Recomendar este blog Notificar al moderador
RESEÑAS

Reseñas

Yo creo en la vida. Confidencias de un psicoterapeuta Juan Antonio Martínez de la Fe , 29/09/2017
Yo creo en la vida. Confidencias de un psicoterapeuta
Ficha Técnica

Título: Yo creo en la vida. Confidencias de un psicoterapeuta
Autor: Jaime Llinares Llabrés
Edita: Editorial Manuscritos, Madrid, 2017
Edición: Lidia Farray Cuevas
Encuadernación: Tapa blanda con solapas
Número de páginas: 240
ISBN: 978-84-945931-7-8
Precio: 18 euros

Fue este el título definitivo, aunque pudo ser otro: El sufrimiento y la felicidad de la gente. Lo confesaba el propio autor, Jaime Llinares Llabrés, quien, cuando hizo esta afirmación, confesaba que llevaba no sabía cuántos años con este libro y que esperaba acabarlo aquel año. No le fue permitido. Le sorprendió la muerte antes de culminarlo. Fue su esposa, Lidia Farray Cuevas, la que póstumamente preparó la edición de este interesante libro, publicado bajo el sello de Editorial Manuscritos (Madrid, 2017) y decidió, con acierto, el título definitivo.

Lleva por subtítulo Confidencias de un psicoterapeuta. Y tiene mucho de esto, pues trata de recolectar la experiencia clínica de Jaime Llinares a lo largo de muchos años de ejercicio de su profesión. La obra recoge, inicialmente, una sucinta biografía del autor, a la que sigue una Presentación redactada por su viuda. En ella, deja claro que no se trata de un libro de autoayuda, sino que “ayuda a conocer los errores que cometemos y que nos hacen sufrir. Ayuda a complicarnos menos y gozar más. Ayuda a abrir los ojos al terrible dolor que sufre la humanidad en este paradigma de la desigualdad. Nos ayuda a liberarnos de la culpa neurótica y nos empuja a la libertad de ser nosotros mismos. Ayuda a tomar conciencia, que no es poco, como él mismo diría”.

El libro consta de dos partes bien diferenciadas. La primera la ocupan los tres capítulos que Llinares dejó redactados. En ellos, comparte su visión del ser humano, ofreciendo una manera nueva de abordar el sufrimiento psíquico. La segunda parte es la transcripción de dieciocho horas de grabación de un seminario intensivo que el autor impartió como cierre de la formación del primer grupo de holoanalistas. Esto podría dar a entender que la primera parte tiene un cariz más personal, por el que se dirige más directamente al lector, con independencia de que sea o no un profesional de la práctica psicológica, mientras que la segunda va más dirigida a psicoterapeutas. Y, al menos para quien se acerca a sus páginas ajeno a la profesión del psicólogo, resulta así; lo que no empece que en la segunda parte, de lectura más ágil al tratarse de una conferencia dictada, no se puedan recoger semillas para el aprovechamiento personal.

Obertura y Dios

Gran amante de la música (tocaba diferentes instrumentos y poseía una excelente voz), no es de extrañar que su escrito comience con una Obertura. Se trata, probablemente, de unas de las mejores páginas del texto. Aquí el autor se confiesa y cuenta cómo el sufrimiento y la felicidad de sus semejantes, palpados a diario en su despacho, le movieron a escribirlo. Narra el “misterioso miedo” a escribir un libro, al que consideraba algo maravilloso que solo personas muy especiales podían escribir, sin darse cuenta de que él era precisamente una persona a la que la sociedad consideraba muy especial. Y nos ofrece una larga lista de sus autores admirados, resumiendo su objetivo en que “ojalá que las lecciones que la vida me ha permitido y, a veces, obligado a aprender, sirvan para que ustedes, buscando pacientemente en estas páginas, encuentren más alegría y más paz”.

Un importante apartado en esta Obertura es el que titula A propósito de Dios. Afirma Llinares que “estamos en este mundo para conseguir una vida lo más larga y placentera posible, en unión amorosa con todos los seres del universo”. Y es precisamente a esa “unión amorosa universal de todos los seres” a lo que él llama Dios. Busca recrear la desaparecida unidad universal, anulando las desigualdades propias del sistema capitalista, porque el “cáncer de la desigualdad, que engendra arrogancia y desamor, hace metástasis en todos los órganos de nuestro planeta y, subsidiariamente, en todos sus habitantes, incluidos los más inocentes”.

