Recomendar este blog Notificar al moderador
Menu

En Madrid se celebrará, los próximos 27 y 28 de septiembre, un congreso sobre física organizado por Scientific Federation. La cumbre Mundial de Física: Global Summit on Physics (GSP-2018), ha sido convocada para analizar nuevas investigaciones y avances de primera línea en física.


El GSP-2018 permitirá conocer los últimos avances en física, y es una excelente oportunidad para reunirse con expertos, intercambiar información y fortalecer la colaboración entre Investigadores, Profesores y científicos. Su programa: http://scientificfederation.com/physics-2018/index.php incluye dos días de conferencias magistrales, ponencias, discusiones sobre avances recientes, y también permitirá conocer nuevas estrategias para el desarrollo de las investigaciones, en campos como la astrofísica, la cosmología, la física molecular y atómica, la física cuántica y las tecnologías asociadas, la energía nuclear, la nanotecnología, la física de materiales, el electromagnetismo y la electrónica.
La revista científica tendencias 21 (https://www.tendencias21.net/), ya publicó la noticia de la convocatoria de este congreso, y mi presentación de una ponencia sobre La Teoría de las Interacciones Dinámicas en Global Summit on Physics, en la sección de Cosmología. Con esta presentación pretendo facilitar la comprensión de nuestro universo de observación, así como la de los fenómenos físicos que cursan con rotación, que muchas veces parecen paradójicos:
https://www.tendencias21.net/notes/La-Teoria-de-las-Interacciones-Dinamicas-se-presenta-en-la-Global-Summit-on-Physics_b23948438.html
Realmente la ponencia se titula, a petición de la organización del congreso: Investigation on Real Scientific Cosmology, y en la misma, planteamos el resultado de más de 35 años de investigaciones, proponiendo una cosmología basada en una nueva relación nomológica entre orbita y rotación, que espero sea objeto de debate entre los científicos participantes.
La Cosmología es la ciencia que estudia todo lo relacionado con el universo. Por tanto, la cosmografía es la disciplina derivada que nos representa gráficamente las características del cosmos.
En el siglo XVI se utilizó en España este término para englobar todas las materias relacionadas con la navegación transatlántica, en la que era imprescindible la preparación matemática y conocimientos de Astronomía, en la escuela creada por la Casa de Contratación de Sevilla.
En el siglo XVI cosmografía y cosmógrafo eran términos que se confundían con geografía y geógrafo. Ambas ciencias tenían como fin la descripción del mundo, tanto geográficamente, como de forma científica.
Precisamente, al iniciarse el siglo XVI, Sevilla fue el centro del conocimiento cosmográfico de Europa, y posiblemente de todo el mundo.
La Casa de Contratación de Sevilla, era una verdadera Universidad náutica, impulsó considerablemente el arte de construir cartas. Los tratados de Medina, Cortés..., merecieron multitud de ediciones en diversos países de Europa y fueron texto corriente durante mucho tiempo.
(Rey Pastor, Julio: La ciencia y la técnica en el descubrimiento de América. Editorial Espasa-Calpe 1942, pág. 100.)
La casa de Contratación de Sevilla, para mejorar la navegación y adelantar los descubrimientos, procuraba inicialmente atraer a su servicio a los cosmógrafos, pilotos y marineros más célebres, de otras naciones. Algunos vinieron de Italia desde el primer momento, tras el descubrimiento del Nuevo Mundo; y también de Inglaterra, como Milort Wlive, que por una Real cédula fechada en Logroño a 20 de octubre de 1512, se le admitió al servicio marítimo de España, en clase de capitán, por tenerse noticia de ser hombre muy experto en las cosas del mar, también los portugueses Fernando de Magallanes y Rui Faleiro por cédulas de 17 de abril y 22 de noviembre de 1518. Así lo recuerda Manuel de la Puente y Olea en: Los trabajos geográficos de la Casa de Contratación.
(http://www.cervantesvirtual.com/obra/los-trabajos-geograficos-de-la-casa-de-contratacion/ Sevilla, Escuela Tipográfica y Librería Salesianas, 1900).
En el tratado Imago Universi (Tomo II. Pág. 7, Ed. Arpegio, Barcelona, 2013) expresaba: En la Casa de Contratación de Sevilla se institucionalizan los oficios de cosmógrafos: el de Piloto Mayor y el de Cosmógrafo de hacer cartas e instrumentos para la navegación. Además, en la década de los ochenta, el rey Felipe II contaba con doce matemáticos en la corte, en calidad de cosmógrafos. El descubrimiento de nuevas tierras es ya un objetivo estratégico, pues además de nuevos recursos, permitirá el desarrollo del comercio.
La casa de Contratación de Sevilla fue creciendo en importancia y magnitud: En el año 1552 se crea la cátedra de Cosmografía, de tal forma que a mediados del siglo XVI se disponía en Sevilla de 180 pilotos y 200 maestres. Resulta evidente que en este siglo progresa la Náutica desde Sevilla a través de los cosmógrafos, que tenían entre sus funciones la de formar a los pilotos. En vez de regirse por la Geografía de Ptolomeo, se desarrollaron los mapas o cartas náuticas en las cuales dominaba la experiencia, y a las que se trasladaban los conocimientos obtenidos tras la observación directa. Así se representan los accidentes geográficos, el cálculo de la latitud y longitud según los cánones astronómicos y las variaciones de la aguja de marear debidas a la declinación magnética.
También se creó en las Ordenanzas de Indias de 1571 (capítulos 105 a 122) el título de Cosmógrafo de Indias responsable de la elaboración de cartas de navegación con las derrotas, rutas y viajes desde España a las Indias, y desde allí a cualquier otro punto. El primer titular del cargo, Juan López de Velasco, publicó La Geografía y Descripción de las Indias. (Barceló, Gabriel: Imago Universi II. Pág. 8, Ed. Arpegio, Barcelona, 2013).
 

