Recomendar este blog Notificar al moderador
Menu

Próximamente se celebrará en Madrid una cumbre mundial de física, el GSP-2018, simultáneamente con un congreso de Ingeniería Cuántica y Nuclear, convocados por Scientific Federation. Ambos congresos se celebrarán los próximos 27 y 28 de septiembre, para analizar nuevas investigaciones y avances en física.


 
Para conocer el programa de estos congresos recomendamos consultar:
https://scientificfederation.com/cms/pdfs/116-gsp-2018-tentative_program.pdf
He sido invitar a presentar una extensa ponencia con nuestras investigaciones sobre el comportamiento de los cuerpos en rotación, sometidos a nuevas aceleraciones, proponer nuevas claves para comprender mejor la mecánica del universo, y poder disponer de una cosmología científica más real.
Aplicando la Teoría de Campos a las magnitudes dinámicas circunscritas a un cuerpo, nuestra investigación ha logrado una nueva concepción del acoplamiento de estas magnitudes, para mejor interpretar el comportamiento de los cuerpos celestes, y en general, la conducta de los sistemas sólidos rígidos, sometidos a aceleraciones, por múltiples rotaciones simultáneas, no coaxiales.
Los resultados de nuestra investigación son coherentes con las teorías de Einstein sobre la rotación y con las leyes de Kepler, pero permiten justificar otros fenómenos y características del comportamiento de los cuerpos celestes, no previstas en otros modelos, como el equilibrio dinámico del universo, la tendencia a que los sistemas celestes sean planos o la generación de anillos, como los de Saturno.
Nuestra investigación propone, por otro lado, una mecánica celeste diferente y complementaria a la mecánica clásica, específicamente para sistemas acelerados por rotaciones.
Partimos del hecho de que las leyes de la dinámica actualmente aceptadas, son insuficientes para determinar el comportamiento de los cuerpos que rotan. Hemos investigado sistemas inerciales y no inerciales para comprender mejor la respuesta de cuerpos rígidos sujetos a rotaciones no coaxiales (que no tienen el mismo eje) simultáneas.
La investigación pertenece al ámbito de la Teoría de Campos, que describe el conjunto de principios y técnicas matemáticas que permiten estudiar la dinámica y la distribución espacial de los campos físicos, y propone nuevas hipótesis para explicar el comportamiento dinámico de los sistemas sujetos a sistemas no coaxiales acelerados.
Los resultados de nuestra investigación, aunque son coherentes con las teorías de Einstein sobre la rotación, como ya hemos indicado, no obstante, advierten de que la teoría de la relatividad nace de un pensamiento lineal traslacional, al cual se agregan los conceptos rotacionales posteriores. Por lo tanto, sugerimos una revisión de este desarrollo racional.
La investigación tampoco cuestiona las leyes de Newton para sistemas inerciales, ya que con ellas se desarrolló una estructura de probada fiabilidad. Nuestra discrepancia nace en cuanto a la interpretación del acoplamiento de rotaciones no coaxiales en sistemas no inerciales. Basándonos en esta divergencia, proponemos una mecánica diferente y complementaria, distinta a la Mecánica clásica, específicamente para sistemas no inerciales acelerados por rotaciones.
Nuestra investigación ha descubierto que, en el momento en que ocurre una nueva rotación no coaxial en un cuerpo celeste, que ya tiene rotación intrínseca, tanto la velocidad como la aceleración de cada partícula del cuerpo son funciones trigonométricas, aunque de una naturaleza diferente: cuando una crece porque es sinusoidal, la otra disminuye porque es cosenoidal, y cuando una se cancela, la otro toma su valor máximo.
Esta variación instantánea crea una distribución no homogénea de la aceleración, que es lo que motiva la aparición de fuerzas inerciales efectivas, que se manifiestan como un momento dinámico de interacción. Un concepto que trasciende el momento giroscópico clásico, para incorporar esta noción en la estructura conceptual de una nueva dinámica rotacional de sistemas acelerados no inerciales, coherente.
Esta nueva dinámica rotacional se formula matemáticamente, y desarrolla un modelo cualitativo para almacenar y estructurar el conocimiento mecánico del sólido rígido en condiciones no inerciales, y de la Mecánica Celeste, y también sugiere nuevos conceptos rotacionales y dinámicos, que marcan la diferencia en mecánica, entre la dinámica de los sistemas inerciales, con la dinámica de sistemas acelerados no inerciales.
Esta nueva investigación plantea consecuentemente, un cambio sustancial en los supuestos básicos, o modelos, dentro de la teoría dominante de la ciencia, por lo que constituye un nuevo paradigma en Física, que no había sido enunciado hasta la fecha.
Esta investigación sugiere que al combinar la Relatividad General, con nuestras propuestas dinámicas, se podría definir un modelo del cosmos, que posiblemente sería más coherente con el universo observable.
Por esta razón, sostenemos que es necesario un cambio de mentalidad en la Física actual, que nos permita aceptar el verdadero comportamiento de los cuerpos en movimiento sujetos a variaciones de velocidad, en el espacio.
Sería una transformación mental similar y equivalente a la que ocurrió en nuestra percepción colectiva al ver, primero los astronautas, y luego el resto de la sociedad mundial, la Tierra desde el espacio.
Al darse cuenta de su fragilidad ambiental y ecológica, y posiblemente también, después del desastre de Chernóbil, la carrera de armamentos probablemente se calmó, ante el temor de que la raza humana desapareciera, víctima de sus propios éxitos tecnológicos y relacionados con las armas de destrucción.
A los autores de esta investigación, no nos parece lógico que la naturaleza deba ser explicada con diferentes estructuras de conocimiento, no relacionadas entre sí: Mecánica clásica, Mecánica cuántica, Teoría de la relatividad o incluso Mecánica de ondas.
Por el contrario, consideramos que esta situación refleja un intento de conocer nuestro entorno con diferentes enfoques, cada uno de los cuales obtiene sus propios éxitos, pero sin que existan criterios y resultados únicos.
El comportamiento de la naturaleza debe, lógicamente, responder a un único modelo, cuya descripción debe ser única, de modo que se deben encontrar puentes o vínculos entre estas estructuras de conocimiento mecánico. En nuestra opinión, la Teoría de Interacciones Dinámicas es uno de esos posibles puentes.
Se ha obtenido una clara correlación entre:
• Especulaciones y conjeturas iniciales
• Hipótesis
• Modelo de simulación matemática
• Axiomas y leyes de comportamiento deducidas
• Pruebas experimentales realizadas y
• Modelo físico-matemático deducido de la ecuación de movimiento.
Esta investigación plantea consecuentemente, un cambio sustancial en los supuestos básicos, o modelos, dentro de la teoría dominante de la ciencia, por lo que constituye un NUEVO PARADIGMA EN FÍSICA, que no había sido enunciado hasta la fecha.
Para mejor comprender todo lo expuesto, y conocer nuestro tratado: NUEVO PARADIGMA EN FÍSICA, sugerimos acceder a este sitio web: https://newparadigminphysics.com/
 