Hace afirmaciones tales como que “yo no soy religioso, aunque lo fui, ni creo en el dios partidista y minúsculo que predican las religiones, ninguna de ellas, aunque creí”; no en vano alcanzó el grado de doctor en Teología. Sí intenta ser una persona espiritual, muy impactada por la vida y mensaje de Jesús de Nazareth. Y continúa más adelante aclarando su concepto de Dios, puesto que a lo largo de su obra se refiere con frecuencia a Él y a la divinidad: “El Dios al que yo me refiero es la Conciencia Eterna y Universal que une todo en Sí mismo, que todo lo abarca y todo lo fundamenta y que nada tiene que ver con las injustas desigualdades creadas por los humanos, incluidas las deleznables desigualdades engendradas por las religiones y por las mafias del poder político y económico. Dios, el Dios del que yo hablo y al que yo siento, es igualdad, totalidad, unión, amor”.

Es lástima que la prematura desaparición de Jaime Llinares le impidiera desgranar más este concepto que, a simple vista, suscita varias preguntas resueltas por él; y, siendo este “su” libro, inconcluso, no disponemos, de momento, de ulteriores explicaciones. Cierra este apartado diciendo que “este Dios tiene mucho que ver con la salud y con el bienestar de cada uno de nosotros, de nuestra sociedad y de la Tierra en la que vivimos. La enfermedad mortal de la Tierra y de sus habitantes se llama desigualdad, desamor, quizás, ausencia de Dios”.

La vida es sencilla

Se detiene, seguidamente, en la explicación del holoanálisis y el adjetivo holoanalítico, creados para la psicología terapéutica por Lidia Farray, para referirse al análisis completo u holístico, algo que, a la vez, es parte y todo. Una definición que tiene que ver con su concepto de que somos manifestaciones de un Todo a la vez que parte de él. Y, para poder comprender holísticamente a una persona, es necesario mirarla con el ojo físico, porque es cuerpo; con el ojo psíquico, porque la persona es psique; y con el ojo espiritual, porque la persona es espíritu o pneuma.

En el primer capítulo de lo que corresponde a textos escritos directamente por Jaime Llinares parte de la afirmación de que la vida es sencilla; una afirmación no aprendida en los libros de texto, sino engendrada en su propia experiencia personal. Distingue entre personas sencillas, que crean sencillez, y las complicadas, que siembran complicación; y propone con seriedad la conexión que existe entre sencillez y salud y complicación y enfermedad: “Sugiero que toda persona sencilla disfruta más de la vida, hace gozar a los demás y está más próxima al bienestar de la salud. Sin embargo, una persona complicada sufre más, hace sufrir más y está más predispuesta a la enfermedad”.

Para determinar en qué categoría nos incluimos hay que partir del antiguo conócete a ti mismo. Y lo primero que descubrimos es que todos nacemos con un derecho elemental, un derecho que el autor proclama a lo largo de toda la obra: el derecho de ser uno mismo, es decir, el derecho que tiene cada ser humano de ser como es y vivir conforme a lo que piensa y a lo que siente ser. Desistir de tal derecho es lo que lleva a una vida complicada y a la infelicidad. Por tanto, es frecuente en la consulta clínica, ver a personas que afirman estar enfermas cuando, en realidad, no son tales, sino personas equivocadas, porque incurren en el error existencial de dejar de ser sí mismas. Un derecho elemental cuyo único límite es el mismo derecho que ostentan los demás.

Base de ese derecho elemental de ser sí mismo es el poder cubrir todas las necesidades que tenemos, pues somos, desde el nacimiento y aun antes, un manojo de necesidades. Y propone que la neurosis es, en definitiva, un error y una alienación existenciales, al igual que la psicosis. Hay quien piensa que ejercer tal derecho elemental es una manifestación de un egoísmo, confundiendo el negativo egoísmo con el positivo autocuidado, un error explotado por religiones, políticos y poderes económicos que lleva al sufrimiento innecesario.

Tras dedicar varias páginas a tratar el egoísmo y el altruismo, se detiene en el deber elemental, que es exactamente, el respeto al derecho elemental de los demás. Un derecho que se basa en el ser y no en el tener; en el ser somos todos iguales, por lo que no puede existir la comparación, que solo se da en el terreno del tener, donde sí cabe la desigualdad.

¿Y cómo se llega a complicarse la vida? En primer lugar, renunciando al derecho elemental de ser sí mismo; en segundo lugar, no asumiendo el deber elemental de respetar a los otros.

