de cuerpos rígidos sometidos a rotaciones simultáneas no coaxiales, que nos permitía concebir una Nueva Mecánica Celeste.
 
Nuevo paradigma en física
El resultado de todos estos estudios fue un nuevo tratado en dos tomos sobre física y sobre Mecánica Celeste: NUEVO PARADIGMA EN FÍSICA, publicado en AMAZON en 2018 y 2019.
https://dinamicafundacion.com/nuevo-paradigma-en-fisica/
http://www.newparadigminphysics.com
https://www.amazon.es/dp/1980990395?ref_=pe_870760_150889320
La tesis de este tratado está confirmada mediante reiteradas pruebas experimentales, realizadas en los últimos años. Se han grabado videos de estas pruebas que se pueden ver en los siguientes enlaces:
 
Barceló, G.: Theory of Dynamic Interactions. Videos, 2002.
http://www.youtube.com/watch?v=P9hGgoL5ZGk&list=PL3E50CF6AEBEED47B
http://www.youtube.com/watch?v=XzTrGEtJGXU&list=PL3E50CF6AEBEED47B
http://www.youtube.com/watch?v=dtMqGSU9gV4&list=PL3E50CF6AEBEED47B http://www.youtube.com/watch?v=qK5mW2j2nzU&list=PL3E50CF6AEBEED47B
 
Bauluz, E.: New Dynamic Hypotheses. Madrid, 2011. This video showed the experiments carried out by Advanced Dynamics S. A. to prove and justify the 
http://www.youtube.com/watch?v=vSUkd4slHGQ
 
Sanchez Boyer, J.: Imago Universi. Video, Madrid, 2013. https://vimeo.com/62247544
 
Pérez, L. A.: Reflecting New Evidence on Rotational Dynamics, 2013. Video. http://vimeo.com/68763196
 
 
Sanchez Boyer, J.: The Flight of the Boomerang II, Video. 2015. https://www.youtube.com/watch?v=mGfrGW5fhOg&feature=youtu.be
https://vimeo.com/129383447
 
Pérez, L. A.: The Pendulum of Dynamic Interactions. Video. 2015. www.advanceddynamics.net/the-pendulum-video.
https://www.dropbox.com/s/rrjb1786ub75a8h/PIDing_m.mp4?dl=0
 
Pérez, L. A.: The Dance of the Spinning Top. Video, Valladolid, 2015. www.advanceddynamics.net/spinning-top-video/
 
Pérez, L. A.: Cylinder subjected to two non coaxic rotations. 2018 https://www.youtube.com/watch?v=hJSbVOHRfrU
 
PORTAL ADVANCED DYNAMICS: ANIMACIONES Y VIDEOS
http://advanceddynamics.net/en/medios-audiovisuales/
3.0 Submarine Simulation.
3.1 Submarine prototype I.
3.2 Submarine Anisotropic Field.
3.3 Resultant Field.
3.4 Prototype II.
3.5 Prototype II Simulation.
3.6 Prototype Prototipo II navigation.
3.7 Catamarán.
4.0 Translation Velocity Field.
4.1 Generating a New Field..
4.2 Resultant Field..
4.3 Velocity Coupling.
4.4 End Velocity Field.
5.0 1st Simulation.
5.1 2nd Simulation.
The pendulum of dynamic interactions
Theory of Dynamic Interactions: The Flight of the Boomerang II
Dynamic Interaction Theory presentation videos (4)
New dynamic hypotheses
New Evidential Proof of Rotational Dynamics.
 
VIDEOS ABOUT THE TREATY: NEW PARADIGM IN PHYSICS:
https://www.youtube.com/watch?v=MRq7EclUsbA
https://www.youtube.com/watch?v=tTLDvLUdgro
https://www.youtube.com/watch?v=xCDEIbo89Ps
https://www.youtube.com/watch?v=QYcT8OlqzEU
 
PORTALES EN INTERNET
https://newparadigminphysics.com/
http://www.advanceddynamics.net/
http://www.dinamicafundacion.com/
http://www.tendencias21.net/fisica/
https://club.tendencias21.net/mundo/
http://imagouniversi.com/
 
Todos estos videos, con pruebas experimentales que pueden ser repetidas, nos confirman la existencia de ese NUEVO PARADIGMA EN FÍSICA, que sustentamos, existiendo suficiente material y antecedentes para su riguroso análisis y estudio.
 