 

Gabriel Barceló
19/09/2018


Noticias de Ingeniería


La inversión en investigación, desarrollo e innovación, ha dado lugar a una nueva tecnología dedicada al ocio y al esparcimiento, entre otras aplicaciones encontramos los Túneles de viento.




Los túneles de viento, permiten la diversión de flotar y hacer piruetas en el aire, gracias a un flujo de aire a fuerte velocidad, que te puede mantener en suspensión, y nunca mejor dicho, realizando movimientos en tres dimensiones, con toda libertad de acciones.
 
Esta tecnología ha sido desarrollada gracias a ingenieros expertos en aerodinámica, en refrigeración y climatización, en estructuras metálicas y de hormigón, arquitectos, constructores, diseñadores, con la colaboración de expertos paracaidistas.
 
El túnel de viento o túnel aerodinámico nació como herramienta de investigación para el estudio de los efectos del movimiento del aire alrededor de objetos sólidos. Se trataba de averiguar el comportamiento de cualquier objeto ante un flujo de aire, por ejemplo aviones, naves espaciales, o misiles, pero también camiones o coches.
Posteriormente estos sistemas de experimentación se aplicaron también a elementos estáticos, como edificios, torres o puentes, para investigar su comportamiento en una situación real. En un túnel de viento, el prototipo a investigar permanece estacionario, mientras se impulsa un flujo de aire o gas.
 