Y cierra el capítulo con una conclusión: “Vivir es sencillo. La vida es una realidad simple y llana y podemos vivirla con alegría, con ganas, con paz y con el gozo de la unión amorosa universal. Pero también podemos complicarla y hacerla tediosa, aburrida, muy dolorosa e, incluso, insoportable”.

La depresión, una caída

El segundo capítulo lo dedica al enigma de la depresión. Si la vida es un camino y nosotros somos los caminantes, no es raro que pueda haber caídas, en sentido etimológico, depresiones. Y estas se producen por no cumplir las reglas del juego. ¿Qué reglas? El autor las detalla: 1) Cada jugador es distinto de los demás, pero igual en esencia y dignidad. 2) Cada uno tiene el derecho y el deber de ser sí mismo. 3) Cada uno tiene el deber de respetar ese derecho en los demás seres. 4) Nadie ha venido a este mundo para cumplir las expectativas de nadie. 5) La tierra y sus bienes son propiedad de todos y cada uno de sus habitantes. 6) La desigualdad y la pobreza están prohibidas. 7) El amor a sí mismo y a los demás seres es la regla de oro del juego de la vida.

Detalla cuatro tipos de depresión: la reactiva, la anaclítica, por sobrecarga y por vacío, deteniéndose algo más en esta última y en el complejo de inferioridad.

Nacer

El tercer capítulo aborda la llegada a este mundo. Aquí habla de diferentes situaciones que arrancan incluso desde antes del momento de la concepción, pues explica el útero bueno, el que no solo físicamente está en condiciones de concebir, sino que también busca amorosamente el embarazo, y el útero malo que, pese a encontrarse en situación clínicamente correcta, sin embargo, acoge un embarazo no deseado; luego se refiere al momento del parto y lo que sigue a éste, prestando especial atención al lugar que ocupa, dentro de la fratría, el recién nacido, pues no es lo mismo ser el primero que el tercero e, incluso, el orden según el género: si nace primero una niña y luego un varón, etc.

Pero, probablemente, la aportación más destacada es la que se refiere al misterio de los sentimientos. Un sentimiento, define, es siempre una respuesta interior, silenciosa y no conductual a un estímulo, sea externo o interno. Por tanto, un sentimiento no es un acto, no es un hecho: sentir no es hacer. Esto trae una importante consecuencia: nunca nadie se puede sentir culpable por lo que siente. No tener claro este principio ha sido fuente de escrúpulos innecesarios, angustias y temores que conducen a la persona a la consulta del psicólogo. Evidentemente, las religiones tienen en su haber inducir a errores como estos; así, por ejemplo, cuando se establece “no desear la mujer del prójimo”, se está culpabilizando un deseo, que es un sentimiento, libre por tanto de toda carga de culpa.

Una aclaración especial merece el amor, del que es corriente encontrar su definición como un sentimiento, lo que no es cierto. Se trata de una actitud permanente y voluntaria que suele venir acompañada de un sentimiento. Así, la definición del amor que nos ofrece el autor: el amor es “una actitud por la que la persona decide, consciente y libremente, no sólo respetar a todo ser, sino ayudarlo en el proceso de su autorrealización como ser”. Tiene sentido de esta forma que se puede amar al enemigo, si se mantiene una actitud comprensiva hacia él, aunque el sentimiento sea de aborrecimiento.

Sesiones prácticas

Finaliza así la primera parte de la obra, cuya lectura es muy recomendable y apropiada para cualquier persona, con independencia de que sea o no profesional de la psicología. Ofrece materia para reflexionar y para poder aplicar los contenidos a la vida diaria de cualquiera, unas sugerencias que vienen garantizadas por la experiencia de Jaime Llinares a lo largo de su vida profesional.

La segunda parte del libro es más difícil de reseñar, al tratarse de un seminario dedicado a la clínica holoanalítica y a su práctica, apoyado en la manera de trabajar del autor. Si bien es cierto que aquí y allá aparecen referencias a los contenidos de la primera parte: el derecho elemental, el deber elemental, los sentimientos, etc. Explica, con abundante ejemplos, las técnicas analíticas que utiliza en su despacho diario.