Gabriel Barceló
26/08/2018


Tenemos que ser conscientes de la evolución real de nuestra sociedad, que ha iniciado ya una nueva REVOLUCIÓN, más trascendente, si cabe que las anteriores. La implantación exhaustiva y sistematizada de la INTELIGENCIA ARTIFICIAL en los distintos aspectos de la actividad humana.


A lo largo de la historia, la ciencia y la tecnología han permitido lo grandes avances sociales. De hecho, la cultura, la ciencia y la tecnología son las que diferencian a la especie humana del resto de los seres vivos.
Entendemos que realmente es posible que nos encontremos ya en una nueva revolución debido a la implantación generalizada y sistematizada de la Inteligencia Artificial, que supondrá un sustancial cambio de nuestra sociedad, y que será fundamental en la estructura del poder y del gobierno de los pueblos.
Este avance tecnológico, impregnará toda actividad humana, y generará un nuevo paradigma de sociedad, que cambiará radicalmente su organización, gestión, estructura y gobierno. Estamos inmersos en la actualidad en un punto de inflexión de la historia, sin que nadie sea capaz de evitarlo o evadirse. Será una revolución tecnológica, en nuestro actual mundo globalizado, fundamentada en la evolución de la informática y la electrónica, pero simultáneamente también, será una revolución política, social y económica de todas las organizaciones.
La generalización de la inteligencia artificial, es una clave de nuestro próximo futuro, y previsiblemente tendrá un efecto positivo en la sociedad, pero los poderes públicos, empresas, políticos y grupos sociales, deben reflexionar y adoptar las medidas necesarias para que esta evolución inevitable, sea lo menos dañina y dolorosa posible en su implantación.
Por tanto, se plantean numerosas cuestiones y preguntas clave sobre la aplicación generalizada de la inteligencia artificial. Pero sin tener todavía una respuesta clara: ¿están las sociedades preparadas? ¿Qué medidas deberían tomar los poderes públicos? ¿Realmente la inteligencia artificial mejorará nuestra forma habitual de vida? ¿Qué soluciones técnicas deben ser aplicadas? ¿Cómo deben prever esta evolución los poderes legislativos?...
El semanario británico The Economist creó, ya hace algunos años: Economist Intelligence Unit (EIU) (http://www.eiu.com/home.aspx), como la división de investigación y análisis del grupo para el estudio, a nivel mundial, de la evolución de la inteligencia artificial en los negocios, y en la sociedad. En un reciente informe (https://www.bbva.com/es/cinco-recomendaciones-revolucion-inteligencia-artificial/ ), analiza cuatro sectores de actividad económica que se supone más van a cambiar, con el desarrollo de la inteligencia artificial: la industria, la sanidad, la energía y el transporte. El informe propone recomendaciones genéricas en esta previsible evolución, por ejemplo, reconociendo los riesgos sociales que implica la introducción de la inteligencia artificial en la sociedad actual. Se estima que el mercado laboral sufrirá una importante conmoción en muchos sectores, especialmente en el sector industrial. En general, serán necesarias políticas públicas que reduzcan probables efectos negativos temporales.
La formación y la educación de nuestros jóvenes exigirá también una necesaria reforma y adaptación a esa nueva sociedad de la inteligencia artificial. Indudablemente, en ese nuevo marco económico y social, los sistemas informáticos, la confidencialidad y el tratamiento de datos, genera una gran preocupación. Deberá encontrase un equilibrio entre ciberseguridad y privacidad, que deberá ser también regulada.
En la industria y en los transportes, la Inteligencia Artificial se implantará, preferiblemente embebida en las propias maquinas. En los servicios y en la gobernanza de las instituciones, se requerirán potentes sistemas informáticos, dotados de programas más sofisticados. La cuestión que hoy se plantea es como definir el diseño de esos sistemas y programas.
Tenemos un ejemplo de la evolución de la informática en los procesos de la administración tributaria en España. Hoy día la AEAT dispone de un potente sistema informático para la gestión de los tributos. Cuando yo me incorpore al entonces CPD del Ministerio de Hacienda, en 1980 como subdirector responsable de su gestión, sus procedimientos eran dudosamente fiables, pues existían procesos de tratamiento de la información, con errores de hasta el cincuenta por ciento en la grabación de sus datos. La evolución de la incorporación de estos procedimientos informatizados en todas las administraciones, seguirá siendo imparable, incluso no solo en la gestión y administración de las instituciones, sino también en su gobierno.
 
