Recomendar este blog Notificar al moderador
RESEÑAS

Reseñas

Más rápido que la velocidad de la luz Alicia Montesdeoca , 30/01/2008


Esta obra no es una herejía, sino una esperanza



Ficha técnica
Título: “Más rápido que la velocidad de la luz”. Historia de una especulación científica
Autor: Joâo Magueijo
Editorial: Fondo de Cultura Económica de Argentina, S.A. 2ª Edición. Buenos Aires, 2006

En esta obra Joao Magueiro se atreve a conmover un “sólido” pilar de la ciencia moderna, cuestionando a uno de sus más grandes genios, Einstein, y a la más importante de sus teorías: la teoría de la relatividad y su principio sobre la velocidad constante de la luz. Como el autor mismo explica: “Enstein se dio cuenta de que, si la velocidad de la luz no cambiaba, necesariamente tenían que cambiar otras cosas, a saber: la idea de que existen un espacio y un tiempo universales que no se modifican, conclusión escandalosa porque contradice la intuición”, dice Mangueiro.

Tamaña osadía sólo puede provenir de una inquietud interna que se alimenta de la corriente que impulsa a las mentes abiertas a no conformarse con respuestas cerradas, ni a dejar que se les acaben las preguntas.

La idea que lleva al autor a adoptar una posición de riesgo, dentro de un mundo que se siente cómodo con ciertos dogmas, es la que postula “la variabilidad de la velocidad de la luz (VSL, sus siglas en inglés), con la hipótesis de que dicha velocidad fuera mayor por las condiciones existentes en los primeros instantes del Universo. Dicha idea le entusiasmaba, a pesar de la indiferencia con que fue oída cuando la compartió con el entorno científico más cercano.

“Para mi sorpresa, dice el autor, esa hipótesis parecía resolver al menos algunos de los problemas cosmológicos sin recurrir a la inflación. De hecho, la solución parecía inevitable de acuerdo con la teoría de la velocidad de la luz variable. Parecía que los enigmas que planteaba el big bang sugerían precisamente que la velocidad de la luz era mucho mayor en los comienzos del universo, y que en un nivel fundamental la física debería descansar sobre una estructura más rica que la teoría de la relatividad”.

Entre los científicos, cuestionar los dogmas teóricos de la ciencia no es nada nuevo. Lo nuevo que incorpora el autor es mostrar este cuestionamiento al público ajeno a ese círculo. Socializar la duda ante un conocimiento que se ha comunicado a los legos como conjunto de verdades sin grietas.

A través de ese conocimiento presentado como acabado e inmutable es como cada generación asume las creencias de la ciencia. Sólo unos pocos, los privilegiados, los genios, los inconformistas, los cómicos, los supervivientes o los poetas son capaces de cuestionar el paradigma impuesto.

Con la especulación científica surgen las acaloradas polémicas, pero también se deshace la coraza del método científico, siempre tan amurallado, dificultando el paso de las nuevas formas de mirar y de comunicarse entre sí las disciplinas, permitiendo surgir un conocimiento que no fija fronteras.

Al final de todo el recorrido que el cuestionamiento pone en marcha, las hipótesis se demuestran o no; quizás queden pendientes a que nuevos conocimientos permitan enjuiciar, en sus justos términos, la “pelea” de algún científico y de sus colaboradores por sacar del anonimato sus investigaciones, sus propuestas, o su interpretación de la realidad.

De esta forma, las certezas que sirvieron para consolidar un cuerpo de conocimientos se abandonan, pues la búsqueda de nuevos horizontes requiere que nos abandonemos a la incertidumbre para caer en brazos de las probabilidades que se abren con esa decisión.

Ahora bien, lo más importante, humanamente hablando, es que todo ese esfuerzo da sentido a una vida y ese mismo sentido es el que permite a la Ciencia salir de su habitáculo y abrirse a nuevos horizontes. Todo ese proceso de poner a prueba ideas nuevas y, luego, aceptarlas o rechazarlas, constituye la ciencia.

El autor termina por concluir que no hay ninguna humillación en el hecho de que se descarte una teoría ideada por nosotros. La historia de la ciencia está repleta de tanteos, “se trata de tanteos en la oscuridad, de intentos sucesivos que la mayoría de las veces sólo conducen al fracaso, pero también de una búsqueda apasionada y de un entusiasmo sin límites por lo que se hace”.