Sí se pueden destacar algunos aspectos más concretos, útiles con carácter general. Así, partiendo de la psicología transpersonal (Jaime Llinares fue cargo directivo de Asociación Transpersonal Española), tenemos todos una enorme resistencia a abandonar dos fundamentos: Primer fundamento, Dios, la unidad, ese océano infinito y eterno; segundo fundamento, el colchón de aterrizaje que es el útero materno; esa resistencia nos lleva al conflicto. Cuando en el primero de estos fundamentos habla de Dios, nos advierte de que “el concepto de Dios es innominable. Dios no se puede nombrar, no tenemos palabras; es esa situación que se intuye, de la cual provenimos a esta experiencia que llamamos humana”. Así nacen diferentes tipos de miedo que devienen en el conflicto psíquico.

Son muchos los temas que aborda el autor: la ansiedad abandónica, el amor libre, la exageración, el sentimiento de culpa, el saber estereofónico, la justa distancia, etc.

Una selecta bibliografía y el correspondiente índice cierran esta tan especial obra de muy recomendable lectura.

Índice

Presentación
Obertura

PARTE PRIMERA
Capítulo 1. La vida es sencilla
Dos sabias recetas
El derecho elemental
No es enfermedad, es error existencial
Somos un manojo de necesidades
La neurosis, error y alienación existenciales
Necesidad, dolor y grito
La psicosis, otro error existencial
¿Qué es el EGOÍSMO?
El deber elemental
La igualdad del SER, la desigualdad del tener
Los modos de complicarse la vida
Concluyendo

Capítulo 2. El enigma de la depresión
La vida es como un camino
Las reglas del juego
La depresión es una caída
Cambiar de forma de ser
Clases de depresiones
Depresión reactiva
Aclaración sobre síndrome y síntoma
Volvamos a la depresión por vacío
Las odiosas comparaciones
A vueltas con el complejo de inferioridad

Capítulo 3. La llegada a este mundo
Útero bueno, útero malo
El trauma del parto
Lo que sigue al parto
¿Y si el embarazo es no deseado?
El misterio de los sentimientos
El amor no es un sentimiento
Entonces, ¿qué es el AMOR?
El amor y la conciencia

PARTE SEGUNDA. Eitha: Seminario intensivo
Primera sesión
¿Quién es quién?
¿Por qué cliente?
Transferencia y contratransferencia
Técnica holoterapéutica
Técnica deshinibitoria. CARICIAS EN RELOJ

Segunda sesión
Acerca del lugar del encuentro
Porte y vestimenta del terapeuta
¿Cuánto tiempo dura un análisis o una psicoterapia?
La recogida de datos
La hipótesis diagnóstica
Control psicocorporal
(T.N.) El conflicto intrapsíquico
(T.N.) La ansiedad abandónica
(T.N.) El amor libre

Tercera sesión
Acerca de la exageración
(T.N.) Sentimientos sin culpa
(T.D.) Saber esterofónico
(T.N.) La justa distancia
(T.D.) Caricias al aura
(T.D.) Caricias con gato
(T.C.) La barca

Cuarta sesión
Deontología del psicoterapeuta
(T.N.) El ser no se compara. El tener, sí
(T.N.) La vida es sencilla: derechos y deberes elementales
(T.D.) El bolero de Ravel
(T.D.) Comunicación Tao
(T.N.) Agresividad y sexualidad: fuerzas hacia la libertad
(T.N.) Arquetipos: víctima, huérfana y madre

Final
Debate
Bibliografía
Índice

Juan Antonio Martínez de la Fe
Facebook Google + Twitter LinkedIn Google Y! Technorati Meneame Viadeo Pinterest
29/09/2017 Comentarios




Reseñas

Materiales para la ficción Canal bibliográfico de T21 , 16/08/2017

de Poe a Foster Wallace


Materiales para la ficción
Ficha Técnica
 
Título: Materiales para la ficción. De Poe a Foster Wallace
Autora: Pilar Fraile Amador
Edita: Editorial Grupo 5 (Nuevos mapas del siglo XXI – estudios culturales, 3), Madrid, 2017.
Materias: Narrativa, escritura creativa.
Número de páginas: 232.
ISBN: 978-84-946059-6-3
PVP: 14.95€


No parece que existan fórmulas mágicas para la escritura de ficción, esto lo sabe cualquiera que se haya acercado a los títulos, abundantes en el mercado, que prometen, por ejemplo, enseñar en doscientas páginas cómo se hace una novela.

En sus primeros años de formación como escritora, Pilar Fraile Amador buceó sin descanso en materiales para la escritura creativa, e hizo un descubrimiento: había propuestas que prometían poco, pero acababan resultando sorprendentemente útiles. Todas coincidían en una cosa: eran re­flexiones hechas por escritores, al hilo de su proceso creativo.