En este escenario, el Club Nuevo Mundo impulsa el análisis de estos escenarios, y propone la implantación de una forma disruptiva de gobierno electrónico (eGovernment), basado en la tecnología blockchain, que se estima permitirá una gestión más eficiente de la administración de cualquier tipo de actividad, pero que, especialmente, incidirá en la mejor gestión de los asuntos públicos, permitiendo una más amplia participación de los sujetos interesados. Se trata de concebir un espacio digital seguro, para crear relaciones armónicas entre ciudadanos, administraciones y poderes públicos o privados, en un entorno virtual.
Es un proyecto, con una propuesta concreta, diseñado por el economista y Miembro Directivo del Club, Rafael Martínez-Cortiña, con la finalidad de implantar progresivamente, innovadores espacios digitales de gestión y gobierno electrónico. Estos sistemas permitirán una mayor y más rápida participación ciudadana, también una mayor eficiencia en la gestión, permitiendo un evidente ahorro presupuestario para la organización que proceda a su implantación.
 
Desde principio de este siglo se ha venido estudiando esta evolución de la posible implantación del gobierno electrónico. Con este nuevo proyecto, además de aportar seguridad y fiabilidad al sistema, se estima que se reducirán costes de implantación, burocracia administrativa, la inercia de las administraciones y de las instituciones, y la rigidez presupuestaria.
Pues en este nuevo diseño propuesto por Rafael Martínez-Cortiña, desaparece la burocracia innecesaria, se asegura la integridad de las comunicaciones, se afianza la fiabilidad de los datos, y su seguridad, permitiendo una gestión óptima de los procesos administrativos, y mejorando la toma de decisiones.
Es esta gobernanza digital, uno de los nuevos retos planteados por la Unión Europea, para alcanzar un nuevo nivel de gestión que permitirá el desarrollo de esquemas productivos entre iguales, de alcance global. Ya en julio de 2001, la Comisión Europea presentó su Libro Blanco sobre la gobernanza (http://europa.eu/rapid/press-release_MEMO-13-979_es.htm).
Se plantea la posibilidad de que Europa esté siendo sometida a un nuevo colonialismo económico de las grandes plataformas digitales, de nacionalidad estadounidense o china, y que en muchos casos, se acercan a la condición de monopolios. Es algo que no quiere ver el presidente Norteamericano, preocupado por su balanza de pagos, sin advertir la intromisión de esas plataformas, especialmente americanas, en la economía mundial, y especialmente en la europea.
Con esta iniciativa de Rafael Martínez-Cortiña, se propone una respuesta tecnológica, basada en la Inteligencia Artificial, a esa aparente nueva colonización, pero también una herramienta para la correcta administración, gestión y gobernanza de cualquier tipo de institución.
https://www.tendencias21.net/El-Club-Nuevo-Mundo-impulsa-una-forma-disruptiva-de-gobierno-electronico_a44653.html
 