Gabriel Barceló
26/05/2019


Dotado con 3.000 euros, premiará al trabajo que refute la teoría y describa sus posibles errores


 
El Club Nuevo Mundo y Dinámica Fundación han prorrogado el plazo de presentación de solicitud para participar en la convocatoria al premio destinado a valorar y eventualmente refutar la Teoría de las Interacciones Dinámicas.
 
El Club Nuevo Mundo y Dinámica Fundación han prorrogado el plazo de presentación de la solicitud para participar en la convocatoria al premio ANTÍTESIS A LA TEORÍA DE INTERACCIONES DINÁMICAS.
La propuesta de una TEORÍA DE INTERACCIONES DINÁMICAS, la hemos expuesto en múltiples trabajos y artículos científicos, y se recoge ampliamente en el tratado, en dos tomos titulado: NUEVO PARADIGMA EN FÍSICA:
https://www.amazon.es/dp/8461774965/ref=rdr_kindle_ext_tmb
https://www.amazon.es/dp/1980990395/ref=rdr_kindle_ext_tmb
La teoría ha sido contrastada con múltiples pruebas y experimentos realizados en aplicación del método científico, que en nuestra opinión, demuestran su veracidad.
Esta teoría propone un nuevo modelo dinámico para los cuerpos en movimiento acelerado por rotaciones simultáneas no coaxiales, aplicable a la astrofísica y, en general, a la dinámica, coherente con la Teoría de la Relatividad y con las Leyes de Kepler, pero en oposición a las ideas de Newton.
El premio anunciado se adjudicará a quien consiga refutar la TEORÍA DE INTERACCIONES DINÁMICAS, y demostrar que es errónea o equivocada. Los concursantes deberán aportar un análisis lógico y científico de la teoría y una propuesta razonada de su ANTITESIS, y de su refutación, con descripción de sus posibles errores. El trabajo seleccionado será premiado con la cantidad de 3.000 euros, una vez valorado por el jurado creado al efecto.
Respecto al calendario de participación, tras la prorroga acordada, se establece que los participantes rellenen un formulario de participación antes del 15 de junio de 2019. El plazo para presentar los trabajos se abre desde entonces y concluye el 2 de noviembre de 2019. El fallo del jurado se conocerá en 2020 y en la primavera de ese año, tendrá lugar en Madrid un Seminario en el que los ganadores del concurso expondrán sus resultados y se les entregará el premio.
Para participar en esta convocatoria se deberá enviar antes del 15 de junio de 2019, impreso de solicitud, que puede encontrarse en las bases del concurso, firmado por todos los participantes, a la siguiente dirección de correo electrónico:
comunicacion@dinamicafundacion.com
Posteriormente, deberá ser presentado un trabajo sobre el tema del concurso: el análisis lógico y científico de la TEORIA DE INTERACCIONES DINAMICAS, y propuesta razonada de su ANTITESIS, y de su refutación, con descripción de sus posibles errores.
Esta ANTITESIS, en formato informático, deberá ser enviada a la referida dirección de correo electrónico adjuntando, en su caso, el material gráfico, audiovisual, informático o de cualquier otra naturaleza que se considere oportuno, antes del 2 de noviembre de 2019.
Las resoluciones relativas a este concurso se anunciarán en la página web de la revista Tendencias 21: https://www.tendencias21.net/, y en el portal del Club Nuevo Mundo: https://club.tendencias21.net/Convocado-el-Premio-Antitesis-a-la-Teoria-de-Interacciones-Dinamicas-de-Gabriel-Barcelo_a42.html
Para conocer mejor esta convocatoria, sugerimos consultar los portales referidos, o también estos otros portales:
https://dinamicafundacion.com/?lang=es
http://advanceddynamics.net/
https://newparadigminphysics.com/es/inicio/ç
 
Deseamos hacer partícipes de este reto a jóvenes científicos, creativos y con imaginación, amantes del conocimiento y de la ciencia, para que puedan demostrar que es errónea la teoría que propongo, y de esta forma, puedan ganar, personalmente o en grupo, el premio ANTÍTESIS a la TEORÍA DE INTERACCIONES DINÁMICAS, de 3.000 euros, ofrecidos en esta convocatoria.
 