Poe, Baudelaire, Flaubert, Chejov, Conrad, H. James, Stevenson, Joyce, Kafka, Orwell, Steinbeck, Borges, Sabato, Monterroso, Cortázar, Vargas Llosa, Unamuno, Woolf, Zambrano, Highsmith, Lispector, S. King, Kundera, Pavese, Gracq, Queneau, Rodari… Estos y muchos otros son los materiales que se revisan y exponen en este libro de manera crítica.

El lector, el aspirante a escritor o el profesor de taller de es­critura encontrará en estas páginas las posibilidades y limitaciones de unas u otras técnicas y, lo que es más importante, en qué contexto sur­gen, qué visión de la literatura está inscrita en cada una y a dónde pueden conducirles. 

Sumario:
1. La fórmula mágica
2. Invención de un escritor
3. Horror a la página en blanco: materiales para combatirlo
4. Técnicas y materiales a partir de los work in progress
5. Técnicas fusión: la conciencia, las técnicas de vanguardia, el work in progress
6. Normas para escribir ficción
7. Los caminos de la ficción
Anexos
I. Otras propuestas interesantes
II. Obras sobre la escritura de ficción en España
Bibliografía
Referencias citadas
Bibliografía consultada
Índice de autores
Canal bibliográfico de T21
Facebook Google + Twitter LinkedIn Google Y! Technorati Meneame Viadeo Pinterest
16/08/2017 Comentarios




Reseñas

Mil años de historia no lineal Canal bibliográfico de T21 , 17/07/2017

Una deconstrucción de la noción occidental del progreso y de la temporalidad


Mil años de historia no lineal

Ficha Técnica
 
Título: Mil años de historia no lineal
Autor: Manuel de Landa
Edita: Editorial Gedisa. Barcelona. Segunda edición, junio de 2017
Colección: CLA-DE-MA/Filosofía
Encuadernación: Tapas blandas con solapas
Número de páginas: 352
ISBN: 978-84-9784-218-1
PVP:  27,90
 
Mil años de historia no lineal, del filósofo mexicano Manuel de Landa, nos presenta una síntesis filosófica radical de los desarrollos históricos del pasado milenio, donde esboza una renovada y brillante interpretación materialista de la historia, en la estela  de Fernand Braudel, Gilles Deleuze y Félix Guattari. Landa nos acerca, además, una inédita explicación de los procesos materiales inspirada por los más recientes avances de la termodinámica (como los sistemas alejados del equilibrio que estudió el físico Ilya Prigogine).
 
Cada capítulo empieza en el año 1000 d.C. y termina en el año 2000, sin embargo, su enfoque de la historia abarca diferentes perspectivas para romper la linealidad del tiempo e ilustrar las bifurcaciones complejas que se generan entre los flujos materiales energéticos y los acontecimientos humanos que van sucediendo. Desde el rechazo de concepciones de la historia en las que todo se reduce a textos, discursos e ideologías, Manuel de Landa nos muestra cómo los procesos autoorganizadores de la materia y de la energía interactúan con las poblaciones y las actividades humanas, dando origen a estructuras sociales que cambian constantemente, como las ciudades, las economías, las tecnologías y los lenguajes.
 
El resultado de esta interacción genera una muy novedosa visión de la historia occidental libre de teleologías rígidas, de nociones ingenuas del progreso y, quizás más importante, de cualquier determinismo en la realización de formas urbanas, institucionales y tecnológicas.

 
Índice
 
Introducción
 
Capítulo 1; Lavas y magmas
Historia geológica: 1000-1700 d.C
Granito y arenas
Historia geológica: 1700-2000 d.C
 
Capítulo 2. Genes y biomasa
Historia biológica: 1000-1700 d.C
Especies y ecosistemas
Historia biológica: 1700-2000 d.C
 
Capítulo 3. Memes y normas
Historia lingüística: 1000-1700 d.C
Operadores y argumentos
Historia lingüística: 1700-2000 d.C.
 