Es importante considerar de toda esta obra lo que de experiencia personal tiene. En ese sentido también es una obra pedagógica. El autor cree en una idea que le inspira nuevas preguntas, a continuación empieza a respetarla y termina sintiendo devoción por ella. Este es un proceso necesario para que la voluntad de materializar o crear algo surja. Esa determinación permite que por fin se materialicen las condiciones necesarias para desarrollarla y que se encuentre a los compañeros de camino, tal y como a Joâo Magueijo le ocurrió. El autor es un gran comunicador, un apasionado creyente de la ciencia que ha logrado entusiasmar a otros buscadores de respuestas

El resultado final de esta experiencia narrada con tanta capacidad comunicadora es que a estas alturas “la teoría de la velocidad variable de la luz ha abandonado ya su cuna cosmológica” y se utiliza para resolver otros problemas. Su desarrollo ayuda a cuestionarse otros dogmas que se presumían intocables dentro del mundo científico en general y dentro de la cosmología en particular. Los afectados posibles, según el autor, sería la cosmología, la teoría de los agujeros negros, la astrofísica, la teoría cuántica…

Estructura de la obra

La obra se divide en dos partes. En la primera el autor establece el marco histórico desde el cual parte la cultura científica sobre la velocidad constante de la luz. En la segunda parte, Magueijo desgrana la experiencia de su búsqueda, los resultados y las conclusiones a los que llega a lo largo de todo el proceso.

Biografía

Joao Magueijo nace en 1967 en Évora, Portugal. Recibió su doctorado en la Universidad de Cambridge, obtuvo una beca de investigación en el St. John’s College de Cambridge y más tarde recibió otra en la Royal Society. Actualmente es profesor de física teórica en el Imperial College de Londres. Ha sido investigador visitante en la Universidad de California en Berkeley y en la Universidad de Princeton.
Alicia Montesdeoca
Facebook Google + Twitter LinkedIn Google Y! Technorati Meneame Viadeo Pinterest
30/01/2008 Comentarios




Reseñas

Bienvenido Juan Alicia Montesdeoca , 14/01/2008
Ficha técnica:
Título: “Bienvenido, Juan”. Cartas a un niño que va a nacer.
Autores: María Novo y Francesco Tonucci
Edita: Editorial Graó. Barcelona, 2006

Esta obra es una confabulación entre dos contadores de historias, una prolífica escritora y un cualificado pedagogo, dibujante de viñetas, que firma como “Frato” y que mira el mundo desde los ojos de la infancia. A ambos les reúne el amor por los niños y la preocupación, en palabras de María Novo “por la manera en que, nuestras sociedades aparentemente avanzadas, se estaba otorgando un lugar y, sobre todo un tiempo, a los niños pequeños, a los recién nacidos”.

Por eso esta obra está hecha con dos lenguajes: el de la palabra y el del dibujo. Con ellos los autores crean un espacio narrativo que les permite expresar sus conocimientos, experiencias y reflexiones sobre las consecuencias que para el desarrollo equilibrado de la personalidad tienen los primeros años de la vida. En este relato, también, se pone de manifiesto la madurez de un pensamiento y el amor a la vida que late en los corazones de sus autores

A través de las Cartas a Juan, los autores van desgranando todos los procesos fisiológicos, mentales y psíquicos que se confabulan para dar forma a una personalidad humana, en interacción con un medio ambiente que ha de ser cuidado con amor y con conciencia, para propiciar el desarrollo armónico de la personalidad del niño.

Los autores proclaman que de los cuidados que reciba el niño, en los primeros tiempos de después de su nacimiento, depende el desarrollo de sus capacidades para afrontar los retos que en su vida futura hayan de vivir. Ese desarrollo requiere, fundamentalmente, la presencia de la madre y el papel del padre, junto al resto del entorno familiar.

A lo largo de su lectura, la lectora se ha preguntado si es un libro escrito para el adulto o un libro escrito para el niño o la niña que el adulto lleva dentro. Un libro para recordar lo importante que ha sido, en su propia vida, la presencia amorosa y los cuidados que de esa presencia recibió.

