Recomendar este blog Notificar al moderador
MARKETING: Javier Barranco

En los días previos a las pasadas elecciones municipales y autonómicas, celebradas en España el 22 de mayo, han surgido movimientos que, al igual que en otros países, cuestionan y se rebelan contra el funcionamiento del actual sistema democrático, aunque no contra la Democracia.

Una vez celebradas estas elecciones, se ha producido una sensible pérdida de votos en el partido gobernante, el PSOE, que ha provocado la petición, por parte de algunos de sus principales dirigentes, de una profunda revisión de sus principios ideológicos y de un mayor acercamiento a los ciudadanos.

Este es el resultado del inadecuado comportamiento de los protagonistas principales de este proceso, los partidos y los políticos, y de una ineficaz estrategia de Marketing Político que desincentiva la participación ciudadana en lugar de fomentarla. En estas elecciones ha aumentado, sensiblemente, el número de votos en blanco y de votos nulos que, sumados, han alcanzado el millón de los emitidos.

El mayor problema, de cara a un futuro inmediato, estaría en que los partidos, considerados por amplias capas de la población como meras organizaciones de poder en busca de su propio lucro y el de los suyos, creyeran que esta reacción social sólo es fruto del proceso electoral y obviaran atajar el auténtico problema de fondo que es su aislamiento de la sociedad real y su objeción a una verdadera participación ciudadana.


2.- Los Programas Electorales (Continuación)

Aunque el programa electoral debería ser el elemento central de la campaña de Marketing Electoral y el eje de la actuación de la estrategia del posterior Marketing Político del partido que ha ganado los comicios, la realidad es que los programas interesan a muy pocos ciudadanos.

En la actualidad, la información política se obtiene por medio de la Publicidad y por una serie de acciones efectistas que realizan los candidatos a lo largo de la campaña; acciones que, en muchas ocasiones, no resultan nada efectivas.

Quizá ha llegado el momento de propiciar, lo mismo que se proponen las listas abiertas, una modalidad de programa electoral abierto de tal forma que sean los ciudadanos los que, a través de la página web del partido correspondiente o de cualquier otro medio, eliminen, añadan o modifiquen propuestas concretas de actuación.

Esta faceta de democracia participativa incrementaría, sin duda ninguna, la eficacia del programa ya que dejaría de ser algo unidireccional del partido hacia los votantes, para convertirlo en un proyecto colectivo y de responsabilidad compartida.

Conviene tener en cuenta que en la mayoría de los países y en, prácticamente, todos los comicios que se celebran, existe un elevado porcentaje de electores que no deciden su voto hasta el último momento, pero que su número es tal que son los que confieren la victoria a un partido o a otro. Son los “indecisos” de las encuestas.

Ante estos, la figura del candidato cobra una importancia muy superior a la que tiene el programa y, con su actitud, un candidato poco empático podrá ganar muy pocas veces una elección, debido a que la indecisión de aquellos les va a impulsar a votar a la persona más atractiva y no al programa o al partido.

Concluyo este punto citando, de nuevo, a Martin Ferrand que, en su ya mencionada columna del diario ABC, indicaba que “Una elección sin candidatos bien perfilados tiene un punto de inconsistencia; pero sin programas concretos y bien estructurados, se convierte en un infantil y falsario quítate tú que me pongo yo”.


Jueves, 26 de Mayo 2011 Javier Barranco Saiz
Facebook Twitter LinkedIn Digg Google Meneame Viadeo Pinterest
Redactado por Javier Barranco Saiz el Jueves, 26 de Mayo 2011 a las 12:40


Editado por
Javier Barranco Saiz
Javier Barranco Saiz
Licenciado en Ciencias Físicas y en Gestión Comercial y Marketing (ESIC), Javier Barranco Saiz es asimismo Master en Recursos Humanos (Instituto de Empresa). Su trayectoria profesional ha transcurrido en Orgemer Consultoría como Jefe de Investigación de Mercados y en el Grupo Telefónica como responsable en las siguientes áreas: División de Informática (Servicio de Marketing), Recursos Humanos (Estudios, Selección de Personal, Organización y Planificación), Relaciones Institucionales (Gestión Económica) y Fundación Telefónica (Gestión Económica, Marketing Social,Proyectos Sociales y Culturales,Voluntariado Empresarial). Actualmente Javier Barranco es Socio Director de Abalon Consultoría de Marketing. Ha sido profesor en los MBAs de Marketing y Recursos Humanos del Instituto de Empresa y de la Escuela Superior de Estudios de Marketing, ESEM. Ha publicado en Ediciones Pirámide, Grupo Anaya, los siguientes libros:"Tecnicas de Marketing Político","Planificación Estratégica de Recursos Humanos","Marketing Interno","Marketing Político"(2ª Edición) y "Marketing Social Corporativo". Además ha publicado artículos en" Capital Humano","Marketing y Ventas para Directivos","Revista T". Es asimismo miembro de de AEDEMO (Asociación Española de Estudios de Mercado, Marketing y Opinión) y de AEDIPE (Asociación Española de Dirección y Desarrollo de Personas).

Secciones




Lo último sobre Marketing


RSS ATOM RSS comment PODCAST Mobile