Referencias bibliográficas
 

Datos del  autor
 
Canal bibliográfico de T21
Facebook Google + Twitter LinkedIn Google Y! Technorati Meneame Viadeo Pinterest
17/07/2017 Comentarios




Reseñas

La nostalgia de los orígenes Canal bibliográfico de T21 , 13/07/2017

Chamanes, gnósticos, monjes y místicos


La nostalgia de los orígenes
 
Ficha Técnica
 
Título: La nostalgia de los orígenes
Autor: Joan Prat
Edita: Editorial Kairós. Barcelona, junio de 2017
Materias: Sociología y Religión
Encuadernación: Rústica con solapas
Número de páginas: 680
ISBN: 978-84-9988-555-1
PVP: 26€
 
 
El gran mito del origen de Occidente es el libro del Génesis, que narra la creación del mundo y de la humanidad, con énfasis en tres momentos críticos: la armonía y plenitud de la existencia paradisíaca original; la desobediencia y caída; y –finalmente– la posibilidad de recuperar el paraíso perdido.

Para Joan Prat, si bien el mito del Génesis pertenece a la tradición occidental,  el argumento subyacente –la existencia de una edad dorada, la pérdida de la misma y la posibilidad de recuperarla- es casi una estructura arquetípica que encontramos en las civilizaciones y culturas diversas. Constituye el fundamento de los milenarismo, los movimientos mesiánicos, los profetismo y las innumerables utopías que hablan de la existencia en algún lugar, más o menos recóndito o secreto, de la Tierra sin mal, de el Dorado, el país de Jauja, el reino del preste Juan, la Arcadia, Shambhala, Shangri-la  y otros muchos paraísos perdidos a los que una humanidad desesperanzada y en horas bajas intenta regresar movilizando todos los recursos que tiene a su alcance.

La nostalgia de los orígenes muestra que existen cuatro grandes vías para retornar a dicho origen: la vía chamánica, que persigue fusionar los diferentes mundos y planos en la persona del chamán; la vía gnóstica, que es la senda del conocimiento esotérico que conduce a la completitud de los inicios; la vía monástica, que es la que busca la salvación a través de la ascesis y la renuncia; y la vía mística, que es la que se centra en la unión con lo Absoluto o lo Divino.

El chamán busca su objetivo a través de la unificación de los diversos mundos. El gnóstico, por su parte, persigue también la unión a través del conocimiento, de una gnosis profunda, esotérica, reservada a unos pocos escogidos. El monje pretende una meta similar gracias a la renuncia al mundo convencional y a la ascesis. Por último, el místico y la mística dan un paso más, su deseo es la fusión con la divinidad, también en esta vida.

A pesar de las aparentes diferencias entre el chamán, el gnóstico, el monje y el místico, Joan Prat nos muestra, en esta obra, cómo estas figuras persiguen el mismo objetivo: revivir aquella edad de oro y plenitud inicial.

La metodología utilizada combina hábilmente los aspectos teóricos con el trabajo de campo antropológico, presentado a través de microetnografías y experiencias participantes. El presente texto es la culminación de los intereses teórico-etnográficos que han animado las investigaciones de toda la vida del autor.
 

Sumario
 
  1. A modo de presentación
  2. La vía chamánica
  3. La vía de la gnosis
  4. La vía monástica
  5. La vía mística
  6. A modo de conclusión
  7. Bibliografía general
 
Datos del autor
 
Canal bibliográfico de T21
Facebook Google + Twitter LinkedIn Google Y! Technorati Meneame Viadeo Pinterest
13/07/2017 Comentarios




Reseñas

La vida cósmica. Escritos del tiempo de guerra, 1916-1917 Leandro Sequeiros San Román , 14/06/2017
La vida cósmica. Escritos del tiempo de guerra, 1916-1917

Ficha Técnica
 
Título: La vida cósmica. Escritos del tiempo de guerra, 1916-1917
Autor: Pierre Teilhard de Chardin
Edita: Trotta Editorial, junio 2017
Materia: Correspondencias, memorias, biografías
Encuadernación: Rústica
Número de páginas: 212 pág.
ISBN: 978-84-9879-701-5
PVP: 15,00 €
 
 
Los ocho ensayos de Teilhard de Chardin incluidos en este volumen, al que hemos denominado La Vida Cósmica, fueron escritos en el frente de batalla durante la primera guerra mundial entre 1916 y 1917. Forman parte del grupo de 20 ensayos escritos entre 1916 y 1919 publicados en francés en Écrits du temps de la guerre. Hemos preferido separar en dos volúmenes diferentes estos ensayos por una razón: al incluir en nuestra edición las mutilaciones que sufrió la primera, el volumen resultaría excesivamente extenso y los nuevos lectores iban a encontrarse ante un texto demasiado largo.
 
