Recomendar este blog Notificar al moderador
Menu

EN MEMORIA DE MI AMIGO JORGE


Gabriel Barceló

19/01/2018


Ayer celebramos el entrañable funeral de mi gran amigo Jorge Díaz Estrada, que había fallecido en Madrid el 25 de diciembre pasado.


Jorge nació en Ciudad de México el 27 de Noviembre de 1944, hace ya más de setenta y tres años. Su padre D. Constantino Diaz, era un maestro leones, de los Picos de Europa, que en los años veinte decidió emigrar a México. Llego allí sin ningún otro patrimonio, más que su valía personal. Pero trabajando con gran esfuerzo y constancia, con la ayuda de su mujer, saco adelante una familia de seis hijos, e incluso al llegar los exiliados españoles, tras la Guerra Civil, pudo ayudar a muchos de ellos, dándoles trabajo y apoyo.

A Jorge le gustaba visitar Babia, en León, lugar en donde había nacido su padre, y donde había ejercido como maestro de la escuela, teniendo que ir al colegio andando, por caminos de nieve, en pleno invierno.
 
Jorge se casó con Cecilia en 1971, teniendo cuatro hijos: Miguel, Ximena Alonso y Mabela, los cuales, hoy día también han fundado sus propias familias, ampliándola con doce nietos. Estudió la licenciatura de derecho en la Universidad Iberoamericana, y también se graduó como licenciado, maestro y candidato a doctor en Filosofía, en la misma universidad. Amplio sus estudios en la Universidad de Salamanca, y posteriormente fue profesor de la facultad de derecho y de filosofía por 23 años, en particular de las catedras de teoría del derecho y filosofía del derecho, siendo el director más joven en la historia, de la facultad de Derecho de la UIA.
Participó activamente también en el Casino Español de México, fundado en 1863 por un grupo de miembros destacados de la colonia española.
 
En 1995 realizó un minucioso estudio sobre la “Estructura y disposiciones generales de la ley de Educación”, publicado por el Centro de estudios educativos de su universidad. En este texto analizaba algunos de los aspectos más importantes de la educación.
 
Pero, además de su vocación académica, Jorge era un gran emprendedor, por lo que pronto su padre le delego las actividades de la familia en España, que él asumió con gusto. Todo ello le obligo a disfrutar de largas estancias en Madrid, trasformando la actividad de arrendamiento que venía realizando la familia, en nuevas actividades.
 
Precisamente, a finales del pasado año, inauguraba un nuevo establecimiento hotelero, de tipo boutique que, según decía el propio Jorge: “ofrece una experiencia inigualable para cualquiera que quiera vivir y experimentar el Madrid auténtico y moderno".
Su gran esfuerzo personal en la apertura del Hyatt Centric Gran Vía Madrid, supuso la vuelta de la cadena norteamericana a la capital, diez años después de que dejara de operar el mítico hotel Villa Magna, que había estado gestionando ininterrumpidamente durante dieciocho años.
 
Jorge tenía muchas cualidades, pero era, esencialmente, un hombre bueno, tenía grandes dotes como negociador, tenía un gran sentido de la empatía, por lo que sabía persuadir, y convencía. Era un hombre justo, un mecenas…
 
Pero también era un gran intelectual, hombre culto, que conocía además del derecho, la historia, pero al que también le interesaba la filosofía, la matemática o la física…
 
Era un amante de la música, en sus múltiples facetas, realmente un experto musicólogo, que disfrutaba con la música, con el estudio de todos los fenómenos relacionados con ella, como sus bases físicas, su historia y su relación con el ser humano y la sociedad. Recuerdo que una vez me comento que, dada su vocación musical, estaba predestinado a enamorarse de Cecilia, con quien después se casó. Y como no podía ser de otra manera, como mejor despedida a una vida plena, su familia preparó un funeral, con un impresionante acompañamiento musical.
 
Juan Bautista Bergua, el “inventor” de la antología de Las mil mejores poesías de la lengua castellana, en su introducción a la Crítica de la razón pura, expresa estos comentarios sobre el propio Kant:
Una sobriedad y rectitud de sentimientos verdaderamente ejemplares; gran liberalidad y respeto hacia las ideas y sentimientos de los demás; llaneza y familiaridad en el trato; amor al bien general; conciencia del deber….; orden, puntualidad, regularidad en sus trabajos y distracciones…
 
Pues este es precisamente el recuerdo que personalmente tengo de la figura de mi gran amigo Jorge.
 
Pero también podríamos recordarle con las Coplas a la muerte de su Padre, de Jorge Manrique (1440 – 1479):
….
sus hechos grandes e claros
non cumple que los alabe,
pues los vieron;
ni los quiero hazer caros,
pues qu'el mundo todo sabe
cuáles fueron.

Amigo de sus amigos,
¡qué señor para criados
  e parientes!
¡Qué enemigo d'enemigos!
¡Qué maestro d'esforçados
  e valientes!
  ¡Qué seso para discretos!
¡Qué gracia para donosos!
  ¡Qué razón!
¡Qué benino a los sujetos!
¡A los bravos e dañosos,
  qué león!
….
dexónos harto consuelo
su memoria.
 
Pero además, su mayor preocupación había sido siempre su familia, fomentando su unión con el ejemplo y el cariño mutuo. Como expresó Alonso, su hijo, en el funeral, posiblemente ese sea el mejor legado y compromiso que hayan recibido de su padre: el amor a la familia. Y también nos recordó la lectura de San Agustín, La muerte no es el final:

Creedme: Cuando la muerte venga a romper vuestras ligaduras como ha roto las que a mí me encadenaban\ y, cuando un día que Dios ha fijado y conoce, vuestra alma venga a este Cielo en el que os ha precedido la mía, ese día volveréis a ver a aquel que os amaba y que siempre os ama, y encontraréis su corazón con todas sus ternuras purificadas.
 
Intentemos que nuestra aflicción, tristeza y pesadumbre, pueda quedar mitigada con la evocación y el ejemplo del perfil humano de nuestro querido amigo Jorge.
 

Nuevo comentario:

Los comentarios tienen la finalidad de difundir las opiniones que le merecen a nuestros lectores los contenidos que publicamos. Sin embargo, no está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o internacionales, así como tampoco insultos y descalificaciones de otras opiniones. Este blog se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere no se ajustan al tema de cada artículo o que no respeten las normas de uso. Los comentarios a los artículos publicados son responsabilidad exclusiva de sus autores. Este blog no asume ninguna responsabilidad sobre ellos. Los comentarios no se publican inmediatamente, sino que son editados por el responsable del Blog.

Editado por
Gabriel Barceló
Eduardo Martinez
Fundador y presidente de diversas empresas, de asociaciones no lucrativas y de fundaciones, actuando como presidente de las mismas, ex-Presidente de la Federación de Ingenieros Industriales de España y ex -Vicepresidente del Instituto de la Ingeniería de España, Gabriel Barceló ha sido consultor en ingeniería de la edificación y asesor fiscal. Desde hace más de treinta y seis años desarrolla un proyecto de investigación científica sobre dinámica rotacional. Autor de numerosos libros, el último de ellos “Nuevo paradigma en Física” (Editado en inglés y español), y ha publicado más de cien artículos.