Francis Herbert Wenham (1824-1908), fue quien diseño el primer túnel aerodinámico en 1871 en Inglaterra. En seguida se advirtió que era una herramienta sencilla para la experimentación, realizándose su rápido y amplio desarrollo. Los hermanos Wright usaron un túnel aerodinámico para estudiar el comportamiento de uno de sus prototipos en 1901.
 
Estos elementos de investigación se fundamentan en el Principio de Reversibilidad del movimiento. De tal forma que, en lugar de observar el prototipo en movimiento, se le mantiene inmóvil, y observamos el movimiento del medio. En este supuesto, la velocidad del flujo de aire laminar, será equivalente a la velocidad del mismo cuerpo cuando el aire esté inmóvil.
La reversibilidad del movimiento es la base de estos experimentos con túneles aerodinámicos
 
Años después, han sido aplicados también al divertimento humano para flotar en el aire. Lo túneles aerodinámicos de investigación científica y tecnológica eran horizontales, no obstante, se concibió un modelo vertical para el ocio humano. En un túnel de viento vertical puede practicarse la caída libre y experimentar la increíble sensación de volar. El aire se mueve en sentido ascendente formando una columna de viento que permite flotar en el aire, sin riesgo importante, e incluso, practicar este deporte en grupo. Indudablemente es, para los paracaidistas, un procedimiento sin contingencias para probar saltos o realizar pruebas en grupo.
 
Realmente, el flujo de aire te permite fácilmente volar y experimentar evoluciones y acrobacias en el espacio de forma cómoda y relajada, y sin limitaciones de edad.
El túnel de viento permite experimentar la caída libre, sin necesidad de saltar de un avión, y en un ambiente seguro y con la supervisión de instructores.
Inicialmente es necesario un monitor, pero las instrucciones de vuelo son sencillas y rápidas de asimilar, de tal forma que en pocos minutos ya puedes iniciar la primera experiencia con la ayuda y supervisión de un monitor.
 
El viento que se insufla, normalmente desde el suelo y que te mantiene en el aire es regulable. Su velocidad suele oscilar entre los 180 y 300 km/h, un verdadero vendaval, pero de flujo laminar, lo que permite desarrollar cualquier tipo de movimiento, conforme a la experiencia y capacidad de cada uno. Este aire se refrigera para impedir su calentamiento.
 
Antes de entrar al túnel, los futuros voladores son equipados con mono, casco y gafas y reciben una breve formación para conocer los aspectos básicos del vuelo. Las primeras salidas se realizan necesariamente con un instructor, que desde el primer momento dará indicaciones para mantener la buena posición del cuerpo y disfrutar del vuelo. Posteriormente, el monitor puede enseñar a hacer giros y otros movimientos libremente.
 
Recientemente realice mi bautismo de volar en un Túnel de viento, con mi hijo y mis nietos, sin percibir ninguno el menor riesgo, y disfrutando la experiencia. Incluso comprobamos que: El efecto de caída libre es tan real que experimentarás estar saltando de un avión a 4.000 metros de altura.
Nuestra divertida experiencia la conseguimos con:
http://www.windobona.es/es/home
 
¡Recomiendo esta experiencia a cualquier edad!
 
 
 

Gabriel Barceló
07/09/2018


Editado por
Gabriel Barceló
Eduardo Martinez
Fundador y presidente de diversas empresas, de asociaciones no lucrativas y de fundaciones, actuando como presidente de las mismas, ex-Presidente de la Federación de Ingenieros Industriales de España y ex -Vicepresidente del Instituto de la Ingeniería de España, Gabriel Barceló ha sido consultor en ingeniería de la edificación y asesor fiscal. Desde hace más de treinta y seis años desarrolla un proyecto de investigación científica sobre dinámica rotacional. Autor de numerosos libros, el último de ellos “Nuevo paradigma en Física” (Editado en inglés y español), y ha publicado más de cien artículos.