 

Gabriel Barceló
25/02/2019


Tenemos que ser conscientes de la evolución real de nuestra sociedad, que ha iniciado ya una nueva REVOLUCIÓN, más trascendente, si cabe que las anteriores. La implantación exhaustiva y sistematizada de la INTELIGENCIA ARTIFICIAL en los distintos aspectos de la actividad humana.


A lo largo de la historia, la ciencia y la tecnología han permitido lo grandes avances sociales. De hecho, la cultura, la ciencia y la tecnología son las que diferencian a la especie humana del resto de los seres vivos.
Entendemos que realmente es posible que nos encontremos ya en una nueva revolución debido a la implantación generalizada y sistematizada de la Inteligencia Artificial, que supondrá un sustancial cambio de nuestra sociedad, y que será fundamental en la estructura del poder y del gobierno de los pueblos.
Este avance tecnológico, impregnará toda actividad humana, y generará un nuevo paradigma de sociedad, que cambiará radicalmente su organización, gestión, estructura y gobierno. Estamos inmersos en la actualidad en un punto de inflexión de la historia, sin que nadie sea capaz de evitarlo o evadirse. Será una revolución tecnológica, en nuestro actual mundo globalizado, fundamentada en la evolución de la informática y la electrónica, pero simultáneamente también, será una revolución política, social y económica de todas las organizaciones.
La generalización de la inteligencia artificial, es una clave de nuestro próximo futuro, y previsiblemente tendrá un efecto positivo en la sociedad, pero los poderes públicos, empresas, políticos y grupos sociales, deben reflexionar y adoptar las medidas necesarias para que esta evolución inevitable, sea lo menos dañina y dolorosa posible en su implantación.
Por tanto, se plantean numerosas cuestiones y preguntas clave sobre la aplicación generalizada de la inteligencia artificial. Pero sin tener todavía una respuesta clara: ¿están las sociedades preparadas? ¿Qué medidas deberían tomar los poderes públicos? ¿Realmente la inteligencia artificial mejorará nuestra forma habitual de vida? ¿Qué soluciones técnicas deben ser aplicadas? ¿Cómo deben prever esta evolución los poderes legislativos?...
El semanario británico The Economist creó, ya hace algunos años: Economist Intelligence Unit (EIU) (http://www.eiu.com/home.aspx), como la división de investigación y análisis del grupo para el estudio, a nivel mundial, de la evolución de la inteligencia artificial en los negocios, y en la sociedad. En un reciente informe (https://www.bbva.com/es/cinco-recomendaciones-revolucion-inteligencia-artificial/ ), analiza cuatro sectores de actividad económica que se supone más van a cambiar, con el desarrollo de la inteligencia artificial: la industria, la sanidad, la energía y el transporte. El informe propone recomendaciones genéricas en esta previsible evolución, por ejemplo, reconociendo los riesgos sociales que implica la introducción de la inteligencia artificial en la sociedad actual. Se estima que el mercado laboral sufrirá una importante conmoción en muchos sectores, especialmente en el sector industrial. En general, serán necesarias políticas públicas que reduzcan probables efectos negativos temporales.
La formación y la educación de nuestros jóvenes exigirá también una necesaria reforma y adaptación a esa nueva sociedad de la inteligencia artificial. Indudablemente, en ese nuevo marco económico y social, los sistemas informáticos, la confidencialidad y el tratamiento de datos, genera una gran preocupación. Deberá encontrase un equilibrio entre ciberseguridad y privacidad, que deberá ser también regulada.
En la industria y en los transportes, la Inteligencia Artificial se implantará, preferiblemente embebida en las propias maquinas. En los servicios y en la gobernanza de las instituciones, se requerirán potentes sistemas informáticos, dotados de programas más sofisticados. La cuestión que hoy se plantea es como definir el diseño de esos sistemas y programas.
Tenemos un ejemplo de la evolución de la informática en los procesos de la administración tributaria en España. Hoy día la AEAT dispone de un potente sistema informático para la gestión de los tributos. Cuando yo me incorpore al entonces CPD del Ministerio de Hacienda, en 1980 como subdirector responsable de su gestión, sus procedimientos eran dudosamente fiables, pues existían procesos de tratamiento de la información, con errores de hasta el cincuenta por ciento en la grabación de sus datos. La evolución de la incorporación de estos procedimientos informatizados en todas las administraciones, seguirá siendo imparable, incluso no solo en la gestión y administración de las instituciones, sino también en su gobierno.
 
