Recomendar este blog Notificar al moderador
Menu




Blog de Tendencias21 sobre el liderazgo de la buena gente

La literatura sobre liderazgo acostumbra a hablarnos de tres estilos predominantes: liderazgo ético, liderazgo auténtico y liderazgo servidor. Tienen varios puntos en común y algunas diferencias de enfoque, pero en cualquier caso pueden ayudarnos a llevar mejor puesta nuestra "gorra de jefe" cuando hayamos de responder de los resultados de un equipo de trabajo


¿Cuál es tu estilo de liderazgo?
De acuerdo con Brown, el liderazgo ético supone la demostración de un conducta ajustada a las normas, que se plasma en acciones personales y relaciones interpersonales y cuyo objetivo  es gestionar al equipo mediante la comunicación bidireccional, el refuerzo y la toma de decisiones.  Se centra, pues, en potenciar la moralidad de las personas de su entorno.

Por su parte, Luthans y Avolio nos acercan al liderazgo auténtico exponiendo que se trata de un proceso basado tanto en capacidades psicológicas positivas como en un contexto organizacional altamente desarrollado, combinación que propicia mayor autoconciencia y mayor número de comportamientos positivos tanto por parte del líder como de sus seguidores. El punto focal es el autoconcepto del líder y su constante revisión y mejora para ofrecer un marco de transparencia en las relaciones.
 

Por su parte, Greenleaf nos habla del liderezgo servidor como de alguien que se cuida primordialmente de servir a los demás; no solo a los miembros de su equipo para favorecer su crecimiento ético, sino a los diferentes partícipes de la organización para la que trabaja. Considera que su responsabilidad moral no es solo ayudar a que su organización alcance el éxito, sino también crear valor para la comunidiad, poner a los demás primero y ayudar a otros a crecer y tener éxito.

En resumen, se podría decir que el liderazgo ético utiliza recompensas y "castigos" para corresponsabilizar a su equipo de los estándares y valores de la organización; el liderazgo auténtico demuestra autoconciencia y busca activamente retroalimentación para el crecimiento personal (para impactar más positivamente en el equipo), mientras que el liderazgo servidor se preocupa de conseguir resultados válidos para todos los partícipes.

En el día a día de una organización es muy difícil encontrar un estilo puro, puesto que la personalidad de los líderes, los valores de la organización, la presión del mercado y de la legislación, y muchas otras variables dibujan una realidad que se tiene que conocer, aceptar e intentar mejorar con los medios disponibles en cada período.   Por supuesto que los buenos líderes favorecen la existencia de buenas organizaciones, y que buenas organizaciones favorecen la aparición de buenos líderes.

Precisamente uno de los rasgos esenciales de cualquier tipo de líder es su capacidad de leer la realidad y poner de su parte todos los recursos posibles para mejorarla.  Mejorarla para sí, para su equipo, para su organización y para su entorno.  Y si tenemos en cuenta que las organizaciones tienen un grandísimo peso en la vida de la sociedad, haremos muy bien en facilitar este proceso de mejora continua.

Si deseas echar un vistazo a los modelos de liderazgo que comentamos y sacar tus propias conclusiones para revisar tu plan de mejora como líder, te recomiendo leer este artículo: Lemoine, G., Hartnell, C.A., Leroy, H. (2019): Taking stock of moral approaches to leadership. An integrative review of ethical, authentic, and servant leadership. Academy of Management Annals 2019, Vol. 13, No. 1, 148–187. https://doi.org/10.5465/annals.2016.0121
 

Edita Olaizola



Viernes, 19 de Abril 2019
Editado por
Edita Olaizola
Eduardo Martínez de la Fe
Consultora en Desarrollo Organizacional para Gestión Estratégica, Ecosistema Interno de la empresa, Ética y Responsabilidad Social: acompañamiento en procesos de cambio, generación y fortalecimiento de sistemas éticos corporativos, huella líquida y liderazgo ético.

Después de un período como Directora de Personal y Relaciones Sociales centró su actividad en la consultoría de desarrollo organizacional, prestando sus servicios en entidades de los sectores industrial (automoción, química, alimentación, metal, ...) y de servicios (banca, servicios sociales, asociaciones profesionales, patronales, cámaras de comercio, ...).

Es Directora de Ecosistema Interno en People plus! Profit, miembro de Grupo Mediterráneo Consultores, Decana de la Asociación DO Alumni Itamar Rogovsky, miembro del Consejo de Expertos de Fundación Adsis y miembro de Eben España

En el ámbito académico ha colaborado como docente e invitada en diversas universidades y escuelas de negocios en los ámbitos de Desarrollo Organizacional, Recursos Humanos, Responsabilidad Social Corporativa, Ética y Liderazgo.

En la vertiente institucional ha formado parte durante 16 años de la Junta Directiva de Aedipe Catalunya, donde además impulsó y coordinó la Comisión de RSC. También colabora de forma activa con Consultores Sin Fronteras.

Licenciada en Psicología Industrial (Univ. Central de Barcelona), Máster en Sostenibilidad y Responsabilidad Social (UNED), Máster en Desarrollo Organizacional (G.R. Institute Univ. de Tel Aviv), Diplomada en Dirección de Personal (Escuela de Administración de Empresas Barcelona), Diplomada en Técnicas de Autoaprendizaje(O.I.T. Torino), Diplomada en Técnicas de Comunicación (Institut de Developpement Europeen de Communication, París) y diplomada en técnicas de escucha activa (Altom).

Actividades de crecimiento profesional con Itamar Rogowsky, Karsten Trebesch, Bert Hellinger, Cristina Naughton, Bill O'Hanlon y otros.


Lo último en Huella Líquida