Esta obra ha sido editada en Italia, en el 2007, con el título ” Benvenuto Giovanni”. Lettere a un bambino che sta per naceré, por la editorial Editori Laterza, con una tirada de 7.500 ejemplares

María Novo es la creadora del Proyecto ECOARTE (Ciencia, Arte y Medio Ambiente), que tiene el objetivo de articular los saberes científicos con los artísticos para la construcción de un modelo de interpretación de la realidad complejo e integrador.

En dicho proyecto se conjuga una rica personalidad científica y artística. Su trayectoria científica se refleja en su calidad de directora de la Cátedra UNESCO de Educación Ambiental y Desarrollo Sostenible de la Universidad Nacional de Educación a Distancia. Como artista, María Novo, en su obra poética y pictórica, pone de manifiesto la sensibilidad y las dotes que para estas expresiones también posee.

Su obra alcanza una veintena de libros entre los que incluimos: “Yo no sé”, “Libertad no conozco”y “Microcosmos” (poesía); “Los desafíos ambientales”, “Cambiar es posible”, “Ciencia, Arte y Medio Ambiente” (ensayo artístico y científico), “El desarrollo sostenible: su dimensión ambiental y Educativa”, “Mujer y medio ambiente: los caminos de la Visibilidad”; “Ellas, las invisible” (narrativa)

Francesco Tonucci es investigador del Instituto de Ciencia y Tecnología de la Cognición del Centro Nacional de Investigación (CNR) italiano, en Roma. Su actividad profesional se ha dirigido al estudio del pensamiento y del comportamiento infantil, en la familia, en la escuela, en la ciudad, etc. entre 1997 y 1999 presidió el Comité TV.niños. Reconocido dibujante, firma sus viñetas como FRATO.

Entre sus libros destacan: “Con ojos de niño”, “La soledad del niño” y “La ciudad de los niños: un nuevo modo de pensar la ciudad”

Es el creador y responsable del proyecto internacional “La ciudad de los niños”, que propone a los administradores cambios en las ciudades asumiendo a los niños como parámetro ambiental y de sostenibilidad.
Alicia Montesdeoca
Facebook Google + Twitter LinkedIn Google Y! Technorati Meneame Viadeo Pinterest
14/01/2008 Comentarios




Reseñas

El derecho a la globalización desde abajo Alicia Montesdeoca , 07/12/2007

Ficha técnica

Título: “El derecho y la globalización desde abajo”. Hacia una legalidad cosmopolita
Autores: Boaventura de Sousa Santos, Cesar A. Rodríguez Garavito (Eds.) y otros
Edita: Anthropos Editorial, 2007

La obra estudia la demanda que existe en este siglo XXI de un cambio de las estructuras jurídicas globales. A esta necesidad se está respondiendo desde dos ángulos o perspectivas distintas. Mientras los estudios jurídicos académicos plantean dichos cambios desde las posiciones hegemónicas, ignorando la importancia que, cada vez más, tienen las numerosas experiencias jurídicas nuevas, iniciadas por los movimientos populares (desde las organizaciones sociales nacidas en la modernidad, pasando por los movimientos de los más marginados o los constituidos por redes mundiales).

Dichos movimientos, diseñan nuevas instituciones y estructuras jurídicas alternativas a las neoliberales, muchas de las cuales son establecidas desde la más absoluta negación del marco jurídico hegemónico y sus bases son el reconocimiento de las propias necesidades y de los propios valores sobre los que se sostienen sus diversas culturas.

En “La crítica de la razón indolente” De Sousa Santos ya ponía de manifiesto el abismo que existía entre el cambio de paradigma que se había producido en la ciencia y el mantenimiento de unas estructuras sociales que estaban sostenidas por un paradigma ya superado.

Ahora los autores nos vienen a mostrar como en la sociedad planetaria se está produciendo, también, dos lecturas jurídicas diferentes del llamado proceso de globalización: un relato convencional de la globalización y de las transformaciones jurídicas globales que se concentra “en la globalización de las áreas jurídicas que involucran a los actores hegemónicos más visibles: empresas transnacionales y Estados del Norte” y que no valora, suficientemente, las oposiciones populares crecientes a la ampliación de las instituciones neoliberales.

La otra lectura que, partiendo de teorías innovadoras y de investigaciones empíricas, pone de manifiesto la formulación de estructuras jurídicas alternativas propuestas por las redes transnacionales de activistas y por las poblaciones y movimientos populares de los ciudadanos más perjudicados por la globalización hegemónica.