Pero conviene que los lectores posean una visión de conjunto. Entre 1914 y 1919, hace un siglo, Europa sufrió uno de los conflictos bélicos más crueles y sangrientos de su historia. Un conflicto que sembró de muerte, odio y destrucción a gran parte de los campos y ciudades de la vieja Europa. Este conflicto se conoce como la primera Guerra Mundial, también tristemente recordada como la Guerra Europea o la Gran Guerra. Millones de refugiados, ciudades destruidas, familias rotas; miles y miles de civiles y de combatientes muertos.

El jesuita paleontólogo, científico y místico, Pierre Teilhard de Chardin (1881-1955) fue uno de sus testigos presenciales. En el frente de batalla del norte de Francia, participando en la batalla de Verdún, sintió en sus carnes la rudeza del combate. Por su estado de sacerdote, fue destinado como camillero. Salvó muchas vidas y asistió a la agonía y muerte de muchos amigos. Y también tuvo lugar el despertar del genio teilhardiano con el contacto con el dolor.
 
El “bautismo en lo real”, como él mismo define, llevó a Teilhard a escribir muchas cartas a su prima Margarita y a redactar un buen número de ensayos que expresaban la evolución de su pensamiento religioso, místico, filosófico y científico [Agustín Udías (2017) “Pierre Teilhard de Chardin, una espiritualidad desde la visión del mundo de un hombre de ciencia”. Manresa, Madrid, volumen 89, pp. 195-204]. En el frente de batalla en el norte de Francia, en esta terrible situación, se produce lo que los estudiosos de su obra (como su biógrafo Claude Cuénot) han denominado “el despertar el genio teilhardiano”. En esta terrible situación personal, el alma mística de Teilhard se abre a altas consideraciones sobre el sentido profundo de la vida, la muerte, la ciencia, la historia, el Cristo cósmico que se hace transparente en la materia ensangrentada.
 
Hemos considerado de interés para los lectores situar a Teilhard en el marco global de su vida para entender cómo, La Vida cósmica, fue el punto de partida de toda su gran aventura intelectual. La Vida cósmica forma parte de su experiencia terrible como camillero en el frente de batalla sublimada por su gran fe religiosa. De acuerdo con los datos aportados por el profesor Claude Cuénot [Cuénot, C., Pierre Teilhard de Chardin. Le grandes étapes de son évolution. Plon, Paris, 1958, 489 + XLIX pág; edición española: Cuénot, C., Pierre Teilhard de Chardin. Las grandes etapas de su evolución. Taurus, Madrid, 1967, 640 páginas (sobre todo, a partir de la página 53)], en el mes de agosto de 1914, Teilhard no está aún movilizado. Pero las urgencias de la guerra hacen que, pese a su condición de sacerdote, se le declare “útil para todo servicio”. Movilizado casi inmediatamente e incorporado a la 13ª sección de Sanidad, Teilhard pasa un tiempo en Vichy y después en Clermont-Ferrand.

El 20 de enero de 1915, ya es camillero de segunda clase en el 8º regimiento de choque de tiradores marroquíes. Este regimiento se convierte desde el 22 de junio de 1915, en el 4º regimiento de zuavos y tiradores. Los primeros meses de 1915 los pasa Teilhard en los confines de Oise y del Somme, aproximadamente en el ángulo que formaba la línea del frente que, procedente del este, se remontaba hacia el norte de Francia. En abril y mayo y en agosto de 1915, el 4º mixto está en el sector de Ypes. Luego, en septiembre del mismo año participa en la gran ofensiva de Champaña, especialmente brutal y mortífera, a la que hemos aludido. En junio, en agosto, en octubre, y en diciembre de 1916 nuevos actos heroicos en el frente, le cubre de gloria en Verdún.
 
En 1917 volvemos a encontrarlo en Champaña, en la región del Chemin-des-Dames, cerca del Ainse, y después, en las pendientes septentrionales al oeste de Soissons, participa de lleno en la segunda batalla del Marne y más tarde, participa en la contraofensiva. Una guerra parece que, en principio, es incompatible con la vida intelectual. Pero durante los períodos de reposo, Teilhard –según sus biógrafos y sus cartas - llenó, con su letra a la vez menuda, rápida, enérgica y distinguida, cuadernos enteros en los que confiere a su pensamiento una formulación ya compleja y rica.
 