En este escenario, el Club Nuevo Mundo impulsa el análisis de estos escenarios, y propone la implantación de una forma disruptiva de gobierno electrónico (eGovernment), basado en la tecnología blockchain, que se estima permitirá una gestión más eficiente de la administración de cualquier tipo de actividad, pero que, especialmente, incidirá en la mejor gestión de los asuntos públicos, permitiendo una más amplia participación de los sujetos interesados. Se trata de concebir un espacio digital seguro, para crear relaciones armónicas entre ciudadanos, administraciones y poderes públicos o privados, en un entorno virtual.
Es un proyecto, con una propuesta concreta, diseñado por el economista y Miembro Directivo del Club, Rafael Martínez-Cortiña, con la finalidad de implantar progresivamente, innovadores espacios digitales de gestión y gobierno electrónico. Estos sistemas permitirán una mayor y más rápida participación ciudadana, también una mayor eficiencia en la gestión, permitiendo un evidente ahorro presupuestario para la organización que proceda a su implantación.
 
Desde principio de este siglo se ha venido estudiando esta evolución de la posible implantación del gobierno electrónico. Con este nuevo proyecto, además de aportar seguridad y fiabilidad al sistema, se estima que se reducirán costes de implantación, burocracia administrativa, la inercia de las administraciones y de las instituciones, y la rigidez presupuestaria.
Pues en este nuevo diseño propuesto por Rafael Martínez-Cortiña, desaparece la burocracia innecesaria, se asegura la integridad de las comunicaciones, se afianza la fiabilidad de los datos, y su seguridad, permitiendo una gestión óptima de los procesos administrativos, y mejorando la toma de decisiones.
Es esta gobernanza digital, uno de los nuevos retos planteados por la Unión Europea, para alcanzar un nuevo nivel de gestión que permitirá el desarrollo de esquemas productivos entre iguales, de alcance global. Ya en julio de 2001, la Comisión Europea presentó su Libro Blanco sobre la gobernanza (http://europa.eu/rapid/press-release_MEMO-13-979_es.htm).
Se plantea la posibilidad de que Europa esté siendo sometida a un nuevo colonialismo económico de las grandes plataformas digitales, de nacionalidad estadounidense o china, y que en muchos casos, se acercan a la condición de monopolios. Es algo que no quiere ver el presidente Norteamericano, preocupado por su balanza de pagos, sin advertir la intromisión de esas plataformas, especialmente americanas, en la economía mundial, y especialmente en la europea.
Con esta iniciativa de Rafael Martínez-Cortiña, se propone una respuesta tecnológica, basada en la Inteligencia Artificial, a esa aparente nueva colonización, pero también una herramienta para la correcta administración, gestión y gobernanza de cualquier tipo de institución.
https://www.tendencias21.net/El-Club-Nuevo-Mundo-impulsa-una-forma-disruptiva-de-gobierno-electronico_a44653.html
 
 

Gabriel Barceló
16/08/2018


1 2
Editado por
Gabriel Barceló
Eduardo Martinez
Gabriel Barceló es actualmente uno de los miembros directivos del Club Nuevo Mundo, impulsado por Tendencias21. Es Dr. Ingeniero industrial y estudio la licenciatura de Ciencias Físicas.
Fue durante veinte años funcionario del Ministerio de Hacienda, como Inspector de Finanzas del Estado, Subdirector del Centro de Proceso de Datos del Ministerio de Hacienda, Inspector Jefe de Madrid y fundador y presidente de la Asociación profesional de Inspectores de Hacienda, representativa del Cuerpo Superior de Inspectores de Hacienda del Estado (Actualmente: Inspectores de Hacienda del Estado: IHE).
Posteriormente causó baja como funcionario, y fue fundador y presidente de diversas empresas, de asociaciones no lucrativas y de fundaciones, actuando como presidente de las mismas, ex-Presidente de la Federación de Ingenieros Industriales de España y ex-Vicepresidente del Instituto de la Ingeniería de España, Gabriel Barceló ha sido consultor en ingeniería de la edificación y asesor fiscal.
Desde hace más de treinta y seis años desarrolla un proyecto de investigación científica sobre dinámica rotacional. Autor de numerosos libros, destacando: “Nuevo paradigma en Física” (editado en inglés y español, en dos tomos), y ha publicado más de cien artículos.