 

Gabriel Barceló
16/08/2018


Hemos comentado anteriormente los principales descubrimientos científicos de Cristóbal Colón, además de los geográficos ya conocidos. Es evidente que su personalidad era ilustrada y excepcional para aquella época. En este texto comentaremos alguno de sus errores científicos, fruto de una mala interpretación se sus observaciones náuticas.


Colón tenía profundos conocimientos científicos, en relación con otros navegantes de la época. Por ejemplo, en la Carta del Almirante a los Reyes Católicos correspondiente al cuarto viaje, expresa: Lo que yo sé es que el año de noventa y cuatro navegué en veinticuatro grados al Poniente en término de nueve horas, y no pudo haber yerro porque hubo eclipses: el Sol estaba en Libra y la Luna en Ariete. (Colón, Cristóbal: Los cuatro viajes del almirante y su testamento, (Pág.192) Colección Austral. Edición digital basada en la 10ª ed. de Madrid, Espasa-Calpe, 1991. http://www.cervantesvirtual.com/obra/los-cuatro-viajes-del-almirante-y-su-testamento--0/ )
Conocía, pues, la periodicidad de los eclipses, y posiblemente también, su predicción. Julio Rey Pastor añade:
El improvisado almirante puede considerarse, en justicia, como hombre de ciencia, dentro del modesto alcance que entonces podía darse a ese término; pues era un curioso del saber, un observador atento, a veces agudo, que desde el primer día anotó cuanto hecho físico pudo observar y buscó su explicación, no siempre atinada, como aquella su curiosa teoría sobre la diversidad de color de los indios y los negros africanos, basada en la estructura del globo, que suponía piriforme; pero frecuentemente acertada y siempre de carácter científico, en el sentido moderno, es decir, físico y no metafísico.(Rey Pastor, Julio: La ciencia y la técnica en el descubrimiento de América. Editorial Espasa-Calpe 1942, pág. 15.)
Como navegante, conocía el gobierno de un buque con la brújula y el comportamiento de esta. Conocedor del Atlantico, también ya sabía que existía una diferencia entre lo que marcaba la brújula y la estrella Polar.
El máximo acontecimiento científico en el primer viaje fue el descubrimiento de la declinación magnética, hecho que en verdad era ya conocido por algunos europeos, y además la variación de esa declinación magnética con el lugar. Aunque sólo hubiera hecho el Almirante este hallazgo científico, tendría bien ganado el puesto que ocupa en la historia de la Física, a pesar de que su explicación nada nos satisface hoy; pero lo cierto es que después del gigantesco progreso de esta disciplina seguimos sin saber por qué la aguja se orienta y por qué se desvía de su orientación. «El misterio de la aguja magnética» llama recientemente Gamow a este problema, y tal calificativo constituye un timbre de gloria para el tránsfuga inmortal, cuya agudeza no fue igualada por los otros navegantes, que, a pesar de haber llegado a latitudes extremas, no observaron en la aguja el otro fenómeno de la declinación, que seguramente no habría escapado a la sagacidad del gran genovés. (Rey Pastor, Julio: La ciencia y la técnica en el descubrimiento de América. Editorial Espasa-Calpe 1942, pág. 40.)
 