La edición francesa de los 20 ensayos que componen el volumen Écrits du temps de la guerre (1916-1919) [Pierre Teilhard de Chardin (1965) Écrits du temps de la guerre (1916-1919).  Oeuvres de Teilhard de Chardin, Paris, Éditions Bernard Grasset, 1965, Éditions du Seuil, 479 pág.] fueron publicados en París en 1965, diez años después del fallecimiento de Teilhard. La edición se preparó a partir de los manuscritos autógrafos que se conservan en los fondos de la Fundación Teilhard de Chardin. Entre los miembros del Comité Científico encargado de la edición francesa se encontraba el profesor Miquel Crusafont, que fue el gran impulsor de las traducciones al castellano y al catalán de las obras de Teilhard [L. Sequeiros y J. Castellano Barón, Amigos de Teilhard en España. Aproximación histórica. Bubok ediciones, Córdoba, 2015, 163 páginas]. Crusafont estuvo muy influido por el pensamiento cosmológico de Teilhard de Chardin (1881-1955) con el que contactó a través de Georges G. Simpson, de forma que fue el primer español que escribió sobre el ideario del jesuita francés.
 
En 1963, Crusafont tradujo la obra de Teilhard de Chardin El fenómeno humano, así como otros volúmenes publicados en castellano y en catalán. De modo similar a Teilhard, Crusafont estuvo en contacto con altos funcionarios de la UNESCO para colaborar en la creación de un gran Instituto de Investigaciones sobre la interdisciplinariedad y la unificación del conocimiento.
 
Muy probablemente, Crusafont debió contactar con Jesús Aguirre, director entonces de Editorial Taurus, para publicar en España las obras de Teilhard a partir de la traducción de los volúmenes que iban apareciendo en Francia. De esta manera, dentro de la colección “Ensayistas de Hoy” de Taurus fueron publicándose las obras de Teilhard.
 
Hay varias razones que nos han movido a publicar una nueva edición de estos textos en castellano. La primera razón es el deseo de la Asociación de Amigos de Teilhard de Chardin (creada en 2013) a llevar a un público más joven el pensamiento teilhardiano que, por lo general, desconoce las ideas interdisciplinares entre ciencia y religión. La segunda razón que ha movido a publicar este volumen es el hecho de que la edición castellana existente tuvo una traducción apresurada que produjo errores de traducción y erratas de impresión. Por otra parte, los nuevos lectores de Teilhard tienen dificultad para encontrar hoy los libros de Teilhard, a no ser en librerías de ocasión, una nueva edición de estos textos parecía una demanda en algunos sectores.
 
Estas razones son las que nos han impulsado a llevar al público de habla castellana estos ensayos de Pierre Teilhard de Chardin que esperamos, un siglo después de su redacción, a conocer mejor las raíces del pensamiento teilhardiano.
 

Índice

Presentación a la edición española: Leandro Sequeiros San Román
Nota del editor francés
Prefacio
 
La vida cósmica
 
Introducción
Capítulo 1. El despertar cósmico
Capítulo 2. La comunión con la Tierra
Capítulo 3. La comunión con Dios
Capítulo 4. La comunión con Dios a través de la Tierra
 
El dominio del mundo y el reino de Dios
 
Introducción
Capítulo 1. Los dos fragmentos de la verdad
Capítulo 2. El choque
Capítulo 3. La armonía
 
Cristo en la materia. Tres historias a la manera de Benson
 
1. El cuadro
2. El ostensorio
3. El portaviáticos
 
La lucha contra la multitud. Interpretación posible de la Figura del mundo
 
1. La nada de la Multitud
2. El mal de la Multitud
3. La victoria sobre la Multitud
 
El medio místico
 
1. El círculo de la presencia
2. El círculo de la consistencia
3. El círculo de la energía
4. El círculo del Espíritu
5. El círculo de la persona
Conclusión
 
La nostalgia del frente
 
La unión creadora
1. Naturaleza sintética (compuesta) del Espíritu
2. Realidad del Centro de Convergencia de la Vida
3. La Nada positiva. Interés cuasi absoluto de la Creación
4. Cualidad y cantidad
5. Transiencia. La Verdadera Materia
6. Función morfológica de la Moral
7. La Unión en Cristo
 
 
Leandro Sequeiros San Román
Facebook Google + Twitter LinkedIn Google Y! Technorati Meneame Viadeo Pinterest
14/06/2017 Comentarios




1 ... « 2 3 4 5 6 7 8 » ... 133


Canal bibliográfico de T21
Este canal ofrece comentarios de libros seleccionados, que nuestra Redacción considera de interés para la sociedad de nuestro tiempo. Los comentarios están abiertos a la participación de los lectores de nuestra revista.



Secciones


Compartir contenidos
RSS ATOM RSS comment PODCAST Mobile