La obra recoge distintos estudios de caso y los engloba por epígrafes. Parte Primera: “La ley y la construcción de una economía global para la solidaridad”; Parte Segunda: “Los movimientos sociales transnacionales y la reconstrucción de los Derechos Humanos”; Parte Tercera: “Ley y democracia participativa: entre lo local y lo global”.
Alicia Montesdeoca
Facebook Google + Twitter LinkedIn Google Y! Technorati Meneame Viadeo Pinterest
07/12/2007 Comentarios




Reseñas

Redes para la Paz Alicia Montesdeoca , 07/12/2007

Ficha técnica

Título: “Redes para la Paz”
Autora: Mónica Edwards Schachter
Edita: Seminario Galego de Educación para a Paz. Fundación cultura de Paz
Santiago de Compostela, 2007


En esta obra, la autora reflexiona, en primer lugar, en la concepción de Paz que se tiene en Occidente como concepto unívoco que invita a pensar que sólo existe una paz a la que se puede aspirar, haciéndose abstracción de los contextos naturales, sociales, económicos, culturales, etc., en donde la Paz, o la no, Paz impera. Como consecuencia, cuando los debates se refieren a la Paz, estos los califican de “utopía”, “fallida esperanza de la civilización” o “un camino hacia nuevas metas en la evolución humana” o que “la paz ha muerto o es un im-posible”.

Ante este enfoque que parece acabar en un callejón sin salida, la autora promueve un cambio de perspectiva afirmando que otra mirada lleva a otra acción. Para ella la posibilidad de la Paz está atrapada en una red multidimensional de problemas interconectados: medioambientales, políticos, sociales, económicos, culturales, éticos y estéticos.

“Se trata de desafíos múltiples, inmensos, en su mayoría multicausales, estrechamente interconectados y en muchos casos retroalimentados por sus mismos efectos que se manifiestan en procesos sinérgicos y evolucionan en el tiempo”. Por eso la reflexión sobre la Paz ha de plantearse bajo una doble perspectiva: proyectada hacia el microcosmo de cada ser humano y hacia la sociedad en su conjunto.

Pensar en la Paz es pensar en sus interconexiones sistémicas. Pensar en la Paz es pensar en el necesario cambio de modelo económico, de gestión política, en las responsabilidades y en los efectos de las acciones individuales. Pensar en la Paz es cuestionarse la percepción que se tiene del mundo.

Para lograr la paz, propone la autora, se necesita alcanzar la sostenibilidad planetaria y extender una nueva cultura de paz. Para ello es preciso tender redes intra e interculturales que posibiliten una comprensión significativa en medio de tanta diversidad de factores, que consolide una auténtica democratización política, económica, científico-tecnológica a nivel planetario y que todo esté sustentado por la universalización de los derechos humanos.

Añadiendo: “todavía podemos subvertir el sentido y la orientación de la existencia y que, en la actualidad, el discurso sobre el amor a la vida, el respeto, la tolerancia y la convivencia en armonía, más que ejercicio en pos de una necesaria utopía constituye un imperativo insoslayable”.


El contenido de la obra está dividido en tres partes. Una primera dedicada a desentrañar ¿qué es la Paz?. Una segunda exponiendo una visión global de los problemas y desafíos a los que se enfrenta la humanidad y, por último, un tercera parte a proponer la manera de tejer redes para la Paz, superando las dificultades y los miedos al otro.

Mónica Edwards Schachter nació en Argentina en 1958 y reside en Valencia (España) desde 1997. Es profesora en ciencias e ingeniera en electrónica. Ha trabajado como docente en diversos niveles educativos desde hace más de 20 años. Compatibiliza estas tareas con la investigación y su afición a la escritura.

Alicia Montesdeoca
Facebook Google + Twitter LinkedIn Google Y! Technorati Meneame Viadeo Pinterest
07/12/2007 Comentarios




1 ... « 130 131 132 133


Canal bibliográfico de T21
Este canal ofrece comentarios de libros seleccionados, que nuestra Redacción considera de interés para la sociedad de nuestro tiempo. Los comentarios están abiertos a la participación de los lectores de nuestra revista.



Secciones


Compartir contenidos
RSS ATOM RSS comment PODCAST Mobile