Globo terráqueo en forma de pera
El historiador Muñoz reitera así lo referido por el propio Colón:
Yo siempre leí que el mundo, tierra e agua, era esférico, e las autoridades y experiencias que Tolomeo y todos los otros escribieron de este sitio daban e amostraban para ello, así por eclipses de la Luna y otras demostraciones que hacen de Oriente fasta Occidente, como de la elevación del polo de Septentrión en Austro. Agora vi tanta disconformidad, como ya dije, y por esto me puse a tener esto del mundo,  y fallé que no era redondo en la forma que escriben; salvo que es de la forma de una pera que sea toda muy redonda, salvo allí donde tiene el pezón, que allí tiene más alto, o como quien tiene una pelota muy redonda y en un lugar de ella fuese como una teta de mujer allí puesta, y que esta parte de este pezón sea la más alta e más propinca al cielo y sea debajo la línea equinocial y en esta mar océana en fin del Oriente. (Muñoz, Historia del Nuevo Mundo. Pág. 343. Ed. viuda de Ibarra, 1793 - 364 páginas
https://books.google.es/books)
El historiador Perez de Tudela reitera lo referido por el propio Colón en su carta a los reyes: Llamo yo fin de Oriente adonde acaba toda la tierra e islas, e para esto allego todas las razones sobreescriptas de la raya que pasa al Occidente de las islas de los Azores cien leguas de Septentrión en Austro, que, en pasando de allí al Poniente, ya van los navíos alzándose hacia el cielo suavemente, y entonces se goza de más suave temperancia y se muda el aguja de marear por causa de la suavidad de esa cuarta de viento, y cuanto más va adelante e alzándose más noruestea, y esta altura causa el desvariar del círculo que escribe la estrella del Norte con las guardas, y cuanto más pasare junto con la línea equinocial, más se subirán en alto y más diferencia habrá en las dichas estrellas y en los círculos de ellas. Y Tolomeo y los otros sabios que escribieron de este mundo creyeron que era esférico, creyendo que este hemisferio que fuese redondo como aquel de allá donde ellos estaban, el cual tiene el centro en la isla de Arín, que es debajo la línea equinocial entre el sino Arábico y aquel de Persia, y el círculo pasa sobre el Cabo de San Vicente en Portugal por el Poniente y pasa en Oriente por Cangara y por las Seras, en el cual hemisferio no hago yo que hay ninguna dificultad, salvo que sea esférico redondo como ellos dicen. Mas este otro digo que es como sería la mitad de la pera bien redonda, la cual toviese el pezón alto como yo dije o como una teta de mujer en una pelota redonda; así que de esta media parte non hobo noticia Tolomeo ni los otros que escribieron del mundo, por ser muy ignoto; solamente hicieron raíz sobre el hemisferio adonde ellos estaban, que es redondo esférico, como arriba dije. Y agora que Vuestras Altezas lo han mandado navegar y buscar y descobrir, se muestra evidentísimo, porque, estando yo en este viaje al Septentrión veinte grados de la línea equinocial, allí era en derecho de Hargín e de aquellas tierras: e allí es la gente negra e la tierra muy quemada, y después que fui a las islas de Cabo Verde, allí en aquellas tierras es la gente mucho más negra, y cuanto más bajo se van al Austro tanto más llegan al extremo, en manera que allí en derecho donde yo estaba, que es la Sierra Leona, adonde se me alzaba la estrella del Norte en anocheciendo cinco grados, allí es la gente negra en extrema cantidad, y después que de allí navegué al Occidente tan extremos calores, y, pasada la raya de que yo dije, fallé multiplicar la temperancia, andando en tanta cantidad que cuando yo llegué a la isla de la Trinidad, adonde la estrella del Norte en anocheciendo también se me alzaba cinco grados, allí y en la tierra de Gracia hallé temperancia suavísima y las tierras y árboles muy verdes y tan hermosos como en abril en las huertas de Valencia; y la gente de allí de muy linda estatura y blancos más que otros que haya visto en las Indias, e los cabellos muy largos e llanos, e gente más estuta e de mayor ingenio e no cobardes.
Entonces era el sol en Virgen, encima de nuestras cabezas e suyas, ansí que todo esto procede por la suavísima temperancia que allí es, la cual procede por estar más alto en el mundo más cerca del aire que cuento; y así me afirmo que el mundo no es esférico, salvo que tiene esta diferencia que ya dije la cual es en este hemisferio adonde caen las Indias e la mar océana, y el extremo de ello es debajo la línea equinocial, y ayuda mucho a esto que sea ansí, porque el Sol, cuando Nuestro Señor lo hizo, fue en el primer punto de Oriente o la primera luz que fue aquí en Oriente, allí donde es el extremo de la altura de este mundo. Y bien que el parecer de Aristótel fuese que el polo Antártico o la tierra que debajo de él sea la más alta parte en el mundo y más propincua al cielo, otros sabios le impugnan diciendo que es esta que es debajo del Ártico, por las cuales razones parece que entendían que una parte de este mundo debía de ser más propincua y noble al cielo que otra, y no cayeron en esto que sea debajo del equinocial por la forma que yo dije, y no es maravilla, porque de este hemisferio non se hobiese noticia cierta, salvo muy liviana y por argumento, porque nadie nunca lo ha andado mi enviado a buscar hasta agora que Vuestras Altezas le mandaron explorar e descubrir la mar y la tierra.
Fallo que de allí de estas dos bocas, las cuales, como yo dije, están frontero por línea de Septentrión en Austro, que haya de la una a la otra veintiséis leguas, y no pudo haber en ello yerro, porque se midieron con cuadrante, y de estas dos bocas de Occidente fasta el golfo que yo dije, al cual llamé de las Perlas, que son sesenta e ocho leguas de cuatro millas cada una, como acostumbramos en el mar, y que de allá de este golfo corre de contino el agua muy fuerte hacia el Oriente, y que por esto tienen aquel combate estas dos bocas con la salada. En esta boca de Austro a que yo llamé de la Sierpe, fallé, en anocheciendo, que yo tenía la estrella del Norte alta cuasi cinco grados, y en aquella otra del Septentrión a que yo llamé del Drago, eran cuasi siete, y fallo que el dicho golfo de las Perlas está occidental al Occidente de el [...] de Tolomeo cuasi tres mil e novecientas millas, que son cuasi setenta grados equinociales, contando por cada uno cincuenta y seis millas e dos tercios. (Pérez de Tudela, J. Colección Documental del Descubrimiento, p. 1111. Real Academia de la Historia, CSIC y Fundación Mapfre América, 1994, y en Colón, Cristóbal: Los cuatro viajes del almirante y su testamento. Carta  del Almirante a los Reyes Católicos. Textos originales trascritos a español moderno. Editor: Anzoátegui, Ignacio B.,  Pág.181. Colección Austral. Edición digital basada en la 10ª ed. de Madrid, Espasa-Calpe, 1991. http://www.cervantesvirtual.com/obra/los-cuatro-viajes-del-almirante-y-su-testamento--0/      )
Esas apreciaciones de Colón sobre las distinta configuración de cada hemisferio terrestre, supuestamente deducidas de sus observaciones y de su derrota, eran claramente equivocadas, pero en cualquier caso, destaca su análisis y su raciocinio ante posibles anomalías en su trayectoria.
 

Gabriel Barceló
06/08/2018


Editado por
Gabriel Barceló
Eduardo Martinez
Gabriel Barceló es actualmente uno de los miembros directivos del Club Nuevo Mundo, impulsado por Tendencias21. Es Dr. Ingeniero industrial y estudio la licenciatura de Ciencias Físicas.
Fue durante veinte años funcionario del Ministerio de Hacienda, como Inspector de Finanzas del Estado, Subdirector del Centro de Proceso de Datos del Ministerio de Hacienda, Inspector Jefe de Madrid y fundador y presidente de la Asociación profesional de Inspectores de Hacienda, representativa del Cuerpo Superior de Inspectores de Hacienda del Estado (Actualmente: Inspectores de Hacienda del Estado: IHE).
Posteriormente causó baja como funcionario, y fue fundador y presidente de diversas empresas, de asociaciones no lucrativas y de fundaciones, actuando como presidente de las mismas, ex-Presidente de la Federación de Ingenieros Industriales de España y ex-Vicepresidente del Instituto de la Ingeniería de España, Gabriel Barceló ha sido consultor en ingeniería de la edificación y asesor fiscal.
Desde hace más de treinta y seis años desarrolla un proyecto de investigación científica sobre dinámica rotacional. Autor de numerosos libros, destacando: “Nuevo paradigma en Física” (editado en inglés y español, en dos tomos), y ha publicado más de cien artículos.




Tendencias científicas